Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
A B C DOMINGO 14 DE NOVIEMBRE DE 1909. EDICIÓN 2. PAG. éste satisfechísimo del teatro, porgue todos los intérpretes, como queda espresado, contribuyeron al éxito feliz, y hasía otra, que será pronto. Esta noche, para segundo turno, Tan- EL TEATRO pfelipe Pérez y González, Carlos Feraáü dez Shsw, Serafín y Joaquín Alvarez Qwintero, I, uis Gabaldón, Ángel M. a Castell, Andremo y Manrique de I, ara firman los trabajos con que se engalana eí número de hoy de la notable revista de espectáculos El Teatro. Esto en cuanto á la lectura. Por lo que se refiere á la información gráfica diremos que publica, distribuidas en seis páginas, numerosas y magníficas fotografías del Incendio del teatro de la Zarzuela, y otras muchas de todos los acontecimientos teatrales recientes, retratos de artistas é ingeniosas caricaturas Con la excelencia de los trabajos literarios y fotográficos corren parejas el esmero de la impresión, de los fotograbados y la calidad del papel. TEATRO DE LA ZARZUELA I- f os donativos. He aquí los donativos que hasta nosotros han llegado para las víctimas del incendio del teatro de la Zarzuela; María Palou, 50; Pedro Sepúlveda, 50; Ementa A. Esparza, 50; Acacia Guerra, 50; J. J? ungairmo, 25; Manuel Fungairiflo, 25; H. M. S. 5; Pilar Laredo, 50; C. de C, 5; Cándido Lara, 50; Pedro Yáñez, 50; Joaquina Pino, 50; foréstalo Luca de Tena, 1.000. El importe total de 1 460 pesetas s? le hemos entregado al empresario de la Zarzuela, Sr. Reynot, que las unirá al producto de las funciones que se han organizado en Apolo y en Price á beneficio también de las aludidas personas damnificadas. de todo es un particular que psresenta un pliego en el concurso. Al salir el conde de Peñalver del Ayunta miento, acompañado de los concejales coa- servadores, se lamentó de la forma en qyíe había sido tratado. El Sr. Encío, al darle la eflüorabueua más efusiva, le dijo Han quedado rotas desde esle ruomenlo nuestras relaciones con el actual alcalde. Cuando el señor conde de Peñalver salió á la calle, un numeroso grupo de obreros le saludó respetuosamente, exclamando: -Este es el que ha hecho la Gran Vía. A éste deberemos el pan de nuestros hijos. Cjn nonor del conde de Peñalver. En la sesión primera que el Ayuntamiento, celebre se presentará una proposición encomiando como se merece la perseverancia é inteligencia con que el conde de Peñalver ha trabajado largo tiempo hasta lograr que sean adjudicadas las obras de la, Gran Vía En di- cha proposición, que suscriben vein titanios concejales de todos los partidos, se propone: i. Que la primera avenida de la Gran Vía que se construya lleve el nombre de avenida del Conde de Peñalver. 2.0 Que este nombre se esculpa en artis tica lápida, que exprese, además, ser el ilustre ex alcalde de Madrid el que ha logrado la realización de la obra; y 3. 0 Que el Municipio madrileño proclame hijo adoptivo y predilecto de la villa y corte al excelentísimo señor conde de Peñalver, 1 o que dice el alcalde, El Sr. Aguilera dijo á les periodistas, hablando del incidente á que nos hemos referido: Soy el primero en lamentar io ocurrido: pero confío en que las aguas volverán á su cauce, ya que el período de nerviosidad ha pasado. Hablé con el conde de Peñaiyer para uarle las explicaciones que yo creía oportunas; pero lo encontré tan excitado, que desistí de mi propósito, ante el temor de que la cuestión pudiera ir más allá de donde debía, pues soy hombre que al son que me tocan bailo. Si al acto del concurso no le he dado mayor solemnidad, ha sido porque ya lo tuvo la anterior subasta, y, sin embargo, la Gran, Vía no se hizo; y por otra parte, como nadie hizo uso de la palabra, creí que yo no era el llamado ya á hacerlo. Yo no miro con enviara este éxito de. conde de Peñalver, pues si tal idea hubiera pasado por mi mente, medios tengo á mi alcance, hasta la aprobación definitiva del proyecto, para ponerle dificultades y hacer imposible su realización. I a prueba de mi excelente disposición hacia el conde de Peñaiyer está en que antes del concurso autoricé la presentación en la próxima sesión del Ayuntamiento de una proposición pidiendo que se dé el nombre del conde de Peñalver á una de las primeras calles que se abran en la Gran Via. Con objeto de que el señor conde de Pe ñalver pueda apreciar que yo no tengo hacia él animosidad alguna, he comisionado a los concejales Sres. Martínez Kleisser y De Carlos para que le den todo género de explicaciones, y espero que nuestra buena amistad ao quedará quebrantada. Aunque la Gran Vía se haga siendo y alealde, nadie podrá regatear sn éxito al señor conde de Peñalver. Los Sres. Martínez Rleisser y De Caríoí han cumplido la misión que les encargó e) Sr. Aguilera, siendo aceptadas, por el señot conde de Peñalver las explicaciones que 1 dieron. proposición presentada. Bajo la presidencia del Sr. Aguilera se celebró ayer en el Ayuntamiento la subasta para la adjudicación de las obras de la Gran Vía, asistiendo al acto numeroso público y casi todos los concejales. Comenzó el acto á las doce, actuando como notario el Sr. Fernández Cuevas. El secretario, Sr. Ruano, leyó la Real orU ace mal el colega en cauiDiar de tono 1 en den referente al Concurso, y luego dio cuen 18 ¡a discusión que, por haberla él píS ¡vo- ta de que sólo se había presentado tina proposición, por el señor conde de Peñalver, á cadq, venimos sosteniendo. Ni el asunto que debatimos ni nuestra nombre de la casa Martín Albert Silvers, de corrección, de la que deseamos no tener que Parió. Invitado el señor conde de Peñalver á que arrepentimos, merecen sus ironías. Negó El País que existiese en los sucesos examinara el pliego, subió al estrado preside Barcelona violación de religiosas, y con dencial en medio de una estruendosa salva testiinomos, irrecusables hemos probado lo de aplausos, procediendo al examen del sobre lacrado y á la apertura del mismo. contrario. El alcalde dio lectura del resguardo de la Sostuvo también que no habían sido asesinadas mujeres y niños, y no sólo hemos Caja de Depósitos que acredita el de 500.000 publicado los nombres de las víctimas, sino pesetas, efectuado para tomar parte en el que hemos indicado por qué medio puede concurso, y después al del poder otorgado comprobar El País estos ciímenes, dirigién- por el Sindicato al señor conde de Peñaldose, como nosotros, á las personas que nos ver, haciéndose la adjudicación provisional. En dicha proposición se acepta el pliego han informado en Barcelona. Y dicho lo que queda consignado, sólo de condioioaes (28 992.276,57 pesetas) y ofrenos resta dejar que el público juzgue si ce anticipar al Municipio la cantidad que nuestras afirmaciones están ó no fundamen sea necesaria para las obras que con motitadas y si merecen más crédito que las ne- vo de las de la Gran Vía tendrá que realizar aquél. Dicho anticipo se hará en títulos gativas sistemáticas de El País. al portador, que se coticen en Bolsa, de á 500 pesetas cada uno, al 97 por 100, y con MAGNETIZADO Y MUERTO interés anual de cuatro y medio por ciento, los cuales serán amortizados á la par á los treinta días de terminadas las Obras. Como se ve, las anteriores condiciones no pueden ser más ventajosas; entre otras razones, porque el mencionado anticipo de fondos releva al Ayuntamiento de la operaPOR CABLE ción de crédito de que se habla en el párranUCVA YOTK, 13, 10 M. fo 3.0 de la cláusula 6. a del pliego. p l profesor iiverton, conocido hipiotista 1 incidente -f de Nueva York, ha sido preso por el den lito de homicidio. Cuando un fotógrafo de un periódico Resulta que el magnetizador, realizando ilustrado se acercaba á la mesa presidencial algunas experiencias públicas en Somervi- para obtener una fotografía, prodújose un lle (New Jersey) produjo el sueño hipnóti- incidente que fue comentadísimo. co á un individuo llamado Roberto SimpEl alcalde invitaba al conde de Feñalver son. Después de llevar á cabo maravillosos para que éste subiese al estrado presidenexperimentos de sugestión, que merecieron cial y ser retratado; pero el conde de Peñalgran aplauso del público, el profesor trató ver, jue se hallaba disgustado con el señor de despertar al dormido. Aguilera porque no había considerado oporPero cuantos pases y esfueizos puso en tuno decir una sola palabra en acto de tanpráctica el profesor fueron inútiles. ta trascendencia para Madrid, se excusó Roberto Siuipson no despertó por la sen- de subir diciendo: No tengo nada que hacilla razón de que había pasado del sueño á cer aquí y me retiro, I, as cosas se deben hala muerte sin que lo advirtiese el hipnoti- cer como las hice yo cuando ocupé ese zador. sillón. Los facultativos han podido comproDar El Sr. Aguilera replicó: El alcalde añora en la autopsia que el infeliz murió á conse- soy yo y doy á los actos la solemnidad que cuencia de una ruptura de la aorta, provo- creo conveniente. Si no doy otra contestacada por las operaciones magnéticas á qué ción á las palabras del conde de Peñalver, fue sometido. no es porque no se la merece, pues después PARA fiL PAÍS PELIGROS DEL HIPNOTISMO U