Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
A B C LUNES 27 DE DICIEMBRE DE 1909. EDICIÓN PAG. 9. yaioLes ferroviarios españoles. Además, los ingresosde las principales Compañías no ceSau. de aumentar. En 19 8 la Compañía del Norte recaudó 130 millones y medio de pesetas contra 93 800 000 en 1898, y la Compañía de Maand, Zaragoza y Alicante, 114 Quillones contra 86. La Renta francesa queda á 98 85; el Ruso ij por 100, á 10340; el Ruso cuatro y medio por ciento, á 100,60; el Turco, á 94,80, y el Brasileño, á 88 80. Las acciones del Crédito leonés se cotizan é 1.371; las del Banco de Méjico, á 1.120; las del Metropolitano, á 611, y las de la De Beers, á 481. r Las minas de oro, animadas por las órdenes de compra transmitidas por Londres, ganan terreno; la Goldíields vale 1494 y la Sand Mines, 233. Poco negocio en las acciones de Riotin 2o, que quedan a 1.966, y en las de Tharsis, ue cotizan á 156. El cobre vale en Londres 60 97 libras la tonelada. La tendencia es más firme. La últtina estadística de la Asociación de los productores norteamericanos es más satisfactoria que las anteriores, pues señala, por primera vez desde Julio, una disminución de los stocks, y se vuelve á hablar de las negociacionts en vista de un acuerdo entre los productores. a próxima Exposición. Los artistas que deseen suscribir una solicitud dirigida al excelentísimo señor presidente del Consejo de ministros para que en el próximo año no deje de celebrarse esta Exposición, pueden pasar á firmarla á la secretaría del Círculo de Bellas Artes, de seis á ocho de la noche, hasta el día 3 del próximo mes de Enero inclusive. Los que residen en provincias pueden adherirse por carta ó telegrama dirigido al secretario general, Sr. Vmiegra, Alcalá, 9. EN ARABIA EXPLORADORES ASESINADOS POR TELÉGRAFO C n eí salón de actos de la Academia de Jurisprudencia fue inaugurada oficialmente ayer tarde la Asamblea de doctores y licenciados en Ciencias y Filosofía y Letras. Ocupó la presidencia el ministro de Instrucción pública, Sr. Barroso, y á su lado el decano del Colegio, Sr. Canalejas; el presidente de la Academia, Sr. García Prieto; el rector de la Universidad Central y el senador Sr. Palomo. Entre los concurrentes se hallaban los catedráticos de Instituto Sres. Méndez Bejarano, Alfaro (D. Elias) y Llórente, y figuraban distinguidas representaciones de provincias. Después de leer el secretario, Sr. Man ¡anen eirLondres. gas, la Memoria de los trabajos realizados Los periódicos ingleses hacen entu- por el Colegia cerca de los Poderes públisiastas elogios del concierto que hace va- cos para el logro de sus aspiraciones, prorios días dio en Londres el insigne violinis- nunció un sincero y elocuente discurso el ta y compatriota nuestro Juan Manen. ministro. Pocas veces se ha tributado á un artista Saludó el Sr. Barroso á los asambleístas; tan cariñosas ovaciones como el público de felicitó á la Junta de gobierno del Colegio ondres consagró á Manen. por su iniciativa y acierto en la elección de Su aparición en la capital de Inglaterra los temas propuestos; agradeció la invita- es señalada por la crítica inglesa como un ción de que había sido objeto, y declaró que acontecimiento artístico. el Gobierno ve con simpatía los nobles imI a zmda alegre triunfa. pulsos de la Asamblea y prestará singular La estadística de las representaciones atención á cuanto en ella ha de tratarse de musicales en los teatros alemanes durante una cuestión que es para él compromiso de 190 S da el primer puesto á Lehar, el autor honor y de un problema capital que entrañade Ln viuda alegre, con 2.952 representaciones ¡a honra y prosperidad de la patria. Conclude esta obra. Siguen Wagner, con 1.710; Juan yó enalteciendo al Sr. Canalejas é inaugu StrauaS, 1313; Verdi, 721; Bizet, 530; Mo- rando oficialmente los trabajos de la Asamzart, I4; Ricardo Strauss, 291; Mascagni, blea. 20 S, Lconcivallo, 252; Gounod, 244; BeethoEl Sr. de mostrarse re vcn, xSj, Uumnp. rdmk. 158; Meyerbeer. r u conocidoCanalejas, luego que le ha aludido por la íofma en sa del denunciado siguen su trámite. No es el denunciante un corredor de alhaja 0 como se había dicho y nosotros consignamos ayer, sino una casa seria muy respetable, cuyos dueños, hace ya muchos años Establecidos en Madrid, tienen una cliente a numerosa entre la buena sociedad de la corte, y no se dedican á otros negocios que á los de su honrada industria. Según la denuncia, el día 3 de Septiembre entregaron al duque de M. dos pendenitfs, cuyo valor es de 3 200 pesetas, para que eligiese uno de ellos la duquesa. ¡Como pasase tiempo y no devolviese las joyas ni hiciese su pago, reclamaron su importe al duque, que entregó una letra de cambio, la cual letra ha sido postenormen- te protestada. Pero la denuncia no se ha presentado has ta que los joyeros en cuestión se informaron de que los fendenhfs fueron empeñados en el Banco Popular de Crédito por un corredor á quien el duque de M. había dado tal comisión, sin que, natutalmente, la duquesa tuviese el menor conocimiento de lo que SU esposo había hecho. denuncias Lasuna joyería presentadas al Juzgado por de esta corte y por la espo- LA ESTAFA DEL DUQUE p l cónsul general de Italia en Hodeida, puerto del Yemen, telegrafía al ministro de Negocios Extranjeros que M. Burckhardt, subdito alemán, y el marqués de Benzoni, subdito italiano, que se dirigían desde Sanaa á Thais, han sido asesinados durante su viaje por Arabia. Los dos viajeros habían emprendido la expedición sin consultar al cónsul de Italia y habían conseguido del valí una escolta. El ministro de Negocios Extranjeros ha pedido al Gobierno turco el castigo de los cufpables. El marqués da Benzoni era un oficial de Caballería, de cincuenta y dos años de edad, casado con la hija del diputado Fernando Martín. Deja tres hijos. Su genio aventurero le impulsó en varias ocasiones á emprender peligrosas expediciones. (Había proyectado ahora atravesar el Yemen en compañía del alemán Burckhardt, cuya audacia era también muy grande. Se supone que han sido asesinados por su. escolta. ROMA, 16, í T. ASAMBLEA DE ENSEÑANZA NOTAS DE ARTE el Sr. Barroso y ponderar la modestia ñs éste, dice que espera conocer, no ¡os buenos propósitos del ministro, que aplaude, í- ina concretamente hasta qué punto se ha de comprometer el Gobierno á satisfacer las justas aspiraciones de los asambleístas en pro de la enseñanza nacional. No se le oculta que para todos los hombres de todos los partidos éste es el problema primordial queánteresa á España. Recoge el tópico de menos doctores y licenciados y más hombres prácticos para demostrar la injusticia que envuelve y estudiar, en relación con ellos, el concepto de utilidad en la vida social. Si hasta aquí no fueron útiles- -exclama, -culpa fue del Estado, de todos los elementos directivos de nuestro país, que no supieron ó no quisieron aprovechar e tas energías, ni encauzar esta fuerza, ni aplicarla como tal. Así, á través de todas sus deficiencias y errores, y sin perder de vista la orientación social de nuestros días, el Estado es la sola esperanza de la libertad, ús la cultura y del progreso en España. Aquí tiene el ministro una fuerza positiva que utilizar. Somos una legión docente; somos soldados de la ciencia. ¿Y qué se hace de nosotros? En horabuena vaya lejos toda Ja herrumbre de la vieja pedagogía. Venga á incorporarse á la realidad un nuevo concepto de la enseñanza. Por todas partes se oye que faltan maestros en España; pero falta aún más que a i frente de ese magisterio estén los hombres de ciencia. Debió Alemania su poderío y fuerza á la acción tenaz del maestro de escuela; pero no fue sino de las alturas de la ciencia, de los laboratorios y gabinetes de investigación, de donde bajaron las corrientes que anegaron el espííítu del maestro y fecundaron su labor. Hoy es un axioma que lo que se gasta en enseñanza no se gasta verdaderamente, sino que se ahorra, porque el sedimento que la enseñanza deja es germen de riqueza- y cultura para la nación. Pero no desconozcamos la urgencia de que la enseñanza experimental, que con las nociones de cosas está circunscripta á la escuela, debe trascender á la esfera de la ciencia. E 1 primer laboratorio está en la. sociedad, en la vida; y siendo así, ¿por qué el Estado no ha de llevar á licenciados y doctores al laboratorio social? ¿Por qué no recoger de las realidades de la vida humana las energías todas para informar en ellas al maestro? Si éste hace su preparación sólo coa libros, sólo para los libros servirá, ¡el que sirva! sin que puedan más allá desenvolverse sus aptitudes. Y ya es hora de proclamar, frente á esa enseñanza de abstracción estéril, la de a realidad y expansión social. No podemos estacionarnos cuando en la Ciencia, como en la vida, todo se renueva. Extiéndese el orador en atinadas consideraciones sobre la contingencia de la Ciencia y la evolución constante de lá Pedagogía, que debe ser estudiada en lo que respecta al discípulo como en cuanto se refiere al maestro. No es la de los catedráticos- -advierte- -una institución decorativa y muerta; tiene que ser una fuerza cooperadora del progreso y prosperidad de la nación. Queremos que en lo económico se la equipare á las demás entidades sociales, dejando de ser su excepción, como hasta aquí; pero también que no se la niegue el derecho á influir co ¿sus ideas y con su acción en los altos intereses nacionales. Muy otros serían los alientos del profesorado si en la juventud se robusteciese la condene a de este ideal y el Estado cvanplíese, respecto de la enseñanza, con su deber, Reservistas somoí que esperamos entrar en acción; ¿por qué no se nos recluta y se nos pone en activo? Si hay tanta i rancia en España, pódasenos frente