Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
B C. JUEVES 16 DE DICIEMBRE DE 1909. EDICIÓN i. a PAG. 5. aíajoza. -Considero UÜ deber de buen español, que cumplo gustosísimo, unir tai adhesión á su valiente, justa y enérgica brotesta contra los que fuera de España han tratado de mancillar su nombre. -Mariano Oliver Azaat, pintor de historia. Torrelavega. -Se enorgullecen estos dos hermanos adhiriéndose á esa protesta y patriótica manifestación, porque quieren que su madre patria vea que tiene hijos que verterán su sangre para lavar con ella ¡la mancha que le infiere la canalla malvada. Aniceto Expósito, Felipe Expósito, jjMl adrid. -Le felicito por su patriótica lar bor en defensa de nuestra España. Francisco Antio. jQarcelona. -Como español y patriota que i siente el amor á su madre Hspaña, le ¡felicito por su enérgica campaña de protesla contra las injurias inferidas á nuestra jamada patria. -Bnrique de Antonio. toiairitz. -He leído con mucho gusto en el A B C del 5 del actual la brillante jus ¿tificación de su telegrama en defensa de ÍHuestra querida patria, y apresuróme á enjviarle mi cordial felicitación, gritando con íentusiasmo; i Viva, España! -Constancio i París. I vila. -Nos adherim JS á la grandiosa protesta por usted contra el ul aje inferido a la gloriosa bandera de naesa querida España por gentes depravadas en cuyos corazones envilecidos no han odido nunca germinar las grandes ideas e la patria y del honor. -José Moreno agdalena, Ramiro Campos Tttrm. 0, Rafael Luque Ceataño, alencia. -Me adhiero cnn entusiasmo á su brillante y patriótica campaña de á fa or de nuestra querida Espa, -Julio B. tierra Payol. CZ País reproduce y comenta la relación que el martes publicó A B C acerca del mitin celebrado en Tivoli Vauxhalls de París bajo la presidencia de Soledad Villafranca En el comentario atirma, pero no demuestra, según su sistema periodístico, que la campaña que se hace en el extranjero no es contra España, y que los únicos vándalos de los sucesos de Barcelona son Maura, la Defensa Social y los clericales. De esta manera tan osada sirve la verdad Ei País á sus lectores. Entre otras injurias y calumnias lanzadas contra España en el citado mitin figuran los caHficativos de CRIMEN DE; i,o s CBÍM: E NES y ASESINATO JURÍDICO, aplicados por Luis Havel a la ejecución de Ferrer Y Ferrer, como sabe todo el mundo, fue juzgado y condenado por un Tribunal militar perfectamente legal é independiente y sin intervención alguna del Gobierno en sus actos y resolaciones. Los que han ASRSINADO á Fe- rrer, según los oradores del citado mitin y los colaboradores de él y de Les Temps Nouveaux, que tenemos á la vista, fueron los dignísimos jefes del Ejército que por mandato imperativo de las lej es intervinieron como jueces y fiscales en los sangrientos sucesos de Barcelona. ¿Lo cree así El País y hace suyas las palabras de los oradores del Tivoli Vauxhalls? Dígalo de una vez sin ambages ni rodeos, para que sepamos á qué atenernos. Eso sería lo arrogante, no el esgrim r el insulto, llamando vándalos á los que saoe de cierto que no han de ir á exigirle responsabilidades. CAMPAÑA. CONTRA ESPAÑA Los vinatero? visitaron gooei á rtot para pedirle que permita abrir las tabernas los próximos domingos hasta pasado Reyes. El gobernador prometió estudiar el apunto. Estamos en vacaciones acadéoiicas y r. o es época de estudiar. Además, bastante quehacer tiene esa alta autoridad con conjurar huelgas. Es todo lo que le queda que hacer. CONSEJO DE GUERPA UN MARQUES DESERTOR POR TELÉGRAFO PARÍS, l5, 2 T. anzanares. -Amante como el que más del buea nombre de mi patria, no ha ¡podido por mettf S de dolerme la inicua camjpaña que los secuaces de Ferrer promovie ¡lon en contra de España, empleando como armas el absurdo y ¡a mentira. Con toda mi alma felicito a usted por ei brillante resulííado obtenido, evitando que las personas ¡Sensatas seaa arrastradas por gentes sin conciencia. -Emiliano González Díaz, primer teniente de la Guarcia civil. elilla. -Cotso españoles y como militares aaiaates de nuestra patria, le felicitamos por sa patriótica campaña y uniínos nuestras firmas á la de los hombres de conciencia. -Antonio Pérez, sargento; José il liso, cabo; Peoro Ruiz y Florencio Mon teno de Cea, soldados del regimiento Infantería de Wad- Ras. rij os Palacios. -No puedo por menos que admirarle y enaltecerle por su noble, desinteresada j valiente actitud en la camfpaña emprendida para defensa de nuestra patria, vilmente calumniada, y me apresuro á dirigirle nii felicitación más entusiasta, Faustino Marabe y Murube. Vjríego de Córdoba. -Sírvase unir á su enérgica y kermosa protesta la de eslos humildes pero leales españoles que al unísono y sabhuae grito de ¡viva España! están dispuestos á derramar su sangre para defender a sa querida patria de las injurias y calumnias ¡ans ¡das contra ella y su valeroso Ejército Jerónimo Sánchez, L, de Ayora, Franotaco Mantilla, Vicente Valero Ruiz. fjt adrid. -Reciba usted mi más sincera fe licitación por su patriótica campaña. Francisco Tr -veteao y Casariego, MADRID AL DÍA i or la tarde recibió ayer á los periodistas el subsecretario de la Gobernación, y les dijo que no tenía ninguna noticia que comunicarles. ¡Qaé bien! Así da gusto. No ocurre nada. Vivimos en el mejor de los mundos, ó, cuando menos, viven en ellos gobernantes. Tampoco ellos han decidido ayer si se reúnen las Cortes. ¿Para qué, si no ocurre nada? Y si ocurriese algo, lo mejor no sería las Cortes; lo mejor sería un corte, como hacen los cantantes con los pasajes difíciles. La prueba de que nada ocurre en Madrid es que la Alcaldía se dedicó ayer á poner nacimientos en la plaza de Santa Cruz, esto es, á disponer cómo han de colocarse los puestos de las zambombas, reyes magos y demás excesos propios de la temporada. La prueba también de que no ocurre nada es que el famoso portugués de casi todos ios días sacó ayer mil y pico de pesetas en la puerta de Atocha al consabido pardillo recién llegado. Ya ven ustedes cómo al activo y aprovechado lusitano no le ocurre nada. Por los Tribunales no hubo más vista interesante que la celebrada en el Supremo. Asunto, novelesco; lugar de la acción, Canarias. Malas noticias de la salud del rey Leopoldo. Entierro del ilustre Querol. En el Instituto de San Isidro, reparto de premios y vacaciones para gozo de los jóvenes escolares. El dramático asunto de la calle de Bailen pasó ala jurisdicción militar. Un anciano gravemente herido por un coche de punto en la calle de Alberto Aguilera. Eí tiempo, sin querer sentar la cabeza. Macías, según rumores, condenado con ráenos rigor que el demaadgrdo por el fiscal, E n Mans ha comparecido ante el consejo de guerra el desertor Pedro Pourroy de l Auberiviere, marqués de Quinsonas. El procesado entró voluntariamente á servir en el 14 regimiento de Húsares, de guarnición en Alen con. Era descendiente de una de las más linajudas familias del Delfinado, y á pesar de su humilde situación de soldado raso llevaba una vida fastuosa. E- n i. de Enero de 1918, el soldado marqués obtuvo per- miso de la superioridad para permanecer tu r- a del cuartel hasta las doce de la noche, y fue á reunirse con su amante. Como Quinsonas tardase en regresar ai cuartel, sus jefes enviaron un sargento á buscarle. El sargento e- ncontró á Quinsonas y le instó para i, u 2 volviese en su compañía al cuartel. El marqués se negó á ello, y no se le ha vuelto a ve- r desde entonces hasta el ri de Noviembre último, en que se presentó en el regimiento como si nada hubiera sucedido de particular. Durante el tiempo de su deserción, el marqués ha viajado por Bélgica, Italia y África, llegando hasta el Sadáu. A pesar de tan largas excursiones no se le ha juzgado como desertor al extranjero, sino por deserción a 1 tentorio nacional en tiempo de paz. La defensa ha estado á cargo del famoso letrado maitre Aubin, que solicitó la absolución en un brillante informe. EA marqués de Quinsonas ha sido condénalo por el consejo á un mes de prisión. LOS ECONÓMICOS t y o e- n balde pasau los tiempos; ¡as ideas hacen su camino; las costumbres evolucionan siguiando el surco marcado por los pueblos que van á la cabáza del movimiento intelectual de Europa. Así, en España estamos presenciando ea estos mismos instantes un cambio trascendentalísiino en nuestras costumbres políticas; se está efectuando en realidad una verdadera revoiUción, producida por la implantación de la ley del Sufragio, que durante muchos años ha sido tan sólo ley escrita y sin efectividad positiva en la práctica. De una parte el ejemplo de Barcelona, primero, y del resto de Cataluña t oco después, y de otra el voto obligatorio, han comenzado á producir sus efectos, y no hay que ser muy lince para prever que en un. porvenir no lejano será indispensable para obtener los cargos populares la voluntad de los electores, manifestada en las urnas de un modo efectivo. El caciquismo va perdiendo eac! a día terreno, está herido de muerte, y pocj a pjco se va realizando el positivo progreso de convertir ios gobiernos fundados ea camarillas, personalismos y compadrazgos en gobiernos de opinión. Tales adelantos hemos ¡aecho en estos últimos años, que bien puede re