Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
p E TODO EL MUNj O, POR CORREO, JEABLE. TELÉGRAFO Y TELÉFONO Noticia telegráfica de haberse cometido otro crimen en Getafe, del que fue víctima una señora. Por la Casa de la Villa, revuelo de notior algo se dice que no hay elocuencia cias: la reforma del tapón del Rastro va á ser cosa de coser y cantar; la de la calle de como la de los números. r La del resultado de las elecciones muni- San Millán, ídem de lienzo; las del puente cipales del domingo proclama que Madrid de Toledo, un abrir y cerrar de ojos; el jueves, inauguración del Asilo de golfos, para ¿S monárquico. í Republicanos y socialistas, según los da- recoger los mendigos que andan por Madrid ntos facilitados ayer por el Gobierno, reunie- y para que preguntemos luego si es verdad tanta belleza. ron 32.155 votos. El tiempo se portó bien durante el día; Los monárquicos, 41.505, en esta forma: 31.633 de los liberales, 8.040 de los conser- por la noche, vuelta á las tan acreditadas lluvias, sólo apetecibles por paragüeros y vadores y 1.872 de la Defensa Social. t Prescindimos de los 1.599 asignados á los limpiabotas. El día fue bastante sangriento, como se independientes, y tampoco queremos hacer argumento del hecho de que no hayan ve. ¡Era 13! Por la noche, estreno en el Cómico de Los presentado candidatos los conservadores en cinco distritos, y la Defensa Social en ocho, perros de presa, melodrama por todo lo alto, lo cual supone algunos miles de votos más. que gustó mucho- -hay golfos, como es na, La realidad dice de modo claro y termi- tural, en el asunto- -y que asegura tos penante que los monárquicos han tenido 9.872 rros, y 110 de presa, á la Empresa para una votos más que ios republicanos y socialis- temporada. tas en bloque. i E decir que si los monárquicos hubieSOLEDAD V 1 LLAFRANCA ran ido á la lucha unidos como han ido las izquierdas, eí resultado habría sido totalCAMPAÑA inente distinto para Jos efectos de la futura constitución iel Ayuntamiento de Madrid, CONTRA ESPAÑA ¿Quién es el culpable de la desavenencia de las fuer as- monárquicas? J os periódicos de París llegados ayer á t A nuestro juicio, el Sr. Moret, que con su Madrid dan cuenta del mitin celebrado actitad en las últimas sesiones del Congre- el viernes en Tivoli Vaaxhall, y cuyo cartel áo ocasionó la ruptura entre los partidos anunciador reprodujo el domingo A B C dinásticssv Según Le journal, asistieron 10.000 perÍÍ, De esta circunstancia se han aprovecha- sonas. Abrió la sesión M. Colly, consejero do los republicanos, y al unirse para la lu- municipal, y antes de invitar á Soledad Vicha ton los socialistas han practicado la co- llafranca á ocupar la presidencia hizo el elonocida doctrina de divide y vencerás gio de Ferrer, consignando que hizo honor á toda la humanidad. Después avanzó Soledad Villafranca y ocupó la presidencia, sentándose entre monsieur Colly y Carlest Albert, secretario del íueron eleecioues con estrambote las del Comité de defensa. p domingo. Ayer tuvo efecto el estram- Cuando se levantó para hacer uso de la bote en una sección de Buenavista y en otra palabra fue saludada con una salva de del Hospicio. En aquélla todo fue bien: no aplausos. De todas partes se gritó: ¡Viva Se alteró el resultado de la elección. En la Ferrer! ¡Viva la Escuela Moderna! otra hubo pusos como mientes y mientes Sin embargo, en un rincón de la sala vacomo puños, La característica fue, como el rios grupos cantaban con el aire de los Lamdomingo, la de presentarse á votar falsos pions: ¡Asesino! electores. Antes se falsificaba los votos; ahoNecesitó M. Colly algunos minutos para ra se falsifica los electores. Vamos progre- restablecer el orden. sando. Al grito de ¡fuera los sombreros! todas las í Hubo además en la votación de esa sec- cabezas se descubrieron. ción de! Hospicio una de palos que ardió el En seguida habló Soledad Villafranca y pelo. Surgió el incidente en una carbonería dijo: frente al colegio, y, naturalmente, tratándo Ciudadanos y ciudadanas: Si no esl e de un establecimiento de esa índole, hubo cuchase más que mi dolor, yo no estaría leña bastante que repartir. Resultado, que aquí. se ahogó un candidato socialista. Ya lo de He venido por cumplir un deber. cía el subsecretario de la Gobernación el Hay en las prisiones españolas venüomingo por la noche cuando los datos dacidos que esperan la muerte. Hay otros ban el triunfo á 14 liberales y 14 izquierdisá quienes se enviará á morir á los pretas: -Han triunfado 15 liberales y 13 izquiersidios de África. Los hay también que distas ¡Hay presentimientos! no han sido juzgados todavía, pero que Se celebró el consejo de guerra para juz están condenados anticipadamente. gar al ex auditor Macías. Los sucesos de Vosotros podéis salvarlos; ya sé que Melilla y los de Barcelona se comieron este los salvaréis, como sn ocasión anterior asunto allá en el verano; los electorales le salvasteis á Ferrer, han restado interés ahora. El acusado pidió Viviendo éste, él sería el que estusu absolución para poder justificar su deviese aquí y el que apelase á vuestros nuncia. sentimientos de solidaridad internaN El asunto del día fue sangriento. Un cacional. Deseo también mostrar mi gratitud ballero de distinguida posición social mató al pueblo de París, qise hizo todo lo poá titos en plena calle de Bailen á otro cabasible por impedir el crimen y que supo llero. Drama sin palabras, pero que dará reprobarle con manifestaciones inolviorigen á muchas en este picaro mundo de la dables. Sabrosa murmuración. DE TODO EL DO, POR CORREO, CABLE TELÉGRAFO iS Y TELEFONO E 1 ha glorificado al muerto; que él nos ayude á arrancar á los supervivientes de las manos del verdugo. La multitud aplaudió estas frases. 1 Se leyó después una carta de Luis Havet, del Instituto, que calificó la ejecución de Ferrer de crimen de los crímenes y de asesinato jurídico, y empleó (según L HumaniÜ) otros calificativos que no creemos prudente reproducir, y un telegrama de simpatía de la Solidaridad Obrera de Barcelona. Hablaron después Paintevi, Griffaelhes, Laisant, Sesubat y Allemane. Griffuelhes, según L Humanitt, dijo: yne Maura haya desaparecido, importa poco. Moret no vale más. Sus buenas palabras no significan nada. Cuando comenzó á hablar el diputadlo Allemane fue interrumpido con vivas. Ocupa la tribuna después Mme. Severiné, que tiene que abandonarla anteias protestas de la concurrencia. Más tarde sube de nuevo á ella y logra hacerse oír. Entre otras cosas, dijo que es preciso arrancar de los presidios españoles á los prisioneros que están injustamente ea ellos. Después vanos anarquistas asauan ia m buna y hablan sin lajvenia de la presidencia, pronunciando discursos vehementísimos. Finalmente se aprueba una orden del día pidiendo al obierno una amnistía general, la libertad de los prisioneros y Ib. restitución de los bienes de Ferrer para continuar la obra que éste emprendió. L Humanité, al hacer esta información y la de otro mitin celebrado en Bruselas, presidido también por Soledad Villafranca, y (en el cual se vertieron también frases agre- sivas para ios poderes españoles, la encabeza con un epígrafe altamente injurioso para el Rey de España. j ay todavía quien se atreva á decir, aes- pues de esto, que la campaña inicua! que se está realizando no va contra Esp aña? 4 ¿Es posible que haya aún quien crea e ie se trata de una cuestión política? TRIUNFO DE LOS i P DE PALACIO Su Majestad el Rey despachó ayer con el presidente del Consejo y con los ministros de Estado y de Gracia y Justicia. Después fueron recibidos en audiencia por el Monarca los generales Sánchez Gómez, marqués de Sotomayor y López Puígcerver; los coroneles D. Enrique de Losada, D, Federico Jimeno y D. Luis Mayorga; el teniente coronel, retirado, de Alabarderos, Sr. Latorre; el capitán de Caballería D. Guillermo Kirkpatrick, marqués de Altamira; el de Ingenieros D. Eduardo Gallego, recién llegado de Melilla, y el oficial segundo de Administración Militar D. Fernando García Bremont. A S. M. la- Reina la cumplimentaron la duquesa de Santa Lucía, las marquesas de Atarfe y Viana, los condes de Santa Coloma, los marqueses del Vadillo y su hija soltera, y los primeros actores D. Fernando Díaz de Mendoza y doña María El Rey estuvo jugando por la tarae al polo ea la C a le Campo con el marqués de Viaua- varios oiiciales de la Escolta Real,