Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
A B C VIERNES 5 DE NOVIEMBRE DE 1909. EDICIÓN i. PAG. 8. Al propio tiempo hizo entender á Sidi ElMuaza la conveniencia, más aún, la necesidad, de que se activen las negociaciones que se están sosteniendo entre España y Marruecos, á fin de llegar á un pronto y completo arreglo en todas las cuestiones pendientes, que permita no ya sostener, sino hacer más estrechas las relaciones entre los dos pueblos. El embajador marroquí ha prometido influir con su Gobierno en este sentido. LOS CONSERVADORES p 1 Sr. Maura convocó ayer á la Comisión í- ejecutiva nombrada en la última reunión de las mayorías, y quedaron acordadas las siguientes instrucciones al partido conservador nara la venidera campaña electoral. La ruptura entre los partidos constitucionales, que es uno de los irredimibles vicios originarios de la situación política actual, á la vez que nos veda roda conexión con los gobernantes, nos obliga á extremar maestros cuidados para no compartir la responsabilidad de los estragos que su conducta causa en los intereses supremos y per nanentes de la nación. Aunque las elecciones municipales difieren mucho de las de diputados y senadores, no podemos evitar que la coligación de los elementos revolucionarios las utilice para sus fineb políticos, y prácticamente los secundarían los conseivadores si no antepusieran á todo miramiento de partido la causa de la Monarquía, Cifra política de cuanto timamos y servimos. Dependerá de las circunstancias la conveniencia de retirar ó sostener candidaturas conservadofas, reputando siempre subalterno el interés de obtener las concejalías. Nuestros votos, como todos aquellos que no quieran colaborar á la campaña revolucionaria, deberán emitirse en favor del monárquico que en cada lugar y caso teng. a mayor probabilidad de triunfo contraía coalición de ias izquierdas. Las dudas que dentro del partido suscite la aplicación de esta norma de conducta deberán ser consultadas con la comisión ejecutiva. A BARCELONA el pueblo español por la atención delicada tenida por los generales, jefes y oficiales de la división de Oran, que enviaron á Melilla al comandante Beauquereaux con carta del general Liantey y corona, que depositó en el mausoleo de los fallecidos en la campaña, y que entregó á la vez para las respectivas familias objetos pertenecientes á los jejes y oficiales muertos en los combates de Julio Cambiáronse discursos de sentido alecto. Manifestaciones tales estrechan los lazos de fraternidad entre ambos Ejércitos y la unión entre los dos pueblos y Gobiernos. REPUBLICANOS Y SOCIALISTAS p l comité nacional del partido socialista ha dirigido á los correligionarios una circular recomendándoles la unión con los elementos republicanos para tomar parte en las próximas elecciones municipales. EL SR. LEÓN Y CASTILLO p l embajador de España en París, señor León y Castillo, llegará hoy á Madrid, en donde pasará una corta temporada disfrutando de licencia. LOS TUAD 1 C 1O. AS p n la iglesia de San Ignacio se celebraron ayer honras fúnebres en sufragio por el alma de D. Carlos de Borbón. Presidieron el duelo el jefe delegado de los carlistas, Sr. Feliú; el titulado general Nájera y el director sEJl Correo Español. Asistieron muchos caracterizados carlistas s NUEVOS ALCALDES e han hecho los siguientes 1 o libramientos de alcalde. Avila, D. Bonifacio de Paz. Cáceres, D. Luis González. León, D. Alfredo Barthe. Segovia, D. Miguel Gila. Sevilla, D. Vicente Chiralt. Vitoria, D. Pedro Ordoño. NOTICIAS VARIAS n el expreso de Barcelona marcijuion ayer tarde á esta población los señores general Weyler y Suárez laclan, capital general y gobernador civil, respectivamente. Fueron despedidos en) a estación por el presidente del Consejo, los ministros de la Guerra, Marina, Hacienda, Estado, Fomento é Instrucción; el subsecretario de Gracia y Justicia, Sr. López Mora, en representación del ministro; los Sres. Canalejas, conde de Romauones, Sánchez de Toca, Eguibor y Cobián; el gobernador civil, señor duque ie Tovar, y el alcalde, D. Alberto Aguilera. Entre las muchas personas que acudieron á la estación estaban los generales Villar, Bascaran, Aznar, Ochando y Polavieja. En el mismo tren marchó también pon los Sres. Weyler y Suárez Inclán (D. Félix) el nuevo gobernador de Tariagona, D. Helio 3o ro Suárez Inclán, que igualmente marcha tomar posesión de aquel Gobierno. Una comisión de los concejales liberales del Ayuntamiento de Madrid despidió al que fue su compañero de minoría, así como también otra del Centro Asturiano despidió al gobernador de Barcelona, hasta ahora presidente del citado Centro. E Cfl Sr. Moret ha celebrado una conferencia con el fiscal del Tribunal Supremo, para exponerle el criterio del Gobierno respecto del ejercicio de ias libertades consignadas en las leyes. o l expediente sobre monopolio de cerillas que llevó el ministro de Hacienda al úitimo Consejo se refiere á la tramitación para expropiaciones de las fábricas de cerillas. A yer se recibieron telegramas de Barcelo na diciendo que se ha descubierto la pista de los autores de los atentados terroristas. En ios Centros oficiales aseguran que no tienen ninguna noticia que confirme estos rumores. Algunos de los gobernadores recientemente nombrados han manifestado al presidente del Consejo que no aceptan el cargo. quedará H oyOviedo. nombrado el gobernador de FRANCIA Y ESPAÑA te telegrama: Ruego á V. E. haga presente á ese ministro de Negocios Extranjeros, para conocimiento del presidente y Gobierno de la República amiga y vecina, la gratitud que e or; -npnt! n el So e i o. el Gobierna y Estado dirigido al emEl ministro de Es. añaha París el siguienbajador de en J no de los tópicos más corrientes y más anticientíficos del periodismo consiste, cuando se ataca á un partido, en reprocharle que ha cambiado, que no es el mismo que hace quince, ó veinte, ó treinta años atrás. El mismo tópico suelen usar frecuentemente los parlamentarios. Todos los días vemos en las Cortas aun señor que á lo largo da su oración lee textos y más üistÓTicos oara demostrarle á un jefe de partido que ha desviad ó desvirtuado -ésta es la palabra- -la doctrina política de un partido. El recurso lo emplean, generalmente, casi exclusivamente, los políticos liberales contra los poiítieos coaservadores. Un político liberal que reprocha innova- ción é. un conservador constituye una paradoja interesante. Es decir, que el partidario de la libertad, del cambio, de la evolución, se escandaliza de la evolución y hace de ella un arma para combatir á su adversario. Na a más absurdo. Los partidos, como todo, han de cambiar, evolucionar. Toda política supone, ásu vez, uua moral, una filosofía. El progreso de las investigaciones científicas, una nueva noción de la realidad y del fenómeno social, lleva indefectiblemente aparejada una transformación de la política. Dé este modo se puede decir que ei descubrimiento de una gran ley física repercutirá lejanamente, por una serie larga de causas y concausas, en la esfera, no sólo de la sociología, sino, más prácticamente, en la de la política. ¿Quién ha fijado para siempre la doctrina de un partido? ¿Cómo se puede lógicamente, científicamente fijarla? ¿En qaé punto de la evolución social, en qué momento de la sociedad podremos fijarla? Cuando la sociedad humana es una continua marcha, ¿de qué manera podremos decir que en ella hay algo de inmutable, de fijo, de inconmovible, que es... una doctrina política? El reproche de innovación, de cambio, que se hace al jefe de un partido con respecto á otro jefe anterior se puede hacer también á este jefe anterior con relación á otro que vivió antes que él En España, país en elaboración, no definido todavía cou los caracteres de una cultura fija, concreta, se da el contraste singularísimo de que mientras los partidos coaseivadores han ido evolucionando y adaptándose á las nuevas maneras de la realidad social, los partidos liberales han permañe cido estacionarios, petrificados. Kl curioso fenómeno no es de ahora; se observa repasando la historia desde los comienzos del siglo xix. En uno de los libros populares, clásicos en Inglaterra, del cual se hacen á menudo nuevas ediciones, The ¿hble m Sp ein cuenta el autor, Borssw, que en sus largas estancias en nuestro país (con objeto de hacer propaganda de sus idea siempre encontró facilidades y aua ayuda para su misión por parte de los políticos moderados y obstáculos invencibles, dificultades y trabas por parte délos liberales. Este es un ejemplo entre muchos. Han pasado bastantes años- -cerca de un siglo- -y las cosas marchan del mismo modo. El partido conservador represe- nta la evolución, el cambio, la adaptación; el liberal, la estatificación, el reposo, la negación. Todas las reformas políticas, administrativas y sociales que modernamente se han realizado ó intentado en España las ha realizado ó intentado el partido conservador. ¿No vimos hace poco en el Congreso, durante la discusión sobre el régimen local, oponérselos liberales á que en ciertas juntas municipales se concediera el voto á la tnu ¡er, cuestión que el jefe de los conservadores había declarado libre y reforma que se hubiera aprobado sin la oposición de los liberales? Ante todas estas reformas, ante todas e s tas innovaciones, ante esta manera, nueva y adaptada á los tiempos, de considerarla realidad social, los liberales se escandalizan. Están en su papel y en su tradición Continuando así las cosas, de creer es que el futuro partido libes al salga del mismo partido conservador, es decir, que sea la paite más avanzada y reformista del partido conservador la que constituya el nuevo partido liberal. rerraimiinf inrnnni rmnn niimürníTrainrniBnTi mt IHTTtiril HlEmilllUllliliTurtrrinn- tnrnrrT