Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
A B C LUNES 8 DE NOVIEMBRE DE 1909. EDICIÓN 1 PAG. 7. TRONICA reaKzado ayer en el trontón de Jaii Alai por los radicales fue ordenado. Es necir, no ocurrió ningún incidente. Fue ordenado, además, porque por orden riguroso hablaron los oradores, exponiendo ideas francamente revolucionarias de menos á más, hasta el discurso del socialista Iglesias, que puso punto final á la reunión. Aunque en ella hubo ausencias, disculpadas unas y sin explicar otras, es lo cierto Que se abogó por la unión de los partidos extremos y que se preconizó la lucha contra los elementos monárquicos que forman la actual situación histórica y política de España. No pueden alegar, no, los congregados sque van á esa lucha bajo la presión de una tiranía insoportable. Representantes se consideran y se llaman de partidos y agrupaciones numerosos, compactos y organizados. Í 3 m libertad, no sehubieran constituido; sin libertad, carecerían de esa organización de que blasonan; sin libertad, no hubieran podido extender y hacer arraigar sus ideas revolucionarias. Se necesita ser ciego para creer que España, la España que trabaja y reniega de la política, se siente propensa á agitaciones y á trastornos. Paz y sosiego reclama y quieTS para desarrollar sus intereses morales y juateiiales, y no es con radicalismos perturbadores ni con sucesos como los de Barcelona, ni con directores políticos que disculpan tales sucesos, como una nación se engrandece y recobra ante el mundo el título de juiciosa y el crédito de seria que necesita para su desenvolvimiento. No pueden, pues, extrañar ios revolucionarios que en justa correspondencia los elementos monárquicos se apresten á la defeiisi de los sagrados intereses que representan. Y créanos El País, todas sus habilidades periodísticas no podrán borrar, ni siquiera atenuar, la vergonzosa página escrita por los desalmados revolucionarios de Barcelona, MADRID AL DÍA yvia de fiesta y tiempo hermoso, Madrid A- que hierve. A mediodía, paseo concurrido y concierto de la banda municipal en Recoletos, como en una capital de provincia. De la de Madrid lo es la villa y corte, conque á ver... Antes había habido mitin radical, pero muy radical, en Jai- Alai, sin faltar, por supuesto, la obligada lectura de unas cuartillas del insigne Galdós. Si el acto no es político, tampoco hubieran faltado las de otro insigne: Cavia. Por lo demás, se tronó contra lo recientemente pasado, se pidió la cabeza de Maura y se mimó lo que se pudo al Gobierno. Ya se lo dirán de misas pronto. Faltaron L, erroux, acaso por muy radical; Melquíades Alvarez, tal vez por poco, y Azcárate, porque no se junta El orden, completo; los del Orden, completos también. Por la tarde, todo el mundo á paseo. Ni siquiera hubo novillada en la plaza grande para recreo de los músicos y de los acomodadores, como en domingos anteriores. Sólo en Tetuán hubo unas miajas de novillejos, cuya lidia corisiguió aburrir al pú blico de escasa circulación que presenció la ceremonia. De política, algo. El jefe del Gobierno sometió á la firma del Rey el decreto restableciendo las garantías constitucionales en Barcelona y Gerona, para lo que ustedes gusten mandar, que lo harán con mucho gusto y lina voluntad Dijeron los periódicos, y lo consignaron antes los partes oficiales, que en una taberna de la calle del. Barco cuestionaron dos individuos y se dieron de puñaladas; pero esto no debe ser exacto, porque, según el gobernador, sigue cerrándose las tabernas; 4 Í y si se cierran, ¿cómo pudo ocurrir el crimen en una de ellas y tras larga libación? Y ara pa salir con lo que sale El País es para si no se cierran... si no se cierran, ¡vívala lo que no se necesita alforjas. libertad! ya estamos á la altura de cuando Negó que hubiese habido en los sucesos hacía de las suyas el vino dominiGal. de Barcelona mujeres y niños muertos y reFalleció una niña de seis años que se emligiosas violadas, y nosotros se lo probamos briagó con aguardiente aprovechando un Con los testimonios del escritor Sr. Aznar, descuido de sus padres; intentó suicidarse del fiscal del consejo de guerra que juzgó á infiriéndose una grave herida un individuo l? errer y del defensor de éste. que buscó para tan trágica escena el retiro En cuanto á la muerte de mujeres y ni- del Retiro... en domingo y por la tarde. ños, el propio País reconoce en el fin de su artículo que la tropa no hizo fuego. Enton- el Poco más. Por la noche, calma hasta en teatro déla Zarzuela. ces, ¿murieron espontáneamente aquellos Y á esperar al Rey de Portugal, que IleInfelices? gaiá cda mañana. Digo, si les dejan á usEl testimonio del Sr. Sol y Ortega no so- tedes, porque ni á los periodistas nos permos nosotros los que le invocamos. Es El mitirán eutrar en la estación. Y no gobier País. Para nosotros es recusable el testimo- na I, a Cierva. nio de quien, hoy por hoy y mientras subsista la petición del proceso, aparece complicado en aquellos sucesos. ALEMANAS No. Tenga la seguridad el colega que fni por eso ni por nada se nos ha subido la gloria á la cabeza. El asco que producen los Sucesos de Barcelona no puede pasar del estómago. POR TELÉGRAFO ü ¿Qué hubiera sentido y qué hubiera dicho ÉSTKASBURGO, y, I T Él País si los elementos que llama clericales porque no piensan como él hubieran hecho p l abate Wettené, diputado de Alsaciacon las escuelas laicas y los centros libre- Morena en el Reichstag, ha sido conpensadores lo que los revoluciónateos bar- denado días pasados á dos meses de cárcel celoneses han hecho con los conventos, 3- si- por haber reprochado enérgicamente al diJos y establecimientos religiosos? rector de un colegio alemán el j haberse! Por otra parte, es incomprensible que ese opuesto á que se enseñe el francés en las movimiento revolucionario pudiera dirigir- escuelas de primera enseñanza. le exclusivamente contra Maura cuando ha Monsieur Wetterlé ha pedido la revisión jSido él el único gobernante que se prestó á de un proceso ante el Tribunal de I eipzig. ñar forma de realidad á las aspiraciones de En general, ésta clase de asuntos queda Cataluña, exteriorizadas por la Solidaridad en suspenso durante varios meses, y la len catalana, de cuyas filas forman parte carlis- titud de los jueces de I, eipzig es proverbial. tas, monárquicos y republicanos. Pero en esta ocasión, el Tribunal, lleno de un celo tan inesperado como significativo, ha resuelto examinar la demanda de revisión el 15 de Noviembre próximo. Conviene recordar que el Reichstag reanudará sus tareas el 30 de Noviembre, de manera que sin esas prisas el diputado condenado hubiese gozado de la inmunidad, parlamentaria. Si los jueces confirman la sentencia, e abate irá á la cárcel. Pero habrá elecciones en Alsacia el 20 de Noviembre, y es probable que M. Wetterlé sea reelegido EN JAI- ALAI EL MITIN DE AYER p 1 acto principia á las once menos diez, Preside el Sr. Pérez Galdós, que tiene á su derecha al Sr. Iglesias, y á su izquierda al Sr. Garlante, presidente del tpartido progresista El Sr. García Cortés lee una carta del señor Lerroux adhiriéndose al mitin y excusándose de asistir por razones de salud. El Sr. Dicenta lee un mensaje del señoi Pérez Galdós, en el que éste se congratula del feliz concierto á que han llegado republicanos y socialistas, y dice que los republicanos de todos matices prescinden hoy de diferencias que el tiempo y la grandeza de las ideas han hecho insignificantes. Termina manifestando que cree en la incorporación, callada primero, después pública, de las elases- neutras, en la cordura de las muchedumbres y en la victoria final de las ideasHace uso de la palabra luego el Sr. Romero, y protesta contra el concepto que merecen al Sr. Maura sus adversarios políticos. Dice que el jefe del partido conservador se propone acobardar de ese modo á las clases neutras. Recuerda las represiones de Infiesto, de Salamanca y de Rtotinto. Habla después el Sr. Pi y Arsuaga en nombre del partido federal, y dice que en el programa de éste figuran la separación de la Ig- lesia y del Estado y la expulsión de todas las Ordenes religiosas. Recuerda que Waldeck Rousseau dijo que mientras el catolicismo es una religión, el clericalismo es ua partido. Habla de la intervención de los elementos clericales en la represión sorda que se ha ejercido en Barcelona después de los sucesos, y pide una amnistía amplia. Concluye dando un viva á las aspiraciones de todos los partidos que están representados en el mitin. El r. Soriano pronuncia un discurso abogando por la unión de todos los hombres sinceros. Dice que ei mitin de ahora no es una fiesta revolucionaria, sino una fiesta nacional. Añade que se impone la unión de los elementos avanzados, y atribuye los abusos cometidos por los partidos monár quicos desde hace treinta años á la divi- sión de los partidos republicanos. Dice que es preciso seguir en apretado haz al señor Pérez Galdós, que ha levantado el espíritu del partido republicano. Afirma que no tiene confianza en las promesas y en los programas democráticos de los partidos monárquicos, y aconseja á los republicanos que no se dejen engañar como hasta ahora, Demos una tregua al Gobierno, dice, pero hagamos una propaganda activa por los campos y las ciudades. Opina que la Restauración ña tracasado, que está en completa bancarrota y que se apoya únicamente en dos elementos: la Iglesia y el Ejército. Entiende que el ejército de Priin, el de Diego de I eón, no puede estar con los conservadores, sino con la patria. Seguidamente se levanta á hablar el señor Sol y Ortega, LO QUE DICE EL PAÍS, EL PROCESO DE UN ABATE s