Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
A B C SÁBADO 27 DE NOVIEMBRE DE 1909. EDICIÓN i PAG. 6: áeiender al cuerpo expedicionario era preciso hacer salir á los soldados del pestífero, lodazal donde se revolcaban y llevarlos á respirar el aire puro de la montaña. La sumisión condicional de la tribu de los tíenisicar hacía urgente el reanudar las operaciones. Con el período de las lluvias, los rífenos comienzan sus tareas agrícolas. Si no quieren perecer de hambre durante el estío, es preciso que se apresuren á labrar y sembrar el terreno momentáneamente propicio. Y los benisicar, que cultivan las primeras estribaciones del monte Gurugú, hoy castigadas por los cañones, fueron á solicitar el aman. Sin embargo, ponían como condición á su sumisión que el general Marina les garantizase que había de defenderlos contra las represalias de los moros montañeses, llevando más adelante la línea de las avanzadas y ocupando el monte Gurugú. Porque, en efecto, el Gurugú seguía sin Ser ocupado. Madrid habíase empavesado, había iluminado sus edificios para celebrar la transformación del capitolio rifeño en ciudadela española. Estos bellos gestos fueron singularmente prematuros. He aquí! o que nos dice el l nes con fecha 25 de Oc tubre: En Europa parece que existe la creencia de que los españoles han ocupado el Guru. gú. No es exacto. En los últimos días de Septiembre, un destacamento llegó hasta las dos cumbres que existen á ambos lados del histórico Barranco del Lobo; pero üabieudo encontrado mayor cantidad de fuerzas rifeñas en las otras cumbres más elevadas, las tropas españolas se retiraron sobre las posiciones que ocupaban al pie de la montaña. Por consiguiente, el panto más elevado que está en poder del cuerpo expedicionario es el pico que domina el Barranco del Lobo. La marcha militar del 7 cíe Noviembre tuyo simplemente por objeto la organización- -por vez primera- -de la defensa del monee Gurugú, asegurando la pacificación, efectiva de la estrecha llanura que rodea Melilla y que cultivan los Be- ni- Sicar. En cuanto ala otra montaña- que al Este y al Sur domina Mar Chica y el valle de Muiuya, y que contiene las famosas minas de hierro, ésa está todavía en manos de la barca. El 30 de Septiembre, el general Diez Vicario, enviado para reconocer las altas colinas de BeniBuifrur- -de las que no se posee ningún mapa, -fue muerto á la cabeza de sus trapas, que perdieron 20 oficiales y 300 soldados. El 18 de Octubre, la brigada Aguilera, que salió de Nador, no fue más afortunada. Y, sin embargo, sólo la ocupación de esa segunda montaña puede asegurar una línea de defensa eficaz, una satisfacción de amor propio... y. la explotación de minas importantes. líe aquí, pues, la situación en que se encuentran nuestros amigos los españoles, después de cuatro meses de campaña y del envío de 50.000 hombres. Los periodistas ingleses, de acuerdo para rendir homenaje á la bravura del soldado español, son unánimes para criticar las concepciones tácticas del alto mando, la concentración excesiva de tropas, el conocimiento insuficiente del armamento moderno y de su eficacia. Y son más severos todavía con la Administración civil, que no se ¿a ocupado ni siquiera de dotar á Melilla de los maelles necesarios, y cuyos agentes, pocos meses atrás, proporcionaban ellos mismos á los rífenos los fusiles de que tan excelente U) -o han sabido hacer. El limes y la Nationat Review ponen en guardia á la opinión española centra toda tendencia que trate de disminuir el valor de un enemigo que ellos comparan con las tribus guerreras de la frontera Noroeste de las Indias. Las esperanzas fundadas en la intervención de Muley Hafid son ilusorias: en el Rif no hay ni organización ni jefes. Y Mr. Comyn- Platt, poniendo los puntos sobre las íes, afirma que sólo la marcha en abanico de 100.000 hombres barriendo las llanuras del Rif podría asegurar de un modo definitivo la dominación de España sobre las cabilas marroquíes. Si no intenta este esfuerzo enorme tendrá que contentarse con la ocupación- -á costa de grandes gastos- -de una bí nda de tierra rocosa, dominada por una montaña impenetrable y amenazada por las inundaciones periódicas. Entre tanto, el corresponsal del limes asegura que el Cuerpo expedicionario de Melilla cuesta en la actualidad un millón de pesetas por día. España, á pesar de este sacrificio y del envío de 50 000 hombres, no ha podido asegurar la explotación de las minas de hierro, causa primera del conflicto. Datos estadísticos de todos los órdenes demuestran que Las Palmas es hoy la población más importante de la provincia; casos prácticos ponen de manifiesto los graves entorpecimientos que en su marcha sufren los más insignificantes asuntos administrativos de Gran Canaria por ser preciso tramitarlos y resolverlos en Santa Cruz de Tenerife. El progresivo y rápido desarrollo de Las Palmas ha aumentado de día en día la gravedad de este mal, y un paliativo- -no un remedio eficaz- -es esa resolución tan poco discutida como violentamente protestada, que resuelve una cuestión de orden administrativo y que no tiene la significación ni la trascendencia política que se le quiere dai. Los canarios, que profesamos up intenso cariño á nuestra tierra, 1 sin que á ella nos ligue un interés materia que por serio popiste artícalo puede coatener inexactitu- dría tener matices de egoísmo, percibimos des y por eso estimo que debe ser tra- la desproporción entre las lamentaciones ducido. Es correcto, no hay en sus párrafos tinerfeñas y sus causas, nos asombra que animadversión ni deseo de herir á España... se amenace con adoptar g. rares determinaUOpinión es una revista que circula éntre- ciones para defenderse de uti daño imagilos elementos cultos, y sus juicios son siem- nario, sentimos temor al ver que una injuspre comentados... Lo que haya en este tra- tificada y artificiosa agitación de pasiones bajo de equivocado ó erróneo debe ser rec- hace vacilar el ánimo del Gobierno, llevánkficado oficialmente y pronto... Y si todo dole á prometer la suspensión de los efecello es cierto... ¡por los clavos de una puer- tos de tan prudente disposición, y nos dueta cochera... ¡Enmendémonos! le que, desviando 11 oui st ón de su verdadero c uce, no se razone y en ca- tnbio se ataJOSÉ JUAN CADENAS, que el prestigio de perdonas respetables que siempre han trabajado con entusiasmó por la prosperidad de Gran Canaria, sin ia ferir agravios ni ocasionar daño á Tenerife. El Rey recibió ayer en audiencia á los geUN CANARIO nerales D. Eduardo Chacón, D. Luis Urzaiz y D. Mariano Salcedo; contraalmirante don José Puente, jefe del Estado Mayor Central de la Armada, y el auditor general de la En la elegante morada de la señora viumisma, D. José Valcárcel; coroneles D. Guillermo Laise y D. Juan Bautista Topete; te- da de Candelas se verificó ayer, á las cuanientes coroneles D. Jerónimo Aguado y tro de la tarde, la boda de S J bella hija doSa D. Manuel Gon- zález Rueda; comandante de María de las Nieves Candelas y López Leringenieros D. Miguel Enrile, capitanes don do con el distinguido joven D. Jorge Soto y Alfredo Ruiz Castillo y D. Luis Méndez; te- Síiaw, hijo del cónsul general de ¡os PaíseSr niente de navio D. Manuel de la Puente y Bajos y de Grecia en Madrid, Sr. Soto y teniente de Artillería de la Armada D. Ma- Maldonado. Apadrinaron á los contrayentes la madre nuel Gómez. También cumplimentaron á S. M. el ex de la. novia y el padre del novio, y bendijo la gobernador de Zaragoza y teniente coronel unión un reverendo padre franciscano, que de Ingenieros D. Juan Tejón y Mario y el pronunció después una elocuente plática. Actuaron como testigos, -por parte de la capitán de) batallón de Cazadores de L erena D. Arcadio Padín, que fue herido en uno novia, los señores de Rabio (D. Félix) Charrín (Ó. Acacio) Alfaro Infante, y por parde los combates librados en Melilla. te del novio, el ministro délos Países Bajos La Reina doña María Cristina recibió en en esta corte, señor barón de Testa; el maaudiencia á las duquesas de la Victoria y gistrado del Tribunal Supremo D. Alfredo Tarifa y á las marquesas de Zarco y de San Massa Navarro y el acaudalado banquero M. Theofile Benard. Carlos La distinguida concurrencia que asistió á Las noticias recibidas ayer de Inglaterra la ceremonia, compuesta casi exclusivamensobre la salud del príncipe Leopoldo de te por las familias, dp los novios á causa del Battenberg acusaban en el enfermo igual luto de la novia, fue obsequiada con un espléndido té en los salones de la señoia viuestado de gravedad. da de Candelas. Les recién casados señores de Soto, á TRIBUNA LIBRE quienes en el acto de su boda ha enviado Su Santidad Pío X la bendición apostólica, LA CUESTIÓN salieron anoche para Biarritz y Niza. Les desearnos eternas venturas. DE PALACIO D SOC 16 DAD DE CANARIAS ontlnúan las protestas de Tenerife con tra el Real decreto de descentralización, y la viveza con que se formulan contrasta con su falta de fundamento. Llénanse columnas de la Prensa prodigando vocablos de encono, y no se lee una razón que los justifique; dícese que la indicada medida crea un conflicto, y se olvida que el conflicto ha existido siempre y que á ponerle remedio tiende la resolución del Gobierno, que respeta los derechos é intereses de Tenerife, de nada le despoja, nada le atropella y concede á Las Palmas, antigua capital del archipiélago, la residencia temporal de un gobernador y la permanente de un funcionario con las faculta. des que aquella autoridad crea conveniente delegarle. A la misma hora se verificó en la parroquia de la Concepción el enlace de la encantadora señorita doña Concepción Guzmán y O Farril, hija del ex mipistro don Francisco de los Santos, coa D. Fernando Suárez de Tangil y Ángulo. Los padrinos fueron el padre üel novio y la madre de la novia, y testigos! por parte de la novia, el marqués de Maravalles, don León Urzáiz y D. Alejandro Guzmán, y por el novio, el marqués de Aleüa, D. Emilio Ángulo y D. Luis Parrella. Los señores de D. Santos Guzmán obse quiaron á los invitados en su. casa con r. n bien servido té. Deseamos á los nue- vos e oaos muchas felicidades. I nminiiiüiuiiBiiui mini i i n n m n i r i n n n i