Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
A B C F n- DO 4 Á su bordo vienen varios jefes de la segunda división de la escuadra y el general Robles. Se supone que ha llegado aquí esquivando el temporal, que le impidió comunicar con el Peñón. Se cambiaron con la plaza los saludos de ordenanza, DEL PEÑÓN EDTf OM P G. ii. rez, 40; Juan Segura, 100; Juan Coi tés Esteban, 40; José Asensio Abad, 40; Plácido Sánchez Cánovas, 40; Juan González Sánchez, 40; Lorenzo Roselló Ferragut, 40; corneta Gmés Laureano Romero, 40; soldado Faustino Caballero Rimeño, 100; sargento Juan Villalobo García, 100; soldados Gregorio Agulló, 100; José Ros, 100; José Lizondo Ballesta, 100; Salvador Madrid Marín, 100; Juan Sánchez, 100; Vicente Ballester, 100; Ramón Campillo Morales, 100; José P Ü Í Ó 3 8 NÍ erca de esta plaza se ha visto cruzar Ruiz Aguerra, 100; Juan Diaño Barcelón, durante el día muchas barquillas ino- 100; Manuel Miguel Mompel Sancho, 100; José Benites Gallego, 100; Andrés Ruiz Alras conduciendo mercancías. Ese comercio no sólo perjudica al de esta cázar, IOQ plaza, sino que será causa de que las cabilas Brigada disciplinaria de Melilla: Soldavecinas se alejen de ella al ver que pueden dos José Navas Moreno, 100 pesetas; Antodar salida á sus productos y adquirir los nia González Gómez, 100; José Alboleda que necesiten sin recurrir al Peñón, como Medina, 100; cabo Pedro Pérez Gil, 100; solantes sucedía. dados Celedonio Aguilera Moreno, 100; SalHoy llegó en el acorazado JSJumancia el vador Ros, 100; José Valverde, roo; Emilio segundo jefe de la escuadra, que estuvo García, 275; Asuno Pinedo, 100; Felipe Sánconferenciando con este comandante mili- chez, 100; José Quiles, 100; Antonio Calzada Rodríguez; 40; José Ayllón Pérez, 100; tar durante algunas horas. Pedro San José Redondo, 40. Luego marchó con rumbo á Melilla. Se supone que el objeto del viaje ha sido Suma y sigue, 116.970 pesetas. para tralar la forma de impedir el comercio ilícito á que antes se hace referencia. I ista 27. a PE ÓV, 3, 8 N, LOS ESTRENOS SPANOL. EVA URAMA EN ontinüa el temporal de Poniente. Por esta razón no ha podido comunicar con la plaza un cañonero que se supone sea el Hernán Cortés. En el campo vecino reina absoluta tranquilidad. NOTICIAS DIVERSAS MÁLAGX, 3, 2 T. 1- a llegado á este puerto el vapor Menor quín, conduciendo á bordo 144 saldados enfermos. Al frente de la expedición sanitaria viene el médico D. César González. Los enfermos han sido trasladados al Hospital Militar, Casa de Misericordia y Círculo Mercantil. En el mismo buque han venido los capitanes D. Luis Hernández, de África; don Juan José Unceta, de Artillería; D. Serafín Cortés Medina, del Disciplinario; D. Lorenzo Pedret, de Ingenieros, y D. Ángel Irizondo, de Wad Ras. Tenientes: D. Félix Altuansa, de Asia; D. Manuel Espión, de Húsares de Pavía; D. Trinidad Mendoza, de Infantería, y don Máximo Ramos, de África. Han llegado igualmente el fotógrafo de Nuevo Mundo, Sr. Cainpúa, y 22 soldados licenciados ó inútiles. IEH ES, 3, 7 N. p 1 transatlántico Cádiz, que llegará el do mingo, procedente de Vigo, y el Villaverde marcharán brevemente á Málaga, en donde se encuentran el Alfonso XII, Delfín, Rabal y Vtllarreal, dispuestos para traer las fuerzas repatriadas de la campaña, Créese que esto será pronto, aunque en pequeña cantidad. A causa de esta concentración de barcos, ha dispuesto la Compañía que el Zuzón, que, procedente de Liverpool, llegará mañana, Siga el viaje á Manila, y el Claudio López, que llegará de Manila el lunes, continúe la ruta de Vigo y Liverpool. El capitán de la Transatlántica José Suárez ha salido para Málaga con objeto de dar disposiciones para la movilización de los barcos destinados á la repatriación. REPARTO DE SOCORROS ista 25. a Suma anterior, 113.455 pesetas. Regimiento Infantería de África, núm. 68: Soldado Andrés Jiménez Serrano, 100 pesetas; cabo José Jiménez García, 100; soldados Vicente Coibera Ortiz, 40; Djego San- ehez Padilla, 40; Francisco Maldonado Suá- Artillería, 2. regimiento montado: Soldados Antolín Querado, 100 pesetas; José Márquez Torrejo, 40; José Alvarez Sotomayor, 40. Artillería, io. regimiento montado: Cabo Andrés Ortega García, 100 pesetas. Artillería de montaña, i. regimiento: Soldado Pedro TJvids Traveset, 100 pesetas; cabo José Jordán, 100; soldados Eudofredo Gómez, 100; Alfonso Sinio Beullot, 100; Gregorio Chinchilla Heridia, 40. 0 Artillería de montaña: 2. regimiento: Soldados José García, 100 pesetas. Luis González y González, 100; Mariano García Salvador, 100. Artillería de montaña: 3.0 regimiento: Soldados José Barrairo Balín, 100 pesetas; Gervasio Macia Riego, 100. Artillería del Campo de Gibraltar: Soldados José Jiménez Cabrera, 40 pesetas; Antonio Gómez Rodríguez, 100; Gregorio Martín González, 100; Ignacio García Casado, 100; Juan Ramírez Sánchez, 100; Miguel Mate Diagos, 100; Juan Paz Fernández, 40; Ildefonso Manchero Carbonero loo- Francisco Vega Leal, 100. Comandancia de Artillería de Melula: Cabo Indalecio Gómez Marino, 100 pesetas; soldados Gabriel Catalán Sáeoz, 100; Juan Viñas, 100; Miguel Martínez Navarro, 40; Enrique Clemente, 100; José Ayuste Amores, 100; Juan Cobes Galiano, 100. Ingenieros Zapadores. Segundo regimiento Tnixto de Ingenieros: Soldados Ramón Miguel Fernández, 100 pesetas; Valentín Gómez Bonilla, 40; Mariano Santos Santamaría, ioo; Pabio Muñoz González 40. Regimiento Zapadores. Tercer regimiento mixto de Ingenieros: Soldados Antonio Cüaves González, 100 pesetas; Francisco Molgado Salguero, 100; Víctor Vilaseca Cano, 100; Felipe Pérez Ruiz, 40. Regimiento Zapadores. Caarto regimiento mixto de Ingenieros: Sargento José María Borra Vizcarro, 100 pesetas. Ingenieros Zapadores. Quinto regimiento mixto de Ingenieros: Soldado Domingo Sanz Rincón, 40 pesetas. Suma y sigue, 123.690 pesetas. La Tesorera, María B. de AllendesoJazar, la secretaria, R. Condesa del Serrallo. Suma anterior: 120 290. 0 L 0 N 07 ES, 3, 9 N. A unque hoy no se ha dado parte oficial, se sabe que continúa la mejoría del príncipe Leopoldo. La Reina de España está muy satisfecha del estado de la enfermedad d n hermano, cuenta del estreno de anoche. La representación acabótarde, y desde Atenas- -lugar escénico de La esclava- á la redacción de A B C hay unos cuantos estadios de camino, y mido la distancia en griego para que todo esté efl carácter, -Pero, eu un, diré a í t ligera íais impresiones, aunque incurra Jen el enojo de Arístides, el filósofo de más confianza de Lisipo, magnífico artista ungido por los dioses, héroe del poema dramático que mi buen amí go Federico Oliver ha llevado luminosamente ala escena del Español. Es X? esclava un poema intenso de luz y de belleza, una tragedia de almas, el eterno duelo entre el ideal y la materia, duelo que concluye con la espléndida, triunfadora victoria del amor, fuerza y numen de todo ep la vida. Lisipo, el artista glorioso, atormenta su mente buscando con la obsesión del ensueño su obra definitiva, suprema: una Venus auu no concebida, jamás idealizada por escultor alguno En sus momentos de neure y de abatimiento, como evocada, aparece la hetaira Rodopis, que le brinda el modelo suspirado, la perfección suma de su cuerpo impecable, sus líneas augustas y helénicas, que, como sabéis, son las líneas más acreditadas. Lisipo enmudece ante la contemplación de tan deslumbrante belleza, se ilumina su frente, y en su corazón palpita la impaciencia del triunfo. Lisipo está seguro de realizar su obra imperecedera. Pero, ¡ay! que Lisipu no es feliz. Bien pronto su alma se inunda de amor por la orgullosa hetaira, que con sus desprecios, pues solo quiso castigar en el artista su in difereücia por la mujer, por el culto de Afrodita, aumenta su agonía de enamorado. Rodopis se burla de Lisipo y refinadamente se complace eu su tormento, conduciéndole á los mayores extravíos. Ciego, Lisipo no advierte, en cambio, el suave perfume, el casto aroma de una flor que á su lado pide constantemente el rocío de sus carieias. Esta es la esclava, la niña Corina, que, á punto de buscar en la muerte el eterno secreto de sus amores, consigue, por fm, que Lisipo advieita eu sus ojos y en lo tremante de sus palabras el trajinar de su pasión, Triunfa la vida, triunfa el amor, en fin. He aquí lo más substancial del drama, desarrollado un poco fatigosamente por el mmucioso cuidado que ha puesto Oliver para que el espectador no olvide en ningún. momento que se halla en Grecia. Este exceso en la pintura daña el interés de muchas escenas, escritas con una gran fuerza de poesía, perfectamente entonadas de color, como el maeterhniano cuadro del oráculo, concebidos con tanta belleza é intensidad dramática como la muerte de Safo, de un efecto escénico admirablemente entendido. Si como obra teatial puede aparecer acaso poco interesante, entendiendo por interés la acción y proporciones de la obra, es indiscutiblemente un frondoso poema de amores, de ternura, de arte delicado y gracioso, que acreciéntala honrosa historia li- terana de Federico Oliver, á quien el público otorgó anoche en vanas ocasiones muchos y cariñosos aplausos por su nuevo éxito literario, La esclava fue ademas guante embajadora de una nueva artista a quien esperan seguramente senturosos días en la escena, Me refiero á la gentilísima Auita Martes da la físcosura, que ayer hizo sa ptescnwcióa en el teatro con éxito pji todo extremo sa. íisfactorio. Lo disHn tií o y so orJ de su UlSkO para dar deACTOS talladam ente Me falta tieñl po y espacio