Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC. LUNES i3 DE DICIEMBRE DE 1909. EDiClON t- a PAG. 8. En este Centro se comprobó que los dete- que colocó al revés la gorra- -con el forra nidos eran realmente electores y se les puso hacia afuera- -al intentar cubrirse. en libertad; pero las protestas siguieron en Los guardias y el público que había esta- las citadas secciones por la seguridad de cionados á la puerta apenas podían conté- 1 que se estaban realizando suplantaciones de ner la risa. Al fin, un lepartidor de las cannombres. didaturas republicanas se atrevió á interroEl escrutinio se estaba terminando con garle: tranquilidad en todas las secciones del dis- ¡Eh, buen amigo, paece que llevamos a! trito, cuando recibieron aviso de que en la revés la gorra! sección 22 se había promovido un gran esA lo que nuestro hombre hubo üe contescándalo. tar con viveza: Según parece, salieron dos papeletas pe- ¡Sí, eh! ¡conque ai revés! Pus así queréis gadas una á otra, y como contenían noin- vusotros que se ponga eL inundo. ¡Conque á bres distintos, se promovió gran discusión escupir á la calle! entre los interventores sobre qué candidato debía ser el favorecido. p n la sección 2. a de la Inclusa. Por fin se acordó anular las papeletas pe Preséntase un elector para eje... sit gadas y hacer constar una protesta del can- derecho. didato republicano. ¿Cómo se llama usted? -En la calle de los Abades. PALACIO- ¿Que cómo se llama usted? A lgunas dificultades para- la constitución- -Cincuenta y siete años. de las Mesas. ¿Es usted sordo? La animación fue bastante durante toda- -Antes en la de Antonio López. la mañana, reflejándose tan sólo en algunos Después de muchos apuros se averiguó colegios el retraso de las Mesas al consti- que era sordo, pero no se pudo saber exactuirse. tamente su segundo apellido Por regla general, en la mayoría de ellos habían votado á las doce de la mañana la p n la sección 8. a, situada en la calk de la mitad próximamente de los electores que Reina, se preseuló á emitir su sufragio designaba el censo respectivo. un individuo. La sección 18 estaba presidida por un saRequerido por el presidente, el elector dio cerdote. su nombre y su primer apellido. En la sección 16, establecida en la calle- ¿Y el segundo? -le preguntó uno de los del Tutor, se promovió vivísima discusión interventores. porque un interventor quiso oponerse á que El elector puso la cara más candida del emitiese su voto un capitán, fundándose en mundo, se rascó la cabeza, se atusó el bi. que la ley prohibe que ejerzan el derecho gote y, entre la estupefacción genera) ex del sufragio las ciases y soldados c el Ejército. clamó. Algunas autoridades, entre ellas el tenien- ¿El segundo apellido? No me le han te de alcalde del distrito y varios concejales dicho. y diputados provinciales, estuvieron tamLa frescura del sufragista dejó atónitos á; bién desde primera hora recorriendo los co los interventores. legios y contribuyeron á suavizar asperezas y resolver dificultades para la constitución K n una sección de la calle del De engaño de las Mesas. se presentó á vbtar un individuo. AI En la sección 12, situada en la Moncloa pronunciar el nombre que se atribuía, tuvov (Instituto Agrícola de Alfonso XII) fue un que ser detenido, porque un repóiler judicial tanto laborioso el escrutinio. que se hallaba presente, al oirlo, no pudo A las cinco de la tarde se tuvo noticia de menos de exclamar: que en la sección 21 se había producido un Si ese nombre es el de un individuo que escándalo formidable. se suicidó ayer... La citada sección está situada cerca de lí a Fuente de la Teja. La causa del escándalo y de la rotura de p n la sección i. de Palacio, los sntcrvento res conservadores recusaban la aiayo- la urna no era otra sino que el presidente dio un puñetazo sobre la parte superioi de ría de los votos por creerlos sospechosos, originándose algunas protestas. aquélla, -s Uno los referidos interventores inte El presidente de esta sección se lama rrogabade los electores, poco más ó menos, á Gregorio Abad y es el dueño del ventorro déla siguiente manera: llamado de Cantarranas ¿Cómo se llama usted? Los interventores increparon al presiden- -Fulano Felpúdez. te é intervinieron los guardias de servicio, ¿Dónde que retiraron á aquél, encargándose el ad- ¿De dónde esvive usted? ¿Qué edad tieneáusted? junto de la presidencia. ¡Hombre! -replicaba el votante- ¡Yá) Como las papeletas habían quedado den tro de la urna, se pudo realizar el escruti pregúnteme usted cuántos hijos tengo y s i duermo de costado! nio sin dificultad alguna. UNIVERSIDAD p n la sección establecida en la caile de Iaa. Pozas, 12, principal izquierda, uno de 3 a elección fue en este distrito más tran- los detenidos dijo de carrerilla y sin equi quila que lo que se esperaba. vocarse este difíeil nombre: En la sección 8. a fueron detenidos Her- -Enrique Rocatagliata. menegildo Lorenzo Martin, Eustasio Mea- -Alto allá- -gritó un interventor, -qut sit, José Barcaldín y Manuel García López. Enrique Rocatagliata soy yo. Todos ellos iban votando en diversas sec- ¿Está usted seguro? ciones con nombre supuesto, é intentaron- ¿Y usted? en ésta repetir la suerte. -Yo también; pero como soy enemigo de El presidente se opuso á que realizaran disputas, no insisto. Pongan ustedes el ñora sus propósitos, y entonces se rebelaron con- bre que quieran. tra él, insultándole y amenazándole. INCIDENTES Y DETALLES T e una de las secciones de San Carlos sale un individuo con la cabeza algo más perturbada de lo que conviene á la libre emisión del voto. Hasta tal punto llegaba la distracción. obrero marmolista, cuidadosamente irn Martínez, que llevaba llamado Manuei ¡doblada la candidatura junto á una pápele Ban Mateo, los interventores republicano y Socialista llegaron tarde, y el presidente se legó á darles posesión. Protestaron los interventores citados; sos- tuvo su derecho el presideute, apoyado por el resto de la Mesa, y con este motivo se produjo un pequeño incidente. En la sección 20, cuyo colegio electoral está instalado en la Delegación de Hadea- da, ocurrió un caso curioso. ¿os interventores acudieron al colegio electoral bastante antes del tiempo que señala la ley para la constitución de la Mesa, y ya se aproximaba la hora cuando vieron que el presidente no aparecía. El interventor republicano pidió que se constituyera la Mesa y se abriera el colegio electoral. Los restantes interventores se opusieron, prevaleciendo su negativa. Minutos después, á la puerta de la Delegación, se colocaba este cartel: Queda suspendida la votación por no haberse constituido la Mesa. En la sección 23, Tribunal de Cuentas, dos sujetos se presentaron á votar con nombre supuesto. En otras secciones, y por la misma causa, fueron detenidos cuatro individuos. -A las- doce, en casi- todos los colegios del distrito del Hospicio la desanimación era grande. Los candidatos recorrieron los colegios en las primeras horas de la mañana. HOSPITAL vurante toda la mañana la tranquilidad fue completa en todo el distrito. Todas las Mesas, incluso las de los colegios de las calles más apartadas, se constituyeron puntualmente y sin que acerca de su legalidad se hubiese formulado protesta alguna. La votación se venticó con ei mayor orden y sin registrarse otros incidentes que algunas presentaciones de individuos que pretendían votar con nombre supuesto. A las cuatro procedióse á verificar el escrutinio. INCLUSA oco después de las ocho, con algún más retraso que en las elecciones anteriores, sin duda por la crudeza del tiempo, se habían constituido, sin incidentes que merezcan mención, todas las Mesas del distrito. En algunos colegios se prod ron protestas de electores auténticos que á primera tora habían sido suplantados. En la Delegación, donde había tres déte lidos por coacciones, estuvieron los señores Catalina y Aguilera y Arjona, consiguiendo del comisario, Sr. Caro, que los pu- siera en libertad. En la Veterinaria había instalados varios colegios. Hubo mucha suplantación de votos. En la puerta del colegio de la Maternidad un elector sorprendió á un muñidor que entregaba dos pesetas á un cuadrillero que acababa de votar en falso. Le insultó duramente, y no satisfecho con ello la emprendió á bofetones, siendo conducido á la Comisaría del distrito. Hubo, además, otros dos detenidos republicanos. Los demás candidatos del distrito, el republicano Sr. Baquera y el del Centro de Hijos de Madrid, D. Críspulo Moro, apenas obtuvieron algunos centenares de votos. LATINA 4 as Mesas se constituyeron sin incidente alguno: En las cuatro secciones del grupo escolar de la calle de Bailen se originaron escándalos que hicieron precisa la intervención de los candidatos reclamando el auxilio de la autoridad, la cual detuvo á cuatro ó cinco individuos, conduciéndolos, á la Comisaría. P ta de empeño de una americana, tasada ercuatro pesetas, confundió una con otra y depositó en la urna el resguardo de la prenda pignorada. N mamnni IHüni m