Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
A B C MARTES 2 DE NOVIEMBRE DE 1909. EDICIÓN 1 PAG. 7 SFNOR. CS BO: T- Docioi Valle y Aldabalde; Euutjue Feliu, coronel, retirado. Ladislao Cuadrado. José María de Sola y Herrán. Juai. Plana Bieión, teniente coronel. El -arques de la Granja de Samaniego. Jubo F. de los Ríos, capitán de Infantería. Pedio Casado. Pedro Macari. Gregorio Vázquez. Enn 10 Forga. Antonio de Zaj as, primer secretario de Embaj da. Enuque Cañadas. C. G ar. ados. Ani cfo Ferrer. Max iao G. de Oriols. JJelfm Pretel, Inspección general. Car os II. y Vi lameriel. Cás or Glande. Ang G Cutie, retirado de Infantería de J. Sánchez BuencUa. Miguel Delgado y Serrano. Antonio García Tosaus. Fernaido de Urda. Kocuigo de Carlos. Honorato de Saleta. Frai cisco Jiménez. Eugenio Guillen, teniente de Infantería, retirado. José Rivadoney y Cabaglioti. Benita San Pearo. Tole 10 García (hermanos) oficiales de Infante ía. X, uis cabeza, csludiante. Francesco Camino. Antonio Navano, estudiante. Ramón Ruiz, ídem. Rafad Artacho, teniente, retirado. Juan Caballero, ídem id. José Fernández, comandante de Caballería, retnado. José Parejo, teniente de Ingenieros, retirado, J ranc seo EJstévez, capitán de la Guardia civ. AL DIARIO DE AVILA un artículo publicado en su número de 30 del pasado, propone que se patentice de algún modo el agrado con que numerosos españoles han visto nuestra protesta. Agradecemos con toda el alma á nuestro querido colega tan cariñosa iniciativa, pero le suplicarnos que no insista en ella. I a mayor recompensa á que podíamos aspirar por haber dicho en letras de molde lo que pensamos todos los españoles es la de tener la seguridad de haber sabido expresar los sentimientos del alma española, como lo demuestran las numerosas adhesiones que estamos recibiendo. CAMPAÑA CONTRA ESPAÑA Tuestro querido colega Diario de Avila, en DOS CARTAS Y UN FOLLETO V a que en estas columnas liemos venido ocupándonos de los juicios poco favorables para España que la pasión ha inspirado á determinados elementos franceses, como lo demuestran las cartas que hemos publicado de los Sres. J. Repine, de I yón, y del ingeniero Emile Herebrón, de París, nos complacemos hoy en copiar, en contraposición con éstas, la que hemos recibido de Mlle. María Tasín, y que dice así: Bar- le Duc, 26 Octubre 1909. Como todos los que se interesan por España, tengo el gusto de felicitarle sinceramente por el telegrama que ha dirigido á los principales órganos de la Prensa europea con objeto de rectificar los calumniosos rumores que corren acerca de su país. sA fuer de buena francesa, cúmpleme hacerle presente la profunda indignación con que todas las personas de sano criterio hemos visto en Francia las odiosas manifestaciones que con motivo del fusilamiento de Ferrer se han realizado en París por la turba internacional de revolucionarios. I a mayoría de los franceses ha protestado enérg- icamente contra estos infames alardes anarquistas. Es necesario que el pueblo español sepa que los franceses estamos animados de los tüás cordiales sentimientos de amistad hacia él y que sentimos una ardiente admiración por su Soberano. Es preciso también que S. M. D. Alfonso XIII no Ignore que nos es altamente simpático como Rey de una nación amiga y que la menor ofensa inferida al Rey de España repercutirá siempre en el corazón de los buenos franceses. D. Alfonso debe saber que le profesamos un cariño respetuoso y que muchos de nosotros, en caso de peligro, no vacilaríamos en defenderle. Ruego á usted, señor director, se sirva insertar esta carta en las eolumnas de A B C para que llegue á su patria el eco de nuestras aclamaciones entusiastas. ¡Viva Espa- Y al hablar del folleto que acompaña á su carta, agrega: Su lectura le hará comprender ahora más que nunca la necesidad de su valiente campaña en pro de la verdad v de la justicia En efecto, el folleto de Teresa Paquerolle es una satta de desatinos y de falsedades, que empieza por hablar del asesinato del bravo Ferrer sigue con la repetición de la frase ¡Viva Ferrer, abajo los asesinos y sus cómplices morales! y termina afirmando que el defensor de Ferrer, el capitán Galcerán, está preso, pudiéndose prever la suerte que le está reservada si la opinión pública no consigue librarle Y del calibre de esta mentira son los argumentos que emplea la escritora belga, para quien el cardenal Merry del Val, español, influyó decisivamente cerca del Papa para que el Pontífice no solicitase el indulto de Ferrer. Y todavía habrá quienes digan en España que en el extranjero sólo se ha protestado contra un Gobierno, contra un ministro... No; contra España y contra la verdad MADRID AL DÍA í ovieinbre entró llorón de veras. AmaneTM ció lloviendo y así continuó mañana, tarde y noche. Pero si copioso fue el aguacero, no fue menos abundante el chaparrón de piropos que la gente que fue á los cementerios descargó sobie la administración municipal. Porque hay que ver el estado eu que se hallan los caminos que conducen á aquellos sagrados recintos. Se conoce que como están hechos para los difuntos y éstos no protestan, el Municipio hace oí dos de mercader. Pero en estos días circulan por esas vías muchos vivos, y si es cierto que cuando se habla mal de uno le silban los oídos, ¡buenos tendrá los suyos nuestro muy ilustre Concejo! Por lo demás, á nado unos, con draga otros, calados todos, hubo ciudadanos que fueron á visitar á sus muertos y á ofrendarlos un recuerdo de catino y de respeto. El exceso de agua evitó los excesos del vino en los alrededores de los cementerios, y eso se salió ganando. Fue, sin embargo, día tan niaio un día buenísimo para las Empresas de espectáculos bajo techado. Las entradas en los teatros fueron formidables. Ocho Tenorios y otras tantas parodias, lo menos, del propio Donjuán hicieron las delicias de miles de espectadores, que coronarían la jornada echándose al coleto los tradicionales buñue- los de viento, que este año han sido de vien to, frío y lluvia. Se sacó ánima, y los concejales sacaron, ora una tenencia de alcalde, ora una Delegación, ora la presidencia de una Casa de Socorro. Era día de orai. En las altas esferas gubernamentales se hizo otro pinito en materia de nombramien- tos. Pocos esfuerzos más, y terminó el laborioso alumbramiento. Vale Dios que entre los nombramientos de ayer hay uno excelente: el de Francos Rodríguez para la Dirección general de Comunicaciones. Es un acierto que merece aplauso sincero. Día más soso acaso no le haya en todo el año. De los sucesos documentados en lag Comisarías sólo merece especial mención ía denuncia de un feliz mortal que halló un billete de mil peseta- que le había hurtado una doméstica, interviniendo en el descubrimiento una sonámbula, que ha dado con sus huesos en la cárcel. El hecho prueba, no ya que existen billetes de mil pesetas, sino, lo que es más estupendo, que hay prójimos que los tienen. Por la noche, la misma decoración llorona que durante el día. Y el barómetro, con tendencias á molestar, 1 Francisco Astoiga, capitán de Infantería. Eanque Reyes, idern id. Manuel Seniper, ídem id. Ildef nso Guerrero, ídem id. Vicente Bores, ídem id. Benito Mingorance, capitán de Infantpría retiiado. Francisco Zavala, comanaante üe Infantesa. Oliverio González, ídem id. Calixto González Fonseca, comandante de Infantería, retirado. Juan Muñoz Cano, ídem id. id. I uis leería, comandante de Infantería. José Zueca, comandante, retirado. Manuel Querejeta, ingeniero de Minas. Juan J, de Jáuregui, médico. iGabiiel Fariña. Juan de Isasa y del Valle, abogado del Estado. Daniel Martín y García. ÍRicardo Sánchez. ña! -Maña Tasín. Saturnino L. Gerez, Lorenzo Raniíre José María Santos. r esde l,i eja nos escribe Mr. Rodolphe José Frau Velasco. Gerrnaux, doctor en Derecho, enviánEladio Ballesta, registrador de Propiedad. donos un folleto que circula por Bélgica, tiFrancisco Antonio Díaz Ramírez. tulado Gloire á Francisco Herrer, martyr de la Pensée Ubre, por Jherese Paqueroüe. R. Martínez, Es ciertamente consolador veí que hay I uis Rojas Meléndez. fuera de España espíritus nobles, concienI, eón Amat, médico. cias serenas, que sienten la indignación que Serafín García T, ópez, (José Miranda Zamora, coran i. ie le In- os buenos españoles sentimos cuando vemos villanamente ultrajada á nuestra pa; fantería. tria. Carlos Maraña. P e r i t a usted á un extranjero que sigue Enrique P. Carretero. con admiración la lucha emprendida por la Carlos Valencia, farmacéutico España contra sus feroces enemigos- -nos yosé Parra Egtier. dice Mr. Germaux- -unir su felicitación á Francisco de Vigusa, habilitado del clero. todas las que recibe por su patriótica con Emilio Quicler Várela. ducta. El msiqués de Albentos.