Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
A B C DOMINGO I. Q DE NOVIEMBRE DE 1909. EDICIÓN PAG, IO. toe importaba, por tratarse de mi propia sustancia, te dué que siendo actor tan famoso y de celebrado nombre como Borras, me pareció, y salva mi juicio con cuantos respetos se merecej que no es ésta comedia que le cae en su punto, y que hallo mejor sus actitudes y su gesto para empresas de otra traza, queno ¡jaiacortesauas galanterías Y cumplidos de amor, en los que yo viví. En mi automóvil me trasladé á Price, donde uaos comediantes daban cuenta de mis aventuras. Felipe Vaz decía con sentida entonación versos y versos, poniendo en ellos mi propia y apasionada alma donjuanesca, como decís ahora. También la seño rita Pardo, en Doña Inés, me pareció digna de mis amores. Por la historia de su nombre quise conocer á Manolo Vico, y ¡vive Dios! que hubo momentos en que la figura de su padre se asomó toda entera á su bien y clásico decir. Como me sobraban unos minutos, entré en el Gran Teatro. Cabezas se llama mi otro yo. Estuve á punto de pedir parte de su apeUido; pero acordándome de que di espal das á las lunetas y me niaiché á cuarenta por hora. Y estas mis impresiones son las que ie manda quien una vez más te estrecha la tuano, Donjuán Tenono. Por la copia Í ORIDOR siempie vivió con grandezas quien hecho á grandeza está, De Doa Juan, el que. Haturalmente, más DE NUfcSTROS CORRESPONSALES TELEGRAMA OFICIAL MELILLA, SCJj I 2 N. Comandante en jefe á ministro Guerra: Sigue la Prensa, y entre ésta periódicos militares, hablando de que moros, llevando brazales de colores nacionales, distintivo de moros amigos, atacan á nuestras tropas, como ha sucedido en la emboscada de Amed el- Hach y en inmediaciones Zeluán, y que al cabo de breves horas pueden pasearse entre nosotros con los mismos dis- tintívos. Creo conveniente poner en conocimiento de V. E. que no se ha dado el caso hasta ahora de que se hayan puesto tales brazales los moros enemigos para llevar á efecto esas felonías, pues no los necesitan, toda vez que actúan por sorpresa cuando las ejecutan. ELBACHIRY LOS JEFES REBELDES MEL 31 XA, 3 o 7 T. A VALENCIA Y SU EXPOSICIÓN POR TELEFONO sta mañana, á las once, y presidida por el Sr. Cerrada, ha celebrado sesión la Asamblea de farmacéuticos. Terminó la discusión del tema iniciado anoche. Se ha tratado además del valor legal de las recetas para que sean documentos oficiales, presentando la conclusión de que es indispensable, además de todos los requisitos actuales, que lleven aquéllas siemore impreso el nombre del médico. Han intervenido en la discusión casi toaos los asambleístas, promoviéndose repetidos y vivos incidentes, y fue aprobada la conclusión, con la protesta de buca número de los reunidos, que se retiraron del salón. Después se puso á discusión el tema: Ventajas de que las recetas sean redactadas en latín y fue desechado. SÁBADO, 30, IO N. las once de la mañana salieron de la plaza los emisarios moros con dirección á la cabila de Beni- Sicar para celebrar la primera conferencia con los jefes de la harca rebelde. El Bachir montaba un magnífico caballo ricamente enjaezado, con hebillas y estribos de plata. Acompañábale su séquito, y le escoltaba una sección de Caballería de Alfonso XII al mando del teniente Acosta y otra de la Policía indígena á las órdenes del I os moros se dirigieron directamente al zoco de El- Hdd. Al pasar por las posiciones españolas, los jefes de los destacamentos se adelantaron para saludar á El Bachir. En el zoco le recibieron los generales Brualla y Ayala y los coroneles jefes de los Cuerpos. Conversaron unos cuantos momentos, y los emisarios siguieron su camino, escoltados hasta los límites por las fuerzas españolas y hasta un poco más allá por los moros de la Policía. Allí El Bachir ordenó al Gaio que se detuviera con sus hombres; los emisarios dirigiéronse hacia una explanada que hay á la izquierda, apeáronse de ¡os caballos y destacaron á un jinete para que fuera á dar cuenta de la llegada á los cabileños, que estaban reun do próximamente á unos mil metros. Poco después regresó el jinete, y tras él empezaron á afluir por las crestas de los montes grupos de cabileños á pie y á caballo, todos con jaique y turbante blancos. Bruscamente, por un bananco apaieció un grupo compacto de unos cincuenta jinetes y unos ochenta infantes, todos armados; formaron en línea y avanzaron lentamente en amplio semicírculo, que se fue poco á poco cerrando hasta quedar dentro de ellos jefes de la harca y los emisarios. Algunos periodistas y fotógrafos, Alba entre ellos, acompañaron á Ei Bachir hasta cerca de un kilómetro; allí el jefe de la misión les rogó que se retirasen. Mientras se celebraba la conferencia aumentó considerablemente la afluencia de moros en todas ¡as alturas del valle, viéndose también muchas mujeres. Alba ha obtenido interesantes fotografías. Vll. Ul. LA, 3o, S N, ron el regieso á la plaza, trayendo alg- nos borregos, presentes de ¡os cabileño 1- Como el único que podía darnos noticias concretas del resultado de la entrevista era El- Bachir, acudimos á él. A pesar de qv se hallaba cansado del viaje, nos recibió en el acto. Nos dijo que estaba muy satisfecho del comienzo de las negociaciones, y que excepto Beni Burriaga, que había c iviado una carta muy expresiva, asistietoa á la reunión representantes de todas la- cabilas de Guelaya, incluso Beni- Sicar y Beni- Buifrur. Todos ellos habían maiisíc tado deseos de paz y de reconocer la aatortdad de Muley Hafid, conviniendo en coavocar á reuniones parciales en cada cab apaia estudiar el modo de formalizar e ¡acuerdo. Acerca del punto concietode lao condiciones de la paz, El Bathir se negó á hablar, diciendo que éstas eran cosas reseivadas a los Gobiernos. Tampoco quiso darnos detalles acerca de los trámites y duración de las gestiones, limitándose á decir que todos los jefes principales de la barca estarán conformes, pues el Schaldy, úaico que acaso se opondría, e tá actualmente muy lejos de las cabilas. El Bachir terminó diciendo que tiene pieparado un emisario autorizado para ir á conferenciar con las cabilas de Alhuce. n is. t j ECOS VARIOS A noche publicó Diario Universal el siguietite suelto, cuya importancia es indudable, si se tiene en cuenta que el citado colega es uno de los más autorizados órganos del Gobierno liberal: En los Círculos militares se habla ae la posibilidad, qae ya ayer indicábamos, de que- en un periodo breve de tiempo entren las operaciones de nuestro Ejercito en el Rif en una fase que pudiera ser la. definitiva. Nuestro heroico y sufrido Ejército, que tantas pruebas de valor como de resistencia ha dado durante e ¡curso de ¡a campaña, tiene aseguradas las posiciones ocupadas fuera de los límites de Melilla. Separando Zeluán, que 110 tiene ningún objetivo estratégico, pues pudiera ser tomado fácilmente cuantas veces fuera necesario, toda vez que dominamos el monte Tauiina y Nador; dueños de las altturas de Frajana y Bem- Sicar y de toda la península de Tres Forcas, parece que ha llegado la hora de definir de una vez nuestra acción militar. Veremos si los hechos vienen pronto á confirmar estas presunciones. r E Galo. psta mañana ha llegado Soledad Villa franca, acompañada del hermano de Ferrer. Ambos vestían de luto, y al descender del tren y recibir el saludo de, los que les esperaban rompieron á llorar. En el andén había algunas fuerzas de Vigilancia, que no han abandonado á los viajeros hasta que han tomado cuarto en el hotel. C e ha inaugurado en el Palacio de Indus 13 trias la Exposición Filatélica. Asistieron al acto el Comité de estajExpogición regional, el director del Museo Postai de Madrid, Sr. Cereceda, y muchas distinguidas personalidades. Figuran en la Exposición ejemplares ratos y valiosos y muy completas colecciones. Don Isaac Blanco expone s Jlos de España y de las Antillas, Asados en 17.000 francos cada uno. El conde de San Román presenta un sello de un céntimo, de T 872, tasado en dos mil pesetas; Sin opción á premio presenta el Sr. Vidal Blanco una hermosa colección valorada en 40,000 francos. p l ministro de la Gueira u u n t o ayer la primera propuesta de ascensos que se recibió del ejército de operaciones, y en la, cual figuran los del teniente coronel Aizpu ru y del coronel Axó, A las seis de la tarde estuvo en Palaci para someter á la firma del Monarca la propuesta. g l ministro de Estado, nablando ayer coa los periodistas, manifestó que la embajada marroquí había recibido nuevas instrucciones del Sultán, de que todavía n 4 tiene conocimiento el Gobierno. Respecto á los emisarios de Muley Hafid que han ido al Rif, indicó que era asunto que dependía del general Marina, no pudiendo dar opinión alguna respecto al resultado de la misión que se les había con fiado. El Sr. Pérez Caballero habló de noticias graves Uegadas á Casablanca, y que estaban destituidas de todo fundamente I a conferencia de El Bachir con los jefes rebeldes efe la harca de Beni- Sicar ha durado desde la una hasta las cuatro de la tarde. A esa hora los emisarios emorendie- iriilMlfflUlIIHI liMUmmnBirrii r