Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
a c. JvüERCGLES 15 DE DTC 1 EMBRE DE 1909. EDICIÓN 1. PAG 4. ista de los que se adhieren á su patriótica protesta. -Martín Albertos, empleado del Banco de España; Manuel Martínez, obrero áe la casa Cros. Fega. de Ribadeo. -Doy á usted la más cordial enhorabuena por su patriótica campaña contra la infame Prensa extranjera. ¡Viva España! -Ángel Antuna. 1 os Caños (Huelva) -Aun cuando insigni ficante, una usted mi voto al de los que sienten un profundo amor por su patria. -Manuel del Valle, primer teniente de Carabineros. Afladrid. -Me siento orgulloso de ser es pañol, y para pisotear las viles injurias extranjeras á mi adorada patria, repito con todas mis fuerzas: ¡Viva España! -José Jaquetal. TJarcelona. -Como catalán que soy, me adhiero á su protesta contra los enemigos de España. Mientras viva, gritaré siempre: ¡Viva España! ¡Viva el Ejército! -Ricardo Gallisrá. D oquetas (Almería) -Una mi felicitación humilde á las muchas recibidas por su hermosa prueba de españolismo. -Francisco López Ferrón. J. García Viscasillas, Miguel Gambre Sanz, Jesús Marañón Ruiz Zorrilla, Manuel S. Guerrero, Joaquín García, Luis Rosillo y Pon, Emilio Sánchez Abril, Plácido Arenas y Méndez, José Luis Marroquín Esteban, Miguel Rosendo, Pedro Taracena, Enrique Herrández Daz. i, Rafael Bernaldo de Quirós, Francisco L. Chamorro y Blázquez, Antonio Cubillo y de León, Esteban Ferrer y Galdiano, Alberto R. Peiáez, Joaquín Abella y Vera, M. Miguel Cuervo. Luis de Pineda y Pineda, Francisco Q e 1 de Medrano, Juan de Madariaga, Ricaruo González Alonso, César Bolaño, Luis Tuñón Ortiz, Mariano Polo, Diego M. del Perol, Javier de Gredo Ramírez, Manuel Martínez del Perol, Francisco Arias, José Medina, Julio Tienda Oraz, Luis Fernández Hontona, Automo Huete Gómez, Miguel Ciudad Villalón, José Fuentes, estudiantes de Derecho. exportadas por su consocio, resuelve por unanimidad su expulsión que esto llegue á conocimiento de V. E. para que así pueda analizar el valor moral del firmante de! a referida carta. A B C tiene que oponer un justo y enérgico reparo á la comunicación de la Sociedad Dentaria Portuguesa. Ha cometido un verdadero atropello con el Sr. Ortiz y comete una ligereza indisculpable al consignar que nuestro compatriota ha hecho afirmaciones falsas é injuriosas. VICTIMA DE SU PATRIOTISMO j uestro compatriota D. Francisco Ortiz, establecido en Lisboa, aos manifiesta ea una sentida carta dirigida á nuestro director, Sr. Luca de Tena, lo siguiente: Como verá usted por el recorte que le arcelona. -Sírvase agiegar mi modesta enhorabuena á las muchas que diaria- remito, y que han publicado varios periódimente recibe de quienes aplaudimos sin re- cos, he. sido expulsado de la Sociedad Denserva el acto por usted realizado al defender taria Portuguesa, sociedad fundada por mí, lajusticia y el honor de España. -Leopoldo y de la que era tesorero, y de la Odontológica Portuguesa, hija de aquélla, con la doRodríguez del Piñal. ble infamia de haberse confabulado anticipadamente un r uareña. -Saludamos al gran patriota y miante para y mandarme á la aviso aprefaltase reunión ex nos adherimos á su enérgica protesta traordinaria que no se iba á tratar de la exdonde contra los que han tratado de desprestigiar- pulsión de un socio, sin deciríne cuál. nos en el extranjero. ¡Viva España! ¡Viva Excusado es decir que me informé preel Ejército! -Lucas Bañero Lozano. -Vicente Gutiérrez, labradores. -José María viamenfe, y al saber que se trataba de mí me apresuré á mandar mi dimisión, pidienPérez, zapatero. mo me indicasen á quién había de entregar los fondos de 185.000 reis que aun tengo en mi poder por no habérmelos reclamado. La intención al quererme coger despreA yer por la tarde nos houró con su visita venido es fácil de adivinar. una comisión de estudiantes de la FaHasta aquí la carta del Sr. Ortiz, cuya cultad de Derecho de Madrid, que nos hizo enotme falta consiste en haber defendido á entrega de un mensaje que tiene para nos- su patria contra las injurias afrentosas de otros el doble valor jde la espontaneidad y una parte de la Prensa portuguesa, que, siu el, de la procedencia, porque son sus fir- estar enterada de lo ocurrido en Barcelona mantes jóvenes escolares, hombres del ma- y del proceso Ferrer, nos calificó de asesiñana, de cuyos actos ha de depender el por- nos y de sanguinarios. venir de España. El Sr. Orüz puede haber suiriao perjuicios Gracias, pues, á nuestros comunicantes en sus intereses; pero seguramente cuenta por el honor que nos hacen, y tengan por desde hoy con el agradecimiento de todos seguro que sus nobles palabras son un po- los buenos españoles, y puede decir muy deroso estímulo para perseverar en la de- alto en Portugal que á pesar de la injuriosa fensa de cuanto signifique honra y gloria campaña hecha en la nación vecina contra de nuestra nación. nosotros, ésta es ¡a hora en que ni un solo portugués de los que en España residen ha He aquí el mensaje: Madrid. -De todo corazón nos adherimos sido molestado por nosotros. á la noble campaña de A B C y felicitamos Este contraste demuestra la diterencia con efusión á ese periódico, gloria de la que existe entre los españoles y determinaPrensa española, que con sus últimos ar- dos elementos de la nación vecina. tículos ha sabido disipar las nieblas que algunos acumularon sobre un célebre y triste 1 emos recibido también la siguiente cojjj proceso, derramando sobre él luz meridiana municación: al objeto de que resplandeciese la verdad, Habieudo publicado el importante pevindicando de este modo el nombre de Es- riódico de que V. E. es digno director una paña ante el mundo entero. carta firmada por nuestro consocio FrancisNuestro entusiasta aplauso al Sr. Luca de co Orbz, en la que este señor, olvidando lo Tena, á quien damos la enhorabuena por su mucho que debe á la generosa hospitalidad patriótica labor, lamentando que le haya de los portugueses, hace afirmaciones falmerecido el ser denunciado á los Tribuna- sas é injuriosas para su carácter, procuranles, que no dudamos fallarán á favor del no- do al mismo tiempo malquistarnos con ble y valiente periodista. -Francisco Rubio nuestros vecinos y amigos; y Fernández, Luis Aguirre y Ortiz, Pablo Habiendo toda la Prensa portuguesa, E. Moro y Romeo, Manuel Ciudad y Villa- justamente indignada, repudiado tan viles lón, Carlos Madariaga, Diego jiménez, Juan calumnias, rindiendo al mismo tiempo hoFerrer, Félix Gómez, Rafael Aparicio Soto, menaje al valeroso pais cuyos hijos en todo Manuel Díaz Merry, Ramón Salvador Mou- tiempo han dado siempre pruebas de valor forte, Fernando de Torres y Ossorio. y corazóa. La Sociedad Dentaria portuguesa, cuyo Leopoldo González Echenique, Fernando Pérez Mazón, Juan Fernández y Montoya, brío y patriotismo repelen las falsedades ¡No! Periódicos como O Secuto, A Luda, O Pais, O Xuao, cuyos ejemplares tenemos á la vista, han injuriado gravemente á España. Al protestar contra tales injurias, el señor Ortií ha dado pruebas de plausible civismo y de elevado pundonor. Repudiarle por eso la Sociedad Dentaria, es sencillamente un atropello. Eso mismo hubiera hecho en Madrid cualquier ciudadano portugués digno, si, como consecuencia de la terrible tragedia del 1.o de Febrero de 1908 en Lisboa, hubieran cometido algunos periódicos españoles la injusticia de decir que Portugal es un país de asesinos. INFORMACIÓN INTERESANTE B MORET, WEYLBR, SOLEDAD Vi LLAFRANCA p e r s o n a q u e nos merece entero crédito nos asegura q u e el diario de P a r í s Lejournal h a publicado en su n ú m e r o del lunes un extenso artículo en el cual Soledad Villafrdnca, la amiga de F r a n c i s c o Ferrer, refiere unas entrevistas q u e h a celebrado r e cientemente en Madrid con el presidente del Consejo Se ministros, y en Barcelona con el general Weyler. UNA ADHESIÓN Ei texto va á continuación. No hacemos ningún comentario. Preferimos esperar á que el Sr. Moret y el general Weyler rectifiquen ó ratifiquen lo que diga Le Journal que hoy debe llegar á Madrid. -Desde luego el Sr. Moret- -habla la amiga de Ferrer, -presidente del Consejo de ministros, y el general Weyler, capitán general de Cataluña, han reconocido que mis protestas eran muy legítimas. ¿Ha visto usted al Sr. Moret? -Sí, el lunes último. Y debo confesar que me dispensó una acogida en extremo benévola. ¡Oh! continuó Soledad Villafranca animándose un poco, yo no me he acercado suplicante, ni como quien pide un favor; ye no he hecho creer que renegaba de las ideas de Ferrer, al contrario. Señor presidente del consejo- -le dije, -Francisco Ferrer era ua revolucionario, y yo estoy convencida de que si hubiera juzgado serio el movimiento de Barcelona de Julio, hubiera tomado parte en él. Pero también estoy segura de que no tomó parte en modo alguno. Esto os lo certifico de la manera más formal. ¿Tal vez lo sabéis? El Sr. Moret no me respondió, pero su actitud me animó y me dio más confianza; hablé al presidente del Consejo de la sentencia de los jueces del consejo de guerra y me esforcé en demostrarle su ilegalidad. ¿Y qué os respondió? -Ü ue comprendía mis agravios y que él pediría que se abriese una información para estudiar el desarrollo del proceso. El presidente del Consejo me anunció, además, que inmediatamente tomaría las medidas necesarias para que fuesen suspendidos los efees tos déla sentencia de los jueces que se refieren á los bienes de Ferrer. Y no ha sido una promesa vana, puesto que la venta de la finca Germinal, que estaba anunciada, se ha aplazado ya. Como era ua caso urgente, e Sr. Moret telefoneó personalmente al go- nnmninniinnniii