Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
Á B C. MIÉRCOLES 5 DE ENERO DE igío. EDICIÓN PAG. 6. faran utrvals sentimental de Fischer titubado Serments de femmes... Cuando los músi- cos atacaban el célebre refrain v i- Mah un sermcm de femme ríest que mensonge infame... el caballero en cuestión sacó un revólver y se disparó dos tiros en el cielo de la boca. Este señor ha hecho otra víctima. Anoche íinjovencito se quitó de en medio por el mismo procedimiento y en un lugar análogo. Esperemos que no sea el último. Cómo ha de ser... El- espíritu de imitación hace víctimas numerosas. Todos los médicos alienistas afirman que el suicidio imitativo es frecuente y vulgar. I, a gente se mata ya por cualquier cosa: por un dolor de cabeza, por haber tenido unas palabras con la concierne ó porque el vecino de enfrente se ha tirado por el balcón. Una joven se descolgó la otra tarde por la barandilla del PontNeuf; pero antes de dar la voltereta final dejó un periódico en lugar visible, en el que había marcado con lápiz azul la columna consagrada á los suicidios del día anterior. Estas personas aburridas amanecen de mal humor una mañana, cogen el periódico, leen la noticia de un suicidio cualquiera y, dándose una palmada en la frente, exülaman: ¡Hombre! Es una; dea... Qué Basaría si yo me suicidara? Nada... No pasa nada... Se arrojan de cabeza al Sena ó dan un salto desde la plataforma del Arco del Triunfo, y al otro día los periódicos publican la noticia en tres líneas. En París, lo repito, la gente se mata por una insignificancia cualquiera. No hace mucho se ahorcó un sujeto en la rué SaintDénis- en- 1 Ille que dejó escrita la siguiente carta al comisario de Policía. Señor comisario: Me suicido porque acabo de enterarme de que van á cerrar el café donde tengo costumbre de ir todas las noches desde hace veintisiete años. Esto es insoportable... En el otro mundo tendré, porfío menos, la seguridad de saber cómo voy á pasar las veladas Y todavía hay filósofos que afirman que nuestro siglo se distingue por un exagerado amor á la vida... ¡Ca! I o que caracteriza á nuestro siglo es la extraordinaria curiosidad de las gentes por saber qué es lo que ocurre... después Y así aumenta todos los años el número de los pálidos viajeros que emprenden alocados el gran viaje... del que jamás se vuelve... En varias ocasiones la Prensa ha manifestado el propósito de no dar cuenta de los suicidios para evitar en lo posible el peligro de lo que pudiéramos llamar el contagio por la publicidad. Yo soy partidario de que se adopte un sistema absolutamente opuesto. Creo que la Prensa debiera poner en ridículo á los suicidas con noticias por el estilo de las siguientes: Ayer se pegó un tiro en la cabeza un animal llamado Fulano, al que parece ser que le habían salido mal las cuentas. El aspecto de este imbécil era bastante distinguido. ¿No creen ustedes que este procedimiento daría excelentes resultados? De todos modos, no me negarán que es tina idea como otra cualquiera... JOSÉ JUAN CADENAS París- Enero. DE GOETHE país ó, mejor, de un grupo social es la asociación ideológica que se establece entre el ideal medio, conservador, tradicionalista, y la. incapacidad intelectual y de orden altmísta y afectivo en las personas que lo de las que U naramente muestras y la acusan más clael atraso incultura de un sostienen, profesan y propugnan. Sena cu- N ¡acusarnos aaté 1 el adversarlo le nuestra rioso dilucidar cómo, á través de qué con- propia debilidad y de nuestra Inconsiscatenación ideológica, ha llegado á creer el tencia. vulgo- hay vulgo en todas partes -que No rectifiquemos, ni retrocedamos, ni no se puede tener un entendimiento claro, cambiemos jamás. No perdamos nunca que no es posible poseen una cultura seria, nuestra serenidad por duros y ásperos que que no puede darse altruismo y generosi- sean los incidentes de la lucha. Quiero indad, y, sobre todo, independencia mental, vocar las palabras de uno de los más altos y si no se milita en un partido extremo. Un severos espíritus que han surgido en la huhombre- -los estamos viendo y saludando manidad. Respondiendo Goethe á una petodos los días- -puede tener un espíritu me- tición de consejo de su amigo Kestner, le diocre y estrecho, puede ser prácticamente decía lo siguiente: Me pedís un consejo, y un intolerante y un fanático, puede toda su un consejo es difícil darle desde lejos. El cultura- ¡cuánto hay de esto en el periodis- mejor consejo, el más leal y el más discreto mo! -reducirse á cuatro nociones vagas, su- es éste: Permaneced en vuestra posición... Perperficiales y confusas; pero desde el mo- maneced fielmente y con íirmeza en vuesmento en que vocifera por la libertad y por tro sitio. Dirigid todos vuestros esfuerzos el progreso, desde el momento en que mili- hacia un solo fin. Sois el hombre indicado ta en un grupo ó secta radica! extrema, yaá para eso, y avanzareis permaneciendo fi; o, por los ojos de ese vulgo medio é ilustrado que todo lo que está detrás, de vos retroceaparece redimido de toda su mediocridad y de. Todo aquel que cambia de posición pier. su estulticia. Sucede más aún. En nuestro de siempre moral y materialmente los gasperiodismo vemos frecuentemente que en tos de viaje y de nuevo establecimiento y tanto qne un escritor recto y sincero, inte- permanece rezagado. Yo os digo esto en mi gro, un escritor que vive modestamente y calidad de hombre de arando y que sabe que nunca lia recibido dádiva ninguna de cómo las cosas acaecen un partido político al cual está afiliado, se Tengamos siempre presentes en ía lucha le tiene en entredicho y se pretende formar estas palabras de Goethe, de aquel alto, seá su alrededor un ambiente equívoco, otro reno y luminoso espíritu. escritor de opuestas condiciones, pero de AZ 0 R 1 N ideas avanzadas, puede, sin escándalo, con toda naturalidad, acusar y zaherir al primero y quedar sobre él en punto á corrección y moralidad política Lo que se dice respecto á las personalidades puede decirse respecto á las agrupaciones políticas. Un partido político se afana y pn el palacio de la duquesa viuda de Baipone todo su empeño en una obra patrióti- lea se constituyó ayer tarde la Junta ca de saneamiento de costumbres, de cum- de señoras encargada de organizar un hoplimiento estricto de la ley; durante dos, menaje en honor del heroico cabb Noval. tres ó cuatro años de su estancia en el poNo pudo asistir la señora de Marina por der, toda su labor estará orientada hacia ese encontrarse algo enferm propósito y todos sus hombres inspirarán Fue confirmada en la presidencia de la su conducta en el más estricto cumplimien- Junta la duquesa viuda de Bailen, y fueron to delLdeber. I, a Prensa vigilará constante- nombradas tesorera la marquesa de Squilamente sobre sus menores actos; cualquier che. y secretaria la conaesa de Pardo Bazán. pequenez que se suponga apartada de la Hubo por parte de las distinguidas damás rigurosa moralidad- -infundadamen- mas reunidas unanimidad de pareceres y te- -levantará clamores y gritos de protesta. un gran entusiasmo, con objeto de que ¡a Para combatir á estos hombres y á este par- ideavsea llevada á la práctica de una manetido se supondrán y forjarán las más des- ra digna del hecho que se trata de conmeenfrenadas y absurdas fantasías... Sin em- morar, y se pensó, entre otras cosas, en eribargo, adversarios de ese partido suben al gir un monumento, para lo cual se allegapoder (á veces lo escalan y fuerzan violen- rán recursos en la forma que sea estimada tamente) y entonces toda la decoración cam- como más viable. bia en absoluto. Para operar un poco decoI a Junta volverá á reunirse uao de estos rosamente el cambio se han echado por me- días. dio las grandes palabras de libertad y de progreso. Entonces vemos que al amparo de estas palabras se pueden realizar y se realizan todos los hechos, todos los desenfrenos, todos los actos incalificables, todas J oy se publicarán las siguientes propueslas tropelías que antes se fingían é imagina- tas de ascensos: L, d üe Sanidad, cayos ban para combatir al adversario y para cla- datos anticipamos ayer; ¡a de Caballería, en mar desgarradamente y mover barullo de cuya Arma ascienden tres comandantes á protesta tenientes coroneles, tres capitanes á coman ¿Se habrá perdido xa conciencia social en dantes y cinco primeros tenientes á capitán un país en que tal espectáculo se ofrece? nes; la de la escala activa de Infantería, en Y los hombres- -políticos y periodistas- -la que ascienden once comandantes á teque en tal país se impongan el deber de nientes coroneles, quince capitanes á cotrabajar por la cultura y por la morali- mandantes y veinticuatro primeros teniendad, ¿no necesitarán para permanecer sere- tes á capitanes; la de la escala de reserva de nos é impasibles de una gran dosis de con- dicha Arma, -en la que ascienden un capitán fianza en sí mismos, de patriotismo y de fe? á comandante y tres primeros tenientes á Precisas son, en efecto, la fe y la coafianza capitanes; la de Estado Mayor, que comen la propia personalidad y en el íntimo prende el ascenso á comandantes de los caideal. Ante el ataque injusto, apasionado y pitanes D. Cristóbal Sampol y B. Manuel aun injurioso; ante toda la avalancha de la Nieves; la de Veterinaria, por la que se conmediocridad y de la petulancia inverecun- fiere el empleo de veterinario mayor al veda, lo más grave que puede sucederle á terinario primero D. Tomás Hernández, y quien sustenta un ideal es perder la íntima el de veterinario primero al segundo don y profunda convicción en sí mismo, es cam- Blas Torralbo, y la de Oficinas Militares, en biar en la posición tomada, es, en una pala- cuyo Cuerpo sólo asciende ua ficial tercebra, retroceder. Hayamos tomado la posi- ro á seguüdo, D. Antonio AlcodovL ción que hayamos tomado, no retrocedamos en un ápice jamás, m cambiar, el retroceder, las Secciones de Ordenanzas dal minisvale tanto como ir contra nuestra propia terio ha sido destinado el primerie personalidad, como dar por nulos y por niente de Infantería D, Enrique cVespo Co equivocados todos nuestros esfuerzos, como dorniá. HOMENAJE AL CABO NOVAL ECOS MILITARES A