Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
A B C SÁBADO i3 DE NOVIEMBRE DE 1909. EDICIÓN i. PAG. 11. EL PROCESO STÉ 1 NHEIL (DE NUESTRO ENVIADO ESPECIAL, PARÍS, 12, ION, NOTAS MUNICIPALES I a sesión de ayer. Comienza á las diez y media, ba o la presidencia del alcalde. Tras 1 despacho de oficio se pone á discusión el dictamen de las Comisione 1; de Hacienda y Obras proponiendo vanas transferencias de crédito, por importe total de 27550496 pesetas, para la realización le obras de los servicios de vías públicas y de paseos y arbolado. El Sr. L. argo Caballero pide que quede sobre la mesa este dictamen para poderle estudiar más detenidamente. El alsalde suplica al Sr. Largo Caoalleio que retire su petición, dada la importancia extrema de este dictamen, cuya aprobación ha de solucionar la crisis obrera, proporcionando trabajo á más de 500 braceros solamente en el Parque del Oeste. El Sr. I, argo Caballero insiste en su petición, y los Sres. Senra y Gayo piden enton ees que se declare urgente la discusión de este dictamen. El Sr. Dorado pide que se desglosen del expediente algunos extremos. El Sr. Sáiz de los Terreros se aeciara partidario también de que el dictamen quede sobre la mesa. El alcalde dice que para que no exista la menor sombra de sospecha sobre esta transferencia de crédito retira el dictamen, cuyo solo objeto es beneficiar á los obreros de Madrid. (Muy bien. El Sr. Senra pide que conste su voto ea contra El dictamen queda, al fin, sobro la mesa Se discute también ampliamente otro dictamen proponiendo la celebración de Concurso de proposiciones para la explotación del local de la antigua Casa de Vacas del Parque de Madrid El Sr. Dorado impugna el dictamen, defendiéndolo los Sres. Fernández Victorio á Iglesias, aprobándose al fin A continuación se aprueban, sin Ciscusión, todos los restantes dictámenes del orden del día y son tomadas en consideración varias proposiciones. El Sr. Santillán pide que sólo se expidan patentes para vender vino á los taberneros, y se active la adquisición de terrenos para el nuevo Matadero y Mercado de ganados, El alcalde contesta que ya se ha nombrado una comisión para el estudio de los pliegos pr- esentados al Concurso de terrenos. El Sr. Pérez Guerra se ocupa del cotrcier to de las zonas, lamentándose de que ¡e re caude menos de lo debido El alcalde ofrece ocuparse detenida míate de esta cuestión y corregir los abusos que denuncia el Sr. Guerra El Sr. Mazzantini, presidente de la Comi sión de Consumos, dice que ésta se está ocupando actualmente del aumento del canos que pagan las del extrarradio. El Sr. Gascón se ocupa de un recurso út alzada entablado por él contra un dictamen de la Comisión de Resultas del Ayunta miento Pide al alcalde que dé lectura de la Real orden dictada sobre éste asunto, y que sea devuelto el expediente al Ayuntamiento. El alcalde promete hacerlo así. El Sr. Mazzantini se queja de que el delegado regio quiera acaparar para sí la colocación de niñas en una escuela modelo del barrio de Chamberí, en donde ha colocado dicho señor algunas que tienen automó vil propio. El Sr. Iglesias pide qae se soáci- te de los poderes públicos la suspensión de) delegado regio de primera enseñanza. El Sr. Abellán se queja de los abusos que cometen las Compañías de tranvías coa sus empleados. El Sr. Iglesias se queja á su vez ae I MPRES 1O NES Y I a gente que aguara e n a col COMENTARios dó b a pie lfirmea la lluvia rnMBNTiüiní aguantá que cayó durante la pasada noche y toda la mañana de hoy. Madame pasó la noche bastante agitada, y se despertó sobresaltada. Se levantó hoy muy tarde, y su principal cuidado consistió en poner en orden las notas que tomó ayer en la Audiencia mientras escuchaba la acusación del fisCdí. I, a Prensa de hoy, con unanimidad casi absoluta, se muestra desfavorable con relación á Mega, sin duda porque considera como segura su libertad Confieso que es imposible comprender á estos grandes periódicos parisienses, ni la campaña que hacen, que es ahora totalmente contraria á la mayor parte de la opinión, porque la opinión simpatiza indudablemente con madame. l a Prensa pretende hacer con este proce o una cosa parecida á lo que hizo con el de Dreyfus, porque hoy comienza á iniciarse una campaña antisemita, asegurando que es judío el apellido Steinheil, y que son judíos, por lo tanto, quienes agitan y mueven la opinión en favor de la procesada. EL FISCAL Hoy se presentó Meg ante la Audiencia atildada y compuesta. llevaba á mano las notas que tomó ayer tarde en la sesión, y de cuando en cuando las consultaba febrilmente. Continuó hoy el fiscal su requisitoria, reconstituyendo la escena del crimen y haciendo historia de las personas que habitaban en el domicilio del matrimonio Steinheil. Apóyase muy especialmente en las manifestaciones hechas por Remy Couillard, afirmando que la verdad se halla en lo dicho por el criado. I AS PREGUNTAS T. o comentarios det DEL JURADO Tilico. q u e empiecheos, aumentan y llegan á naceiac casi en voz alta. El fiscal empieza a aburrir a los circunstantes por su pesadez. Hasta mí llega noticia de cuáles han de ser las preguntas del Jurado. Serán siete probablemente, y su contenido, casi me atrevo á asegurar que el que expreso á continuación, con las naturales variantes: Eti lá primera se preguntará si es cierto que Meg mató á su marido; en la segunda, si el crimen se cometió con premeditación; en la tercera, si mató á su madre; en la cuarta, si Mme. Japy era madre de Meg en la quinta, si los dos crímenes fueron concomitantes; en la sexta, si madame fue cómplice del asesinato de su mando, y en la séptima, si fue cómplice del asesinato de su madre. í Conviene hacer constar que los acusados de complicidad son castigados con la misma pena que los coautores y los autores del delito principal. V. J s CONTINUA ello sólo sirven para poner en evidencia la escasa consistencia de sus acusaciones. Además, el discurso resulta largo, pesadísimo, soporífero, lleno de lugares comunes, y la oratoria del representante de la ley es tan premiosa, que el público se abu rre soberanamente y los espectadores aban, donan sus puestos, salen y vuelven á entrar en la sala. PARÉNTESIS El fitteal continúa hablan do con una monotonía desesperante, hasta que por fin el presidente tiene el buen acuerdo de suspender la sesión por algunos minutos. Con tal motivo los comentarios crecen. L. os adversarios de Meg convienen eu que los argumentos del fiscal son deleznables, resultando imposible establecer ni aun siquiera la complicidad en el crimen Madame parece hallarse fatigadísima; está muy pálida y se ha podido observar que ha escuchado su acusación rígida en el banquillo y con los ojos cerrados. El público se muestra irritadísimo por la extensión que ha dado el fiscal á su informe. REANUDA LA VISTA Reanúdase la w- -sesión, y el fiscal continúa hablando. Afirma que Meg confesó á dos compañeras de prisión que ella sola había asesinado á su marido. El defensor le interrumpe, preguntándole por qué no hizo venir á declarar á esas dos mujeres. -Porque no quiero refeiirme más que á aquellos testimonios de indudable veracidad- -contesta el fiscal. El público prorrumpe en risas y en protestas ante tal sahda, y el fiscal sigue hablando, hablando siempre. PTIN DE LA ACUSACIÓN Termina el fiscal diciendo que la viuda asesinó, porgue ni fue atada de ver, dad á la cama, ni eii la casa se halló rastro de robo Cuando el fiscal pronuncia su última palabra, levántase M. Aubin, defensor de Meg y le pregunta con tono solemne: -Señor fiscal, si estáis de aeuerdo con vuestra conciencia, ¿podéis acusar de complicidad en los crímenes á Marieta y á Alejandro Wolf? Sigue un momento de silencio imponente. El fiscal se sienta si proferir una palabra. I a impresión es tremenda. Créese que mañana habrá veredicto á última hora. I a gente hace calendarlos y hasta apuestas, I a Prensa callejera, La Presse, La Patrie y L Iníransigeant publican esta noche extensos artículos para influir sobre el Jurado. Van á gusto en el machito y quieren prolongar el proceso para mantener el interés... y la venta. I, a teoría que noy sustentan es la de que condenada Meg hablará y delatará á los verdaderos autores ó cómplices, y absuelta, se echará tierra al asunto París espera con impaciencia enorme el último acto de ese drama sensacional. CADENAS. L F 1 SCA NO SE CANSA... Continúa el- -fiscal impertérrito é incansable. Su alegato no produce mella en el público, que permanece indife- íente y lo escucha riendo y charlando. v Un ocasiones provoca las protestas de los oyentes, sobre todo cuando acusa á madame. J El fiscal, sin embargo, no consigue dejar claramente establecido ningún extremo de la acusación, y cuantos esfuerzos hace para E A los sefiores fotógrafos de profesión y á los aficionados que envíen á la Redacción de ABC fotografías sobre algún asunto de interés y de palpitante actualidad seles abonará DIEZ PESETAS por eada prnsba que publiquemos. Al pie de cada fotografía se indicará ¡INTERESA: el nombre de su autos.