Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
A B C DOMINGO 12 DE DICIEMBRE DE Oeste de la Península de Tres Forcas, llegando después de una marchamuy lenta, por la necesidad de los estudios que debían He- vars e á cabo, al poblado de Carasa. Descansó allí un momento y luego siguió avanzando hasta la desembocadura del Kert, en don- de se quedó á vivaquear. La segunda columna avanzó prontamente hasta Tiza, en donde se presentaron al general López Herrero numerosos riíeños demandando paz y perdón y pidiendo seguridad para sus bienes y sus familias. El general tranquilizóles, manifestándoes que podían estar más seguros que antes. (En las cimas de los altos montes veíase ¿randes grupos de rífenos que presenciaban con gran curiosidad el paso de la columna. Como los caminos eran dificilísimos, algunos indígenas ofreciéronse á guiar las fuerzas por mejores pasos hasta le entrada de Beni- Bugafar y Carasa. A la izquierda de dicha entrada álzase un soberbio monte cónico que los indígenas llamaron Bu- Serio. A la derecha existen dos grandísimas alturas parecidas á las lomas de Nador, llamadas Taurat y Taulix. Por unos vericuetos inverosímiles subieron á ellas los cazadores de Caballería de María Cristina. La entrada de Beni- Bugafar está llena de pequeños y rarísimos barrancos. Hay muy pocos poblados. La columna hizo un pequeño descanso, y luego, por caminos algo mejores, siempre guiada voluntariamente por los indígenas, llegó á Carasa, donde se encontró con el general Marina, que iba á presenciar la con- vergencia de las dos columnas. LA SUMISIÓN p el general Sotomayor había remon tado hasta el Kert, allí fue el general Marina para conferenciar con éi acerca de la actitud eu que se presentaban los cabileños de Beni- Bugafar. Las impresiones eran en verdad muy poco favorables. Se sabía por confidencias que estaban reunidos en junta precisamente para tratar del asunto y que las opiniones estaban muy divididas. Un vista de ello, el general Marina dispuso que las columnas pernoctaran en el campo. También él Lse dispuso á pasar allí la noche. Cuando iban á comenzarse los preparativos se supo que el caid de Beni- Bugafar acababa de presentarse al general Brualla preguntando por el gen. ral en jefe. Se le indicó que estaría en Carasa y á Carasa fue acompañado de muchos cabileños. Llegó montado en un soberbio caballo blanco, envuelto en un largó jaique blanco que flotaba al viento y calzado con grandes botas amarillas de cuero con bordados de plata. Es un hombre joven, arrogante y simpático. Se sometió incondieionalmente, sin altivez y sin adulación, serio y digno. El general Marina estuvo con él muy deferente. REGRESO A LA PLAZA n vifata de que la sumisión estaba realizada, el general Marina dispuso que Jas columnas regresaran de Hidum, quedan dose algunas fuerzas de la columna Ayala en la posición del poblado de Carasa, que desde luego comenzó á fortificarse. En medio de este poblado yérguese un elegante y grandioso morabito circundado de árboles. Hemos admirado también las históricas rumas del palacio de los duques de Medina Sidonia, pues sabido es que ea dicho sitio existió una ciudad española. 1 Las citadas ruinas, fuera de su interés histórico, no tienen importancia ninguna: se reducen á dos torreones medio derruidos y un pedazo de muralla. La columna Brualla tuvo tiempo de regresar á su campamente 4 e Rostrogordo, 19o9: ZD 1 CION i. PAG, ta, Las otras dos aa pudieron hacerlo por ser descanso emprendiereis marcha de regreso campamento Hidutn, la que, así como la ya de noche. En las marchas ocurrieron detalles inte- de ida, resultó penosa por mala calidad ca resantes y curiosos. Al llegar López Herre- mino. La única novedad que merece citarse ro al último límite de Beni- Sicar para en- se relaciona con un buque escuadra que al trar en Beni- Bugafar, los moradores de los tratar de comunicar conmigo eu la bahía poblados se presentaron agitando banderi- Carasa varó, habiendo sido preciso sacarle tas blancas. Sin duda, creían que las tropas á la playa, donde ha quedado bajo la custodia de los moros, que responden de él. iban á castigarles. ¿Las tropas 1 con excelente espíritu, y los Al ciuzar el general Marina por frente á jefes y oficiales y generales que han intercala Carasa, el almirante Ferrer, desde el Numancia, le envió un bote con un oficial y venido en la operación, demostrado gran varios marineros para ponerse á su dispo- acierto, así como el general Sototnayor, que sición. El fuerte poniente que por aquella dirigió la operación. parte de la costa bate el mar con gran furia NOTICIAS DJVERSAb tumbó el bote. Los tripulantes ganaron á nado la costa, Al salir del Consejo de ministros, diju después de grandísimo trabajo porque la re- ayer el Sr. Morel: saca era enorme. Varios jinetes del escua De Melilla hemos de tratar, también ea drón de Lanceros de la Reina acudieron el Consejo. En este asunto siempre hay nocon gran oportunidad á prestarles auxilio, ticias nuevas, y hoy hay que registrar una consiguiendo traerles á tierra y conducirlos nueva fase, sobre la que hemos de estudiar. á Hidum á la grupa de los caballos. Parece que ha salido de Uxda una expediEl bote quedó varado en la cala. ción francesa que marcha hacia el interiot El general Marina advirtió á los cabile- de Marruecos. 2 T se sabe si son franceses o ños que les exigiría responsabilidad por la solos, ó moros y franceses, ni más detalles, integridad de la embarcación. y conviene que antes de dar esta noticia la Concédese grandísima importancia á la comprueben en el ministerio de la Guerra, operación de hoy. Gracias á ella se han co- que es donde tengo yo la referencia nocido territorios antes misteriosos. Los jefes y oficiales obtuvieron interesantísimos n el ministerio de la Guerra nos fue faci croquis. litado el telegrama á- que eLSr. Moret TUR. se refirió en su conversación de la mañana NOTICIAS DE ALHUCEMAS con los periodistas. El texto de dicho telegrama es como SiB D 3, II, 4 T. sigue: Melüla, io. Comandante en jefe á minisn moro confidente que ha llegado del campo ha dicho que en los mercados tro de la Guerra: Confidencias facilitadas me aseguran que celebrados el jueves y viernes últimos trataron los cabileños de la actitud que han de día 3 penetraron alcazaba del Ayun Sidi Melluk fuerzas francesas procedentes de observar con esta plaza. Añadió que en breve marcharán á Tajar Uxda, compuestas de indígenas, argelinos Sit varios jefes déla cabila de Beni- Urria- jy beni- iznaisea, spahis y goumiers, continuando al siguiente siete kilómetros más. guel para conferenciar con el Bachir. Con esos jefes irá Moham Mizzian y el En cabilas hay expectación por conocer verShindi, muy conocido en íesta plaza por ha- dadero fin movimiento, que yo también ig- -ber venido varias veces á conferenciar con noro, y sin responder veracidad ni negarles crédito estas noticias, comunico V. E. para el comandante militar. su conocimiento. -Marina. las dos de la madrugada de ayer fondeó el vapor Sevilla, descargando sin noPOR TELEFONO Y TELÉGRAFO vedad las mercancías consignadas á esta plaza. A las diez de la mañana salió para el Peñón, E U A Se ignora qué objeto tendrían, pues desde hace tiempo no se han observado señales de esa naturaleza. TELEGRAMA OFICIAL MELJLIA, I I 9 N. En el cabo Quilates se vieron anoche muchas hogueras. Y ESPAÑA ALEMANIA Marruecos y Ferrer en eí Parlamento SEIÍLIN, 1 I, 7 T. E omo anuncié anoche, esta mañana salieron Hidum dos columnas órdenes general Sotomayor, componiéndose la primera, que mandaba el general Ayala, de tres batallones, un escuadrón, una batería, elementos auxiliares Ingenieros, Sanidad y Administración. Esta columna tenía por objeto reconocer la bahía Carasa y seguir después por Sidi- Massan á Tasamen, de la cabila Beni- Bugafar, á unos doce kilómetros de Hidum; la columna, que sólo se diferenciaba de la anterior ea UQ sólo llevaba dos batallones, mandábala general López Herreros, y tenía que dirigirse á Tasamen, pasando por Tiza; otra columna igual que la última citada salió de la plaza órdenes general Brualla, hallándose en Tiza como reserva para aeadir pronto donde fuera necesaria su presencia. C Río de la Plata se hallaban desde muy temprano fondeados en la bahía de Carasa. Yo seguí á distancia movimiento columnas, uniéndose ellas á las dos de la tarde, en que 1 ambas llegaron Tásame Después ligero E 1 Numancia, el Extremadura, el Lobo y el ornenzó la sesión de hoy en el Reichstag con la discusión del presupuesto, pasando después á otros asuntos de carácter internacional. El diputado Liebernian culpa al ministra de Negocios Extranjeros de no haber fipo yado con la suficiente energía las reclamaciones que hicieron al Gobierno marroquí los hermanos Mannesmam. Contestó el ministro que ese asunto no acarrea ningún conflicto franco- alemán, sino una cuestión inlernaciqnal que cae á llenó bajo la acción de un tribunal arbitral, pues según los principios de Derecho resulte) incompatible con el Acta de Algecirasel mo, nopolio alemán para la explotación de las minas de Marruecos. A continuación habló el diputado de Centro Herr Groaber, ocupándose de varios asuntos y tratando al fin del proceso Ferrer. El orador dijo que en todo lo üei procesé y ejecución del fundador de la Escuela MCN derna de Barcelona hubo mttcüa exageraj cióa. i imurm m Trumiímnr W 1 H iminftlMHEIIIi