Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
A B C MARTES 7 DE DICIEMBRE DE 1909. EDICÍOK r. s PAG. u está repTeseiitaao en ese sinfín de almace- bles, las tropas de cómicos catalanes que nes, casas bancarias y registros al por ma- vienen á destrozar las comedias y la misma yor que invaden las calles de Buenos Aires habla de Cervantes. Se cuenta aquí que la iy que llegan á los pueblos niás humildes compañía Mendoza- Guerrero ha hecho por del interior. En cuanto á la industria, los la fraternidad hispano- americana mucho Jyascos son los fundadores de las manteque- más que todos los embajadores juntos. El rías, de las lecherías y de las fábricas frigolujo, la dignidad, la pureza de dicción y de ríficas que exportan carne congelada al ex- representación de esa compañía sirvió para tranjero. También son los vascos quienes atenuar el malísimo efecto de los cómicos ienen usufructuado el negocio de la gana- de la legua que acostumbran á actuar en dería: hay estancias que poseen veinte ó esos teatros de Dios. Es posible que convi cincuenta mil vacas y cientos de miles de niera á los obiernos españoles vigilar la ovejas. Nacido entre montañas, el vasco se emigración de comediantes tanto como vihabitúa inmediatamente al régimen de la gila la emigración de proletarios. El buen llanura; monta á caballo como un gaucho, nombre de España depende de estas cuesviste el poncho y el chiripá y se entiende á tiones que afectan al habla, á la literatura, las mil maravillas con los criollos del cam- á a presentación intelectual. po. Se larga á los confines de la Pampa y Ayer, día 30 de Octubre, desembarcaron rotura el desierto. A él se debe la coloniza- en el puerto da Buenos Aires 6.160 pasajeción de las fronteras, y en el tiempo de los ros; dentro de muy pocos días llegarán vaindios él érala avanzada de la civilización, rios transatlánticos conduciendo nuevas reel que empujaba á la indiada cada vez más mesas de emigrantes. Según cálculos de las lejos, hasta la extinción completa. oficinas oficiales, pasarán de 100.000 persoEn frente de la colonia española ma- nas las que desembarcarán en los meses de niobran cuatro entidades nacionales ex- Noviembre y Diciembre, La mitad de ese tranjeras: la francesa, la inglesa, la alemana contingente será italiano; la otra mitad, esy la italiana. Considerando que la Argenti- pañol Pero gran parte de los viajeros itana es un país blando y propicio que se ofre- lianos se irá á la campiña, á dedicarse en las ce á la invasión extranjera, excusado es de- faenas de la recolección; vivirán los homcir que entre las distintas colonias existe bres sobriamente, ahorrarán 500 liras y se una tácita lucha por el predominio material volverán á sus predios de Italia. Los espay espiritual. Los españoles gozamos de dos ñoles se quedarán en el remanso de esta grat des ventajas: el número y el idioma, gran urbe y se dedicarán á diversos oficios; ademas de ciertas identidades de carácter. vivirán trabajando, pero la prosperidad no Pero los ingleses poseen un arma terrible, será muy grande, pues con el jornal del arque es el dinero. Se han apoderado de la ex- tesano nadie prospera, ni aquí ni en Espaplotación de los ferrocarriles, que son de su ña. Otros ingresarán en el comercio, y despertenencia en absoluto; también tienen co- pués de una escrupulosa selección, algunos gido el negocio de las castas ganaderas: las conseguirán la fortuna. Otros, ea fin, se razas importadas de vacuno, ovejero y ca- irán al campo, para anegarse en ese mar inballar son inglesas casi todas. Pero el inglés menso, del que no se sabe cuándo se podrá no trata de llevar más lejos su dominio; ex- salir. plota sus industrias y deja á un lado las deLa inmigración española está mal prepamás influencias: eduea á sus hijos en inglés rada, pésimamente dirigida; carece de plan y siguen siendo ingleses hasta la tercera y de orientación. Se habla en España de la generación; su pulcritud de raza aristocrá- emigración ea términos vagos, sentimentatica les inhibe de toda mezcla y amasijo. les y oratorios; nunca se encara la cuestión ¿Los alemanes entran ahora, y aun no se desde el lado útil y realista. Es un hecho- sabe hasta dónde llegarán. Los franceses sa- que emigra la gente y que es difícil contecan provecho, como en todas partes, de sus nerla en sus hogares; ea lugar de admitir el productos clásicos: el vino, la moda y la lite- fenómeno y sacar de él las mejores conseratura. Una legión de profesores é institu- cuencias, se pierde el tiempo en torpes divatrices se encarga de regir los gustos del se- gaciones. Sería mejor que nadie emigrase ñorío criollo; el idioma francés es de rigor en España; pero puesto que la gente emien las clases selectas, y las novelas franee- gra, veamos el medio de aprovechar de alsas, más ó menos sensuales y concupiscen- gún modo esa corriente humana. En la intemente entretenidas, ocupan el puesto prin- dustria se aprovecha toda clase de energía, cipal en las mesillas de las mujeres ameri- sea la corriente eléctrica, sea la hidráulica; canas, y bien sabida es la devoción que los ahí tenemos una corriente dinámica que literatos de por acá sienten por Baudelaire, fluye de España; ¿No es hora de que nos Verlaine, France y demás astros parisinos. enteremos de su existencia? Procurar resolI legan después los italianos, y éstos son ver en fuerza de reflujo- esa comente que los efectivos rivales de los españoles. Nos fluye para fuera sería un problema bien paganan en número de inmigrantes. Nos ga- triótico. Pero nuestros Gobiernos se ocupan vian también en descaro y osadía. Hasta es de todo menos de aquello que debieran. posible que nos ganen en la fuerza del odio. Italia tiene el problema emigratorio como ua problema vital; sus Compañías de naSon nuestros adversarios y nos aborrecen lealmente. El hijo de italiano suele ser el vegación transatlántica soa rivales de las Subdito argentino que más detesta á Espa- inglesas y alemanas, y su emigracióa es JBa. Tienen acaparados todos los oficios: una cosa perfectamente organizada y endesde el vender frutas por las calles, el co- cauzada. Los españoles llegan sin plan y sin objemercio de los mercados públicos, la albañilería, el arte teatral, hasta las labores de la tivo. Siendo el problema americano un proIngeniería ó construcción. Son como el blema patriótico para España, puesto que aceite: se corren suavemente y lo invaden afecta al idioma y á la tradición de la Graa todo. Tienen la despreocupación y la insi- España histórica, nada se hace por eacaunuante bajeza que soa necesarias para el zar el asunto por conductos prácticos. Nuesefecto. Por cualquiera parte se encuentra al tros embajadores no llenaa ea la Argeatina italiano: recomponiendo las calles, al frente la misión que debieraa. Nuestros Gobierde ua café, dirigiendo una orquesta, levan- nos no se haa ocupado aunca de una cuestando una casa, modelando una figurita es- tión tan elemental como es la de iniciar ó cultórica, representando óperas ó dramas, proponer la fundación de an monumento dibujando un plaao topográfico en las ofici- de Cervantes en esta ciudad, la más graanas militares. Su variedad de aptitudes es de de cuantas hablan el castellano; en esta infinita y lo hacen invencible. En el negocio ciudad, donde los italianos han logrado para teatral resultan fuera de toda rivalidad; na- su estatua de Garibatdi ana de las plazas cen cómicos, y el teatro bonaerense les per- más lujosas y coucurridas. tenece, al revés de nosotros, que enviamos José María SALAV 2 RRIA. á esta república las compañías más detestaBuenos Aires, 5 J Octubre 1905. NOTAS DE ARTE rfeóa Eco de Madrid. s solemnidades religiosas que viene celebrando esta reputada Sociedad coral ea las misas corales de ía parroquia déla Concepción (Barrio de Salamanca) tendrán uñ verdadero complemento artístico mañana, día de la titular, con la gran misa coral de Santa Cecilia de Gounod, ejecutada á toda 1 orquesta y en unión de las 85 señoritas, S S U distinguidísimas socias honorarias. Esta notable masa coral ha sido contratada para ejecutar la novena de la Purísima que la Congregación de este nombre celebra ea la iglesia de San Pedro, calle del Nuncio, donde se dejará escuchar por los fieles el notable tenor D. José Moraleda. La sección artística de este Orfeón ha, sido escriturada para cuatro funciones, en vista del éxito alcanzado en las fiestas, por la Sociedad Casino- teatro de Móstoles, ejecutando el día 8 el hermoso drama de Gui ¿mera Iterm baja. O oncierto Malats. El gran pianista Joaqaíti, Malats á quien desde hace dos años no tiene el gus- r to de oír el público madrileño, se halla estos días entre nosotros, y el viernes próximo dará un concierto en el teatro de la Comedia. El ilustre artista tuvo anoche la galantería de obsequiar á la Asociación de la Prensa con las primicias, ea esta ocasióa. de su talento musical, verdaderamente privilegiado, extraordinario. Y á fe que el espectáculo fue una fiesta en la que el público disfrutó de una crof unda, intensa emoción artística. Malats, dueño y señor absoluto del teclado (cada vez más si cabe) con su mecanismo limpio, puro, impecable, y con una fuerza de expresión que refleja su exquisito y complejo temperamento artístico, entusiasmó al auditorio que le escuchaba, en el que jaabía algunas distinguidas damas. Tocó primeramente la sonata en ía nía yor de Mozart, matizando de modo primoroso la delicada obra del iaraortal autor de Don fuan, y después la suite Iberia, del insigne Albéniz, gloria de España, desaparecida hace pocos meses del mundo de los vivos, cuyas inspiradas composiciones, impregnadas de poesíay sentiinieoto castizamente españoles, difícilmente hallarán mejor intérprete que Joaquín Malats, tan identificado con el genial compositor español eti sus últimos años. Los aplausos entusiastas, fervorosos, incesantes, del público obligaron á Malats á repetir Evocación, el Puerto y Málaga, tres tiempos de la citada smtc, la cual, por cierto, están instrumentando en el extranjero Debnssy y Deskas. ¡Qué lástima que no haya habida un músico español que emprenda tal tarea! Después, Malats, sin poses y sin desplantes de actitud, con un virtuosismo de pura ley maravilloso, interpretó á Beethoven, en su Sonata IV; á Schubert, en su Impromptu en so (mayor; á Mendelsshon; en su lítense, y finalmente, á Padereivíky, en su dificilísima obra La leyenda. Un verdadero alarde de identificación con tan distintos autores, interpretado fidelísimamente con sobriedad artística pocas veces visto. A las doce terminó el concierto, que valió á Malats una calurosa ovación final A los señores fotógrafos Ie profesión y a lds aficionados rae envíen ó ía Efedacción de AS O íoíosri- aí jsis soto- e algún asanto de interés y de paSjftitaraíe iwíiiaUdad seles abonaráfi ItáSSJPESS 5 í AS p q pí Al pie de eada totogpaí í se el nombre de sa auíorí N T ER E S