Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC. VIERNES 29 DE OCTUBRE DE 1909. EDICIÓN 1. PAG. 17. M NUBSTRO ENVIADO ESPECIAL A B C E Ñ PARÍS Como las cosas de España están de actualidad, la literatura y el teatro dlspónesHBH neiise á explotar el asunto este año. Ya anoeñe, en la revista de Olimpia, nos han dedi- 0 A TiT W A Q o r o ji e l e í a l Pei 0 Joyería de cado dos cuadros enteros con las inevita P. Buraya. Carretas 31 bles majas y los eternos toreros; en el Vaudeville ensayan Maison des Danses, donde liaterá fandangos, garrotines, soleares y ¡olles! Caballero de Gracia, 10 y 13. y ¡viva tu padre! I os novelistas, por su parültimos modelos de París en te, tampoco quierea dejar, escapar la ocasión, señora, desde 19,50 á 38,50 pesetas. sombreros para y explotan el paisaje español, ahora más en moda que nunca Por eso esta mañana me apresuré á adquirir un ejemplar de La EL MEJOR afrancesada, la novela que acababa de hacer su aparición en los escaparates de las librePAPEL DE FUMAR rías, y después de almorzar instalado en una terraza áel bulevar, mientras disfrutaba las caricias tibias de este suave sol de tono, lánguido y sin fuerzas, he leído las páginas históricas que ha inventado el Ofelia. Sr. JD. Taneiredo Martel en su nueva pro ¡Ay, dulce amiguita 1 ducción c 3 fl objeto de sacar varios cientos El agua menuda de francos... y ponernos en ridículo. es la que hace barro, Porque La afrancesada, como novela hisporque el agua recia tórica no tiene el menor interés; pero, en no deja señales cambio, como pintura de costumbres espapor donde ha pasado. ñolas es lo más desventurado que pudo saUn estudiante muy serio. -1. a Por el nombre lir de un cerebro francés. Don Tancredo cuando tenga confianza; hasta entonces, Martel puede estar convencido de que ha señora 2. a Una postal respaldada. Me escrito na tontería de las gordas. alegro que ao me crea usted caballero. Pero verán ustedes cómo la novela gusta El Gurugú tomado- -i. a Ser rico. 2. a Hablar Y al público francés y se agotan unas cuantas francés, además, para mayor ignominia. an- por el balcón. 3. a Querer conseguirlo. 4. a como souvent femme varié, DonaCXaxa. que a ediciones. tes era una española neta, al enamorarse del Nada; la venganza es muy ruin. 5. Es cues, oficial francés se ha hecho una afrancesada. tión de genios. T ona Clara es hija del marqués de Salinas Don Joao de Nolle, despechado, trata de Ellos. -Con efecto. y Santarem y prometida de Don Joao asesinar á su rival, y Dona Clara no sólo lo El amigo verdadero de Nolle, joven oficial portugués. Un día impide, sino que ella misma, con sus blanha de ser couio la sangre, dicen á Dona Clara que su novio ha sido cas manos, mata á Don Joao... que acude siempre á la herida fusilado por los franceses, y la mujer se sin esperar que la llamen; Ya comprenderéis que en una obra de desespera y jura no casarse jamás. Estos ti- costumbres españolas no podía faltar el pero ¡hay tan poquitos así! pos de mujeres enérgicas no me negarán puñal en la liga en las mujeres que asesiíaarl de Fralay Lafar. -Hay muenos, pero ustedes que son muy españoles. nan... Para ser verdaderamente española, no puedo citarlos. ¿No le es igual profesor I, a acción de la novela se desarrolla en la una obra tiene que chorrear sangre... particular? Si le es igual, puedo dirigirle á época de la invasión francesa... La campaña uno excelente. continúa en España y en Portngal, y da la uando termino la leetura de La afranceUno que pronto las dobla. -De los libros de casualidad que en el curso de una escara- sada tengo el corazón en un puño... Cae doña Concepción Arenal; de Catalina. De muza un oficial francés, Jacques Tourgnie- la tarde poco á poco, el sol desaparece, un El tesoro de las familias, et ¡Ah... y usted jes, cae herido y le recoge el marqués. ligero vientecillo arranca las últimas hojas perdone... ¡qué linda manera de perder e) l, e conduce á su castillo, le cura y trata de los árboles... De pronto estornudo... Sin tiempo! de ocultarle; pero los guerrilleros se huelen duda es la lectura la que me ha dejado frío. A. R. y Romero. Dios mío! ¿Pero que relo que pasa y, dando gritos de indignación, Y leo una vez más el nombre del autor... sentimientos tiene usted con la ortografia ¡invaden la residencia del marqués pidiendo Tancredo Martel... No se me olvidará, no... que anda á cachetes con ella? Sí que es un la cabeza del refugiado. Entonces el mar- I o que es á este D. Tancredo no le volveré dolor; yo también deseo con toda mi alnu qués, de acuerdo con Dona Clara, para sal- á leer. que se acabe la guerra, pero no sé cuándo var al oficial, dice á los exaltados guerrilleserá. JOSÉ JUAN C A D E N A S ros que aquel hombre es el prometido de su París- Octubre. La niña del colar de perlas, ¿Conque sabt hija. l, a situición, colocada en un melodrausted que soy un hombre? Entonces me abs ma, sería de gran efecto escénico. Descontengo de aconsejarla fiados, os guerrilleros exigen que sin pérdiUno que ha merendado en el Gurugú. -No da de tiempo los prometidos se asen, y CORRESPONDENCIA hace bien; debiera usted estar jugando a Dona Clara, que es buena y compasiva, se chito. presta á esta estratagema con tal de salvar MI á usPARTICULAR ted ásereno de Claudio Qoello. -Contestémulti la vida al desdichado oficial. su debido tiempo... Es que hay Pero ¿ha olvidado Dona Clara su juraEn esta sección se contestarán las preguntas que tud de cartas. ¡Por Dios! ¡No me asesinen los mento? No... Dona Clara odia al oficial, pri- nos hagan nuestros lectores. Para demostrar esta comunicantes á mí, que soy más inocente mero, porque es francés, y después, por- cualidad es necesario acompañar cada carta del de estos retrasos que la más inocente tortoque no es noble. Se ha casado por hacer cupón que publicamos en la sección de anuncios. lilla! una obra de caridad; pero no tiene trato La Dirección se reserva el derecho de no contestar Una que está queriendo sin ser correspondida. -ninguno con aquel hombre, que para ella á determinadas consultas que exijan gran extensión Anímele con discretas frases indirectas. sigue siendo un extraño. n ¡a respuesta ó que no sean pertinentes. Rosa Vy 2. -Masaje científicamente apli ¡Pobre Dona Clara! I a infeliz pasa muy cado malos ratos, porque el oficial no es ningún Una esperantista. -Lavándolas con miga i Qué hare... t- -i- ues mire usted, no lo sé. costal de paja... es un muchacho guapo, tie- de pan mojada ea limón. ¡Vaya una imprevisión! ¡Cualquiera echa al ne un brillante porvenir y el mismísimo Mery. -Con inyecciones de cacodilato. asuntito tapas y medias suelas! Napoleón le distingue con su afecto... Paco Comiendo muchos huevos crudos y bebien ¡Ay de aquel que se conduele ñ poco Dona Clara va olvidando su prome- do mucha cerveza. de un amor que le engañó, sa, hasta que se decide á continuar por enAsunción. -Recomiendo á usted el Petrócomo el que mira la piedra tero aquella boda comenzada á medias. leo Gal. después que ya tropezó! Una preguntona. -Creo que no perjudica, Y entonces se le ocurre á Don Joao de NoA. C. T. en K M. -No se pueden nacer lle resucitar. En efecto, á Don Joao de Nolle pero no lo sé de cierto. Agua boricada tem- averiguaciones personales. no le habían fusilado... Hecho prisionero plada. Sentiré mucho que no lea esta resMARIACHO por los franceses, cuando éstos le devuel- puesta; pero como se publica tan poca coIMPRENTA PRENSA ESPAÑOLA ven la libertad corre al lado de su prome- rrespondencia fue imposible que saliese SERRANO, 55. MADRID. tida, á la que encuentra casada, y con un cuando usted dijo. Que sea enhorabuena. n LA AFRANCESADA PUBLICIDAD RECOMENDADA PAbAIST E. bAMOT E de salvado. Use Belleza Venus Emilmat núm. 2. T. L. P. -Es más cómodo y práctico. Tres cuartas en cuadro. Sólo una. No tengo nada que perdonar á usted. M. O. -Sí, señor; un tonto puede pensar algunas veces, pero siempre según su tontería. No es raro; la curiosidad se aumenta con la instrucción. Miele. -Realmente no sé qué contestar á usted, porque me parece el asunto demasiado hondo y ajeno á esta sección. A falta de respuesta, le recordaré un antiguo chascarrillo, y usted me comprenderá. En el ferrocarril: Un inglés. ¡Al señor empleado! ¿Qué pasa? El empleado. -Es que se ha cometido un crimen en el camino, y por eso se ha detenido el tren. El inglés, anotando. En España, cuando se comete un crimen, no acostumbra é detenerse al delincuente, sino al fei rocarril. Una aragonesa y madre. -lávese con agua