Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
A B C- M A R T E S 14- DE DICIEMBRE DE 1909, EDICIÓN i. PAG. otros para provocar la secreción láctea utilizando perros recién nacidos. Encomia las ventajas de la succión normal, preferible á las presiones manuales ó la aspiración por ventosas, y aconseja esta práctica, que, á decir verdad, es vulgarísima en la mayoría de las poblaciones rurales de España. Cree que no ha sido aconsejada por lqs médicos por ignorarla, y por lo que respecta á nuestra patria, no es así, pues fue práctica muy generalizada, aunque caída en desuso, acá so por naturales repugnanciasde las mismas mujeres. De todos modos, el doctor Variot nove en ello ningún peligro ni inconveniente. Más vale así. A GOTA DE LECHE En Melbourne EN AUSTRALIA funciona Seestje instituto. uti- liza leche de yacas, sometidas á la prueba de la tuberculina, enfriada á 40 grados Fahrénheit y expedida á un depósito en Wülsmere para ser pasteurizada. Como es muy difícil conservarla en buen estado durante los grandes calores, la Institución (presidida por Lady Ejibson Carmichael, y dirigida por el doctor Jeffreys Wood) presta heladoras pequeñas á las ma dres, mediante 70 céntimos ¡por semana. Dos nurses hacen las visitas á domicilio, y á los niños pequeños se les ve dos veces por día. El coste de- la leche pasteurizada, embotellada, cerrada con parafina, es de 40 céntimospor pinta (93 centilitros) vendiéndose ASILO DE LACTANCIA EN VALENCIA á 20 céntimos. Se protegió á 300 lactantes durante el período estival, que es el más mortífero, y sólo sucumbieron ocho niños. no de los edificios que más llaman Ja cuya mortalidad es crecida. Bn el gran mo 1 En la reunión anual del 18 de Agosto, el atención en la magnífica Exposición vimiento de higiene que se ha iniciado en alcalde declaró que el Ayuntamiento favo- Valenciana e el, Asilo de jactancia, que nuestro país, Valencia ocupa uu lugar muy! 1 teceríatodo lo posible esta obra tan meri- pone de relieve el gran interés que demues- señalado, como tendremos ocasión de de- tra la culta ciudad en favor de la infancia, mostrar muy en breve. toria. ir HOSPITALES MODERNOS DE NIÑOS O eparados los niños de los hospitales gene rales, la mortalidad disminuyó notablemente; pero aun en los mismos centros de la especialidad clasifícanse las dolencias y hasta se separan completamente los casos unos de otros. En los hospitales modernos para niños entra la luz á raudales, el menaje es sencillo y fácilmente desinfectable. El personal se esfuerza en rodear á Jos enfexmitos de cuidados maternales, rodeándoles de flores y juguetes. Siendo las primeras impresiones imborrables, fuerza es que á la cabecera de los pequeñuelos se halle una persona amante é inteligente. No se concibe una mujer que carezca de corazón materno, aun no habiendo tenido hijos. I, a que tiene la desgracia de no sentir ternuras ante una cuna es un verdadero caso patológico. Por esta causa tienen tanta importancia las escuelas de niñeras enfermeras, que proporcionan honrado trabajo á las jóvenes, institución que es de esperar se cree en España, para bien de los tliños y de la patria. BIBLIOGRFIA C omisión de Higiene de la Infancia- -Memoria de las colonias escolares, organizadas por el Exctno. Ayuntamiento de Barcelona en los años 1936, 1907 y 1908. Lujosamente editado, se ha publicado el resumen de los trabajos realizados por la Comisión de Higiene de la Infancia del Ayuntamiento de Barcelona á favor de loa niños de. las escuelas. Es un trabajo muy completo, ilustrado con nnmerosbs grabados, gráficos y estadísticos, en los cuales se adivina la dirección técaic a del doctor doú I iis Comenge. Los capítulos referentes á la vida de los escolares, patrón sanitario escolar, diagnóstico mental de los niños. Los niños anormales, su calma y régimen son muy notables. Las investigaciones pertinentes 3 selección, auxilios, educación y trato higiénico de los infantes preíubet cíúosos será objeto de trabajos posteriores, y su régimen salubre, motivo de futuras y benéficas gestiones. Por todo ello merece el referido profesor y los médicos á sus órdenes, así como la Comisión de Higiene de la Infancia, los más sinceros plácemes. Herrera, por Narciso Correal y y Freiré de Andrade. Este libro, instructivo en alto grado y de positivo interés, del cual hacemos mención en otro lugar de esta hoja, merece ser leído y meditado por todo el mundo, pues se revela en él una desconocida y humilde personalidad muy merecedora de admiración entusiasta, cuya historia describe el Sr. Correal con galanura y discreta concisión. I a Coruña benéfica del siglo XVIII. Teresa Ü i! SALA DE NINAS DE LA ESCUELA DE ENFERMERAS. PARÍS