Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
A B C LUNES 29 DE NOVIEMBRE DE 9 o 9 EDICIÓN i- a PAG. 9 líe i a multitud flotaban tales cuales indicios de culpabilidad, en la serena depuración de las responsabilidades no ha sido posible liallar una prueba auténtica, incontestable. JTo surgió ñagraute en las trece sesiones empleadas hasta el instante de la condena. i De aquí la enorme sensación que en la opinión pública ha causado la sentencia; de aquí las discusiones acaloradas que ha provocado, sin que sea fácil determinar de qué parte está el mayor número, si en pro ó en contra. Tres eran los acusados: Antonio Fernández, Leandro González Blasquez y Eufrasio Briz García, EÍ primero de ellos confesó su delito é inculpó al segundo de haber sido su Instígador. Al tercero e absolvió el Tribunal por haberse probado que no coadyuvó al crimen conscientemente, teniendo en cuenta SU minoridad y tías circunstancias atenuantes. Tal es, en síntesis, el resultado de este debate, que no ha tenido igual en los fastos judiciales de nuestro país. Mas la senteucia dictada 110 será remate de tan espantosa tragedia, porque los sentenciados apelarán del fallo, y, singularmente, porque el defensor de Leandro, el insigne orador Alejandro Braga, cuyo informe hará época en el foro portugués, no oculta su firme convicción- -dijérase certeza- -de que en este caso ha podido haber ua gran error judicial, y, por lo mismo, al condenar á Leandro se ha condenado quizá á a inocente. AIFONSO tSAYO ron los alumnos de la Escuela de Arquitectura Sres. Azorín, Ros y Casas, que hicieron el descenso por cuerda, siendo aplaudidos por el público. Termiuado este ejercicio se simuló el incendio de la casa núin. 6 duplicado del paseo de la Castellana. Con rapidez vertiginosa, y á toque de corneta, los bomberos subieron hasta el tejado por medio de ¡as escaleras de percha, colocando en el último piso la lona de salvamento, por la cual bajaron varios alumnos de la Escuela de Arquitectura. Como último ejercicio se arrojó desde un tercer piso sobre la colchoneta de lona el alumno de la referida Escuela Sr. Basterra, que demostré extraordinario valor y serenidad. Al caer cedió la lona, y el joven arquitecto recibió un fuerte golpe en el pie izquierdo, que le produjo un ligero desmayo. Conducido por sus compañeros al piso principal de la casa citada, domicilio del señor Mendoza, se pudo apreciar que la lesión carecía de importancia. Fue curado por el médico del servicio, valiéndose del botiquín de la ambulancia. Al comenzar el desfile, el Sr. Reynot entregó al arquitecto del servicio, Sr. Monasterio, 500 pesetas con destino á la Caja de pensiones, como premio al brillante comportamiento délos bomberos en el incendio de la Zarzuela. El globo siniestrado era un aeróstato de 2.500 metros cúbicos de capacidad, y pertenecía á la Sociedad Aeronáutica de Colmas (Posnania) EN LA PRINCtSA LA FUNCIÓN POPULAR orno grandes de España, no sólo por la nobleza de sus títulos, sino por la de sus sentimientos, han procedido María Guerrero y Fernando Mendoza al festejar la inauguración de su teatro. Entregaron ayer al alcalde para los pobres 5.538 pesetas, producto de la entrada de la función inaugural (incluido un donativo de 100 pesetas de la condesa de Romanones) y dieron anoche una función gratuita para las clases modestas que no pueden frecuentar los grandes teatros. Y á fe que si hermoso fue el espectáculo ofrecido por los ilustres artistas representando Doña María la Brava con el derroche de gusto y de lujo de que ayer hablamos, no fue menos hermoso el que ofreció el público llenándolas localidades de la suntuosa sala. ¡Qué contraste entre el aspecto que é- sta presentó el sábado y el que presentaba anoche! Al riquísimo traje femenino de seda y encaje y al ceremonioso y masculino frac subsCATÁSTROFE AEREA tituyeron la humilde falda de lana y la democrática americana ó ei visíoso uniforme MUERTE DE DOS del soldado. MANÍA EXTRAÑA Las maestras de talleres de la AERONAUTAS Tabacos lueían el clásico pañolónFábrica de de ManiEL LOCO POR TELÉGRAFO la. La prenda general en las mujeres era el TRIESTE, 1 8 11 M. Y LA GUILLOTINA I Fna pobre mujer que se hallaba recogien- también madrileñísimo mantón alfombrado. El uniforme militar de sargentos, cabos y POR TELÉGRAFO do hoja seca en un bosque del- Muni- soldados, con sus colores chillones, daba PARÍS, a 8 I O M cipio de Krafiza, cerca de Fiume, hizo el ho- mayor animación á la tonalidad del conn- el despacho del comisario de Policía rrible descubrimiento del cadáver de un junto. M. Landel entró ayer un individuo hombre cubierto de espantosas heridas en En el palco que de ordinario ocupa el caKffirectarneate vestido. la cara y en todo el cuerpo. pitán general de la región formaban grupo yDespués de un saludo ceremonioso, el viA los gritos déla mujer acudieron otras cinco sargentos del Arma de Infantería. sitante expuso lo qae sigue: personas, que, registrando los bolsillos del En los que esta noche se sentarán linaju- -He sabido qae la guillotina va á ser muerto, pudieron identificarle sin dificultad. das damas había modestísimas obreras, alt puesta á la venta. Soy un coleccionista de Resultó ser un arquitecto de Francfort- gunas con sus crios en brazos. aparatos de ese géaero, y deseo adquirirla. on- Mera, Hugo Frank. Téngase presente que las localidades se Y antes de que M. Landel pudiese replicar Nadie podía explicarse la presencia del habían r partido entre los Centros Instrucpalabra, el extrañe desconocido sacó de la cadáver en aquel sitio, cuando cerca de allí tivo Comercial, Instructivo del Obrero, Focarteia dos billetes de á 100 francos y los se descubrieron instrumentos, papeles y mento de las Artes, Sociedades obreras, de depositó sobre la mesa diciendo: otros objetos desparramados sobre la dependientes de comercio, de cigarreras, 1 -Ahí queda eso como señal. hierba. del Círculo Católico, de la Unión FerroviaMonsieur Landtl, viendo que se trataba Siguiendo este rastro se encontró más ria, de la Sociedad de Canteros y entre las de un pobre desequilibrado, intentó hacerle allá un segundo cadáver que presentaba clases y soldados de la guarnición. comprender que no estaba autorizado para tremendas heridas en el cráneo. Los ojos Pero el contraste entre público y público recibir ese depósito. estaban cubiertos con una venda negra. no se advertía sólo en la calidad, SIDO en Entonces el coleccionista de guillotinas Aun más lejos había un globo completa- otros detalles que son dignos de mención, tuvo un acceso de violenta cólera. mente desinflado sobre las ramas de los de aplaudir y hasta de imitar: el comedi- -jAh! -gritó. ¡No quiere usted recibir árboles. miento, la atención y el interés que los esSsú dinero! No quiere usted que compre la En los bolsillos del segundo cadáver se pectadores mostraron desde que pisaron la viuda! Pues bien, ¡la tendré! encontraron documentos á nombre de Gui- sala hasta que la abandonaron. ¡Y diciendo esto comenzó á destrozar llermo Brinkmann, de Charlottemburgo. El aplauso cerrado, unánime, era como cuanto encontraba al alcance de su mano. El funesto accidente ha sido reconstitui- explosión de su sinceridad. ¿Hacer tertulia Acudieron ios agentes, y el desgraciado do del modo siguiente: mientras los actores declamaban? ¿Dejar de maníaco fue conducido a l a sala de obserLos aeronautas, al elevarse el globo, fue- atender con todos los cinco sentidos á lo vación del Depósito. ron impulsados por una violenta corriente que en escena sucedía? de aire que los arrastró hacia el mar. PreAuditorio más devoto no le ha tenido ja viendo el peligro, arrojaron todo el lastre; más artista alguno. Aplausos más nobles y REVISTA pero el aeróstato no se elevó todavía lo bas- espontáneos, tampoco los habrán oído nuntante para María y DE BOMBEROS Kapela. pasar sobre la montaña Grande caGrande y Fernando. que su desprendí, fue la alegría n el paseo de la Castellana se verificó i,l viento lanzó al globo contra la vertien- miento proporcionó á las clases pobres da ayer la revista de bomberos, te. comprendiendo la inminen- nuestra sociedad, y digna de la grandeza Cuando todo el material se encontraba cia de la catástrofe, se vendó los ojos para de su alma es su iniciativa de conquistar al formado y los jefes de los servicios en sus no ver acercarse á la muerte. pueblo para la cultura y para el arte; pero puestos, con el delegado de Incendios, seEl choque debió ser terrible. Hízose tri- es también altamente consolador ver como ¡ñor Martín, llegaron el gobernador, Sr. Re- zas el globo, y loa infelices aeronautas fue responde ese pueblo á esos llama uieito y güejo, y el alcalde, Sr. Aguilera, ron precipitados por la íalda de la montaña, con qué noble deleite presencia esas manií Poco después lle o en coche la embajada que ofrece una terrible pendiente. festaciones artísticas, destruyendo le o iinarroquí, con el cónsul dfe España en LaLos cuerpos recibieron atroces heridas al la leyenda de ingobernable qae 3. u jache, tír. Zuo- pstL rebotar en ¡os peñascos. buye. Comenzaron las maniobras por el ejerciEl Fomento de las Aitss CJWO í- Los cadáveres han sido trasladados á cio de la escalera Magirus, á la que trepa- Krapina, una canastilla 3 f o 3, E E