Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
A B C MAR i ES 16 DE- NOVIEMBRE DE 1909. EDICIÓN 1 PAO. 8. A las ocho y media de la mañana de ayer dio á luz la infanta doña Ivuisa una preciosa niña, asistiendo á la egregia paciente el ilustre tocólogo conde de San Diego y su hijo el doctor D. Eugenio Gutiérrez. El alumbramiento se verificó con toda felicidad; y así se comunicó por telégrafo á Melilla al infante D. Carlos, y por teléfono Palacio, á la familia Real. Seguidamente se trasladaron al palacio de la Castellana los Reyes D. Alfonso y doña Victoria, la Reina doña María Cristina y Jos infantes doña Isabel -doña Teresa y D. Fernando. Sus Majestades y Altezas conversaron con la infanta doña I uisa, que se hallaba en satisfactorio estado, acompañada de su madre la condesa de París. A las diez de la mañana se verificó la presentación de la recién nacida con las solemnidades de costumbre y en presencia de la Real familia, jefes de Palacio y ministros de Estado y Gracia y Justicia. Hoy se verificará la ceremonia de inscribir en el Registro Civil á la recién nacida, quien disfrutará, no de los honores de infanta, sino de los de princesa de la casa de Borbón. DESPUÉS DE LA ABSOLUCIÓN NACIMIENTO DE UNA PRINCESA como caso raro de vínculos familiares, puesto que es y no es al mismo tiempo hija de Mme. Japy. 149.037 PESETAS DE PAPEL i os banqueros Sres. Urquijo y Compañía hicieron ayer efectivo en nuestra caja el cobro de ciento cuarenta y nueve mil seiscientas treinta y siete pesetas por el papel consu- mido durante UN MES. Publicamos la cifra para que cuantos se interesan por nuestra Empresa puedan darse cuenta de la prosperidad que por el favor exclusivo del público alcanzan nuestros pe riódicos, y los que nos favorecen y honran con sus adhesiones sepan que la labor periodística que representa este importante consumo de papel durante un solo mes estará siempre consagrada á la defensa de nuestra patria. ECOS MILITARES C egún noticias oficiales recibidas ayer, ha fallecido en Carrión de los Condes, donde desde hace pocos días disfrutaba licencia por enfermo, el comandante general de Artillería de la quinta región, general de brigada D. Juan Ollero Carmona. completo de fortificación en las posiciones conquistadas. Después formulará la propuesta, y se pro cederá tan pronto la examine el Estado Mayor Central al trabajo de ellas. Parece que presidirá esa comisión un militar inteligente y conocedor de eso, el general Marvá. que pronto irá una comisión á se habla decon objeto de estudiar un plan Melilla nueva las bellas señoritas fama y Manuela Espárrago y Delgado. En la finca de El Quejigar, que en tcnci no de Cebieros (Avila) poseen los hermanos Sáenz de Heredia, se ha verificado la cuarta expedición de esta temporada, la cual hf sido tan divertida como las anteriores, aun. que la lluvia pertinaz se pronunció en con tra de los cazadores. Eran éstos, además ae ios cuatro nerma nos, Antón, Gregorio, Ramón y Ángel Sáen 2 de Heredia, el marqués de Santa María de Silvela, el conde de Gainazo, D. Mariano Tejerina, D. Agustín Silvela, D. Francisco Ossío, D, Julián Pedrero, D. Francisco Amnnátegui, el Sr. Torre Isunza y el marqués de Valdeiglesias. L, as horas en que se cazó quedaron icaucidas á medio día, por efecto de la lluvia. Es justo consignar que algunos cazadores hicieron tiros prodigiosos, especialmente Antón y Ramón Sáenz de Heredia. Este último cortó á una perdiz la cabeza á cercén de un balazo; en otro tiro cortó á una Lebrp las dos patas traseras. No hay que decir que sn Síguaos de estos. tiros no quedaban de las perdices más qa ligeras piltrafas. I levarón la cuerda en la expedición el marqués de Santa María de Silvela, que mató 32 perdices; el conde de Gamazo, con 28, y D. Julián Pedrero, con 26, tirando todos éstos con perdigones. LOS CRÍMENES LA VIUDA DE STE 1 NHEIL POR TELÉGRAFO PARÍS, 1 5, 3 T. LA VENDETTA EN CÓRCEGA POR TELÉGRAFO iJÍCCIO, I Í O M. igue siendo el asunto del día el proceso de la viuda de Steinheil y su absolución. Después de conocerse el veredicto de inculpabilidad de Meg el defensor, monsieur Aubm, regresó á su domicilio en un carruaje de alquiler, donde le acompañó su amigo monsieur Pournin. Maitre Aubin había dejado á la viuda Steinheil á cargo de sus secretarios meseieurs L, andowski y Steinhard y del grabador Desmoalin. Ya en su casa, el defensor hizo las siguientes declaraciones, contestando á valias preguntas que le hicieron los periodistas. Doy por bien empleadas todas mis fatigas en vista de la feliz terminación de este proceso sensacional. Tenía absoluta confianza en el Jurado, y aunque, mientras duró la deliberación, oía á todo el mundo hablar de condene, no perdí ni un momento esa confianza en la im parcialidad de los jueces populares. Y por ahora no puedo decir una palabra más. Necesito un reposo inmediato. Aquí queda mi amigo Pournin, que puede completar mis manifestaciones. Habiéndose retirado maitre Aubin, su amigo continuó: Entre las preguntas del veredicto había ana que mereció especial atención de los 5 jurados. Se trataba de la pregunta formulada en estos términos: Madame Steinheil ¿era hija legítima de Mine. Japy? No había duda alguna acerca de esa maternidad; pero cuando el presidente explicó á los jurados que de tal cuestión dependía la calificación del parricidio, los jueces populares comprendieron que se trataba de establecer previamente la filiación. En consecuencia, el Jurado ha preferido responder no á esta pregunta como á todas. Dedúcese, por tanto, que Mme. Steinheil se encuentra en una situación civil verdaderamente anómala y que puede citarse S JZn el distrito de Sartene acaban de oca rrir dos tentativas de asesinato motivadas por la venganza. g- a fallecido D. Daniel Collado, director El primero de ambos hechos sucedió ñ literario de nuestro querido colega Et la manera siguiente: Mundo Militar. Dos cuñados, Pablo Giacotnoni y Carlos Era un periodista discreto y culto, y en Raffani, se presentaron en la casa de na los Centros donde hacía información mili- propietario llamado Giustiniani, vecino del tar, especialmente en el ministerio de Ja Municipio de Arbellara. Guerra, gozaba de grandes simpatías por Después de una violenta discusión con sus excelentes condiciones personales. Giustiniani, los dos cuñados, que iban provistos de escopeta y revólver, respectivamente, dispararon sus armas contra el propietario, que resultó herido en el pecho y en un brazo. El estado de la víctima es de extrema gra El marqués de Cubas, secretario del Senado, ha sido agraciado por el Rey de Por- vedad. Se dice que Giustiniani había amenazado tugal con la gran cruz de Villaviciosa, á Giacomoni con causarle perjuicios de imCosteada por la Hermandad de la Escla- portancia si no pedía la mano de una jove vitud de la Almudena, se ha dicho en la parienta suya. I s autores del crimen se han daao á 3 a iglesia de Santa María una solemne misa de Réquiem por el eterno descanso del alma fuga. Casi á la misma hora, en los alrededores de la virtuosa señora de León, madre polínica de nuestro querido amigo y compañero de JFoce, un soldado de Infantería, llamado en la Prensa D. Agustín Retortillo y Mac- Nicolai, disparaba un tiro de fusil á ua pastor. pherson. Este quedó gravemente herido. El pastor agredido estaba reclamado- pea Ha regresado de Valencia el marqués de las autoridades con motivo de haber intenC áceres. tado asesinar á un hermano de su agresor Hoy, á las diez de la mañana, se celebrará en la parroquia de la Concepción un solemne funeral en sufragio de la que fue bondaEMBAJADA dosa y caritativa dama, doña María Retortillo y González Nandín de Rodríguez. MARROQUÍ a embajada marroquí estuvo en la tarda I,o s señores de Sáenz de Heredia han obde ayer cuartel sequiado á varios de sus amigos con una dia civil de visitando el Salado, de la Guarla calle del donde está cacería en su posesión de El Quejigar. instalada la Comandancia del Sur. Fue recibida por los jefes 7 oficiales de Ha fallecido en Ronda D. José Pérez de Instituto, acompañados de toGuzmán el Bueno y Gallo, á la avanzada benemérito los moros yvisitaron las depea dos ellos, edad de setenta y seis años, dencias del cuartel. Después pasaron revista á las fuerzas Han llegado á pasar una temporada con trajes que sus primos los marqueses de Torre- Villa- que vestían los distintos la Guardia para los distintos servicios tiene civil. L 1 imirüuniíin i