Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
A B C. MIÉRCOLES 8 D E DICIEMBRE D E 1909. EDICIÓN 1. PAG, 6, linck y otros, y por periódicos de la notoriedad y la circulaeión de Le Matin y L Humantie, de París; Berliner laglebat, de Berlín; O Mundo y O Secuto, de Lisboa; Le GiomaU d Italia y La Iribuna, de Roma; Le Giornale, Se Sicilia, etc. etc. que hemos asesinado á Ferrer por enseñar en sus escuelas ideas humanitarias y progresivas y que somos un pueblo medioeval y semibárbaro. Restablecer la verdad, para que seamos Juzgados como merecemos, es realizar una campaña antiespañola, suscitar odios, despertar agravios y amenazar al país liberal. ¡Pobre país si así fuesen todos Jos liberales! intelectual de Aaalole France, üe Maeter- E ta ya! Hasta ahí podíamos llegar... ¡Pero es que cree la gente que... SEGUNDO SEÑOR. -No podemos següh. así. No tenemos ni un minuto de reposo... PRIMER SEÑOR. -No puede darse nadv más absurdo que este afán, esta ansiedad por P R I M E R SEÑOR. (Qon gesto de leve contraconocer y escudriñar los planes... las ideas... riedad. ¡Oh, no hablemos de esto! Los pri- los secretos de un gobierno... que no puemeros- y más formidables obstáculos se han de estar á merced del primero que llegue... vencido ya. Lo que nos sucede á nosotros SEGUNDO SEÑOR. ¡Es una pesadez ines á manera de lo que le sucede al náufrago aguantable! que lucha con las olas... Con las olas, con el P R I M E R SEÑOR. (Levantándose bruscamen mar embravecido sostiene una lucha terri- te. Yo me marcho á dormir. ble... pero al fin arriba á la playa, y eu ella, SEGUNDO SEÑOR. -Y yo tarnbiec. libre ya del peligro, casi llega á sonreír de (Salen y el ujier entra después, anegla los sus pasadas angustias... Nosotros, amigo muebles y apaga tas luces. El teléfono tepiqueíe mío, estamos ya en la playa... ruidosamente. SEGUNDO SSÑOR. -Admirable, admiraAZ 0 R 1 N ble... ¿Entonces? PRIMEE SEÑOA. -NO miremos tan de cerca la realidad; dejemos que la realidad misma se n los periódicos que han publicado el te- fundó desenvuelva. Richad Cobden. cuando El Rey recibió ayer en audiencia, entra, la famosa liga... lefonema de D. Emiliano Iglesias, del personas, (Vuelve á entrar él ujier con más telegramas, otras de Narros, al duque de Bivonaj matv que ayer nos ocupamos, aparece la frase: que ofrece al caballero de la cuidada barba? qués condes del Real v Montijo. ¿Lucido queda el órgano de Maura como Sr. Ruiz PRIMER SEÑOR. Unpoco irritado. -Es una y TambiénJiménez. término del despacho. cumplimentaron á S. M. el uiíj, En el que nosotros recibimos no se con- verdadera impertinencia. verdaderamente nistro de España en Río Janeiro, Sr. Multe SEGUNDO SEÑOR. -Es conde del Villar de Felices, y los se 1 signaba esa frase. intolerable... Voy á dar orden de que no en- do; el Arrillaga, Valle y Lersundí y Vega y ñores Y hemos de suplicar á los colegas que le jamás... insertaron reproduzcan, en justa correspon- tren ya más telegramas se puede v ivir así. Valdivia. PRIMER SEÑOR. -NO La Reina doña Cristina dencia, la réplica que le opusimos. No hay derecho para esta continua moles- diencia álady de Bunsen, la recibió en aüj embajadora dé tia... Inglaterra. 7 un haz, como un ramillete de espléndidos y variados colores... SEGUNDO SEÑOR. -Admirable, admirable... Y ¿cree usted en la duración? PRIMER SEÑOR. ¿De la luz? SEGUNDO SEÑOR. -De... la situación. SOBRE UN TELEFONEMA Salón estilo ingles, ancho, blanco, sin colgaduras. El pavimento, -de madera brillante. Dos señores charlan sosegadamente. El primero, de dadprovecta, con la barba blanca y cuidadosamente recortada en abanico. Lleva mitones nebros en las manos, liene las cejas agudamente arqueadas. Elsegundo interlocutor, más joven, ta barba negra; coi a mano izquierda se soba continuamente la barba con un movimiento mecánico. A ¡mismo tiempo hace lelucir estudiada viente un brillante deldedo meñique. Es de noche. PRIMER SEÑOR, -En confianza, ¿qué le parece á usted: marchamos bien? ¿No es verdaderamente satisfactoria nuestra situación? SEGUNDO SEÑOR. ¡Admirable! ¡Soberbia! Marchamos todo lo bien que se puede marchar... Yo estoy verdaderamente encantado... Puede decirse que hemos salvado ya la curva del camino... jLa curva del camino! ¡Ah, la curva! Todo se desliza como en un sueño. Tengo uua gran confianza en el pueblo español, el noble y generoso pueblo... SEGUNDO SEÑOR. -Ante este espectáculp que nos ofrece el pueblo español, yo creo en la superioridad de los latinos sobre los sajones. Ya sabe usted que yo antiguamente... PRIMER SEÑOR. -SÍ, ya sé; conozco su be- PRIMER SEÑOR. (Sonriendo afablemente. lla traducción del libro de Camilo Desmoulins... perceptible. Si, de Desmoulins... Decididamente, los sajones son inferiores á nosotros... PRIMER SEÑOR, -jOh, no se pueden hacer afirmaciones tan rotundas! Sir Roberto Peel decía... (Entra un ujier galoneado con una bandeja llena de telegramas, que ofrece al caballero de la barba ¡anca. Este señor los coge y los deja sosegadamente sobre la mesa. 1 SEGUNDO SEÑOR. (Con aire displicente. SEGUNDO SEÑOR. (Haciendo un gesto im- t Es un aburrimiento esto de los telegramas... Ho para nunca de llegar telegramas... PRIMER SEÑOR. -ES verdaderamente un fastidio... Decía que las cuestiones no pueea ser afirmadas ni negadas rotundamenLas grandes cuestiones son como la az solar; parece simple, sencilla; pero lueo, á travési del prisma, se descompone, y lo 11 sernos arece como la barba! -Yo no sé qué costumbres había En el oratorio del palacio de S. A. el in en esta casa... Es necesario que acabemos fante D. Carlos se celebró ayer mañana la con este régimen de rigidez y de despo- misa de purificación dé S. A. la infanta doña tismo... María Luisa. PRIMER SEÑOR. -España necesitaba ya En la misa ofició el señor obispo ds Sióuu de libertad... una bocanada de aire puro... Asistieron, además de los. Infantes, Sus Mal de oxígeno... algo que nos ensanche los pulel Rey y la Reina doña María mones... Debemos volver nuestra vista ha- jestades infantas doña María- Teresa y Crisdoñaj, cia Europa. Viajando yo en una ocasión por tina, las duquesa de la Conquista, condesa Isabel, la las hermosas riberas del Rhia, mientras- de Mirasol y marquesa viuda d é Nájera, y contemplaba aquellos castillos, que traían á jefes y oficiales de la Casa de Sus Altezas; mi imaginación leyendas y... (Suena furiosaSu Alteza el infante D. Fernando no pudo mente el timbre del ieUjono. El caballa o joven se asistir por hallarse á dicha hora en el cara acerca al aparato y habla un momento. Después pamento. vuelve) La infanta doña Luisa tuvo en brazos dtt- SEGUNDO SEÑOR. -ES el gobernador de rante la misa á su augusta hija V Barcelona, que desea conferenciar con T e r m i n a d a l a misa, los Infantes xecibie- usted... ron muchas enhorabuenas, siendo numero- PRIMER SEÑOR. (Con gesto de laxitud, lle- sas las personas que- después desfilaron uor vándose al pecho la. mano extendida. ¡Por su palacio para firmar en el álbum, Dios! Esta es la gota que hace rebosar el 9 J- y vaso Yo no puedo en estos momentos... El Rey dio ayer un largo paseo en autcH SEGUNDO SEÑOR. (Atajándole) Se me ol- móvil con el conde del Grove, y después re? vidaba decir á usted qh. te esta tarde me han cibió la visita del duque de Montpeusier, pedido ocho gobernadores el conferenciar con quien conversó largo rato. por telégrafo con usted. PRIMER SEÑOR. ¡Ocho gobernadores y á líoy, á la una, comenzará á servirse á estás horas! ¡Pero qué idea tienen de la vida los pobres, en el Asilo de las Lavanderas y de las funciones de gobierno esos gober- las raciones de comida que costea anual nadores! Son las once de la noche... Yo. es- mente S. M. la Reina doña María Cristina toy fatigadísimo... ¡No puede ser! Yo no- 5, puedo estar á la disposición de cualquier La capilla pública que se celebrará hoy gobernador que quiera conferenciar concomenzará á las diez y media. migo... SEGUNDO SEÑOR. -Encuentro todo esto deplorable... ¡Qué costumbres! ¡Qué casa. Nos hemos encontrado con un régimen verLa condesa sus hijas haa daderamente intolerable... Voy á llamar al regresado de de Almodóvar yseguirá unos Málaga, donde oficial mayor, dias más su hijo, el bizarro oficial de Arti? (Llama al ujierpaia que haga venir al oficial Hería D. Pedro Diez de Rivera, que ya se en- T mayor. El ujier vuelve ai poco rato y dice que el cuentra muy repuesto de su enfermedad. oficial mayor está en el tealio. El pasado día 4 se verificó la ceremonia PRIMER SEÑOR. ¿En el teatro? Llame usted á... á quien le suceda en la casa... á al- de la toma de dichos de la encantadora señorita doña Alicia González Longona, hija guien que nos dé cuenta de... de D. Javier, con D. José González de la (El segundo señor llama al ujier y h da orden Peña. de que venga alguien. El ujier vuelve y dice que La boda se celebrará en breve. no hay nadie en la casa, i PRIMER S tóOR. ¿Qué levamos á hacer, Ha fallecido en Madrid el marqués de amigo mío? girando la vida desde distintos Castellones y de Monroj, á cuya distinguipuntos de vista; observando la realidad en da familia enviamos nueblro pésame. sus aspectos... (Aparece el ujier y la vmla de los fie Han regresado de Patís la señora de Fer nodistas. j nández de Henestrosa y ios marqueses da 1 Sa PRIMER SEÑÍ Í. ¿Ti nto Domingo, SEGUNDO SEÑOR. (Mesándose nerviosamente