Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
A B C MIÉRCOLES 5 DE ENERO DE 1910. EDICIÓN 3 PhG. Después expuso los medios de realizar as obras. Se adoptaron por los reunidos diferentes conclusiones de acuerdo con las bases pro? uestas por el ingeniero Sr. Izquierdo. Por unanimidad se acordó dirigir telegramas al presidente del Consejo y ministro de Fomento solicitando su apoyo. 1,0 propio han hecho con los senadores y fliputados por el distrito. mente cara á cara de la persona que los denunció. Los dos soldados no tuvierou valor para sostener el careo y confesaron su delito. Arrancada la confesión, relataron los detalles del crimen. Los dos habían entrado en el coche de Mme. Gouin. Mientras Michel la tenía sujeta por los brazos, impidiéndola el menor movimiento, Graby la golpeó brutalmente el cráneo hasta hacerla perder el sentido. La despojaron de las alhajas y dpJ dinero que llevaba encima, y antes de que tuviera tiempo de recobrar el conocimiento abrieron la portezuela del vagón y por ella la arrojaron á la vía. Después, tranquila y silenciosamente, los criminales descendieron del coche en que se había consumado la tragedia y, andando por los estribos, regresaron al coche en que venían. Siguieron el viaje hasta París; detuviéronse en la estación, y en ei primer tren que salió regresaron ambos á Melun. Por la noche la Policía encontró debajo del tejado de la casa de la amante de Michel dos alhajas robarlas. La noticia del descubrimiento del crimen y de la culpabilidad de los soldados ha causado Pii París enorme sensación. ¡o. Salteadores capturados GRMAQ 1, 4 9 1. oniunican de Loja que en el cortijo lla mado Pedro de la Mata penetraron dos salteadores, sorprendiendo a 5 dueño de la finca, que trató de defenderse inútilmente. Los bandidos, después de maniatarle y amordazarle, se entregaron al robo, apoderándose de cuarenta duros. Apercibidos los labradores de las fincas inmediatas, acudieron pronto á la casa asaltada, organizando una batida, perfectamente dirigida por el rico labrador Sr. Mejías. A la altura del cortijo Las Hijadas lograron los perseguidores cortar la retirada á los fugitivos, que al fin fueron capturados y amarrados auna higuera mientras llegaba la benemérita. La caza de los ladrones dio origen á una gran alarma por haberse cruzado varios disparos en la activa persecución de los malhechores. Pcifeclamente, sin la aeaor dificultad, De Lagrange dio dos vueltas, descendiendo gradualmente unos cinco metros en cada una. Al iniciarla tercera doblóseligeramen te el ala izquierda; una íáfaga violentísima de aire impulsó en aquel precis momento el aeroplano por el a a contraria y el aparato cayó violentamente como un pijarQ muerto, chocó contra el tejado de un cobertizo, rebotó y quedó destrozada sotie la tierra. De Lsgrange quedó muerto en el acto Un arañazo ie desgarraba el ojo iz u rds por debajo de la ceja. Del oído derecho ¡na naba un hilo de sangre Una de las pei esta fracturada, CEREMONTX CONMOVEDORA j a relación de los soldados ó de sus pa rientes que recibieron denativo: de manos de S M. la Reía i doña Victoria ea, el reparto hecho ayer en Palacio es la si guíente: -Cazadores de Madrid. -Boca Manuela García Ochoa esposa dei sargento D. AIau ro Izaga; Tomasa Goyenechea, hermana del soldado Ángel; Manuel Cilleros, padre del soldado Juan; Elena Cañas, madre del soldado Joaquín Hungo; Gregoria Santos, raa dre del soldado Narciso Ortes, y Mañano Serrano, padre del soldado Gaillerino. Inválidos. -Julián Martín, soldado. Batallón de Barbastro. -Vicenta de Antón Martín, esposa del soldado Simón Ba tanero. Batallón de Figueras- -Mariano Yarza, padre del soldado Facundo, y Modesta Arranz, hermana del soldado Anacleto. Batallón de Arapiles. -Mariana Campos, esposa del soldado Meluots Espinosa; An- tonio Jerónimo, padre del soldado N icasio; Petronila Martínez de ta Fuente, madre del soldado Federico de la Vega, y Pedro F u n da, padre del soldado Bniique. Batallón de Las Navas. -Úrsula Arroye García, esposa del soldado Casimiro Santas; Sofía de la Puente Laso, esposa del cab 6 Andrés Escobar Sanz; Valentina Cánovas, madre del soldado Maximino Cánovas, y Beatriz Mena, madre del corneta Cayetano Castejón. Inválidos. -Francisco Gómez Santos, cabo, 500 pesetas y brazo artiíicial. Batallón de Llereua. -Polonia Ubedaíj madre del soldado Carlos T. stor. Perpetuo Izquierdo, padre del soldado Julián; Romualdo Mancha, padre del cabo Eduardo; María Corralón López, madre del soldado Eduardo González; Brígida Bláz- quez García, esposa del soldado Pedro Alonso Hernández; Juana del Cerro, esposa del soldado Mateo Gaseó; Prudencio Mayor, padre del soldado Tomas; Ramón Guzmáni padre del soldado Felipe; Angela Prieto ¡madre del soldado Manuel Tito; Margarita Díaz Alvarez, madre del ¡soldado Julián Lema; Petra Rodríguez García, madre del soldado Mariano Bermejo. Pablo Alvarez, padre adoptivo del sóida do Lmo Herrero, y Manuel Velasco, herma no del soldado Saturnino, Regimiento del Rey. -Isabel Lucas Mari eos, madre del soldado Rufino del ATOO; Í, U ¿cía García Plaza, macare áel cabo César López. j Regimiento de Wad Ríis, -Hipólito Btltgo, padre del soldado Gicgorio León. 7 Nafí ciso Sancho Ruiz, padre del soldado Tornas, Disciplinario de Melilla. -Inválido RmP lio García González, 800 pesetas. i niciaíiva oportuna. Nuestro querido colega Ei Mundo, al ce- mentar anoche con la debida justicia el fi lantrópico proceder de K R ina doña Yic- tona, expone ia oportuna iflea de que 3 tS LO 3 REPORTERS JUDICIALES de Los Burgaleses se rep u l a mina Ojo del Vecino resultó grave- unieron anoche los periodistas encar mente herido á consecuencia de un ac- gados de la información judicial con objeto cidente el obrero Antonio Padilla, natural de obsequiar con una modesta cena á su compañero y presidente del Centro de rede Linares, soltero y de veintiún años. Recogido inmediatamente, se le presta- parten D. Eduardo Rosón, recientemente ron ¡os auxilios de la ciencia, pero falleció elegido concejal del Ayuntamiento de esta corte. ü hacerle la primera cura. Durante la cena, muy bien servida por cierto, reinó entre los comensales la más franca y cordial alegría. NOTA TRÁGICA El ilustre periodista D. Miguel Moya envió á los reporten dos cajas de cigarros, con una expresiva y cariñosa carta. Concurrieron además, en clase de reporten honorarios, los Sres. Muro, interventor de POR TELÉGRAFO Prensa Española, y Portóles. PABIS, 4 6 T. El ramo que adornaba la mesa fue envial juez que instruye la causa del asesinato do á la esposa del Sr. Rosón, acompañado de Mme. Gouin, cuyo cadáver se en- de una expresiva dedicatoria, que firmaron contró en la vía férrea cerca de Biung, ha todos los presentes. sometido á un largo interrogatorio al soldado de Infantería Graby, que está de guarnición en Melun y, al parecer, compro meLA AVIACIOr tido en el crimen. La primera vez que se interrogó á Graby en el cuartel acerca de la inversión del tiempo el día del crimen intentó probar la icoartada; pero se ha comprobado sa falsedad. PO: Í TELÉGRAFO Graby es hijo de un cabo de Seguridad de PARÍS, 4 6 T. Parí p s t a tarde realizó una ascensión en un bi plano en Chalons- bur Marne- la sePARÍS, 4 1 1 N p s t a tarde volvieron á comparecer ante el ñora de Laroche. El aparato chocó contra un árbol y la in juez instructor los soldados Michel y trépida aviadora cayó al suelo, producienGraby. Tanto el uno como el otro se mantenían d o TM r iirridas. serenos. seguros de sí mismos, encerrados j, oi i, 4. 4 en un sistema de negativas y de coartadas ft 1 realizar unas pruebas de aviación en el que en el primer momento desconcertó al aeródromo de la Cruz de Hms, se ha juez. Michel aseguraba que había venido á P a- matado el aviador De Lagrange. La víctima tenía conquistado un renomrís el día del ¿rimen para visitar á Una amiga s uya que vivía en la calle de Francois bre universal por sus auteriores afortunadas experiencias, siendo su muerte una senMirón. Se le pidieron detalles, comprobación de sible pérdida que lamentarán cuantos sipersonas y poco á poco empezó á incurrir guen con interés los progresos sobre la conen gravísimas contradicciones que el juez quista del aire. El accidente ocurrió a las tres menos aprovechó muy hábilmente para estrecharle cuarto. xnás y más. De Lagrange montó en un monoplano en Graby pretendía qre ao había salido de el aeródromo de la Cruz de Hins. El aparaMelun. El juez entonces preparó tm efecto tea- to se levantó con mucha facilidad, elevántral: rjimer a los dos ¡sospechosos brusca- dose á unos tre: r a metros. LA CAROLINA, 4 3 T Accidente dei trabajo CRIMEN HORRENDO DESCUBIERTO E DOS AVIADORES ESTRELLADOS T i r m n inriniiUHiYnr iinirrctnn n