Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
A B C MIERCOJLES iy DE NOVIEMBRE DEigog. EDICIÓN i P A a 12. Loque no dicen los números- -escribe) a ilusire escritora, -aun con ser en esta ocasión bastante elocuentes, dados los recursos que pueden allegarse en una villa pintoresca y culta, pero de escaso vecindario, y en las humildes feligresías que la rodean, es el celo, ia voluntad infatigable, la continua emoción patriótica- con que he sido auxiliada y secundada en la tarea por las señoras y señores de dicha Junta, que han rivalizado en la noble labor y han hecho posible su éxito. Con días de aguacero, con barro hasta el tobillo, han ido las animosas señoras de la Junta por caminos y aldeas colocando papeletas del regalo de la vaca lechera base de nuestra recaudación. Yo había recogido antes, donativo tras donativo, lo sobrante para adquirirla. Adjunta la lista de los generosos donantes, en ella se verá cuánto ha sobrepujado su esplendidez al coste de la vaca, y cómo ha engrosado lo que podemos ofrecer al Ejército, para quien en estos instantes todo esfuerzo nos parece pequeño, y todo cariño insuficiente. I a vaca rifada ha tocado en suerte á un pobre pescador de Sada. Si la guerra se prolongase, termina diciendo doña Emilia, todavía la Junta de Sada, pequeña villa y gran corazón, seguiría trabajando; pues así como el Ejército no se cansa de fatigas y peligros, nosotros no liemos de cansarnos de pensar en él, de trabajar para él, de agotar recursos, de pedir y de dar. I a misma Jimia ha enviado á Melílla 137 pañuelos. Felicitamos á la citada Junta y á su insigle presidenta. 1 a Jeiatura administrativa del Cuartel ge neral del Ejército de operaciones en ¿lelilla nos comunica con fecha 11 que se lian recibido y distribuido entre los solda dos de Administración Militar de este ejército los pañuelos que con dicho objeto enviaron los donantes siguientes; A. Gargallo, de Valencia; Hilaria Poyo, de Barcelona; Incógnito, de San Sebastián; Señoritas de Cabezón de la Sal; Victoria de Montestrunqae, de Morón; J. Rívas, de Ramales; Rafael Sánchez, de Jabugo (Huelva) Rosalía Vázquez, de Coín; Rosita Aragón, Carolina Cacharon, Milagros Fernández é Inés Bustillo, de Astorga. Muchos donativos llegan sin dirección y sin que se sepa quién los envía. DE NUESTRO REDACTOR. CORRESPONSAL AFRICANAS ME 1. H. LA 14 NOVIEMBRE I9O9. y sistema, á entenebrecer áqaéllas con los cionales ya conocidos y altas eonvemenc; 53 insanos nublados del apasionamiento. internacionales que se traducían en la pronX, a atenta lectura de los artículos en cues- ta y necesaria instalación de un faro en el tión demuestra desconocimiento de los te- cabo de. Tres Forcas. rritorios en los que se handebarrollado hasta En virtud de dichos intereses y conveahora las operaciones militares, y tal igno- niencias, no parecía ni era. ya suficiente el rancia se justifica con la creencia que abri- dominio del zoco El- Had. Era preciso, a gamos de que habrán sido base de sus apre- inaplazable asegurar en absoluto dicho ciaciones los mapas y planos que en los cabo, extendiendo el dominio militar y meCentros directores oficiales se tenían del que terial á toda la península, hasta llegar á su ha sido teatro de la guerra, de esta campa- costa Oeste, estableciendo una línea de poña tan especialísima, que ha entrado ya en siciones hasta el mar, cortando por compleel período de ocupación, tan difícil y deli- to la importante península. cado como el bélico v seguramente mucho Dicho dominio se consiguió efectivanien más interesante. te el día 6 del actual con la nueva ocupación Cuantos hemos tenido el honor de acom- de Hidum y de otra posición más avanzapañar á las columnas de operaciones, sien- da sobre el mar. Con esto queda demostrado do, en cumplimiento de nuestra misión pe- que lo que no era objetivo importante á meriodística, testigos presenciales de todos los diados de Septiembre lo fue principa a prihechos de armas, desde el 9 de Julio hasta meros de Noviembre. ¿Quién podrá asomel 7 de Noviembre, pudimos observar y co- brarse de que en el curso de una campaña mentar íntimamente que aquellos mapas, militar, y con arreglo á las necesidades de que aquellos planos que veíamos en manos una nación, aquilatadas por su Gobierno, de generales y de jefes y oficiales de Estado aumenten ó disminuyan en importancia los Mayor, algunas veces hasta en pleno com- distintos objetivos de aquélla? bate, adolecían de grandes errores respecto El articulista, en su notorio desconocí á distancias, á puntos, á poblados y en todo mie- nto de esta provincia del Rif que se cuanto se refería á los accidentes é impor- llama Guelaya, lanza la atrevida afirmación tantes detalles topográficos. de que el día 30 de Septiembre quedó emNo nos inclina el ánimo al asombro, por peñado en Beni- Buifrur el honor del Ejércilo tanto, que el articulista en mención, te- to y de España. De haber sido testigo preniendo por toda base de juicio los equivo- sencial de las operaciones, reconocería que cados mapas y planos, haya considerado el combate del zoco El Jemis fue el más eomo objetivos técnicos aquellos que eran pu- honroso de cuantos se habían librado, en el ramente populares, y viceversa, sin que esto cual se demostró precisamente tal como es quiera decir que se sacrificara una sola vida el bizarro Ejército español; reconocería, adenacional á la consecución de alguno de los más, que si en dicho día y en todos ios comobjetivos llamados populares, pues ello hu- bates anteriores no se hubiese ya cubierto biese implicado verdaderas responsabilida- sobradamente de gloria, lo hubiera consedes de carácter moral, á veces mucho más guido con la brillante victoria sobre el enegraves que las de orden material. migo obtenida el 17 de Octubre en las pri ¿Quién podrá dudar de que en el princi- meras estribaciones de la misma cabila de pio de la campaña no era Beni- Sicar objetivo Beni- Buifrur, causando á la barca más de principal, ni siquiera importante? ¿Veaso no 300 bajas, por 15 nuestras, bastantes de ellas permaneció largo tiempo dicha eaoila, más por heridas leves y contusas. Al terminar que neutral, casi afecta á España? Sin di- esta narración acude á mi memoria la muercha neutralidad durante los meses de Julio te heroica del comanda- nte Pennat, de quien y Agosto y gran parte de Septiembre, ¿no tuve el honor de recoger los últimos alienhubiera quizá podido ocurr r algo muy la- tos, á eambio de recibir el de sus últimas pamentable para la tranquilidad de la plaz- a labras. En presencia de tanto heroísmo y de de Melilla, especialmente durante los días tan señalada victoria, depositó aquel héroe comprendidos entre el 9 y el 11 del nrimero en mis oídos, tronando todavía ei cañón y de dichos meses? disparando ia fusilería, la siguiente frase: Un incidente puramente personal y aisla- Diga usted, amigo Iur, que muero faciendo ¡viva do, ocurrido á mediados de Septiembre en España! los límites con tan poderosa cabila, dio luY para terminar diré que quienes orgagar al necesario castigo de aquellos cabile- nizaron la campaña, quienes la dirigieron y ños, al combate sangriento de Taxdirt, y á la quienes la han realizado colocaron muy en feliz ocupación del zqco El- Had, posición alto el prestigio de España y su personalimuy importante y de grandísimo valor es- dad inmortal ante el mundo, como también tratégico. el honor y la gloria del Ejército, de ese EjérPara dicha ocupación aconsejó la buena cito de operaciones, que volverá á España ciencia militar la toma momentánea de Hi- pudiendo decirla con el más legítimo orgudutn, que se abandonó poco después de ocu- llo: Hemos sabido morir para vencer y enpado el zoco, y además, por entonces, repi- sanchar tus territorios. to, no era Bem- Sicar, ni mucho menos, un JAIMS TUR, Había que tomar Zeluán pocos días después, y éste sí que era objetivo principal, por su gran proximidad, mejor diríase vecindad, de Bsni- Buifrur, y además para completa seguridad y dominio de la famosa Mar Chica y de su inmensa llanura. Para el mayor éxito de dicha conquista eran muy necesarias las f ue- rzas que en cantidad considerable hubieran tenido que quedarse guarneciendo Hidum, muy hermosa posición, sí, pero de una necesidad inmediata, á la sassón muy secundaria. Tomados ya Tauima y Nador por la división reforzada, y dos días después Zeluán por la de Cazadores, en acertada y feliz combinación con aquélla, dejando asegurada debidataente la retaguardia por las brillantes operaciones de Larrea en Quebdana y de Aguilera en Arkemeen, aumentó considerablemente el objetivo que el Gobierno y e! general Marina tuvieran antes en Beni- Sicar. Dicho acuerdo lo justificaron intereses naobjetivo principal ni técnico, ni tampoco popular. POR LA JUSTICIA Y Entre muy importantes elementos de LA. VEKDAD esta plaza y posieioaes avanzadas se ha observado estos días verdadera y justificada contrariedad, producida por- ana serie de lamentables artículos editoriales insertos en La Correspondencia Militar. I Y accediendo á vehementes deseos que me han sido expresados, creóme en el deber de hacerme eco en A B C de un estado de opinión creado en esta plaza y contrario en absoluto á aquella actitud. Mi propósito, al hacerme intérprete fiel de dicho estado de opinión, no es otro que el de colocar las eosas en su verdadero puesto, desvirtuando eaantas afirmaciones, desposeídas de íundaniento, ha hecho el articulista. -Procuraré, por lo tanto, que de mi pluma salgan resplandecientes la verdad, la razón y lajusíkáa, consignando también que lie sido siempre. refractario, por convicción S íantAC f 1 rtiA ifv c ríe VALENCIA Y SU EXPOSICIÓN, POR TELEFONO MARTES, 16, 10 N. Cfsta mañana se ha eelebrado la cuarta se sión del Congreso Agrario Nacional, bajo la presidencia del Sr. Estruch. Discutióse el tema de la Federación agraria catalana balear acerca de la crisis vinícola y acción de los particulares y del Gobierno para remediarla. I,o defendió el Sr. Maristany, aprobándose las conclusiones que presentó, msoirad s en la honradez profesional eu ¡a e a b l a ción de los vinos, necesidad da iu ¿iK a: prohibiendo la adicióu de alco io es J Í- J tríales y celebración cié Tratólos at msrcio. 9 illil Mí 1 mrnunüra