Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
A B C. JUEVES 6 DE ENERO DE 1910. EDICIÓN i. PAG. DE NUESTRO CORRESPONSAL contemplar, coa ojos que reflejan la juventud perdida, al célebre y agasajado autor de La viuda alegre. Lehar es todavía muy joven, lo que no impide que sea ya diez veces millonario; no le estaría mal recitar la célebre estrofa del Cid. y Dios sabe si su madre no se la enseñó de memoria cuando paseaba al niño mada El conde de Luxembutgo. ¿De quién? me parece que pide el lector, por las calles de Komor (Hungría) ¡ansioso de saber su nombre para poder juzHace unos diez años, Lehar era un simple gar por el apellido, más ó menos conocido, concertista en uno de los teatros de Praga, de su autor si la obra es buena ó mala, pues donde entró después de haber pasado por LAS NOCHES es así desgraciadamente qua se juzgan las el Conservatorio de la misma ciudad. En DEL REAL? obras modernas: por las cubiertas. ¿Pues de 1904 era todavía completamente desconociquién puede ser sino del famoso autor de do del públieo vienes, y su nombre empezó I A WALKYRJA Gran soche la de ayer La viuda alegre, de Lehar, del Fmnz, como lo á figurar en las críticas musicales allá en para los devotos del dillaman vulgarmente las gentiles vienesas 1905, después del estreno de ía ópera latj a- vino Wagner! Cuando bajaba por última vez que le están reconocidas por haber sabido na, que suena algo á español, y de la que el telón, respiraban á todo pulmón y se senFranz con su arte encarnar en la escena sus no ha quedado rastro alguno. Más tarde es- tían avaros de un aire purificado por el fuevirtudes, costumbres y... caprichos? cribió las siguientes operetas: Mujeres de go que Wotan hizo brotar para guardar el ¡Ah! Lehar ha hecho carrera y ha ga- Viena, obra de muy poco valor musical; Ras- cuerpo virginal de Brunilda. nado millones y millones en un par de años; tenbilder, obra de mucho mérito y que es Consideraban aniquilados por las sagra y sin querer poner en duda sus aptitudes, considerada como una de las primeras ope- das llamas los miasmas que dejaron en el diré que muchas veces no debe el éxito al retas; La viuda a egre, obra llena de melodías ambiente los tonos de opereta de Hamlei ¡valor de sus obras, sino á las manos blan- eslavas, y que le ha traído millones; El hom- los galopes de murga de Rigohtto, las cursicas y finas de estas hijas del Danubio, sus bre cotilas tres tnujeres, zarzuela de colorido lerías de Iraviata... La verdad es que había, admiradoras, que aplauden, gritan y desga- puramente vienes, y El conde de Luxembur- diferencia en e! espectáculo y en la música. ñítanse pidiendo que se repita dos, tres y go, que, para s r franco y justo, no hace ho- Era como oir un magnífico órgano después nor á su autor. cuatro veces tal ó cual canción. de haber oído un piano de manubrio de lf Asistí ayer á la representación de El conde Dentro de algunos días se estrenará en el calle de las Taberniiic. de Luxembiago, y como no pretendo hacer la Carltheater su última opereta, titulada ZiAnoche se nos ofreció La Walkyna con uts crítica de la obra, pues para ello se necesi- getmerhebe (Amor gitano) -la que, según el Sigmundo y un Wotan italianos. Sólo Bratan aptitudes que yo no poseo, me limitaré decir de los que han oído la partitura, es la nilda seguía siendo alemana, y aunque aleá decir, aunque sea á despecho de los perió- opereta más hermosa de todas las que Lehar mana de origen Siglinda (la Rustkowáca) s dicos de ésta y de las bellas y dulces viene- ha escrito hasta hoy. cantó en italiano para mayor complacencia sas, que El conde de Luxemburgo es la fanfadel soberano público, que prefiere cantantes DANUBIO rronada más grande, tanto desde el punto de á artistas, ya que artistas y cantantes en Vierta y Enero, igio. vista literario como musical; es la fanfarrouna pieza es cosa de logro difícil allende el nada más grande, digo, que se ha escrito y... Rhin, á lo que parece. reoxesentado. Excepción de la regla es sin cmaa la Una hora antes de la representación, y Rustkowsca, que es cantante excelente y DE NUESTRO COMPAÑERO DE REDACCIÓN tan pronto se abren las puertas del teatro, actriz notable, aunque, por no cultivar ¡el, SR. TERCERO ya están ocupados todos los sitios. El púsocorrido pitido que aquí nos disloca, ao MÁLAGA, 5, 4 T. blico de los palcos llega, no obstante, algo ha alcanzado en lannhausser, en Aida y en más tarde, para que el de las galerías pueA las diez de la mañana hizo una rápida Ótelo todo el éxito que merecen la exquisida mejor admirar los escotes... que visten excursión á Vélez- Málaga el Sr. Gasset. tez de su voz y las delicias de su arte. las señoras de pan, é escotes muy bajos, Fue recibido por el alcalde accidental, en Anoche hizo una Siglinda magnífica, in que peimiten ver á los aficionados á lo cuya compañía y la de las autoridades re- superable; la mejor Siglinda que hemos yis exótico cuanto quieran, y á ellas, mostrar corrió el pueblo y visitó el sanatorio allí to por aquí. ¡Cómo cantó, y cómo dijo, y cómo todo lo que Dios las dio. establecido. sintió el papel de esposa de Hunding! A las dos de la tarde, y ya de regreso en La señora Guszalewicz es la misma BruAntes de alzarse el telón se oyen gritos de ¡viva Lehar! seguidos de aplausos es- esta ciudad, le fue ofrecido un banquete por nilda del año pasado; igaal arte, igual fuetruendosos, que se repiten y hacen ensor- el Cuerpo de Ingenieros, cambiándose á los go en sus palabras, iguales chirridos en sus decedores al entrar el festejado compositor, postres frases elocuentes entre el Sr. Val- agudos. Podrá cantarse más a gusto ae pane del con la sonrisa en los labios y la batuta en ia cárcel y el ministro. El Sr. Gasset, que faé muy aplaudido, público, de los enamorados del bel canto mano, cual un mágico antiguo dispuesto á hacer bailar á su antojo á toda una mul- ofreció no cejar en su empeño de proteger entre los cuales los hay de oído tan privile- ¡giado que observan que Titta Ruffo desafi- titud. De ¡as primeras melodías no se oye los intereses agrícolas. Después visitó en los hospitales á los en- na pero hacer una Walkyna tan waíky- ni una sola nota; ¡pero qué importa! lo principal es dar gritos, vivas y palmadas hasta fermos y heridos de Melilia, repartiendo ria, interpretar mejor la hermosa figura áax la hija de Wotan, imposible. que la sangre salga por la punta de los de- entre ellos algún tabaco. dos, y los pulmones por la boca. Si el temporal amaina, á las seis zarpareDe Wotan hizo el Sr. Masini Pierain, qua debutaba; un bajo de hermosa voz, que se Después los ánimos se calman un poco, mos para Melilia. adapta muy bien á lo que Wagner escribía y el público sigue el desarrollo de la obra MÁLAGA, 5, I O N en esta obra para el personaje que aquéi los ojos puestos sobre Lehar, y cuando la A las seis de la tarde embarcó el Sr. Gas- í representa. tiple ó et tenor entonan alguna canción poi Los aludidos devotos del canto están de pular ó sentimental (noto de paso que la set á bordo del Numancia. Poco después zarpó el baque. enhorabuena. Es una excelente adquisición; vietiesa es la criatura más sentimental del A despedir al ministro acudieron al mue- la de este artista, que en el género italiano mundo) todos se ponen á cantar, y como todas las canciones de Lehar son populares lle todas ¡as autoridades, representaciones lucirá espléndidamente su voz, rica de ma para las vienesas, dé ahí resulta que aque- de las Corporaciones oficíales y bastante tices, excensa y bien manejada. Claró es que cantó superiormente su par llo se parece más bien á una función dada público. te, siendo interrumpido con bravos en la El temporal ha amainado bastante. en una iglesia protestante, donde los ñeles despedida á Bruniida y aplaudido con jusy el pastor cantan juntos, que á una repreticia al final de los actos en que él interviesentación teaíial. ne. Pero Wotan tiene en la Walkyria más Una vez el acto terminado, las ovaciones misión que la de cantar. La majestad y lá, son tan fuertes que Lehar se ve precisado DE ANJA ÍALES fiereza de la figura no las imprime sola á subir á las tablas infinidad de veces, donde queda mciteriaiinente sepultado bajo una E? l alcaide ha publicado un bando recor- mente una bonita voz. lluvia de hojas veriles, billets doux y flores. dando los preceptos para la formación Debutaba también el tenor Zonghi, de voz grata, sobre todo en el registro centrala Algunas vienesas entienden que aquello del censo del ganado cabaiísr y mular. La forma en que ha de verificarse la ins- que siente el Sigfrcdo en italiano y que se no e d bastante gioria para él; reciben al hizo aplaudir al terminar los dos actos que afortunado compositor en sus palcos, donde cripción es ésta: Primera. El due- ño del ganado ó fefe del íe corresponden. B) ca sto á la Primavera lo le sacuden la ¿ano fuertemente, ai mismo tiempo q e sus ojos. expresivos y centellean- establecí miento que verifique la inscrip- dijo con mucha alma, y en el ritmo fue del ción hará constar todo eí de su propiedad gusto del respetable tes íe dtdican expresivas miradas. Las wailcyrias. discretitas, y una de ellas Cuando Lehar pasea por eí Ring le sigues caballar y nraiar, ó que esté á su cargo en centenares de señoritas jóvenes y hermosas, la fecha que se consigna, aunque acciden- demasiado emocionada. y las máfa viejas iiiLerrumpsn su paseo para talmente y por cualquier causa se encuea- j SI maestro üabí, saludado coa ana ova En el teatro An der Wien se representa una opereta llaEHAR YSUSADMIRADORASs A B C EN V 1 ENA. tre fuera de z localid áü, autorizando con su firma la hoja correspondiente. Segunda. Asimismo tendrá muy eu cuenta el encasillado de la hoja que se le entre- ga, á fin de que con la mayor escrupulosidad vayan anotándose en las mismas todas las circunstancias que concurran en el ganado de su propiedad. VIAJE DEL SR. GASSET