Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
DE TODO EL DO, POR CORREO, CABLE; TELÉGRAFO Y TELÉFONO DE TODO EL MUNDO, POR CORREO, CABLE TELÉGRAFO W 3 Y TELEFONO i UNA JIRA REPUBLICANA EN GRANADA ASPECTO DEL CERRO DE SAN MIGUEL DURANTE LA JIRA QUE EN EL CELEBRARON EL DOMINGO ULTIMO LOS REPUBLICANOS GRANADINOS Fot. Barrera DE NUESTRO ENVIADO ESPECIAL A B C EN BERLÍN Berlín la temporada coreográfica... Se baila en todas partes... En la corte bailan gavotas y minués; en las casas burguesas, 1 a polaca y la qiiadrüle; en los bailes de los teatros, el vals vienes, y en la Arcadia y el MoulinRozige, la matchicha... OS BAILES BERLINESES Comienza en El Metropol lia celebrado el primero de sus cuatro bailes anuales á cinco duros el billete... y la cogorza obligatoria. A estos bailes asisten unas cuantas cocoííestsmy aburridas, vestidas con trajes cerrados hasta i a garganta. La mayor parte de la concurrencia femenina la componen señoras decentísimas que se divierten como locas y lucen toilettes escotadas hasta la cintura. Es el mundo al revés. A las cuatro de la mañana os consienten que las abracéis sin pedir permiso, y un poco más tarde os presentan al marido, que os invita á tomar el té al día siguiente. La moda de los cinco á siete ha entrado ya en Berlín. Hay otros bailes divertidísimos en la sala FIN DE LA CRISIS TURCA de La Filarmónica y en teatros que se alqui- HAKKI- BEY, NUEVO GRAN VISIR NOM lan con este objeto. Los bailes se celebran ge- BRADO POR E. V P A R T I D O DE LOS neralmente con un fin benéfico, porque ya JÓVENES TURCOS que los sanos se divierten, bueno es que los Fot. World s rapbic Press enfermos reciban una compensación. Cada baile tiene su asunto y su título particular, como los cuadros de las revistas. El Alpenball, por ejemplo, es célebre entre los berlineses, que no faltan jamás á fiesta tan exquisita. Los concurrentes, para asistir á este Baile de tos Alpes, tienen que vestir forzosamente trajes tiroleses. Cinco bandas de música tocan sin descanso, y alas doce en punto de la no he la sala, se queda á oscuras por espacio de cinco minutos. Es de rigor que en este momento tiroleses y tirolesas caigan unas en brazos de los otros, ¡y se oye el rumor de cada beso y el batir. de cada bofetada... Al Alpenbaü no van las doncellas, sin duda porque sus matnás no quieren tener remordimientos. Casi todas las damas que asisten son señoras maduras y viejas emperejiladas. ¡Oh! Sí... Sobre todo, viejas... Las noches de Alpenball diríase que dejan abiertas las puertas de los cementerios y dan permiso para salir á los cadáveres... Otro baile originalísimo es el Baile de los niños malos, al que hay que ir vestido de bebé, y en el que se suele ver á muchos pacíficos varones, redondos como cerdos, con sus enagüitas cortas y su babero lleno de inscripciones... ¡Queseas bueno! chiquiiin. de la casa Dame de beber IVo seas glotón