Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
fifc TOPÓ EL MUN. DO POR CORREOj CABLE. TELÉGRAFO X TELÉFONO jg Pesetas. DE TODO EL MUNDO, POR CORREO, CABLE TELÉGRAFO 08 ¡M Y TELEFONO bre anticientífico, retardatario, reaccionario en una palabra. El nuevo medio en que se mueve le habrá obligado con una fuerza incoercible á sujetar el desenvolvimiento mental dentro da unos nuevos y estrechos moldes. Los ejemplos prácticos que se pueden poner son numerosos. Uno de los dogmas democráticos es el de la idea de evolución. Spencer sistematizó esta idea, y desde entonces, aplicada al dominio social, ha entrado en la esfe. ra de la política. Spencer dio ala evolución un sentido profundamente antropocénínco. La evolución se hacía para el hombre, para beneficio y engrandecimiento del hombre. Así concebida, la evolución ha sido el sostén más firme del credo democrático. Ahora bien, ¿puede darse idea más anticientífica de la evolución? ¿No es idea ya vulgar, casi vulgar, que la evolución no es para el hombre, ni para nadie, sino que es algo que se opera, sin tener en cuenta el hombre, ciegamente, sin que se sepa hacia dónde va: No es posible examinar detenidamente en un artículo de periódico todas las bases de la doctrina democrática. Lo que se llama educacionismo por ejemplo, idea á la que se opone, por sus adversarios, la de selec ción social ¿cómo podría ser dilucidada en cuatro líneas? Lo mismo podemos decir de los estudios considerables que recientemente se han hecho sobre las clases pobres, estudios que no arrojan, por cierto, un resultado democrático. Respecto al educacionismo uno de los principales apoyos de la democracia, podríamos ver á qué resultados des consoladores é inexorables nos conducen trabajos recientes como los de Jacoby, Galippe, Noegeli, etc. Volveremos sobre ello y con más espacio otro día. Hoy, para terminar, sentaremos la afirmación, que podrá parecer paradójica, de que, ante las recientes investigaciones de la ciencia (sociología, antropología, antroposociologia) investigaciones que dan un resultado completamente antidemocrático, un observador imparcial de los fenómenos sociales y- biológicos puede tener más libertad de espíritu en un periódico conservador que en otro liberal. Porque allí podría decir, escuetamente, con arreglo á la realidad objetiva, lo que aquí tendrá que callar por respeto al dogma democrático. AZOR 1 N Menet Condes de Cerragería Manuel Llórente y Vázquez El día de Reyes, con tanta ilusión espera- Marquesa de Squilache do por los niños de familias acomodadas, -La tiple señorita Acacia Guerra. llega triste para aquellos que en tan simpá- Juan Ignacio, Valentina y María tica fiesta no pueden alcanzar el donativo del Pilar de los Magos. ¿Por qué no- igualar en ale- Manuela Diez de Bustamante gría á los niños ricos y á los niños pobres? Eduardo Jiménez Galindo I,o s bazares repletos de juguetes, los es- Niños del doctor Mateos caparates llenos de golosinas, los puestos al Señora de Cuartango aire libre ofreciendo al antojo infantil rui- María Rosa Vázquez, dosos instrumentos músicos, están al alcan- Antonio Clemente Pastor N DONATIVO P A R A LOS MINOS POBRES. 10 100 25 100 25 3 100 10 30 10 75 5 1.835 ce de los niños ricos; pero son tormento de los niños pobres, que en esos días apetecen la golosina y el juguete tanto ó más que el pedazo de pan, ni grande ni seguro, que pueden proporeionarles sus padres. Deseando A B C para que esas legitimas aspiraciones se realicen, servir de intermediario entre los niños pobres y el público caritativo, ha organizado este Festival infantil, y con objeto de que sea considerable el número de niños pobres favorecidos, suplica á sus lectores le envíen las cantidades en metálico que estimen oportunas con destino á la adquisición de juguetes. Suplicamos el envío de donativos en dinero y no de juguetes, como en otros años, para que desaparezca la desigualdad entre los lotes distribuidos, pues á unos niños les corresponderían juguetes lujosos y de mucho precio, y á otros, más baratos y más humildes. A B C encabeza esta suscripción con QUINIENTAS pesetas, y además sufragará todos los gastos que origine la organización del Festival infantil, con el objeto de destinar íntegra la citada cantidad y todas cuantas tíos envíe el público á la adquisición de juguetes. Los donativos en metálico se recibirán en nuestras oficinas, Serrano, 55. BASES i. a A cada donante se le librará un recibo de la cantidad que entregue. 2. Con los fondos que se recauden se comprarán juguetes para niños de ambos sexos. 3. a A cada donante se le enviará determinado número de billetes para que pueda repartirlos entre los niños pobres de su eleceión y sepan éstos á quién tienen que agradecer los juguetes. 4. a Frecuentemente publicaremos en A B C las listas de los donantes y el importe de sus donativos. 5. Admitiremos donativos hasta el día 31 del corriente mes de Diciembre y desde la suma de cinco pesetas. 6. a El reparto de los juguetes tendrá lugar en la casa de Prensa Española el jueves 6 de Enero de 1910. SUSCRIPCIÓN Pesetas. SUMA. TOTAI, INDEPENDENCIA A iguna vez se oirece en la Prensa el caso de un periodista que abandona un periódico de matiz conservador- -socialmente conservador- -para pasar á otro liberal. Cuando el motivo que se da para el cambio es el de que en el primer periódico no se puede hacer una obra radical, de política extrema, en tanto que se puede hacer en el segundo; cuando se alega esta causa, tepito, no podemos tener para tal periodista, que procede lógicamente y de buena fe, sino consideración y respeto. Recientemente se ha dado alguno de estos casos. El periodista que así procede está en su perfecto derecho, obra con arreglo á sus ideas políticas. Pero puede ocurrir también otro caso parecido, análogo á éste. Supongamos que el periodista que cambia de periódico reclama simplemente una independencia absoluta, una independencia intelectual para decirlo todo, es decir, para escribir desde un punto de vista no relacionado en modo alguno con las contingencias de la política. El tal periodista es un observador inapasiouado, veraz, de las cosas; estudia los fenómenos sociales como un entomologista estudia los insectos, ó como un geólogo los cambios y evolución terrestres, ó sea con una completa objetividad. En su consecuencia, tal publicista se propone dar al público los frutos escuetos de sus observaciones. En este caso cabe preguntar: ¿hallará tal periodista en un periódico liberal, -demócrata, la independencia espiritual que busca? ¿Podrá producirse en el nuevo medio con una absoluta libertad de espíritu? Contestaremos rotundamente, que no. Ante todo, si dicho penodisu es, como hemos su puesto, un crítico objetivo, científico se encontrará ante sí con un dogma, el democrático, que es preciso respetar y venerar. El dogma democrático lleva consigo una porción de secuelas, ramificaciones y consecuencias que lo hacen tan extenso y formidable como cualquier otro dogma. La actitud de refreno, de constreñimiento mental que tal periodista hallaba en el medio anterior, la eneontrará también en el nuevo periódico. Si estudia el resultado de las investigaciones científicas á la hora presente; si es un amante de los estudios filosóficos y antropológicos, verá que en la actualidad todas las conclusiones de la ciencia son antidemocráticas profundamente antidemocráticas. Con ello tendremos que este periodista que pregona la total independencia mental, que se nos aparece como un revolucionario como un espíritu libre, nos dará el espectáculo, por el contrario, de un hom- MADRID AL DÍA ir el Rey de Bélgica, buenas noticias de. ciamos ayer en esta sección, ateniéndonos á los informes telegráficos del día, y al terminar el periódico consignábamos que Leopoldo II. había muerto. Las primeras palabras hubieran parecido una cruel y despiadada ironía si no las explicásemos satisfactoriamente, exculpándonos de toda malévola intención la circunstancia de recibirse á las cinco de la mañana la infausta nueva del fallecimiento, ocurrido á las dos y media. Conste, pues, nuestra inculpabilidad, y conste también que los médicos del Rey de los belgas, que daban al augusto enfermo por muy mejorado, permitiéndole tomar alimentos y hasta naranjas frescas, se han equivocado. ¡Bueno! Esto no es una novedad, pero sí una explicación Otro muerto, si no ilustre, muy de relie ve: el Chaldy, personaje rifeño que tanto nos ha dado que hacer. Respecto de su muerte puede que no se hayan equivocado Su Majestad el Rey D. Alfonso XIII Su Majestad la Reina doña María Cristina Don Torcuato Luca de Tena, director de A B C Baronesa del Castillo de Chirel... C. de C. V. En memoria de Conchita Los niños Eduardo y Raoul Murga é Igual Isabel López Marquesa de San Carlos 250 250 500 50 100 5 10 25 100 iuis Aruej... 2