Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
A B C. LUNES 27 P E DICIEMBRE DE 1909. EDICIÓN 1. PAG. 1 0 á combatirla. Día feliz aquel en que una lionda labor docente haga innecesarios los maüsers, como la patria no se vea amenazada por el extranjero. Nosotros, soldados de la paz, reclamamos la compenetración del Poder público con el ideal docente de nuestros días; que para fortalecer los cimientos del orden social ó garantir la paz no quedará el maestro á la saga del ejército y del clero. Jutitemos á la instrucción la cultura Jdel espíritu, la cultura integral humana; hagamos, al par que sabios, hombres morales, buenos ciudadanos, padres de familia, y no ULTIMAS FOTOGRAFÍAS olvidemos que la enseñanza es principio, reDE LA GUERRA. sorte y fuerza de gobierno, y que los soldados de la ciencia, que son poderosa energía, ¡INFORMACIONES INTERESANTES deben ser colocados por el Estado en conDE TODOS LOS SUCESOS diciones de servir á la patria. DE LA SEMANA. Con su saludo al ministro, como representante del Estado, termina el Sr. Canalejas su notable discurso. EL NÚMERO, 2 0 CÉNTIMOS Hubo muchos aplausos para él y para el Sr. Barroso, que pronunció después algunas EN TODA ESPAÑA frases en que recogió las alusiones que se le habían hecho, apuntó el sentir del Gooierno y declaró que sería gran satisfacción para él poder llevar á la práctica algunas ie las aspiraciones con tanta elocuencia ex- tida de negros crespones, con un pañohto puestas. muy blanco que hace viajes constantes á Al punto se levantó la sesión. los ojos, y que, además de todo esto... está guapa todavía, ¡ya comprenderéis que se e s t a tarde, á las cuatro, volverán á reunirlleva- de calle á la gente! se los asambleístas para comenzar á Pongamos el caso al revés... Figurémonos discutir los temas. que la tragedia hubiese ocurrido en Francia, que Soledad Villafranca se llamase Meg Steinheil y que se presentase erx España DE NUESTRO ENVIADO ESPECIAL buscando amparo contra la justicia de su país... Nosotros, pueblo melodramáticamente sentimental, ¿qué haríamos? Soledad Villafranca ve la posición venOLEDAD... Y CHURR 1 PANDI! Alocada tajosa en que se halla y trata de sacar todo y medio el partido posible, auxiliada por los elemenmuerta de miedo ha regresado Soledad Vi- tos agitadores. llafranca á París, sin atreverse á pasar de Y como es preciso mover la opinión, enarCerbére. Un telegrama la anunció á tiemdeeerla, excitarla, inventar todos los días po- -según afirma- -que las autoridades es- cosas nuevas para que las gentes se indigpañolas tenían orden de apoderarse de ella. nen contra los nefandos procedimientos ¿Es esto cierto? Yo me resisto á creerlo, y que en España e emplean... vean ustedes conmigo -estoy seguro- -todos los españopor dónde yo deduzco que el viajecito de les que en el extranjero nos encontramos. retorno de Soledad Villafranca y la historia Hay que pensar, pues, que se trata de un del policía y el telegrama parece no tener pánico infundado, de un femenil terror... más objeto que el de hacer mala sangre Hay que sospechar, quizá, algo peor... De- en la opinión extranjera. bemos sospechar si el viaje, el telegrama, la Harán mal en España no concediendo á noticia de la persecución, la presencia del todo esto la atención que merece, porque policía español en la estación de Cerbére y puede acarrearnos en plazo breve conseel regreso precipitado de Soledad Villaíran- cuencias desagradables y perjuicios de conca á París no serán cosas todas que formen sideración. La redención del mártir que parte d e un diabólico plan sabiamente com proclama Soledad Villafranca va á dar lubinado para ir haciendo opinión y soli- gar á una campaña constante de agitación. viantar los ánimos del público extranjero Antes de tres meses, los mítines revisionis lontra España. tas se sucederán en las principales capitaSoledad Villafranca, sin ser precisamente les de Europa, donde volveremos á estar de un águila tiene talento, más talento del moda, gozando las delicias, de una tristeque conviene que tenga una señora que ha mente célebre actualidad, y los agitadores andado toda su vida entre gente peligrosa. de todos los países correrán, vociferando, en A estas dotes naturales une las cualidades pos del. pendón de Soledad, que, desplegado de osadía y astucia, genuinamente femeni- á los vientos, dejará leerlas dos palabras en les... Lo que se le ocurre á una mujer no se que se encierra la obra de redención del les ¡ocurre á cien hombres. ¡Calculad lo que mártir ¡íerrer! ¡Revisión! se le ocurrirá á Soledad Villafranca, que es Lo que mujer quiere... Dios lo quiere mujer y además inteligente... dice un proverbio italiano. Los admiradores Apenas llegada á París comenzó á poner apasionados de esta mujer aumentarán de enjuego sus relaciones; se organizaron mi- día en día, pero decididos y resueltos, como tines en su honor, y anunció solemnemente los diez mil del mitin del Tívoli, que quesus propósitos firmísimos de no descansar rían pasear en hombros por París á la cam hasta ver proclamada la inocencia del már- peona... ¡Pobrecilla! ¡Coa el frío que hace! tir Esta Lohengnna ajustóse la coraza, se Oh! Y lo que es si ella se presta... ¡Buecaló el casco y á caballo en el pato simbólinas hubiera sacado las pantorillas de cardeco se piesenta: nales! Porque se puede ser muy ácrata y L onore e la zn rtu á sostiene muy anarquista y, no obstante, entregarse Y no debemos ocultarlo... En París está con voluptuosidad á los encantos del parcosechando aplausos y simpatías. Una mu- cheo cuando se tiene al alcance á una hemjer que ha padecido persecución de la justi- bra guapa... ¿No es verdad, ciudadanos cocia, que ha figurado en una tragedia que ha frades ¡Todo es compatible! conmovido á Europa, que mereció los ho José JUAN CADENAS noKs de verse reproducida en todos los tl BIBLIOGRAFÍA f R 1 ANERAS Arpe, el aplaudíais autor cómico, el trabajador y notable periodista, es además, y solare todo, un poeta, pero un poeta exquisito, qne sabe arrancar á las cuerdas de su lira clasica notas dulcísimas, de honda vibración, que Iiacen sentir y llevan á la imaginación á eratos ensut- ños. El libro del poeta es como una caja de música de la que brotan sonoras melodías y armoniosas endechas, asi son las canciones de Arpe en sus Incineras, en las que ha puesto el autor todo el fuego de sa musa meridional, limpia, castiza y exenta de amaneramientos. Primorosos fotograbados ilustran el texto, y va el libro avalorado con unfciénescrito prólogo de Salvador Rueda, SABBL A. DlSTiNGUl La vigorosa y puDA CORONELA j a n t e personal! dad literaria de Benigno Várela acaba de mostrarse una vez más en su última pioducción qne lleva el título que encabeza estas lineas. Tiene Várela inestimables condiciones de observador, que sabe ademas trasladar fielmente al papel las visiones que impresionan su retina, y al realizarlo lo Bace designando lo mismo á las cosas y alas personas por sus propios nombres, sin usar de eufemismos ni de circunloquios. Por eso son aún más atrayeiites y despiertan mayor interés susrelato sean éstos hijos de la ficción ó arrancados de la realidad, y tal ocurre en la obra mencionada, así como en las otras producciones incluidas en el mismo volumen por su autor, R O Ñ I C A S RETROSPEC COMPRE USTED MAÑANA MARTES ABCEÑ PARÍS S T I V A S DEL TEATRO POR UN CÓMICO VIb JO ci OSí Si, in a s anécdotas dp la vida teatral que acaba de publicar el coi nocido actor del teatro de Apolo Vicente García Valero. Forma un tomo de amena y abundante lectura, ilustrado con numerosos retratos y dibujos alusivos á los sucedí dos que se relatan. Editado por la Librería Gajtenberg, de José RuiZ; se vende á 3,50 en ipá s las li brerías y en la del edito jíáVÍá ñs Sant a Ana, 13, Madrid. ¿k DM 1 N 1 STRAC 1O N Don jQjpé X jn y AI- 1 MUNICIPAL bareda, prestigioso funcionario del Estado y distinguido publicista; acaba de dar á la estampa un interesante volumen, en el que comenta el recientísimo Real déereto del 15 de Noviembre último descentralizando la Administración municipal. Es una obra útilísima para quienes por este género de estudios tienen predilección 1- 1 y lo es además para los que más ó meaos directamente pertenecen ó se Sallan eti re- laciones con la Administración misma. Los comentarios responden por su acierj to y por su pertinencia á la bierí cimentada fama del autor. 1 A ALIMENTACIÓN Y LA Bs el título de, COCINA NATU ALEií, tina obra del Joctor A. de Monteuuis, de universal renombre, en 1 que desarrolla todo un sistema de alimetó tación, atenido á principios altamente cieój tíficos, que pueden ser llevados á la nráctica con suma sencillez. El libro divídese en cuatro partes, á saber: alimentación natural, recursos de la alimentación natural, organización general de la alimentación y la cocina natural, seguidas de un apéndice, eu el que se enu- merau muv curiosos? tis culinarios q re ÍÍ v a de vz Bste es el tl; i t i l í n dAíiTio rr