Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
COMPÁS DE ESPERA 1 as agitaciones políticas recientes jio tan sólo han interrumpido la publicación de estas hojas, sino que han perturbado en cierto modo la marcha de la obra protectora en las esferas oficiales. Según leemos en la Prensa local, los elementos que constituían la Junta Provincial de Protección á la Infancia de Barcelona, que tan excelentes servicios prestaban, han dimitido, y con este motivo se habla de la disolución de aquel organismo, lo cual es completamente imposible, pues fue creado por una Ley del Reino. Noticias particulares nos tranquilizan; allí no faltan hombres de corazón y talento dispuestos á seguir trabajando. SE 1 Consejo Superior de Protección á la Infancia se ve privado también del concurso valioso del doctor Cortezo, vicepresidente del Consejo de Sanidad, que ha dimitido por pertenecer al de Estado. Es de esperar que la personalidad que le reemplace demostrará su amor á la infancia. Los señores Moret y Alba han probado hace años con hechos y trabajos diversos que se interesan por estos problemas, y confiamos que en breve plazo cooperarán á la salvadora campaña, llevando a la Gaceta disposiciones ya discutidas y estudiadas por el Consejo de Protección, encaminadas á cumplir la Ley. Lo contrario constituría una prevaricación. Sean cuales fuesen las ideas políticas que los españoles sustenten, todos debemos estar persuadidos de que la verdadera europeizaaón de nuestra amada Patria consiste en vigorizar la raza, en disminuir la mortalidad, en favorecer por todos los medios posibles la vida nacional, y para ello urge proteger á los niños y á las madres. Recientemente acaba de publicarse en París, con lujo inusitado, una revista popular de Higiene, que redactan los sabios ir ás eminentes de la vecina república, uo desdeñándose en dirigirse al público para difundir las verdades de la ciencia. Los pensadores, los literatos, los políticos de todos los pueblos conságranse al estudio de las cuestiones de educación y enseñanza No es, pues, tarea nimia ni baladí la que modestamente desarrollamos en estas páginas, desde las cuales habrá elogios sinceros para los ministros como el Sr. Barroso, quien al empezar su gestión dictó disposiciones importantes referentes ala infancia escolar; así como constantes estímulos para cuantos por cuestiones de poco momento dejen lo que importa, á la manera de losjconejos del apólogo de Iriarte, fabuhta muy digna de recordarse en las presentes circunstancias á los que discuten estérilmente ante el peligro sin prevenirlo. CUADROS REALES La cuna es el joyero de la esposa honrada. Desgraciada la madre que abandona y olvida su tesoro. Todas las venturas Jdel amor más apasionado no lograrían, una vez desvanecidas por el tiempo inexorable, endulzar la inevitable soledad de la vejez si sobre ia noble frente de la madre sus hijos no depositan apasionados besos. LA VACUNACIÓN f ausa dolorosa sorpresa que en el siglo xx existan en las naciones civilizadas personas que se nieguen á practicar la vacunación, cuando se halla plenamente demostrado que gracias á ese medio se logra extinguir tan repugnante y grave dolencia. El inmortal Jenner practicó una de las primeras inoculaciones en su propio hijo, y este acto lo reprodujo el escultor italiano Monteverde en un grupo que se conserva en el Palacio Blanco, de Genova, cuya obra de arte reproducimos. U ace tiempo que tengo sobre la mesa, releyéndole con gran atención y saboreando sus páginas, un libro interesantísimo, más que por los hechos que en él se refieren, con ser muy curiosos, por el sano aroma de bondadosa ternura que despide su galano y terso estilo. Un ilustre hombre de ciencia, el doctor Cortejarena, al celebrar las bodas de oro profesionales, lo ha publicado. Fuerte, jovial y activo á pesar de sus años, no es mi querido amigo, ni será jamás, un ser decrépito, pues vive y alienta en el fondo de su ser ese niño invisible que vigoriza las almas buenas. Refiere con vivó color el honrado hogar de sus padres; una casa grande de cuatro balcones, por la cual pagaban cinco reales y medio diarios, y en cuyos recibos de inquilinato se prohibía mover ruido ni escánc alo que perjudicara á la vecindad. UN HOGAR DEL AÑO 40 PROTEGIENDO A LA MUJER 1 I n niño débil é inocente es el mejor pro tector de la virtud femenina. Necesita tanto amor un pequeñuelo. que la mujer buena, de corazón materno, no encuentra mejor ni más tierno amante si sabe prodigar sus cuidados al desvalido ser. Por eso las que se consagran á Dios hallan en las criaturas dulce y consoladora compañía recordando Lb frases del Divino- Maestro.