Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
PE 0 CTU 61 CPE 909: EDICIONíWPAG. 11. Queremos hacer á a a Aforn la justicia de suponer que no ña leído con atención nuestro artículo de ayer. De haberlo hecho, no procedería de buena fe al asegurar que ABC dice que no se arrepiente de que por SU culpa se falte á la disciplina Nosotros no hemos dicho semejante cosa. Por el contrario, afirmábamos que no hay peligro para nadie ni para nada en publicar esas felicitaciones, que son una expresión viva y palpitante de hermoso patriotismo, y que es inútil empeño querer empequeñecer una cuestión que es magna por lo que representa. Insiste España Nueva en que las protestas novan dirigidas contra el Ejército, sino contra Maura y el Gobierno que presidía. Antes de entablar esta discusión, que seguramente nos llevaría muy lejos, y en la cual es muy difícil que nos pusiéramos de acuer do, agradeceríamos al colega que tuviera la bondad de contestarnos categóricamente á estas dos preguntas concretas: Primera: ¿Cree España Nueva que los delitos de sedición, excitación á la rebelión y resistencia á la fuerza armada pueden ser juzgados en España, mientras no se reformen las leyes vigentes, por uu tribunal que no sea militar? ¿Sí ó no? Segunda: ¿Cree España Nueva que un tribunal militar, sea el que fuere, puede dejarse influir por la presión de un Gobierno y dictar, por conveniencias de política, de clase ó de Cuerpo, un fallo contrario á su conciencia? ¿Sí ó no? Cuando España Nueva tenga la bondad de contestar á estas dos preguntas tendremos mucho gusto en discutir si las injurias que han sido lanzadas con motivo de la sentencia de Ferrer iban dirigidas contra un Gobierno que se ha limitado á cumplir la ley ó contra un tribunal que, en cumplimiento de esa misma ley, se ha visto obligado á dictar una sentencia. Y por lo que se refiere al empeño del periódico dé querer monopolizar para sí la defensa del Ejército español, nos limitaremos á decir que con repasar la colección del nuestro podrá convencerse de que en este patriótico empeño hemos procurado ir sieímpre á la vanguardia, CURIOSIDADEa CONSEJOS DE ás de hora y media duró el Codfcejo que ayer, como jueves, celebraron los ministros con eL Rey. Llevaron cartera los de Hacienda y Gracia y Justicia. Según las referencias de los consejeros á la salida de Palacio, el discurso del Sr. Moret se dedicó preferentemente á la política exterior en los diversos aspectos v asuntos que ofreció la semana pasada. Entre ellos tuvo la primacía la cuestión social en Inglaterra, tanto por la importancia que en sí tiene, como por lo que puede afectar á los demás países europeos. También ocupóse el presidente en las no ticias recibidas acerca del asesinato del príncipe japonés marqués de Ito é hizo al gunas consideraciones sobre la revolución en Grecia y la crisis política de Dinamarca, que acaba de ser resuelta. Cuanto á política interior, apenas habló el presidente, fuera del aplazamiento de las elecciones municipales y del efecto que la nueva situación había producido dentro y fuera del país. En este punto, haciendo notar que el ambiente liberal había venido á ser un sedante para los espíritus conturbados y exaltados, el Sr. Moret se expresó con gran habilidad y prudencia para que de sus palabras nadie pudiese colegir motivos de apasionamiento. No dejó de tener importancia en el discurso presidencial la parte referente á nuestra campaña en Melilla y á nuestras relaciones con el Sultá En este asunto el jefe del Gobierno p untualizó francamente ante el Monarca los términos del problema de Marruecos tal como la nueva situación lo ha encontrado, y en los actuales momentos lo concretan las circunstancias. Del fondo del asunto destacó el Sr. Moret los antecedentes y derivaciones que la gestión de la Embajada del Sultán que ha ido al Rif y está al habla con el general Marina tiene y puede tener en orden á la guerra, juntamente con la contestación que de Fez se espera alas preguntas que se han dirigido al Sultán. No ocultó el presidente al Monarca que los momentos actuales son de verdadera trascendencia para marcar de una vez el objetivo de nuestra política diplomática y mi 1 litar en Marruecos. Por todo cuanto se relaciona con esta ¡cuestión mostró el Rey vivísimo interés, y ¡sobre ello habló detenidamente con los miríistros de la Guerra y Marina. Respecto á los. recursos demandados por las necesidades y previsiones de la campaña, S. M. firmó un decreto que le presentó el ministro de Hacienda concediendo los anunciados é indispensables créditos También fue puesto á la real firma por el ministro de Gracia y Justicia otro decreto por el cual se concede la grandeza de España al señor conde de Romanqnes. Y no hubo más en este Consejo. A las seis de la tarde se reunió el Consejo de ministros en la Presidencia. Cuando terminó fue facilitada á la Prensa la siguiente nota oficiosa: El Consejo de hoy se dedicó exclusivamente á los asuntos de. las operaciones de Melilla, enterándose en primer término de las medidas tomadas por el ministro de la Guerra para proveer de ropas de abrigo á aquel Ejército y para construir barracones que le resguarden contra los temporales, enviando las primeras y levantando los segundos con la mayor rapidez posible. En cuanto á las operaciones militares que restan para ultimar el plan de la campaña, ie llevarán á cabo tan pronto como el esta do de los cajninos permita los movimientos de tropas. Al efecto se han comunicado las instrucciones oportunas al general Marinaí El ministro de Estado espera, á su vez, g der celebrar en breve una conferencia con los embajadores marroquíes, que deben hafeer recibido nuevas conauiaicaciones de Fez. El Consejo acordó la Real orden con arre glo á ía que los gobernadores deben couvo car las elecciones municipales. p n el Consejo quedó acordado que la fe cha en que han de celebrarse las elecciones municipales será el 12 de Diciembre Así se dispone en la Real orden que aparecerá en la Gaceta de hoy. También se ocupó el Consejo de la proví sión de los altos cargos aún vacantes. El subsecretario de Gobernación asegura ba anoche que todavía no hay ningún acuerdo concreto respecto de esos nombramientos. Fjesde que se formó el actual Gobierno vienen los periodistas tropezando con serias dificaltades para obtener la información de los Consejos de ministros. Era costumbre ya. muy antigua que los repóríers esperaran á los ministros, tanto á la entrada como á la salida de la reunión, en la habitación donde desemboca el ascensor, para recoger algunos detalles de loa asuntos tratados en el Consejo. Hace días sa dio la orden de que no permanecieran allí más que dos periodistas, quienes se encargarían después de transmitir á los cornpa? ñeros las noticias que los comunicaran los ministros. Ayer no se permitió i x entrada ai cte dos ni de ningún periodista, llegándose al extremo de cerrar las puertas de la habitación, Los periodistas se quejaron al. subsecre tario, Sr. Rivas, alegando que este régimen de absoluto aislamiento no ha sido empleado hasta ahora por ningún Gob erno. ARZUELA. DESPEDIDA vereraat UNA BODA ESCANDALOSA POR TELÉGRAFO VIENA, i 8, 6 T e ha verificado un matrimonio que ha causado escándalo entre la alta sociedad vienesa. La condesa Margarita Lpnyay, parienta cercana del conde de este título y, por consiguiente, de la princesa Estefanía, viuda del que fue príncipe heredero de la Corona, se ha casado con un empleado del Banco de Budapest. Se llama el novio Arpad Kezdivasarhelyi. y además de su origen obscuro y de su modestísima posición ha tenido la extravagancia da organizar la ceremonia en la forma más original. La boda se ha verificado ante sólo dos testigos. Uno ha sido un criado y otro un conctactor de tranvía. v Arpaz Kezdivasarhelyi tiene treiata años. La condesa, su esposa ya, tiene cuarenta. El fue criado en la casa del conde de Lonyáy; salió para ser empleado en el citado Banco. En la actualidad no tiene otício ni bene iéio. La condesa Estefanía está indignada y lia condenado este matrimonio, que constituye hoy la comidilla de todas lasconversa ci nes en Viena, S años ha sostenido brillantemente los prestigios de la zarzuela española, se despidió ayer del público madrileño can una función que generosamente organizó en obsequio suyo la Empresa del coliseo de la calle de Jovellanos, cediéndole íntegro el producto de la entrada, que fue excelente. Berges, que aun tiene alientos paia can tar las zarzuelas en las que alcanzó grandes, éxitos, tomó parte en el primer acto de La bruja, acompañado de la señorita Severini y Esparza, señorita Mesejo y los señores González (A. y Peris; en el terceto de La tempestad, secundado por las señoritas Mayentlía y Severini, y en el acto segundo de Qádiz. En éste cantó varias jotas con stt peculiar y típico estilo aragonés. Fue el momento más emocionante del espectáculo Todos los artistas de la compañía y los coros aparecieron en el escenario para tribu tar al veterano Berges una calurosa ovación El público, en pie, aclamó al artista, que, emoGíonadísimo, correspondía á estas rnanú festaciones de entusiasmo con vivas á Madrid y á su público inolvidable. Completó el espectáculo la representación del aplaudido pasatiempo El club de ¡as sol teras. Fue, en fin, una fiesta digna aei artista en cuyo honor se celebraba, y por la que merece muchos plácemes la Empresa de la Zarzuela, que con inusitada esplendidez pagó todos los gastos, entregando á Berges el ingreso total de la entrada.