Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
A B C SÁBADO i. DE ENERO DE 1930. EDICIÓN i, PAG. 6. f a postal (ius contenía el retrato del re erido agente. Pues bien; el Tribunal Supremo ha declarado no haber lugar al recurso. 1 a Sala tercera del Supremo ha dictado sentencia en un pleito seguido por una casa de comercio íle Cartagena, declarando que no procede el pago de la décima de consumos que se reclamó, y cuyo pago estimó procedente el Tribunal gubernativo. I a sentencia es realmente de gran interés para los que vienen abonando cantidades por aquel concepto sin saber de un modo concreto si el pago es ó no obligatorio. UN PASANTE ENTIERRO DEL El número de hoy sábado de esta popular revista, es verdaderamente admirable, así por el número y calidad de sus originales artísticos y literarios como por lo perfecto de su confección y tirada. He aquí el sumario: ¡Feliz año nuevo! portada á la mancha, de Méndez Bringa; El cutis del diablo cuento del conde de las Navas, premiado en el Concurso, con una ilustración á todo color y otra en negro; La bailadora artículo de Linares Rivas, con dibujos de Mariano Beníliure; Año nuevo plana á lodo color, de Medina Vera; Elegía. poesía de Palomero, ilustrada por Arija; Cuatro planas de Crónica gráfica con fotografías y dibujos; Una página femenina, con un figurín de moda; Tarde de invierno artículo de Anselmo Martín, ilustrado á todo color por A. Sola Crónica parisiense de J. J. Cadenas, ilustración en negro; Las cartas de tiíta Clara por Carlos L. de Cuenca, ilustradas por Medina Vera; Notas del extranjero interesantes fotografías de actualidad; El atorrante artículo de Salaverría, ilustrado por Espí; Página humorística de Sancha, á todo color; El Concurso de Enero el pie más pequeño de España A las tres de la tarde se verificó ayer e entierro del duque de Sexto, desde él paseo de Recoletos al cementerio de Sas Isidro. Varias parejas de la Guardia municípa 1 montada estaban encargadas de mantener el orden, conteniendo al numeroso públicc que invadía las cercanías de la casa mortuoria. A las tres se puso en marcha la comitiva fúnebre, abriendo la marcha una sección de Guardia municipal de á caballo. Marchaban desoué formados en dos iu las, ¡os asilados del colegio de San Ildefoa so, guardas del parque de Madrid, Cuerpo Oesidn- testainento. de Bomberos y el clero parroquial, con cruz Próximamente á las diez y media de la alzada. mañana ocupaba el alcalde la presidencia; La carroza fúnebre, severa, pero modesta. eran las ti es menos diez minutos de la tarmarchaba luego tirada por cuatro caballos. de cuando sonaba la campanilla levantando A los lados del coche, la servidumbre de la sesión. la casa y no pocos servidores del Real PaYa el lector, desengañado de estas inacalacio marchaban con hachones encendidos. bables deliberaciones de los muuícipes, comSeguían después varios guardas del Real prenderá que ayer, como tantos otros días, Patrimonio, personal tfe Caballerizas, con se malgastaron las horas. Así fue, en efecto. libreas á la Federica, y del Real Picadero, Y por si no era bastante la habitual latitud con uniforme de gala, formando también de peroraciones é incidentes, varios de los dos filas. ediles cesantes prolongaron, como por la En medio de éstas iban, conducidos poi Casa se dice, la agonía, y á últimas de camservidores de Palacio, dos caballos de silla, bio se enzarzaron enodiines y diretes, que no de respeto. parecía sino que se resistían á marcharse, decididos á apurar la colilla discurseando A continuación figuraban celadores, porhasta las doce de la noche. Menos mal que teros y demás dependientes subalternos ae entre losBentrantes siempre üabrá epidemiaPalacio, porteros de la Alta Cámara, Herdos de la verborrea, que harán buenos á los manas de la Caridad, un correo de gala á salientes. caballo y el segundo jefe de cuarteles de la Real Caballeriza. Digamos, pues, en las pocas líneas que La presidencia del duelo estaba formada merecen, los acuerdos que pueden extraerse por eljnfante D. Hernando, en representade todo ese tiempo perdido: ción de S. M. el Rey, marchando solo, visA propuesta del alcalde, y previo elogio tiendo uniforme de gala y seguido por el fúnebre que éste hizo, convínose en que jefe superior de Palacio, señor marqués de constase en acta el sentimiento de la CorPrecio del número: la Torrecilla, en representación de S. M. la poración por la muerte del duque de Sexto, Reina doña Victoria; el marqués de Aguilar á quien Madrid debe la fundación de las Cade Canipoo, en el de la Reina doña Cristisas de Socorro, el paseo de Recoletos y otras na; el marqués de Morny, en nombre de la mejoras que planteó siendo concejal. Quedó EN TODA ESPAÑA familia del finado, y el segundo jefe del el Ayuntamiento enterado de los asuntos de Cuerpo de Alabarderos. oficio. Se aprobó, ¡por fin! el dictamen nomSeguía después una comitiva tan numebrando tesorero al cajero primero de la tesorería, y se retiró el otro dictamen bata- el acuerdo de dar socorro médico á los rosa coaio notable, de la que es imposible citar los nombres de cuantas personas ls llón referente á la jefatura del Cuerpo de obreros. Del Sr. Dorado: Cumplir el acuerdo rela- componían. Sanidad. Se jubiló al tesorero cesante. Se otorgaron un puñado de licencias (obras, tivo al uso de medalla- insignia para los conh El jefe del Gobierno, Sr. Moret; el es precejales. ensanche y Policía urbana) sidente, del Consejo Sr. Maura; los presiI, o demás que se habló, ó se gritó, quede dentes de ambas Cámaras, Sres. Dato y A Se aprobaron pliegos de condiciones, prórrogas de contratas para el combustible, para los taquígrafos. Aquello fue divertidí- carraga; el obispo de Madrid- Alcalá, el re transportes, etc. Y como únicos acuerdos sa- simo. ¡Con decir que se llegó á pretender el Sióu, el subsecretario de Gracia y Justicia, lientes se aceptó la continuación de los con- que influya el Ayuntamiento, más ó menos gobernador civil y alcaide de Madrid figuciertos con las zonas del extrarradio (previo directamente, para que no haya descanso raban en el cortejo, así como todos los grandes de Espaaa, personalidades de la polítiaumento del precio) y quedó sancionado, dominical en las tabernas, ca, generales, Cuarto militar de S. M. el con algunas enmiendas, el plan de urbanización de las tres zonas del Ensanche, con l S oy, á las diez de la mañana, constitución Rey, mayordomos de semana, capellanes cargo al nuevo presupuesto. del nuevo Ayuntamiento. El progra- de honor, caballerizos de campo, gentilesVino después el chaparrón de preguntas, ma anuncia bronca callejera y brenca en el hombres de casa y boca, monteros de Espinosa, personal de la mayordoniía niayó r justificaciones y proposiciones: mitin en salón. grande, con suspiros de despedida y con ás ¡Buen cariz presenta la nueva etapa mu- de Palacio y demás funcionarios palatinos. Aunque por expresa disposición del finaperas recriminaciones. Cuando se habló, nicipal! por ejemplo, de entre lo que queda, del nuePor nuestra parce, ya que hoy es el día de do no se admitieron coronas, se hizo una vo Matadero, púsose la cosa fea, y el alcal- adoptar ó renovar propósitos, reiteremos el excepción por tratarse de un homenaje de de, todo bondad, rogó á la Prensa que no nuestro de ahorrar al lector todo el fárrago la Reina doña María Cristina. La augusta acogiese las oullas y mandobles de los ora- de oratoria municipal. Cada día nos incli- dama envió una hermosa corona de flores dores. naremos más á concretar acuerdos que inte- naturales, que fue colocada sobre el féretro. Cerraba la comitiva: Las principales peticiones que se aproba- resen á Madrid v, salvo excepciones intereCoche de Concha, con tiro de seis cabaron fueron éstas: santes, á suprimir discursos y citas. Acaso Del Sr. Aguilera y Arjona: Prorrogar el la Prensa, dando excesivo aire á muchos de- llos, de respeto. Coche de París, para S. A. el infante don plazo para el concurso de saínetes. 1 dis- bates, contribuyó á que se agravase y extinguido periodista jura que no ha perpe- tendiese la plaga de oradores del entiendo Fernando. Coche de París, con los señores marqués trado ninguno. yo- que hablan de todo menos de los asunDel Sr. Santillán: Pedir al Gobierno una tos, pocas veces estudiados, y hacen del es- de la Torrecilla, conde del Serrallo, conde amnistía geueral para delitos políticos. caño plataforma de mitin. Por si en este de San- Román y D. Rodrigo Alvarez de Del mismo: Regalar juguetes á los asilos pecado de aireación hemos llevado alguna Toledo. Coche del Senado. municipales. (El alcalde propuso, y se acep- vez pequeña é inconsciente parte, hoy, que Coche del conde de Altamira, que haee tó, concurrir á la suscripción de A B C. se toca á vida nueva, ¡nos fortalecemos en los honores á la casa de Alcañices, De Pablo Iglesias: Volver á abrir los do- el propósito de enmienda. Coches de la casa del finado. aiingos la Biblioteca municipal y cumplir ¡Y vengan tribunos! NOTAFUTUNTCIPALES I TBiniflHBnfnriiiniimiTirrnfflifiEiiníi ímnniminEiniinni