Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
A B C. MIÉRCOLES 10 DE NOVIEMBRE DE 1909. EDICIÓN i. PAG. 1 a. S íH 9 s de la C rídád encargados de su asistencia, as damas de la Cruz Roja han repartido hoy entre les soldados dulces y tabacos. También se- fian prestado a escribir muchas cartas á las familias de los enfermos y heridos. IDE NUESTRO ENVIADO ESPECIAL) PAHJS, 9,0. E para los caballeros del p dl hl harapo, que han pasado la noche al raso para vender luego sus puestos, porque el VALENCIA público acudió hoy en mayor número aúa Y SU EXPOSICIÓN que ayer á presenciarlos debates en la Audiencia. POR TELEFONO También es verdad, que las penalidaMAHTES, 9, I I M. des que han pasado fueron hoy mayores que n la Exposta- ó se na inaugurado el con- las habituales, pues han estado toda l a nocurso de ganados y máquinas organi- che con sus cuerpos envueltos en una niezado por la comisión de la región de lle- bla fría, que siguió parte de la mañana, y se vante. metía en los huesos hasta de los que habíaEl concurso es Hotabilísitna por cantidad mos pasado la noche en caliente y mullido y calidad de ejemplares, distribuidos eu los lecho. seis grupos sigwieates: ganado caballar, asSe ha dado el caso de que personas que nal, vacuno, lanar, de cerda y maquinaria. habían pagado un buen puñado de francos Entre los expositores ha habido noble es- por un puesto no han podido entrar en el tímulo, distinguiéndose el conde deMontor- local por falta de sitio y, lo que es peor, han néSj que presenta vacas destinadas á la sido el blanco de las chirigotas de los cuproducción de leche y sementales magní- riososficos. OMENTARIOS E IM- De boca en boca Don José íncreder, opulento propietario, presenta nótatelas ejemplares de caballos y PRES 1O NES corrió por París desde muy tetnmulos. Don Ranióa Aiaacutha presentado bue- prano la noticia de que Mine. Steinheil h a pasado la noche llorando, porque recordaba yes buenos y vacas. Llaman la atesción los grupos de burros melancólicamente los términos conmovedoj yeguas enanos, carneros ingleses y cer- res y sinceros en que se expresó ayer, al dos. Entre éstos kay las parejas siguientes: declarar, el prometido de Marta. A pesar de los acontecimientos políticos Un macho queresa 38 arrobas y una hemque ayer surgieron en la Cámara, el interés bra de 41. El pabellón de maquinaria agrícola es no- del público no decae en la continuación de la vista, y se sigue hacienda comentarios tabilísimo. A la inauguración asistieren el conde de para todos los gustos. Moníornés, presidente y secretario de la I N TONTO APROVECHADO LJeganios Diputación y distinguidas- personalidades. -testigos ha. banda de másiea amenizó el acto. L. a comisióa ha sido íelicitadísíma por la presurosos, y entre ellos se destaca, por su aire jactancioso y fanfarrón, el ilustre tonto magnífica instalación. que luce el uniforme cíe Se pronuncíaro- s entusiastas discursos y Remy CouiUard, en ios bolsillos de sus visDragones y agita asistió numerosa público. tosos calzones los cuatro mil francos, en oro, L NEGOCIO DE I, a mañana ha sido LOS PUEoTOS hoy m u y fructífera E tenido en este ctffane, y en el público so promueve una corriente de honda curiosidad y sensación. Marcel Hutin es un tipo bajito, gordo, de unos cincuenta años 1, que usa monóculo bordeado de anillo de oro. Con espíritu de depurada galantería comienza diciendo el parisino periodista que vio á madame Steinheil al día siguiente del crimen y que su aire era tan juvenil que tuvo la impresión de que los asesinos podían haberla confundido con su hija Marta. Afirma que entonces fue cuando Meg le refirió la historia de los hombres barbudos de las levitas negras y de la mujer pelirroja, y añade que la salud de la esposa del pintor asesinado le pareció precaria. Asegura el testigo que no tuvo motive para sospechar de la buena fe de la procesada. N POCO DE JOLGORIO Refiere luego los acontecimientos que se desarrollaron la famosa noche del 26 de Octubre, y dice Yo invité á madame á decir la verdad, parecíame que se hallaba en un estado de depresión mental acentuadísimo. yo, también. (Grandes risas en el público. Por muy periodista que se sea no deja uno de ser hombre, sobre todo en presencia de una mujer bonita. (Regocijo general en la sala. El testigo continúa relatando que en unión de I, abruyere rogó á la Steinheil que hablase con entera franqueza, y entonces Meg les dijo: Supongo que ustedes no creerán que he matado á. mi esposo y á m, t madre Después acusó de los dos asesinatos á Alejandro Wolf, afirmando que habia entrado en la casa para robar. p L DEFENSOR PREGUNTA Al llegar ñ t -c j testigo á este punto de su declaración interviene el defensor de la acusada, preguntando á. Marcel Hutin: ¿Observó el testigo con certeza qneíaa dame Steinheil se hallaba en estado de d presión mental? -Ciertamente- -responde el testigo. -Siguiendo un ardid muy emp eado en la profesión periodística, ¿pretendió usted decir mentira para sacar verdad? -I,o niago- -replicó Hutin concitamente. -últimas palabras pronunciadas por el redactor del Echo deParis, se levanta Meg co. no movida por uc ressrte, y exclama con voz vibrante: Usted me llenó de terror diciéadome qu todo el pueblo de París, indignado, venía á asaltar mi casa con el fin de linchar á ¡dos pobres mujeres. Usted, con L. abruyere, que) me tenía sujetas las manos, me mandaba que dije; e la verdad, amenazándome antes que llegase ci populacho. Entonces, fuera de mí, no se ío que dije, en un verdadero acceso de locura. Madame Steinheil pronuncia sus frases con acento enérgico y ademán felino, fiero, amenazador. Ivas palabras que ha dicho en su inesperado arranque causan en el público hondísima impresión. Suspéndese la sesión ñor unos Ai reanudarse la w sesión declara m JH sieur Barby, redactor fotógrafo, que hace las mismas manifestaciones que en su día, MONÍO SN ARRANQUE D AEL- Al oir las M R T C S C; 1 0 Al, JR 1 Ayuntamiento, ea sesión de hoy, á pe tición del Sr. Ibáñez, ha recogido unas conclusiones de la última Asamblea de médicos titulares, aoorefando telegrafiar al Go bierno pidiendo la creación üe sanatorios militares para los repatriados de Melilla. Reunidos el Instituto Médico Valenciano é importantes organismos, representaciones de las fuerzas vivas y centros docentes, han tratado de ia oportunidad de rendir home ñaje á D. Ansalio JGimeno con motivo de la colocación de la primera piedra de la Faf cultad de Medicina y Ciencias, cuyo proyecto se traraitó cuando dicho señor fue ministro. Ss acordé también la celebración de varios ac -os, entrejellos la colocación de un re. trato y una lápida que perpetúe el recuerdo en el paraninfo de i 1 Universidad. que ha cobrado estos últimos días de las interviús que ha celebrado con varios periodistas. Sabiendo esto, nos explicamos todos, como al final de las comedías, eí gusto conque Remy celebraba cada día una interviú, en cada una de las cuales, inventando los lances más inverosímiles, desmentía la anterior. El majadero Remy liego á asegurar que al mismo tiempo había sido el amante de Meg y de su hija Marta. Este ú! limo extremo es por completo falso. I OS TESTIGOS El primer testigo que í comparece hoy en la- -Audiencia es el joyero M. Sonloy, el cual declara conforme á las piezas que obran eu autos. Sus palabras no despiertan gran interés ni rompen el mutismo de la procesada. Sólo cuando el declarante especifica las p l Congreso cié la Viña na celebrado esta instrucciones que recibió de ¿a Stenheii mañana en el salón de actos de ia Ex- para cambiar la composición de las joyas posición su. ss iós segunda, presidida por pretende justificarse Meg diciendo que quería ocultar la procedencia de las joyas á el conde de líontorn s. Diósc cuenta de un trabajo del ingeniero sil hija Marta. A continuación declara el comisionista Sr. Janiui acerca de la -mfhiencia de los terrenos valencianos en ia reconstitución M. Escats, que afirma que fue acusado de asesino por ia SteinheL, cosa que le hizo de sus viñedos Sus conclusiones, todas de carácter local, reir en un principio, pero qae iuego llegó á fueron í debate, interviniendo en inquietarle al verse acusado en el mismo despacho del juez. la discusió; Tsr. s? congresistas. Siguen después las declaraciones de tres Varante los Jias n 12, y 13 del comente joyeros llamados co- no peritos: Mrs. Gaii HÍS ta celetrí iá en el ¿alón de actos liard, Moun- y y Batrin. Ce la x; -o ioios el Congreso de peritos ARCEL HUTIN EN ACCIÓN. -j Entra ¡en ínce- a sa a sía í ejo I ¡3 i a -na concierto ¿a la pis ta la feas. ua pera declarar, Marcel Hutin, redactor de VEcho ds París, que iaafca intervención ha hizo en Le ou tiah