Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC. MIÉRCOLES J. Q D E DICIEMBRE D E 1909. EDICIÓN i. PAG. 7. El ruido de las detonaciones atrajo á los inquilinos de la casa. Derribada la puerta, se encontró á la infortunada pareja en el suelo sobre un gran charco de sangre. Ambos tenían las heridas en la cabeza. Un médico procuró auxiliar á los jóvenes, pero en vano, pues la muerte había ya consumado su obra. En las cartas que dejaron los suicidas dicen éstos que se quitan la vida por no poder soportarla sin estar unidos. UN ACCIDENTE 1 1 automóvil del profesor Poucet, cirujano de los hospitales de Ivyón, que habita en Culoz, conducido por el chauffeur Alberto Lombardi, atravesaba ayer, á las dos de la tarde, el pueblo de Ohindrieux, cuando en las cercanías de la escuela apercibió un carro conducido por dos vacas, que ocupaba el lado izquierdo de la carretera. Viendo libre el paso por el lado derecüo, Komento. intenta pasar por él, pero el propietario del El ministro de Fomento, quien, como carro, llamado Alejandro Milliand, que esya se ha dicho, hállase dispuesto á impedir taba sentado en el carro, salta al suelo para que continúe la explotación de la línea fé- colocarse delante de sus vacas en el preciso rrea de lanares á a Carolina, por enten- momento de pasar el automóvil, que lo emder que constituye un verdadero peligro puja, lanzándole sobre la cuneta de la capara las vidas de los viajeros, pues se ha rretera dado recientemente el caso de que ocurrieTransportado á le ran en un solo día cinco deicatrtlamientos, ha apreció la fractura la escuela próxima, sede del cráneo, ordenado que salga un ingeniero del minis- la cual falleció poco después, ápor efecto los pesar de terio para que informe acerca de las causas cuidados que le prodigó el doctor Poucet, que motivan tan continuados accidentes, El desgraciado tenía sesenta disponiendo también que vara un inspec- estaba casado, y dejaseis hijos. y dos años, tor con análogo objeto. El Juzgado de Chambery y el médico foEl Sr. Gasset nos manifestó ayer que no Cfaintolerará que se reanude la explotación rense Sr. Carret se átrasladaron ádel cadrieux mientras no se le dé por la Compañía í. oda dáver. para proceder la autopsia clase de garantías de que no se repetirán ios accidentes. Asimismo está dispuesto el ministro á exigir sin contemplaciones responsabilidades por lo ocurrido al que por negligencia, descuiáo ú otra causa aparezca como responsable de los escandalosos hechos á que II NA MALA PASADA El vecinoi de Cuenin Urdinos referimos. (LS- ing ca llo llegó á Parla uno de lo. s ultimes días del mes de Diciembre del año anterior. El homACADEMIAS bre proponíase llegar á Getafe cuanto antes, pues le llevaban á este pueblo Y CENTROS urgencia; pero tropezaba con laasuntos de dificultad Gesión científica. de desconocer el terreno y, por consccuen La Sociedad Ginecológica Española cia, los carninv celebrará sesión científica esta tarde, á las Si alguien quisiera acompañarme, pensó ¡NOVELA TRISTE seis y media, en el local del Colegio de Mé- el forastero, me pondría en marcha inmedicos, calle Mayor, nútn. 1. diatamente y estaría en el pueblo antes de Continuará la discusión pendiente, ha- media noche; pero cómo encontrar esa perDOBLE SUICIDIO ciendo uso de la palabra los doctores Gar- sona... POR AMOR cía de Arias, Castillo, Cospedal, Gutiérrez De pronto, presentóse al desconocido el y oíros varios. POR TELÉGRAFO vecino de Paria Eugenio Hurtado. PARÍS, 3O, 2 T. ¿De viaje, eh? -preguntó solícito. -Sí, voy á Getafe; pero ignoro por dónde Pfcos jóvenes enamorados han puesto fin á i nstituto Rubio. su existencia. El contaba veinte años Mañana jueves, á las pnce, dará una he de hacenu conferencia en el Instituto Rubio el doctor- -Pues no se apure, que si usted me da escasos; ella no pasaba de diez y ocho. Camilo B. i, hijo de ua comerciante, esta- D. Rafael arcía de Arias sobre el tema una gratificación yo le acompañaré. -Pida usted. ba empleado ea Bourg la Reine. Como su Arterias vaginales y uterinas. Sus trata- -Dos pesetejas. salario no era cosa mayor, solía dedicarse á mientos -Convenidos; venga el dinero, y anescribir pliegos para un agente de negocios f de Derecho obrero. dando en las horas que su, trabajo le dejaba libres. Ürdilla entregó ocho reales á cu tocajo, X) e este modo, Camilo aumentaba un tanto Esta tarde, á las tres, se celebrará en el. aula núm. 19 de la Universidad Central y sin pérdida de momento emprendieron BUS pequeños ingresos. Cierto día, al dirigirse á la oficina, encon- la quinta lección del ensayo de un curso de ambos el camino. Al poco rato llegaron á ua tró en su camino á una agraciada jovencita. Derecho obrero, que explica el doctor Ariz- ventorro, donde Urdilla convidó á Hurtado á tomar unas copas de aguardiente, y cuanSurgió el chispazo, y al poco tiempo ei mendi y Simancas. Tratará del trabajo de los niños ante el do el de Cuenca disponíase á seguir de nuebuen Camilo B. y la bella Margarita I, cambiaban ardientes promesas de cariño Derecho y comprenderá los siguientes vo su ruta encontróse con la desagradable puntos; sorpresa de que su acompañante había des eterno. I. Derecho filosóüco. Intereses que con- aparecido Decidido á unirse legítima y honrada- -Es extraño- -dijo Urdilla al ventero, mente á Margarita, el joven puso sus pro- curren en la reglamentación especial del pósitos en conocimiento del autor de sus trabajo de los niños. Su armonía respecto á porque yo le acababa de manifestar que, la edad; duración de la jornada y clase del aparte de mi desconocimiento de estos sidías. Este no mostró oposición á los proyectos trabajo. Personas á quienes debe alcanzar tios, lo que me indujo á aceptar su compalos beneficios de esta reglamentación. ñía fue el miedo á que tne robaran siete dude su hijo, limitándose á decirle: II. Derecho positivo. i. Vigente en Es- ros que llevo en el bolsillo; pero, en fin, qué Muy bien, hijo mío. Pero sería más conveniente para realizar tus planes aguardar paña; su estudio crítico. 2. Vigente en el hemos de hacerle, seguiré el camino yo solo extranjero; indicación de las diferencias y sea lo que Dios quiera... á que cumplieses tus deberes militares. Urdilla salió del ventorro y se dirigió á ¿Qué- efecto pudo hacer esta razonable m ás notables con relación al patrio. Getafe; pero no llevaría andado un kilóobservación en el espíritu del enamorado I f na inauguración. metro, cuando surgió Hurtado de repente mancebo? Esta noche se verificará la inaugura- y dándole un formidable estacazo en la caNadie ha podido saberlo. 1,0 cierto es que ayer Camilo y Margari- ción del curso y los nuevos locales de la za lo derribó al suelo, dejándole sin sentidt Al volver en si, el pobre Urdilla pudo conta se encerraron en un aposento, y después Academia creada por la Asociación general de escribir varias cartas de despedida se de empleados y obreros de los ferrocarriles vencerse de que no estaba herido, pero si mataron disparándose mutuamente un tiro de España en el domicilio social de dicha robado, pues la cartera que contenía la 35 Corporación, I una, 29. pesetas que constituían todo su capital ha 3 e revólver bía desaparecido. 1887 se obligaba á ésta á comprar hasta tres míUoses de kilogramos de tabaco á Cuba; esta cláusula se suprimió en el contrato reformado de 1900, y desde esta última fecha se han limitado cada día más las compras de fcabaeo cubano, substituyéndolo la Tabacalera para sus labores con el procedente de los Estados Unidos, Alemania y Holanda, de más bajo precio indudablemente, pero de calidad muy inferior al antillano. Estos son, brevemente compendiados, los términos del grave problema que ha planteado el Gobierno cubano, con la amenaza de matar auestra exportación si no atendemos sus quejas por lo que se refiere á la adejuisición de tabaco habano. Hay qae confesar que esta actitud del Gobierno cubano tiene su justificación en la conducta seguida en estos úllimos años por la Compañía. Arrendataria de Tabacos, que ha disminuido sus compras de tabaco habano, y en el aumento de los derechos de regalía ordenados por el Gobierno, y que hacen poca menos que imposible la introducción dei tabaco ele Cuba en el consumo espaaol. I,o s productores españoles, aute el peligro que corre la exportación de sus produetos t han solicitado con rara unanimidad, de los Poderes públicos la celebración de un Tratado de comercio con la República cubana, á base de concesiones por nuestra parte del tabaco de procedencia cubana, y el Gobierno, que no pue. de menos de tener muy en cuenta que el cierre del mercado de Cuba habría de producir una crisis tremenda en nuestra economía, creemos ha de acceder á lo que pide muy justamente Cuba, y Creemos también que la Compañía Arrendataria de Tabacos no ha de ser obstáculo á un acuerdo que ha de redundar en beneficio del país, que bastante se sacrifica renunciando al cultivo del tabaco y aceptando sus labores. J. AGUILERA HOMBRE MUERTO POR TELÉGRAFO A 3 t rS BAJNS, 29, 1 O E TRIBUNALSS