Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC. DOMINGO a DE DICIEMBRE DE 1909. EDICIÓN 1. PAG. 5. Comentarlos políticos, los de la reunión liberal de anteayer, con un discurso de García Prieto que ha hecho cosquillas entre la concurrencia. Hay entre ella quienes dicen que está poco prieto ese Sr. García. Los Tribunales absolvieron al individuo á quien se acusaba de haber descrismado á varios compañeros suyos de juerga. Quedó en libertad el semaforista de la estación del Mediodía detenido á consecuencia del último (por ahora) choque de trenes, y volvió á ingresar en el gran hotel del barrio de Pozas el joven empleado del Banco Hispano- Americano que se fugó con dinero y mujer del prójimo. Por la noche, despedida de la Storchio en el Real. Aplausos, entusiasmo, delirio, palomas y vivas para la gentil cantante. Los vivas, muy oportunos, porque ¡cuidado que no ha hecho más que morirse todas las noches que ha cantado! Muerta en Manon y muerta en Iraviata; pero vk a la Storchio! EN FAVO A O ti, fcSPAÑA quet y Laisant en nombre del Comité de Defénse des Victimes de la Repression Espagnole. Desgraciadamente, la represión es pañola no ha tocado á su término, como algunos suponen, con EL ASESINATO DE FERRER y con el ca bio de Ministerio que ha sobrevenido os faltó poco ayer para figurarnos que en consecuencia. estábamos en Londres. Estar nada más. Las manifestaciones de la Europa tuvimos horizonte gris, niebla, lluvia me consciente h a n obligado á Alfonnuda, luz artificial á las tres de la tarde, pan so XIII á presentar un rostro sonriente talones arremangados. á la opinión europea, eliminando al La realidad se impuso, sin embargo, ha Sr. Maura del cuadro político por corciéndonos ver que estábamos en Madrid y to tiempo y reemplazándole por un en vísperas de elecciones. La lluvia la envió Gabinete llamado liberal. el cielo para aplacar ardores electorales. Pero, conforme á lo que ya hemos El Ayuntamiento, por ejemplo, celebró se tenido ocasión de repetir, el Sr. Moret sión, y algunos regidores republicanos de no vale más ni menos que el Sr. Maufendieron la ley del embudo, censurando ra, Todo se reduce á una falsa metaque algunos alguaciles hagan menesteres morfosis. Si tuviésemos que escoger electorales eaa favor de los monárquicos, entre dos bandidos, preferiríamos tal pero que no se les moleste, sino que se les vez el bandolero cínico que asume gadé caramelos de rosa cuando los hacen para sllardamente ante la faz del mundo la los republicanos, Otro concejal propuso que responsabilidad de sus crímenes al la se pida al Gobierno que los caseros no nos drón hipócrita que emplea artimañas suban los alquileres mientras se construye y pretende engañar á las gentes resl a Gran Vía. A quien hay que pedírselo es á pecto á la naturaleza de sus actos y de los caseros. De todos modos, Dios se lo pa sus ¡atenciones. gue y el santo del día al edil de marras, que, seguramente, no es propietario. En cambio OtroS párrafos que siguen no pueden rees probable que lo sean los que impugnaron producirse porque ahí son denunaables. Lo a proposición, que por aquí circula libremente en contra Fuera de esto, se habló en la sesión de de España, de su Rey y de su Ejército deelecciones que es á lo que estamos, tuerta, ben, por lo visto, ignorarlo los españoles, el Rey más que de las necesidades morales y ma- y el Ejército de España. teriales del vecindario, que es, por lo visto, Pero con lo copiado basta. Después de lo que á nadie; interesa Q) leerlo, ¿habrá todavía quien siga coavirtiea- fjTde un partido y dirigirlo. De madrugada, g n una tertulia de trasnochadores, se resolvían entre frases agudas las más, arduas ¡empresas de la política, Lo que era hecho alguna vez con Jarreglo á una ley podía ser deshecho en un periquete, porque sí -esta era la fórmula, -para complacer á un amigo. Se perdían las recaudaciones públicas en el complicado mecanismo de una administración negligente y venal. Vivían los empleados y funcionarios públicos máá ineptos por el amparo y la protección de sus valedores prepotentes... ¿Para qué seguir esbozando el cuadro, el triste cuadro de nuestra política hace sólo unos pocos años? Todo esto ha ido poco á poco cambiando, desapareciendo. ¿A. qué partido político, á qué hombres sé debe el cambio, la iniciación del ni oramiento? No entremos ahora en esta cuestión. El hecho innegable es que el cambio ha comenzado á operarse en nuestra patria. Falta aún bastante por hacer; queda un coeficiente, un residuo considerable del j. modo antiguo por aniquilar y destruir. El cambio, claro está, no se hace sino á costa de grandes protestas y de tenaces esfueizos. La lucha que actualmente existe en España no es otra. No se trata de ideas liberales ó de ideas conservadoras. Lo que en el fondo se- ventila es la implantación eu la política de otro modo de ser, de distinto y más equitativo modo de sentir y de pensar. De lejos, un observador puede pensar otra teosa. Pero dentro de la entraña política, con un conocimiento exacto de hombres y cosas de nuestra patria, no se podrá menos de reconocer que aquí, para los españoles, no ex ste actualmente otro problema. Las ideas son ahora lo de me- nos. Las ideas más amplias, más progresivas, más libérrimas, estando asentadas en el régimen de costumbres de hace yeinte años- -que son para muchos todavía su propia vida- -no nos hacían adelantar un paso. Las ideas más conservadoras, más estáticas, más tradicionalistas, asentadas sobre un régimen de costumbres políticas íntegro, escrupuloso, Jimpio, pueden ofrecer en cambio un inmenso é indudable progreso. Cuando este estado de completa purificación se logre, euando se llegue á constituir una base sólida, segura, estable, en la vida nacional, es cuando se podra comenzar á hablar de- ideas AZOR 1 N ruin política de campanario? Suyo afectísimo amigo que le estrecha la mano, Gabriel R. España. do esta grave cuestión de honor nacional x ñ o r si no fuese bastante lo que antecede reproducimos á continuación una convocatoria aparecida el jueves en algunos diarios de París. GRAN MEETINq en el Tivoti Vauxhall EL VIERNES 10 DE DICIEMBRE A LAS 8 H. 3o DE LA N 0 CH 3 BAJO LA PRESIDENCIA DE SOLEDAD YILLAFRAHCI ASISTIDA DE LOS CIUDADANOS COLLY y CARLOS ALBERT NUESTRA CAMPAÑA p l director del periódico Le Monde Espa gno de París, nos dirige la. siguiente carta: París 8 Diciembre de 1909. Excnio. Sr. D. Torcuato Luca de Tena. Director de A B ffi. -Madrid. Mi ilustre y querido amigo: Acoja con benevolencia esta nueva carta y préstele albergue en su importante diario. Yo no he podido todavía convencer á mi jefe político, Sr. Moret, de que la infame campaña antiespañola no va encaminada contra este ó aquel partido ni contra este ó aquel hom bre público. Los tiros van más altos, y la puntería bien la fijan cuando disparan. Todo es cuestión de querer enterarse. A cuantos ahí quieren empequeñecer la labor patriótica de usted y sus iniciativas generosas, atribuyéndolas á intereses de partido ó bandería, contésteles de una vez para siempre reproduciendo EN I, ETRAS MUY GORDAS lo que acaban de publicar Na- ORADORES INSCRIPTOSJEAN A L L E M A N E Diputado del Sena. P P A I N L E V É MARCELO S E M B A t Miembro del Instituto. Diputado del Sena. C. A. LA 1 SANT Profesor de la Escuela Politécnica VÍCTOR CR 1 FFUELHES JOAQUÍN HADAMARD Profesor del Colegio de Francia. Entrada O fr. 3 0 para cubrir los gastes Ciudadanos: Bajo el liberal Moret la represión prosigue en España tan odiosa, tan cruel como bajo el reaccionario Maura. DOCE CONDENADOS A MUERTE, DE EIAOS TRES MUJERES: Natividad Rufo, Eugenia Ruiz, Concha Ortiz, esperan con angustia que se decida su suerte. CENTENARES D E PRESOS CONDENADOS Á PRESIDIO PERPETUO ó á muchos años de pri- MADRID AL DÍA N sión pueblan todavía las cárceles catalana? ¡Basta ya, esto es demasiado! ES PRECISO QUE I (A REPRESIÓN ESPAfOI, A CESE. Es preciso que los consejos de guerra cesen de funcionar. Es preciso que los condenados y los p r i sioneros políticos de España sean puestos en libertad. Hombres de corazón y de pensamiento, Trabajadores, Estaréis con nosotros para protestar contra la obra abominable que persiguen al otro lado de los Pirineos la reacción y la, mentira. ¡Viva la solidaridad de los pueblos! Viva España libre! K s t e es el cartel del mitin que se ha cele brado anteayer en París. ¿Qué dicen ahora los liberales? ¿Qué opinan los que por haberse inspirado en su odio contra el Gobierno del señor Maura quisieron hacer creer á la opinión pública que la campaña a o iba contra Es paña? ¿Se convencen ahora de la injusticia con que procedieron? ¿Comprenden y a la obligación en que todos los españoles nos hallamos de defendernos contra los que dentro y fuera de España nos quieren ahogar en esta ola de fango? Vean ahora si la divisoria se impone: de un lado los que aman á su patria, al orden y el progreso, sin distinción de clases, ideas ni partidos; de otro los que con tal de conseguir sus propósitos revolucionarios no vacilan en falseaíic la verdad y en justifica