Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
A B C DOMINGO 19 DE DICIEMBRE DE 1909. EDICIÓN i. PAG. 9. Sectetarios: capitán de Caballería D. José Vicat Caballero y capitán de Estado Mayor D. Manuei Nieves Cosso. Tesorero, oficial primero de Administración Militar D. Salvador García Dacarrete. Contador, comandante de Infantería don Fernando Gurich Boch. -Vocales: primer teniente de la Guardia civil D. Rafael Sancristóbal Sagaseta, capi ¿án de Infantería D. Aurelio Maulla García 3 el Barrio, comandante de Infauteria dou Enrique Martínez Merello, teniente de ñafio de primera D. Francisco Llano lleras, comandante de Inválidos D. Dionisio Ortego Ferrer, primer teniente de Infantería don Gregorio Alonso García, capitán de Artiiielía D. Miguel Fernández de Liencrés, primer teniente de Caballería D. Segundo García Carda, de Infantería don Jesús Muñoz Tello, otro, retirado, D, Manuel Márquez Téüez, teniente coronel, retirado, D. Ángel Maldonado Soler, y otro de Infantería, i) Jerónimo Aguado Uzquiano. reglamentario, se ha verificado la elección en este alto Cuerpo de director para el trienio que erapieza en i. de Enero próximo. El voto unánime de la Academia recayó en el Sr. Menéndez y Pelayo. Para el director que deja de serlo, el señor D, Eduardo Saavedra, cuyos títulos y iespetabilidad son tan ¡notorios, la Acadeínia tuvo frases de la mayor consideración. También en la sesión de ayer fueron votados correspondientes: en Ronda, el cronista de aquella ciudad, D. Antonio Madrid Muñoz, y por Talavera de la Reina, el estudioso D. Luis de Rubalcaba y Niveiro. EL EJERCITO ALEMÁN Mañana, festividad de Santo Domingo de Silos, celebrará sus días la marquesa de la Mesa de Asta. La boda de la señorita de Sacro Lirio con el ilustrada profesor de la Academia de Toledo D. José Fernández Macapilac se celebrará en el mes de Marzo. Ha llegado a esta corte, en donde pasará una breve temporada, el director de la estación enotécnica de Cette, nuestro querido amigo D. Luis Arizmendi y Simancas. En el próximo mes de Enero se celebrará en París la boda de D. Fernando Messías y Stuart, hijo de los duques de Tamames, con la señorita de Lesseps, hija de los difuntos condes de Lesseps. Con motivo de celebrar ayer sus días, la señora condesa de Sagasta recibió muchísimas felicitaciones y visitas de sus numerosos amigos. Ha fallecido el honrado y probo ingeniero de Minas D. Elias Palacios Vázquez, jefe de Negociado en el distrito minero de esta corte. Mañana, 20, se celebrará en la parroquia de Santa Cruz el funeral por el alma del que fue digno escribano del distrito de Palacio y distinguido amigo nuestro D. Fernando Beltrán. El 22 se dirán misas con igual tm en la iglesia del Refugio. ARTE Y DEL 1 NCUENC 1 A Con pretexto de cultivar el bel canto, Se reunían periódicamente para preparor golpes de mano y repartirse el pioducío do los robos y estafas ya realizados. El servicio prestado por la Policía descubriendo esta asociación de ddiucueaie- b es objeto de grandes elogios. A, ccademia de la Historia, Cumpliendo el precepto SOLDADOS NEURASTÉNICOS POR TELÉGRAFO LOS LADRONES DILETTANT 1 POR TELÉGRAFO BERLÍN, 18, 11 m, 1 m édico militar Darnehl acaba de publi rf car un informe sóbrelas enfermedades nerviosas é histéricas en el Ejército alemán. -En el curioso estudio se hace constar que el número de militares neurasténicos augmenta cada día, y se atribuye la enfermedad, al exceso de estudio y de trabajo intekfetual. La n. ayoria de los reclutas ingresan e- n filas con predisposición á las enfermedades nerviosas, por lo cual aconseja Damehl que se lleve á efecto an minucioso reconocimiento médico de todos ellos, á fin de declarar inútiles para el servicio militar á cuantos no disfruten de un perfecto estado de salud. Desde 1899 se lia triplicado ei numero de individuos locóse neuróticos en los cuarteles alemanes. BE 1 LÍV, 1 8, IO M. n a Sociedad de aficionados al canto al quilo recientemente un saloncito en un resíauraníde esta capital. Los orfeonistas se reunían d ó tres veces por semana en este domicilio social, y encerrándose allí cantaban durante largas horas hasta desgañitarse. Cuantos tenían ocasión de escuchar á través de las puertas y tabiques aquellos conciertos vocales quedaban admirados de las aptitudes artísticas de los cantantes. Los parroquianos aumentaron en el establecimiento atraídos por el rumor de los conciertos. Pero ayer les estaba reservada á los concurrentes una sorpresa inesperada. Cuando mayor era la afluencia de consumidores que escuchaban con religioso silencio las cantatas del orfeón, se presentaron en el restaurant varios señores de grave conSin respeto ni consideración a i g w- sublimidades del arte, los citados caballeros se dirigieron resueltamente á la puerta del salón ocupado por los orfeonistas. Uno de los señores dio un enérgico manotazo en la puerta, exclamando con voz de trueno: ¡Abrid en nombre de la ley! La estupefacción de los que presenciaban la escena no tuvo límites. Franqueada la puerta del salón de audiciones, el misterioso señor levantó un bastón de borlas, diciendo á los sorprendidos orfeonistas: -Quedan ustedes detenidos. Y, en efecto, los miembros de la Sociedad Coral fueron á terminar sus cantos en las Oficinas de Policía. La verdad del caso es que los seuao- ar- F E OCHO A UNO I a tarde del 19 de llar TM zo del año 1904 sorprendió la Policía una partida de juego en cierta taberna de la calle de la Magdalena. Conducidos los puntos, que eran siete, al Juzgado de guardia, demostróse que al entrar ios agentes de la autoridad en la casa los detenidos entretenían sus ocios tirando á Jorge de la oreja, y ppr ello fueron procedos, en unión de Ramón de la Cal, que era el dueño del establecimiento. Algunos meses más tarde se señaló día para el juicio; pero éste hubo de suspenderse i4 rque había fallecido uno de los jugadores. Poco tiempo después volvió á señalarse la vista, y nuevamente tuvo que suspenderse porque otro de los puntos había muerto. Otro lapso de tiempo, tercer señalamiento y tercera suspensión porque habíase ausentado de España uno de los procesados. Cuarto señalamiento, y una suspensión más por análogo motivo. Total, que al comenzar en la tarde de ayer el juicio, ¡por fin celebrado! ocupaba el banquillo en la Sección cuarta el tabernero, es decir, el único que no jugaba el día de autos. Claro es que no encontrándose presentes los culpables o era cosa de que sufriera por todos el castigo Ramón de la Cal, y como, á mayor abundamiento, demostró la prueba que no tenía intervención alguna en el hecho que se perseguía, el fiscal letiró la acusación. Per verdades- -decía el procesado respira do ya con i- b rtad- -que si yo lo hubiera sabido me habría evitado cinco años f sinsabores y UIO ¿US LOS... En fin, como dijo el clásico, mas vaie tarde que nunca. 7l NAL DE UN JUICIO Ayer tarde tera minó la vista de la causa seguida por falsificación de unos títulos de la Deuda contra un agente de Bolsa y su dependiente, un ex empleado de Hacienda, un grabador y el director de una agencia de negocios. El veredicto declara inculpables al agen. te Retana y á su subordinado Smit; á Torres y á Martín, encubridores de un hurto, y á Dúo, encubridor de una falsedad, quizá porque el Jurado no encontró términos hábiles, pues no los había dentro de las conclusiones, para igualarlo á sus otros dos coinpa 6 UN P A S A N T E DE NUESTRO ENVIADO ESPECIAL Ha fallecido en esta corte la distinguida señorita doña Isabel Pérez de Guzmán, tía fiel marqués de Solanos. Han salido en automóvil para Salamanca algunos de ios cazadores invitados por el marqués de Ivanrey á la cacería que ha organizado en sa finca de San Cristóbal de los Mochuelos. Los expedicionarios, además del marques y sus hijos Fernando y Luis, son el duque de Medinaceli, el marqués de Jura- Reai, el barón de Yecla, D. Javier Berrayillo, D. Ignacio Peñalver, D. Manuei Amezuaydoa Carlos Younquer. Continúa c cr if. TO IV VI DE SOCIEDAD A B C E Ñ PARÍS cesas se hartan de correr, generalmente escriben sus ¿íe, norias... Es un procedimiento para volver a vivir en el recuerdo las aventuras de los pasados días, En la actualidad, como e! periodismo progresa, prefieren esenb- r en 03 periódicos; porque habrán ustedes observado que no hay oficio más vilipendiado que el del periodista, pero grandes j pe u- uos se perecen por ver su firma en lc. r o c e molde... La princesa Luisa ue E 2 pr 1 A MUJER SOÑADA Cuando las p n- a-