Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
A B C, r 3 A D O s 3 DE OCTIÍDRE SE 1909 EDICIÓN 1. PAG. 7. 15 ejiL. iía. -Bu nombre propio y amigos felicitárnosle por su digna y patriótica actitud, que contrasta con la indiferencia de parte de la Prensa que se titula española ¡ante las infamias y calumnias en el extranjero. ¡Viva España! ¡Viva el Ejército! -Bhí Hernández. T adrid. -Reciba mi más cordial enhora buena por su patriótica campaña en ¡favor de la verdad -El conde la Unión, Secretario de Embajada. Tribunal, y protesta indignada ante insensata difamación contra noble España é intrusiones extranjeras. Agradecería publicación este cable. En representación, Emilio Cuenca, Augusto Ibáñez, Ricardo Ponce, Monsieur Flassiéies afirma que SU 3 palabras son eco de la conciencia del Senado. Y su proposición ha obtenido solamente tres votos. La opinión y los sentimientos del país quedan expresados con perfecta exactitud por esos tres votos. Apenas hay un elector por cada ciento que apruebe las manifestaciones hechas en honor á los profetas del anarquismo. Es evidente que no toleraríamos la ingerencia de un Gobierno extranjero en nuestros asuutos interiores; y si queremos ser los amos en nuestro país, no debemos intervenir para nada en la política interior de las demás naciones. E 1 pobre Flassiéres ha sufrido la más lamentable de las equivocaciones. A e Gil Blas. tMonsieur Flassiéres había dicho que su interpelación era un eco de la conciencia del Senado. Puesta á votación, sólo ha obtenido tres votos favorables. De donde resulta que en el Senado no hay más de tres hombres de conciencia, ano ser que inonsieur Flassiéres haya exagerado notablemente el número de conciencias que representaba Monsieur Pichón ha dado sus razones con la fácil sencillez y el tono práctico y mesurado que había derecho á esperar de un estadista moderno. r e Le Temps: Si en 1904, cuando se negociaban los acuerdos franco- españoles, hubiese un diputado español exigido al Gobierno la intervención contra la ruptura del Concordato, ¿no habría reivindicado Mr. Flassiéres el derecho de nuestro país á desplegar una política exclusiva y autónoma... Esta política- -la defendida por Mr. Fíassi eres- -resulta contraria al derecho de gentes, cuyo principal axioma es la independencia de los Estados soberanos. Además, la intervención trae la guerra como consecuencia inevitable. ¿Es que Mr. Flassiéies acepta la idea de una ruptura con España porque sabe que sus tropas están ocupadas en la campaña del Rif? Si Ferrer hubiese sido juzgado en Alemania, suponemos que ni Flassiéres nijaurés criticarían su ejecución. TM el Gauhis: f De La Kepisbtique Fran aise: LOS CATEDRÁTICOS DE SANTIAGO JUEVES, 2 1 y T. 15 ogáinosle, señor director, la inserción ¿L del telegrama, que adrid. -Si todas las ideas, noblemente gimos al siguiente profesoras de lahoy dirirector y Sorbona expresadas, y todos los sentimientos, d dl periódico Le lemps: honradamente manifestados, son respeta- y Los profesores de la Universidad de Sanbles, con especialidad han de serlo la idea y tiago, pertenecientes á todos los partidos el sentimiento de patria, tan gallardamente políticos amantes liinterpretados por usted. -Luis de Terán, bertad deyla justicia como vosotros de laeny del progreso, se profesor del Ateneo de Madrid. teran con dolorosa sorpresa de vuestra intervención é injusta en el uadalajara, -Legítimamente entusias- to Ferrer, é apasionada vuestro honor yasuninvocando apo VSL m a do, é inflamado también mi corazón yados en los derechos de compañerismo in (con el ardor de mi sangre española, felicito p. usted con toda la grandeza de mi alma ternacional os invitan á estudiarlo serena é imparcialmente, seguros de obtener la Jjor el oportunísimo y patriótico telegrama rectificación que os dictaran vuestras total condirigido á la Prensa extranjera. -Mariano ciencias honradas. -Troncosoj rector de la Pérez Vázquez. Universidad. VARIAS ADHESIONES Fernández Iñiguez, vicerrector; Gil Villanueva, decano da la Facultad de Ciencias; tCrancisco de Ampudia, coronel del regi- Gutiérrez Peña, decano de la de Derecho; j miento de Lanceros del Príncipe; Luis González Blanco, de la de Farmacia; Ángel Martínez, teniente coronel de Artillería; An- Martínez de la Riva, de la de Medicina; Fertonio de Acuña, comandante de Artillería; nández Pereira, de la de Filosofía; Sánchez Cándido Sebastián, comandante de Artille- Freiré, catedrático honorario; profesores ría; José Baraona, comandante de Infante- Pinedo Hervá, Meira, Ferreiro, Vieses Za ía; Carlos Escario, comandante de Caba- mora, Sojo Casso, Barcia Pmeiro, Pérez llería; Salvador González, comandante de Miguel, Gil Casares, Vilarino Uno, Torre ¡Caballería; Samuel Olivan, comandante de Eleicegui, Sobrado Ddulofeu, Castroviejo, Caballería; Luis Díaz, comandante de Ca- Blanco Rivero, Carrero Río, Lara García, ballería; Vicente Sebastián, capitán de Ar- Várela González, Salgado Lobo, López tillería. Vigo, Casimiro Torres; auxil: ares Rivero de Mariano López de Ayala, capitán de Ar- Aguilar, Romero Nolesun, Riva García, Portillería; Bruno Morcillo, capitán de Ingenie- to Vaamonde, Felipe Gil Casares, Antonio ros; Salvador de Pruneda, capitán de Inge- Martínez de la Riva, Gallego García, Alsma, jiieros; Federico G. Vigil, capitán de Inge- Villaiglesias, Gallego J rmesto, Várela San nieros; Carlos G. Castaños, capitán de In- chez, García Ferreiro y Rey García. fantería; Rodrigo Cros, capitán de Caballearía; Florencio Barrios, capitán de Caballería; Ricardo Chausa, capitán de Caballería; Pedro Montaner, capitán de Caballería; Rafael Caballero, capitán de Caballería; Rafael DE LA PRENSA de la Cámara, capitán de Caballería; ¡C. Temprano, capitán de Caballería; Mi e L Eclair: guel M. Septién, capitán de Iufantería. Esa odiosa insistencia de los revolu 1 Simón Pérez, tenante de Caballería: Fe- cionarios, en la que pareció inspirarse el derico Agustín, teniente de Artillería; Fian- inenarrable discurso de Mossot ante los cisco Saiz, teniente de Caballería; Cristóbal restos del agente Dufresne, tiene una ven ¡Dols, teniente de Caballería; Juan Díaz, te- taja, que los agitadores no han podido sosmiente de Caballería; Luis de Acuña, teiáen- pechar ni prever: á fuerza de glorificar al jie de Caballería; Jacinto Fraile, tejiente de héroe anarquista, celebrando sus hazañas Caballería; Teodolfo Gil, teniente de Caba- y su martirio, han obligado al país á ocullería; Fernando Fernández, teniente de Ca- parse de este personaje legendario, cuyo jballería: Santiago Soler, teniente de Caba- prestigio quedará desvanecido desde el mollería. mento en que su vida y hechos salgan á la Pedro Pintó, teniente de Caballeíía; Jai- luz pública. ijlie Samamego, teniente de Caballería; CleEl anarquista especulador; el ciudadano mente Gordillo, teniente de Caballería; Luis enriquecido con bienes ajenos, invertidos pR. de Campomanes, teniente de Caballería; opuestamente á la voluntad y disposición ffosé Chacel, teniente de Caballería; Eloy de los donantes; el comerciante conspira ¿Fernández, médico militar; Hermógenes dor, desnudo de ideales, que empleaba su plernández, profesor de Equitación; el mar- original habilidad en comprometer á sus oués de Zarco, Andrés de Gamboa, el duque cómplices, mientras resguardaba en todo lo üe Vistahermosa, Adriano García Loygorri. posible su persona; Ferrer, en fin, habría ganado muchísimo si su figura hubiese per rmanecido para siempre entre las sombras pVDHESlON de un olvido discreto. Cuando Ferrer era solamente un obscuro de la masonería y un PATRIÓTICA sectario desconocido de la universal de los religión fcn la mayordomía mayor de Palacio se ha apóstol recibido el siguiente cablegrama de los iconoclastas y de los ateos, aun tenía su personalidad un aire trágico que impresioaragoneses residentes en Méjico: Mayordomo mayor Palacio. Agrupación naba á sus mismos adversarios. Pero al presente, desprovisto por sucesiaragonesa celebrando fiestas Pilar presenta á S. M. respetuosa leal adhesión simpatía vas revelaciones de los oropeles con que se acto suprema justicia Gobierno rechazando revestía, aparece muy poco digno de enceninjustificado excepcional Indulto anarquis- der el entusiasmo de las masas y de suscita reo principal condene do por ialegémmo tar los levantamientos populares INTERPELACIÓN ANUNCIADA PARÍS, 2 2 8 N. p l diputado socialista Mr. Willm ha anun ciado una interpelación al Gobierno acerca de las medidas que ha adoptado para garantir la situación de los subditos franceses que han sido detenidos ó procesados con motivo de los sucesos de Barcelona, La interpelación se explanará cuando se discuta el presupuesto de Negocios Extranjeros. VESTIDO! ÜBRiOS LA ViLLA DE PARÍS, ATOCn