Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC. JUEVES 4 DE NOVIEMBRE DE J 909. EDJCIQN 1. PAU. 14. El presidente reanuda el interrogatorio, POR TELEFONO Y TELÉGRAFO Comienza por conseguir con hábiles preguntas que Meg confiese que ha tenido amantes, Luego, como ella se niega á dar en este punto detalles concretos, describe el sistema que madame seguía con ellos. Primeramente los llevaba á ciertos hoteles. -No los iba á llevar á mi casa. -Después alquiló el VertLogis, y el dinero que traía se lo daba la tante I,il í. -Eso no es cierto. Mis amantes no fueron nunca amantes en el sentido que vos creéis. No fueron más que amigos. El presidente censúrala duramente por su desmedida afición al lujo. -Cualquier otra mujer profesional del amor en vuestro lugar hoy sería millonada. -Yo, en cambio. ya lo veis, no tengo más MEG S E E X A L T A La acusada sigue que deudas. contestando á las El presidente insiste en que a pesar de hábiles preguntas de la presidencia con voz tranquila, reposada, tan baja á veces, que las negativas de la acusada queda perfecdesde el público, ávido de no perder u n a tamente establecido que el pintor no sólo Sola sílaba, parten gritos de ¡No se oye... conocía de sobra la vida que llevaba su esposa, sino que estaba enterado de quiénes (Más alto! Pero á medida que el interrogatorio avan- eran sus amantes. Era un resignado. za, conforme las preguntas del presidente- -Era un hombre bueno- -dice madame del Tribunal se van hacieudo mas precisas Steinhel, -un hombre cariñoso y dulce, que y más concretas, Meg se exalta; contesta si algo supo nunca me dijo nada. De todos con vehemencia, interrumpiendo las pre- modos- -añade en un rapto de sinceridad, -guntas con monosílabos rotundos; llora, griél no debió creer que yo vivía sin amantes, ta, golpea el pupitre de madera que tiene porque á mí me consta que él las tuvo tamdelante, y los tacones de sus zapatos repibién. quetean airados el entarimado de la sala. De repente, como si el Tribunal no exisEl presidente, impávido, sigue pregun- tiera, vuélvese hacia los jurados, y encarántando, con frases aceradas, que caen sobre dose con ellos insiste en que ha dicho la la acusada como una cuchilla. verdad al declarar la pista de los hombres j- -Vuestro mando- -la dice- -era una po- de las levitas y de la mujer de los cabellos jre víctima que vivía embrutecido á conserojos. cuencia de vuestra conducta. Nerviosa, excit disima, vuelve á hacer el Madame Stemheil se indigna. relato de la noche del crimen; las palabras- Eso es una infamia! Mi marido lo ignobrotan de sus labios á borbotones, vibranraba todo, todo, ¡todo! tes, calientes, desbordadas; llora á fágrima Y presa de febril excitación explica que viva. si durante la instrucción del proceso dijo- -Fueron ellos, tueron ellos, yo los vi i laalgo que pueda estimarse como una contraramente con mis propios ojos, los que asedicción, fue porque el juez la impulsó á ello. sinaron á mi pobre madre y á mi desgracia- ¡Qué laigo, qué doloroso inaituio ha do marido. Sido ese proceso para mí! Por toda la sala corre un intenso estreEl presidente, siempre en el mismo tono mecimiento de emoción al escuchar á esta indiferente y fiío, acusaba de haber esparmujer, al oir el extraordinario acento de cido rumores acerca de los vicios deplora- sinceridad con que se expre a. bles del pintor. El mismo presidente, verdaderamente- Meg r 4i ega i er érgicaui ute, rotundamen- impresionado, no se puede conteuer, y exte, y vuelve á lamentarse del proceso, de su complicación y de su lentitud. -Vos tuvisteis la culpa por vuestras mentiras. Meg salta funosa: -Yo no mentí jamás. Fue lajusticia quien ¿ne obligó á mentir. -Y sollozando, balbuciendo, en voz baja, intenta hacer de nuevo el relato de todo lo que ocurrió la noche del crimen, jurando sobre la cabeza de su hija ue es completamente exacto cuanto ha dicho acerca de los hombres de las levitas negras y la mujer de los cabellos rojos. -Eso no es más que pura fanta ía, -ex clama- -el presidente, ¿Fantasía? -grita Mme. Stenheil, rompiendo á llorar. -lio es fantasía; es la rjura Verdad. Fueron los periodistas quienes me aconSejaion que escondieia la perla en la cartera de Couillard; el es s o i les que tienen la culpa de todf %lo s que me han vuelto loca. -Señora, aejad en paz á los periodistas. -No los dejo ni los dejaré, ni á lqs periodistas, ni á los periódicos, m á vos mismo. -Esto lo dice Meg golpeando furio feamente el pupitre con los puños y mirando hito á hito al pre idente, corno desafiáudole. 1 OS AMANTES DE MEG Suspéndela í! se ¡a audiencia por breves momentos p- ira que la acusada, que está muy neiviosa, se aplaque, el Tribunal descanse y el público comente. Y sigue de nuevo ia sesión- Creed, señora, que yo más que nadie siento el estremecíínieuío que me producé la sospecha de un error judicial posible. L, a declaración del presidente cae como una bomba sobre el auditorio. Nadie habla. Un silencio profundo se hace en el salón. Algunos hombres lloran. CADENA. S. g considero que tendréis bastante trabajo para responder de vuestras proóias faltas sin cargar con las culpas cometilas por vuestros padres. Meg niega rotundamente, calificando de calumniosa la suposición de que su padre sbservase ana vida licenciosa. Niega que ella se escapase con su novio; jue corriese entonces aventuras novelescas, áe que se ha hablado; rué fuese causa de la muerte de su padre. ¡Todo eso- -dice- -son miserables calumnias! -Concluiremos por reconocer que son calumnias- -dice el presidente- -y por creer que esta mujer viene decidida á negarlo todo, todo, todo. EXTRANJERO Y ESPAÑA, ESTADOS UNIDOS Elecciones sangrienta; NUEVA YORK, 3 1 0 N, En Washington y en Gaekson hubo incidentes. En el último punto fue muerto urt elector dentro de un colegio electoral En Croskeville, la casa donde estaban depositadas las urnas fue destruida por un incendio. En Sebastián fueron robadas las urnas. FRANC 8 A e han celebrado en todo el territorio S 1 la Unión las elecciones municipales. de La copa Michelm FAIUS, 3, 8 n Telegrafían de Mourmelon le Grand que el aviador Henri Farrnan ha ganado esta tarde la copa Michelin. Este premio se subdivide en dos: uno de objetos de arte por valor de 20.000 francos, y otro de 12 500 francos en metálico. Farman ha hecho un recorrido de 232 kilómetros y 212 metros en cuatro horas, diez y siete minutos y cincuenta y tres segundos. Lo dé Ferré; PARÍS, 3 9 N. K n sesión celebrada hoy por el Ayunta miento de esta capital se ha elegido nueva Mesa en substitución de la que dimitió al ser rechazadas varias proposiciones de homenaje á la memoria de Ferrer. I,o s elegidos hoy son: Presidente, mon- j sieur Ernest Carón, progresista, por 42 votos contra 33, y los demás, pertenecientes á los radicales disidentes y republicanos in- r dependientes. ¿En la rni nia sesión el Municipio rechazó 1 dos proposiciones presentadas por la izquierda, que solicitaban la asociación del Ayuntamiento á las protestas contra la ejecución de Ferrer. GRECIA Sublevación de marinos ATENAS, 3 6 r. I as fuerzas destacadas en persecución de los marinos sublevados detuvieron auoche á cuatro oficiales, sorprendiéndoles cuando se hallaban dormidos bajo un árbol. Ya sólo falta capturar á Tiphaldos y Do mesutica, jefe y subjefe, respectivamente del movimiento revolucionario. I os enfermos del pecho hallarán un positivo é inmediato a ivio y un medio seguro de curación para su dolencia en el Jarabe Toires Arnao, de bromoforino con heroína. Es un poderoso antiséptico de los bronquios, pulmón y laringe; calma! os accesos de tos, y es el mejor preservativo v auxiliar para combatir la tuberculosis. Se vende á tres pesetas en todas- las farmacias y en! a del autor, Atocha, 30. ENFERMOS DEL PECHO HONDURAS Un conflicto WASHINGTON, 3 I T ñ. segúrase, por despachos recibidos en el ministerio de Estado, que un buque de una Compañía norteamericana ha sido embargado por el Gobierno de Honduras cre yendo que pertenecía álos revolucionarios de Nicaragua. Créese que Honduras se inclina á favore- cer la causa del presidente Zelaya. t RUSIA Complot revolucionario SAN PETERSBURGO. 3 3 7 y á Iws aficionados tjae envíen á Sa Eeílscciwai A S íotogralias sotoe algias p n distintos barrios de esta ciudad, la Pa asunto 5 e interés y tle jsj ííBÍ 4 aafe actua- licía h a practicado registros domicilia lidad se les. abouavá J IEZ PESETAS rios á consecuencia del complot revolucio- p E casia 5 í íie a qaie pnifeSiíjaiesaaos. Al p e 4i e casia fbtografiia e mdicará el nombre de su nario descubierto. Entre los presos, como complicados, fig (t ra el famoso agitador Tchakowsky. nnnrttistti nrimininniniraFirinrinirmTinnuuHiHiimirar r