Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
A B C MARTES n DE ENERO DE icnol EDICIÓN i 9 PAG. ti. NOTAS TEATRALES El autor ha visto claro, sin duda, el segundo acto como vio el primero, y, sin emA P OLO En la presente semana se estre- bargo, se desvía, se aparta de lo que es vida nará la zarzuela postuma del y realidad para caer en lo amañado, en lo maestro Chapí, libro de Linares Rivas, en falso, en lo frío. un acto, dividido en tres cuadros, La magia El amor es uno es, sin disputa, una comede la vida. dia bonita, y el Sr. Castellanos, un espíritu Para esta obra ha pintado dos decoracio- cultivado que merece los aplausos que recines el notable escenógrafo Amallo Fer- bió y que le alienten los que pueden hacerlo; pero para la próxima obra deseche prenández. ocupaciones y desentiéndase de fluencias R 1 NC 5 PE ALFONSO Para el jueves de extrañas y nocivas. La interpretación fue correctísima, merela próxima semana se anuncia el estreno de una comedia de ciendo sinceros elogios la señorita AsqueriSassone, ¡aspirada en- la novela Cuore, de no en primer lugar, y después la señora Amicis. Seguirá Gabeata de pájaro, de Sine- Santoncha y los Sres. Palacios, Soto é Isber. sio Delgado ambas obras, destinadas al teatro para EÍHOS, que con éxito creciente sigue cultivándose en el Príncipe Alfonso. P jes que ocasionan la muerte del Piíncipet T? ourquevaulx Por espacio de cuatro meses mezclan un veneno lento con los manjares que se sirven al Príncipe: Antonio Pérez El veneno fue activo: De Thon El veneno fue el cítrico suministrado por el médico de cámara: Güell y Renté La monografía sobre los Panteones de Reyes é Infantes en el Real Monasterio de El Escorial. es, en suma, una obra útil é interesante; que contribuirá eficazmente á una labor patriótica: la divulgación de los tesoros artísticos encerrados en uno de los monumentos más notablesde nuestra patria. POR TELÉGRAFO, TELEFONO Y CABLE ARTIN. U HERSatisfechos pueden estarlosSres. G. del PIEDAD castilloyPerezcopez del éxito alcanzado con su nueva obra. -Pocas veces liemos visto en Martín mayor entusiasmo ni más ruidosas ovaciones. La ha Mana Piedades una comedia lírica tocada con hábil sentimiento, en la que acertadamente se combina el elemento cómico y el ¿tamático. s Digamos en elogio de los autores, ya aplaudidos justamente otras veces, que nada hay en su obra de violento ni de abultado; todo ocurre y se desarrolla en un plácido medio y alrededor de una figura, la hermana Piedad, coa un discreto sentimentalismo y un seguro instinto de teatro, que les proporcionó un triunfo formidable. La músicr, de o nuestros Quislant y Badía, es muy agradable, principalmente un dúo en tiempo áe vais, original, y delicado. La obra fue muy bien interpretada, niereciei d j también aplausos una bonita deco. taciou en el cuadro último. Los autores salieron á escena innúmerable veces entre atronadores aplausos. La he mana Piedad se hará seguramente centenaria en el cartel del teatro Martín. M o v í CÍ ASO Con muy buen éxito se ha l e estrenado en este coliseo El lujo del general, un juguete cómico muy divertido y graciosamente dialogado. De la partitura, original de los maestros GoiSet y Hernández, merecen especial mención un airóse pasodoble y un característico am iZ i. Los autores del libro, Sres. Pernas y Vivas, en unión de los de la música y de los intérpretes, salieron varias veess á escena. Anoche se estrenó una comedia en dos actos, titulada El amor es uno, con la que se reveló un suevo autor á quien esperan se guramente muchos aplausos, pues tiene todas las condiciones que se reciuieren oara triunfar en el teatro. 151 Sr. Castellanos ha hecho un primer acto que no tiene nada reprochable, ni en el fondo ni en iaiorma. Hace en él la exposición de la obra con gracia, con soltura y con frase galana, demostrando que al escritor correcto va unido el artífice que sabe mover los personajes con la seguridad de tm maestro. Durante la representación y al final dei acto salió muchas veces para recibir los aplausos de la concurrencia. En el desarrollo aeí acto segundo no estuvo tan afortunado el Sr. Castellanos, quizá por decaimientos del espíritu al ver que para estrenar su obra tenía que someterse á exigencias y convencionalismos con los que no contó su entusiasmo de autor novel, tal vez por injustiticacios temores de que el pújl co iri -iiidi el realismo del pro 13 m cOLISEOI. WERJAL- NA MONOGRAFÍA El señor marqués de Borja, intendenINTERbbAiMTE te de la Real Casa y Patrimonio, acaba de publicar una inte resante monografía sobre los Panteones de Reyes y de Infantes del Monasterio de El Escorial, añadiendo una obra más, y muy importante, á la bibliografía escurialense. Pocas personas habrá, quizá ninguna, que tengan la autoridad y los conocimientos que atesora el marqués de Borja para tratar de lo concerniente al Real Monasterio de San Lorenzo. A su labor constante é inteligente se de- i ben las múltiples mejoras realizadas enj aquel edificio de quince años á esta parte, y allí, sobre el terreno, adquirió directamente los datos y documentos que después había de exponer tan atinada y artísticamente. La obra está escrita en estilo sobrio y castizo, editada primorosamente, con notables fotograbados, y es un verdadero regalo para los bibliófilos, porque, publicada siu propósitos de lucro, no vende sus ejemplares. Comiénzala monografía con un minucia so estudio descriptivo del Panteón de Reyes, los pudrideros y el altar allí instalado, y sigue una ordenada relación de los Mo nareas cuyos restos mortales descansan en, las diez y nueve urnas de la fúnebre estancia. La parte de la monografía dedicada al Panteón de Infantes es aún, si cabe, más interesante que la anterior, no sólo por ser menos conocido, sino porque en uno de sus capítulos, y á manera de paréntesis, trata el autor de los supuestos amores del príncipe D. Carlos con la reina Isabel de Valois y de la muerte de aquél, tan hábilmente explotada por dramaturgos, novelistas yta historiadores. Con acierto de investigador fidelísimo y fundándose en las serias obras de. Prot, Gachard, Ranbe, Rocner, Bamustark, Hume, Preseott, Cánovas, marqués de Pidal, Salva y otros ilustres tratadistas nacionales y extranjeros, opina y demuestra el marqués de Borja que tales amores y su trágico fm no tuvieron más base que la fantasía de algunos escritores; ¡y como curiosa lista de las diversas formas que se dio á tal muerte cita la siguiente, que reproducimos: Se duda si el Príncipe optó por el veneuo, por la sangría suelta ó por la horca: ¡Saint Real El Rey da á elegir á su hijo entre el veneno y el hierro, y Carlos se hunde ua puñal en el pecho: Alfieri El Rey ordena al gran inquisidor que cumpla su deber sacrificando al PríuciDe: Schiller No queriendo el Príncipe elegir entre los varios génerosde muerte que, en pintura, le brinda su padre, lo ahorcan con un cordón de seda junto á su propio lecho: Cayetano Manrique El Príncipe aparece ahogado con una toa 1 a: Brandóme T- fi 7 A 0 ir, 5 b r e b a- Y- ESPAÑA FRANCIA Soldado envenenador VEitDÚM, 10 6 T. p i cabo del 8. regimiento de Húsares Fá rraco, de esta guarnición, ha escrito á- -su coronel una carta en la que manifiesta que, con el propósito de dar muerte á su acreedor el soldado Thomas, echó cianuro en la sopa preparada para el escuadrón. La carta concluye con este párrafo: Quise imitar lo que poco tiempo ha se hizo en Austria; pero, para mayor desgracia, 110 pensé en que al causar la muerte de Thomas también causaría la de otros varios soldados. En la frontera itaJo- fraíicssa PARÍS, 1 O, Ó T p l ministro de Obras públicas francés, Milierand, y el de igual cargo de Italia, Sr. Rudini, se encontraron esta mañana en la frontera y recorrieron juntos las obsas del ferrocarril de Niza á Coni, desde la frontera italo- francesa hasta Tende y Viérola. El Sr. Rudini invitó á almorzar á su colega, cambiando ambos ministros brindis de sincera cordialidad. Un barrio á obscuras PAIÍI 5, JO, I 2 N. I as personas que transitaban esta noche por las avenidas laterales del bulevar Haussmau vieron con terror que por la boca de las alcantarillas salían formidables chispazos eléctricos. Algunos eran de tal intensidad que iluminaban el paseo como si fuesen relámpagos. Tres transeúntes resultaron gravemente heridos. El pánico fue enorme, no- sólo por las consecuencias de las descargas, sino porque nadie podía comprender el origen de ellas. Al fin se logró averiguar que se trataba de la inutilización de un cortacircuitos del sector eléctrico de Clichy. Por la misma causa quedó completamente á obscuras todo el barrio de Europa, teniendo que recurrir las tiendas y oficinas al viejo procedimiento del quinqué y de las velas. INGLATERRA Una tempestad ATORES, io, 1: M. C u toda la Gran Bretaña, y singularuienld en el E. de Inglaterra y en el S. O. de Escocia, se desencadenó ayer una violenta tempestad, que puso en gran peligro muchas embarcaciones Ignórase si han ocurrido n a- Li htitaiiuDH H I liUÉátliiinTiriKwiiliiircrTfnrninnmniinítitTrrittT Hn