Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
A B C. DOMINGO. 24 DE OCTUBRE DE 1909. EDICIÓN 1. PAG. ia. xjue con las encendidas por el destacamento de la loma dan á la montaña un aspecto Boroiendente y íantástico. TU ador, 23. -Ante todo creóme en el deber de hacer público testimonio de mi inciensa gratitud al capitán y á los oficiales de lo cuarta compañía del segando batallón de Saboya, que me han dado ropa limpia y seca para substituir mi traje, mi pobre traje, lleno de barro y agua, inutilizado por compleio de pies á cabeza en mis excursiones por el reducto y por los campamentos. Ko encuentro frases para agradecer las atenciones que tienen para mí y para ABC. A mediodía llegó un coronel de Estado Mayor con una ligera escolta; conferenció, extensamente con el general Orozco, dándole instrucciones del general Marina. Regresará de nuevo á Melüla para dar cuenta al general en jefe de las impresiones que aquí ha recogido y del resultado de su conferen cia con el general Orozco. Ante el temor de que la evaporación por el calor solar de las tierras removidas produzca enfermedades, se han adoptado gran- des medidas de precaución. TUR. LOS EMISARIOS MOROS con objeto de que el temporal íjsotase á favor. Esta maniobra tenía un gran riesgo: el momento de virar; pero, por fortuna, se logró el objetivo propuesto por la oficialidad, después de tres cuartos de hora de inminente peligro. 1 n moro al agua. A 38 millas de Tres Forcas se oyó la voz de hombre al agua Apercibidos e S ella el comandante del buque y el ofialal de derrota, se ordenó arrojar inmediatarnt- aíe el salvavidas de estribor, pero resultó inicil para salvar al náufrago. El temporal era tan tremendo, que las olas barrían la cubierta de proa á popa, inundando las cámaras de oficiales. El buque navegaba con una velocidad de nueve millas, huyendo de los bandazos que recibía, y esta situación, verdaderamente comprometida, impedía hacer que el buque virase, pues se corría el riesgo de que las calderas se anegaran cuando el temporal cogiese de costado á la nave. p l caid desaparecido. Al hacerse el recuento del pasaje, se vio que el náufrago era el caid Abd- RelamL- endie, segundo jefe de la embajada, con el cual iban su mujer, su hijo y su nuera. Las mujeres, al apercibirse de la desgracia y desesperadas por el resultado de la horrorosa tragedia, trataron de arrojarse al mar, evitándolo los marineros que iban de guardia en el servo motor. n a arquita perdida. El mar, en su furia, arrebató también una arquita que contenía 20.000 duros pertenecientes al náufrago, las cartas del Sultán y doeumentos importantes, inclu o un cajón que contenía los sellos de cera ce la embajada personal de la embajada. El jefe de la embajada, El- Barchir- BenSej- Hach, iba alojado ¡en la cámara del comandante del Don Alvaro, y los caídes El Morabí, El Bujasí, Ablah Bertkan Sarradi y el ahogado se habían acomodado en la cubierta de popa á causa de sentir fuertes mareos dentro de las cámaras. Las mujeres del séquito iban acostadas, también sobre cubierta, encima de lujosas alfombras de Rabat. La desgracia debió ocurrir cnando la víctima iba entregada al sueño, pues de no er así se hubiese defendido de los embates de las olas agarrándose á las cadenas ó candeleros de cubierta. El comandante del cañonero no há queri do hacer declaraciones sobre la misión confiada á la embajada; pero el jefe de ésta se ha mostrado explícito y comunicativo al contestar á las preguntas que se le dirigieron. La embajada está compuesta de sesenta iadtsiduos entre caídes, mujeres, secretarios y sécfuito. Trae poderes amplios del Sultán para exi gir á los rífenos que pidan la paz á España, y en caso de que los embajadores del Muley Hafid no logren su objeto, mandará el Sultán una mehalla compuesta de 3.000 infantes y 7.000 jinetes para imponer su soberanía á los díscolos rífenos. El embajador es un moro de arrogante figura. Representa tener cuarenta años y es de poblada barba negra y de rostro simpático. Tiene la confianza de imponerse con su influencia á los rebeldes. Se lamentó profundamente de la desgracia ocurrida por el temporal. Hizo un elogio del caid ahogado, diciendo que era persona prestigiosa en el Imperio y de una gran cultura; que era mulato y que hab ab el español, francés é inglés. SALE EL SOL MEULLA, í i I I N. p 1 í a mañana hemos saludado todos al sol Ef spérase de ua momento á otro la llegada s -con una alegría verdaderamente paga- de los tres emisarios que envía Muley na. No era para menos después de cuatro Hafid. Dicen que traen gran impedimenta. Se alojarán en la sucursal del Casino Midías de incesantes lluvias y vendavales. El campamento presenta un aspecto muy litar. Dos escuadrones de Caballería los escolpintoresco. Oficiales y soldados se despojan de sas ropas y sacan las mantas de las tien- (tarán hasta los límites de Zeluán, en donde das para que se sequen á los rayos del sol. ellos se internarán solos para buscar á los jefes de la harca. todc- via débiles. Ha llegado el vapor inglés Ponvon. No se La satisfacción de ios soldados aumenta con a esperanza de que hoy habrá convoy le pudo dar entrada por ser materialmente y se co. uerá caliente, pues y se pnede con- imposible la salida de la lancha. íeccionar rancho. GAR- CAR Los capitanes de las compañías confian en que resultarán todo lo mejor posible. Yo DE FABRA he probado algunos y me han parecido exNADOR, 2 3 MEULLA, 2 3 U N celentes. noche, al trasladarse las fuerzas de CaEl servicio nov- oirno ae avanzada fuera ballería al nuevo campamento de Nadel lee acto lopiestó anoche la tercera compañía del segundo batallón, quedando ade- dor, se ahogaron tres caballos del regimienmás pieparada la primera para salir á pro- to de Lanceros de la Reina que se metieron en un bache. tege. ¡a en caso necesario. El parque de aerostación üa marchado Ei escuairón de Cazadores de liaría Cristina ha majchado á la tercera caseta, frente Melilla; aquí quedaron dos carros y mateal Atdliyóo, para proteger un convoy de ví- rial para globos. Igualmente marchó á Melilla el parque veres que ha salido de la segunda para está móvil de Artillería pos c: o: i. Mañana marchan á Melilla varios euferTanb) én son esperadas tuerzas de Caballería de Zeluán, que vienen á proteger otro mos de consecuencias de las lluvias. convoy que saldrá de aquí para la alcazaba. El convoy pasaiá poi Tauima, con el fin de dejar vive: es á las faerzas de aquel destaca- CONTRA LOS xnenío. Los ingenieros han realizado en esta última posición ¡as fortificaciones comenzaPARÍS, 2 3 J i N bas días antes del temporal. espachos de Tánger aseguran que el herLo médicos de los dos batallones de Samano del nuevo gobernador de Alcáboya han hecho esta mañana á caballo su zar, El- Miki, entró ayer en la población convisita, recorriendo tienda por tienda. Los duciendo un número enorme de prisioneros üos extendieron bajas, aunque muchas me- hechos en los aduares limítrofes, que han nos de las que temían, dada la violencia del sido encerrados en la cárcel. temporal y las condiciones en que han teLa mayoría de los presos son protegidos nido que sufrirle las tropas. españoles, ingleses v franceses. Estas, con el cambio de tiempo, han recobrado su buen humor; olvidados ya de las penalidades sufridas, óyeseles cantar LA EMBAJADA DEL SULTÁN mientras trabajan activamente en la recomjposición de las deterioradas trincheras, cubriéndolas con la paja que se ha inutilizado. ¡4 En previsión de posibles aguaceros, alguüas compañías construyen también en los fuertes respectivos de los reductos garitas para que los centinelas hagan el servicio Curioso temporal. protegidos de la lluvia y del viente. TEMORES DE AGRESIÓN zosa, Anoche fondeó aquí, de arribada forel cañonero Don Alvaro de Bazán. fícese que esta noche el enemigo se proDicho buque de guerra español zarpó de y pone hostilizar de nuevo este reduc- Tánger el jueves último por la tarde, lleto, y se añade que es probable que haga lo vando á bordóla embajada que el Sultán propio en los destacamentos que guarnecen envía al Rif para gestionar la paz. las cimas de ambas lomas. La servidumbre, caballos é impedimenta -Mi impresión es que estos rumores care- de la embajada quedó en Tánger aguar, cen de fundamento, pues la harca tardará dando el transporte General Lobo para que cuando menos un par de días en concentrar- la condujese á Melilla. Si y estar en condiciones de hostilizarnos Al Alvaro de Bazán, navegando á la altura suevamente. de cabo Tres Forcas, á treinta millas de la En toda esta división ha causado gran costa, le sorprendió un fuerte temporal que Sentimiento la separación del general Oroz- dificultaba la navegación. Fue tan grande el peligro corrido que, haco para desempeñar la subsecretaría del ininis. eiio de fa Guerra. Todos los jefes y llándose á la vista de Melilla, resultaba imoficíelas proíé anle grandísimo afecto; los posible tomar puerto, acordando la junta de oficiales del buque poner proa á Ceuta Beldados tenían ea él enorme confianza. A o D I B i: ¡reraitiHüiim nimimiiuí- iniíTrim Niir