Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
A B C DOMINGO 26 DE DICIEMBRE DE 1909. EDICIÓN 1. PAG F 5. El alcalde, Sr. Aguilera, repartió á los 750 asilados multitud de efectos, ropas y juguejpasó Nochebuena; pasó Navidad; pasó tes, costeados por los constantes protectoí? ¡ay, qué bien I, el temporal que nos ha res de aquel benéfico establecimiento, entre los que figuran S. A. la infanta doña Isabel, traído á maltraer todo Diciembre. i Ayer brilló esplendoroso el sol. ¡No le co- las marquesas de Sqtiilache y de Comillas, nocíamos! Dudábamos si era él ó si se tra- el conde de Cerragería, el obispo de Madrid taba de un escaparate de esos que pones y los Sres. Piera, Largacha, D. Luis de la ¿ahora los fabricantes de lámparas eléctricas Mata, Baena y otros. jen competencia. Pero fue Febo gallardo y El Sr. Aguilera obsequió por su parte á amable, sin filamento metálico, que quiso los hombres con mil cigarros y muchas ca ¡alegrarnos la Navidad, Nació Dios y rena- jetillas de tabaco. r ció Madrid. n Palacio. La Nochebuena, fuera de unas puñaladas 1 La fiesta del Nacimiento del Mesías se en una calle de los Cuatro Caminos, para j no perder la costumbre, fue juiciosa. El vino celebró en Palacio con mucha solemnidad, hizo de las suyas; pero vayase por las que asistiendo SS. MM. á la Cortina. La concurrencia en la galería fue muy venía haciendo el agua de las nubes. Hubo afortunados estrenos teatrales, dicho sea sin numerosa y la temperatura excedía en mualudir al Español, donde la gente se aburrió, chos grados á la del ambiente exterior. La comitiva se puso en marcha á los acor también para no perder la costumbre. ¡Murmuración de ambos días: la doble des de la Marcha del Bautismo, de Dubois, 1 denuncia presentada contra un aristocráti- muy bien interpretada por la música de co personaje por un joyero á quien sacó con Alabarderos. engaños una alhaja, y por la esposa y una El Rey vestía de uniforme de Lanceros, hija del denunciado por malos tratos. La con la banda roja del Mérito Militar; la Reigente canta á estas horas con música de un na doña Victoria, de blanco con bordados y I popularísimo saínete que la alhaja ha pa- mantilla Chantilly negra y magníficas joyas! recido, pero el personaje, no. de brillantes y rubíes; de rosa la infanta Ayer, capilla pública en Palacio. Gran doña María Teresa; de gris la infanta doña Isabel, y de uniforme de Lusítania el indesfile y gran concurrencia. Solemne entrega á los Lanceros de la Rei- fante D. Fernando. Al lado del Monarca iban el nuncio de Su na de la corona que han costeado los estuj diantes de Valencia á los primeros soldados Santidad y el obispo de Sión. Precedíanle los gentileshombres, mayor que regresaron de Melilla. Un acto simpáti ¡co, hermoso, consolador, que hace pensar domos de semana y grandes de España, contándose entre éstos los duques de Graj en Veremundo. Algo análogo, honroso y patriótico reali- nada, T Serclaes, Plasencia, Seo de Urgel, zado por los procuradores con sus reservis- Arión, Conquista, Victoria, San Pedro y tas, practicando así una verdadera y plau- Medina de Rioseco; los marqueses de Camarasa, Quintanar, Bendaña, Velada, Comisible procura. Ea política, augurios de próxima, aunque llas, Romana, Hoyos, Narros, Laguna, Ce 1 nia, Quirós y Miravalles, y los condes de pasajera, borrasca. Heredia Spínola, Almodóvat, Aguilar de El Rey marchó á cazar á Doñana. 1 De sucesos, fuera de los mencionados, el Inestrillas, Real y Superuuda. Detrás de SS. AA. figuraban la marquesa hallazgo de un cadáver en el Manzanares y de una mujer medio muerta de hambre en de Comillas y las condesas del Serrallo y el pasadizo de San Ginés. Lo que prueba de Almodóvar, que estaban de guardia; las que también ha sido para algunos amarga la duquesas de San Carlos, Pinohermoso, Arión y T Serclaes; marquesas de Santa Navidad. Y nada más; porque para saber cosas Cristina y condesas de Torrejón y Heredia desagradables no hay más que leer las no- Spínola. Momentos antes fue á la tribuna Su ticias telegráficas del temporal. Majestad la reina doña María Cristina, que vestía precioso traje de Corte de color malLA FIESTA va, brochado, y llevaba espléndidas joyas. Cruzó la galería con zaguanete de AlaDE NAVIDAD barderos, acompañada de los marqueses de Aguilar de Catnpoo y Santa Cristina, la dua Nochebuena. Celebróse la Nochebuena en Madrid quesa de Sessa y. el general Ezpeleta. Ofició el obispo de Sión, y la capilla múcon la algazara callejera de costumbre. Por la tarde había cesado la lluvia, y esto sica interpretó la misa de Guelbenzu y el contribuyó á que mucha gente se echase á andaute religioso de Diez Escoley. La Corte volvió á las habitaciones de Su la calle á exteriorizar su regocijo cantando í y tocando los instrumentos más sonoros que Majestad tocando la música de Alabarderos 1 la marcha de Hanúet. halló á mano. 1 Llamó la atención por su elegancia y bei To faltó al lado de la nota alcohólica la i sangrienta: hubo en la calle de los Artistas, lleza la joven duquesa de Arión, que vestia j barriada de los Cuatro Caminos, una reyer- de blanco, con joyas de brillantes, prendidas á la guisa en su linda cabellera, y manta y dos heridos graves. Otros sucesos de menos importancia hubo tilla negra de, encaje, suelta en sus extremos. También fue nota excepcional en la Corte que registrar en las Comisarías En la feria de la plaza de Santa Cruz el duque de Medina de Rioseco, el voluntahubo bastante animación, aunque no la rio de Melilla, que llevaba uniforme de sesuficiente para compensar á los modestos gundo teniente. Industriales de los quebrantos que les han 1 proporcionado los pasados días de lluvia. D eparto de juguetes Su alteza la infanta doña Isabel, acompa En la tarde de ayer fueron distribui 1 nada de su dama la marquesa viuda de Ná- dos los juguetes, dulces y turrón á los ni ¡jera, estuvo recorriendo los puestos, y los ños de la escuela municipal de la calle de j vendedores entregaron á la augusta señora la Princesa, que, como todos los años, ha juguetes, flores, frutas, etc. enviado la infanta doña Isabel para que ce- El público vitoreó á la infanta doña Isa- lebren la Nochebuena. i bel, que contestó amablemente á las aclaLos infantes doña Luisa y D. Carlos tami Elaciones de que fue objeto, bién han mandado juguetes á dicha es cuela. ¡XZn el Asilo de Santa Cristina. Los pequeñuelos, con repetidos vivas á La fiesta de Navidad se solemnizó en el Asilo de Santa Cristina con un acto inte- SS. A A. demostraron el contento y gratitud que sentían por los obsequios recibidos. resante y simpático. MADRID AL DÍA EL TERRORISMO EL ASESINATO DE K VRPOFF POR TELÉGRAFO SAN PETERSBURGO, 2 2 T. E y a espantosa tragedla de la calle Mesqui ue, que ha costado la vida al coronel Karpoff, jefe de la Policía secreta de San Petersburgo, sigue envuelta en el más absoluto misterio. -Los detalles del suceso son verdaderamente horribles. Las dos piernas del coronel KarpofE cayeron al piso inferior por el gran boquete que la explosión abrió en el suelo del aposento. Este trágico acontecimiento, que hará época en los anales de la Policía y el terrorismo rusos, ha dado objeto á un resonante debate parlamentario. En la Dnma, el diputado Milinkoff ha dicho que el coronel Karpoff cayó víctima de sus oficios de agente provocador. Contestóle el procurador imperial de San Petersburgo, tachando de injustas sus afirmaciones, y sosteniendo que, por el contrario, el coronel ha caído en un lazo tendido por los revolucionarios, que le asesinaron cobardemente. El coronel Karpoff ha perecido, pues, en el cumplimiento de su deber. En las informaciones periodísticas aparece otra versión, que gran parte -el público acoge como la más probable. A tenor de dicha versión, fundada, segútt se dice, en los indicios que arrojan las diligencias judiciales, el coronel Karpoff ha sido víctima de una miserable venganza. Parece que el jefe de Policía sedujo é hizo su amante á una joven que debía contraer matrimonio con un individuo afiliado al partido revolucionario. Este sujeto, llamado Vosskressenki, quiso aprovecharse de la situación y exigió dinero á Karpoff por medio de su novia. El mismo día del atentado debía el coronel entregar una cantidad importante. La amante ha sido presa. En casa de Vosskressenski se ha realizado un registro, ocupándose documentos comprometedores. Las detenciones continúan. EL REY A ANDALUCÍA A las ocho y veinte, en el expreso de Andalucía, marchó ayer el Rey á Sanlúcar, en donde pasará, como es sabido, cuatro días en el coto de Doñana, propiedad de los señores de Garvey. Con Su Majestad marcharon el marqués de Vianay el teniente coronel Sr. Echagüe. Bajaron á la estación á despedir al Monarca las infantas doña Isabel y doña Teresa y los infantes D. Carlos y D. Fernando; el Sr. Moret y casi todos los ministros, las autoridades y gran número de políticos y aristócratas. Su Majestad regresará á Madrid desde Lachar, adonde irá desde Sanlúcar, el 3 ó el 4 de Enero. L D SOC 16 DAD El conde de Sobradiel sigue enfermo de algún cuidado. Han regresado á Madrid de su viaje de. novios por Niza é Italia los señores de Soto y Shaw. Continúa delicada de salud la condesa da Añover Nos dicen de Aguilar que la señorita 1 T rV tilde Gutiérrez de la Torre ha recibido va-