Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
A B C SÁBADO 2 S DE OCTUBRE DE Í 9 O 9 EDÍC 1O N i. PAG. 14 LOS ESTRENOS porada en el Español, eligiendo para esta solemnidad la famosa tragicomedia de Ca SPAÑOL- -CAUSTO Con todos los honores se ha ínsu Y Mt- UBfcX augurado ia temGuantes, abanicos, sombrillas E i Scrara. Carretas, S Frente al ministerio de Gobernación Pídase en ultramarinos este acreditado C S O C O L A T E Compañía Nacional. fflaanell Cortusa, S los cJaoooIaíes cafiSs y S f ü y Oiei. We t e tie J BAEQUILLO, 30, PABEIOA DB CHOCOLATES iénic 3- -Csrnss, S da pedida y botonaduras Joyería de P Baraya Cubetas, ál listo y Melibea La Celestina, de Fernando de Rojas. El culto escritor y documentado crítico Fernández Villegas, hace algunos años que puso sus amores en esta obra, acometiendo la magna empresa de adaptarla á ía escena, empeño muy difícil s se tiene presente que este niode o de modelos, cincelado en el más bello de los lenguajes, maravilla del ingenio, prodigio de arte, consta de 21 actos, que Villegas ha reducido a cinco y dos cuadros, v en lodos ellos van perfectamente linmanados la poesía de los desventurados amantes eou los mediadores de Celestina, maestra en el enredo de voluntades, concertadora de amoríos y de otras armas de la andante alcahuetería, que ambas cosas, ena inorados y medianeras, vinieron al munao á un mismo tiempo Desglosar en La Celestina 10 que tan intimamente convive, expurgándola de ci anto la gente encontraría escabroso y disonante, sin torcer la esencial índole de la trágico media, sin deformar su espíritu, he aquí lo que con gran talento ha logrado Villegas, concillando el respeto al autor con lo que di público se le puede ofrecer para que oiga íin repulgos. La tarea llevad á feb ¿término por Vi egas es abrumadora, pues ao hav que olvidar que Cahslo y Mel bea, obra en la que subit n íalmente imluyeron los oostas latino f le la inspiradora de mi chas comedias de nuestros clasicos, de la Dorotea, cana r ien se neíaba la inteligente dneo ción de Federico Ohver, principalmente en la disposición del jardín y e i la encon trada entonación de la luz. Para esta obra han pintado vanas deco raciones de mucho carácter los Sres Amoros y Blancas. Precedió al estreno una elocuente disef taclón del distinguido catedrático Sr. Lope Muñoz, que fue muy aplaudido en vario; períodos de brillante palabra. FuORIDOR UN HERIDO GRAVE ¡pustasio Santamaría, dependiente de una -pollería de la Cava Baja, hace pocos días fue despedido por su jefe. Supuso Eustaquio que el culpable de que hubieran prescindido de sus servicios era un compañero de taller llamado Santos Gómez Fiutos, y trató de vengar en éste e agravio Esta tarde se encontraron en la plaza de Herradores y comenzaron á disputar acerca de los motivos del despido. Tras breves y acaloradas frases, Eustasio saco una navaja de las llamadas cabriteras y con ella infirió á Santos una puñalada en el vientre, dándose precipitadamente á la fuga El henáo fue conducido á la Casa de So corro del Centio, donde le auxiliaron de una herida muy grave, con salida de los intestinos, y después e le condujo al Hospital de la Princesa. El agresor fue detenido y conducido al Juzgado de guardia. ansie! le lencas 4 nij a, Cai i tías, s 5 c vieoii m. Fantasn il Suco sor de Ondategui 32 ¡aiei a 88. u especializáis, pulsearas 3 e pedida. de Lope, de La ingeniosa Helena y de La es cuela de Cekslma, de Salas Barbadillo, por, o citar a uí mas que las obias que tienen dilecto parentesco con la de Fernando de Rojas, ó quien íuese el autor de tan admirable i creación, que aun no se dijo la ultima pala- a bra sobre este pleito. ko que sí se puede afirmar es que no pudo ¡ser nunca, por su carácter ni por su lorma, una comedia hecha a escote por varios ingenios, ni mucho menos que se escribiese por Rojas á los veintiocho años, edad m propia de la madurez del JUICIO y del ejem piar conocimiento de las encrañas de la vida que suponen la inteligencia de quiea escnbieia la bella y doliente historia de unos amores, quiza fundándola en lo que bien pudo haber sucedido, y compuesta y aderezada en alguna silenciosa celda por quien antes de renunciar al mundo conoCJÓ u ucho de sus placeres y de sus dolores. SÍ Lo cierto es, y este es el argumento que esgrimen algunos, que Fernando de Rojas empezó y termino con Calis o y Melibea su ¿lona. Nada escribió después, tf Obra tan definitiva, primera expresión de nuestro teatro, digna ae hombrearse con los titanes de todas las literaturas, ejerció tan ¡Sugestionadora influencia, que en Cahsto y Mehbea pueden encontrarse los gérmenes de muchos grandes caracteres del teatro universal. El candor, et ingenuo perfume de inocencia de la Margarita de Goethe, ¿no está en el alma virginal de Melibea? El incentivo del deseo, que en suaves coloquios pone Celestina en los oídos de Melibea, aprovecha también á Mefistófeles para encender la pasión de Margarita. La historia apasionada y romántica de Romeo y Julieta, ¿es algo más que este admirable poema de amor que inunda de luz las bellas figuras de Calixto y su amante? Ea todas las literaturas hay íeflejos de esta maravi losa obra, que con razón n ocupado por mucho Ue i ¡po la inteligencia y l pluma de un escutor tan esciupu oso y tan amante ae nuestros clásicos como Villegas, al que, naturalmente, no se le podía ocultar las dificultades que era necesario vencer para ofrecerlos la admirable y respetuosa adaptación que anoche conocimos, y en la que ha sabido conservar el espíritu y subs tancia de la obra, su intensidad poe uatica y la lozanía de su estilo. Una labor concien zuda y perfecta, que le valló unánimes felicitaciones El inolvidab e maestro Chapí, enamorado de esta tragicomedia, tenía trazados algu nos apuntes, y de ellos me habló hace tres años en Tuenterrabia Délos amores de Cahsto y Melibea, Chapí pensaba escribir un poeaia musical, un dúo intenso y grande, á la manera que Wag ner concibió su Instan é Lsotda La muerte malogro este deseo, privándonos de una pa gma de arte que Chapi se disponía a escribir poniendo en ella to o su corazón. Yo no pude menos de asociar anoche al éxito entusiasta que obtuvo en el Español Ja tragicomedia de Cahsto y Melibea este r cuerdo. La interpretación sólo elogios merece Carmen Cobeña sacrifico gustosa su coquetería de mujer para encarnar en el repugnante cuerpo de Celestina. Solo por este rasgo de amor al arte eia acreedora a nuestro aplauso Si a esto se añade el acierto en la composición del personaje, del que supo traducir y desentrañar hasta lo mas intimo de sus sentimientos, se explicara el gran triunfo que anoche conquistó Carmen Co beña en La Celestina, de Rojas, y lo merecí do de las ovaciones que escucho. La señorita Amparo Villegas nos sorpren dio anoche. Ya no es una consoladora promesa, es una realidad. En el papel de Meh bea, al que prestó su juvenil y gentilísima figura, se nos reveló sencillamente como una gran actriz familiarizada con los éxitos. Fue muy aplaudida y celebrada. Rafaela Ldsheras, Mercedes San Pedro y Consuelo Badillo representaron con mucha donosura y gracioso desenfado las partes de Ehcia, Areusa y Lucrecia, respectivamente. La señorita San Pedro dijo con entonación clasica las serranillas del primer acto. Ricardo Calvo fue un apasionado y enso ñador Cahsto, Rafael Ramírez, un Centu rio adecuadamente fanfarrón. Ru 1 z Tatay y Comes son íambiéü dignos de mención, en S- suspiomoy Paiineno, lespectivanieute Ivn el caidado j ci ¡a propiedad de Id es NOTICIAS A yxx se ha publicado la convocatoria para la anunciada manifestación radical del domingo La suscriben la mayoría de los diputa dos republicanos, el senador D Odón De Buen, los socialistas, los federales y progresistas, los concejales republicanos y al gunos publicistas. 1 establecido de su enfermedad, ha vuel to a compartir con nosotros los trabajos de redacción nuestro querido compañero D Juan Leiva. Denticint. Sacramento, 2, farmacia. El mejor dentífrico del mundo, Nacanne, preparación vegetal é inofensiva Probadlo, funeraria Teléfono Preciados, 20, La al Trust Funerario. 225. ISo pertenece l omus Áurea vende el calzado más selec- j to y duradero de España, Fuencarral, 3 g y 41, j- a sido nombrado profesor de la Escuela de Ingenieros de Caminos el propuesto en primer lugar de la terna, D. Ramoa Freiré C e presentan y se ofrecen en el mercado muchas clases de lámparas llamadas económicas, pero sólo hay una, la lámpara Osram cuyo consumo económico y larga duración se garantizan. -Depósito, León Ornstein. Madrid, Mariana Pineda, 5. 1 nstituto de curación para los que sufran sordera, flujo de oídos, tisis laríngea y demás afecciones de garganta, nariz y oídos, dirigido por el especialista D. Alfredo Gallego, paseo Recoletos, 31. En fetidez alíenlo (ozeiia) su tratamienio es el údico que hace desapatecer tan repugnante enfermedad, causa frecaersce de divorcio Pa teute prtijiera, i67 I -lililí flll lili III I II lililí lili h