Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
A B C VIERNES 22 DE OCTUBRE DE 1909. EDICIÓN i. PAG. ía. Magistrado del Tribunal Supremo don aciano Obaya y Pedregal. Ayer unieron su suerte ante el altar en la iglesia de las Salesas la bellísima señorita Avelina Spreáfico y el joven escritor don Antonio Fernández Lepma. Fueron padrinos doña Dolores García de Spreáfico y don Antonio Fernández Prieto, madre de la novia y padre del novio, respectivamente. Como testigos asistieron los Sres. Verdugo, Muro, Plañiol y Spreáfico. A la ceremonia asistieron los numerosos amigos de ambos contrayentes, que fueron invitados en casa de los padres de los nonios con un lunch exquisito. Deseamos á los recién casados una luna de miel interminable y venturas sin cuento ien su nuevo estado. practicarán estudios en los pabellones de Agricultura é Industrias. on objeto de tomar parte en el primer Congreso penitenciario nacional, han llegado ayer por las distintas líneas buen número de asambleístas. p n el salón de actos de la Exposición se celebró esta tarde la sesión de clausura de la Asamblea de las Cámaras de Comercio. Esta noche, á las ocho, se darS un oanquete en el restaurani del Gran Casino en honor de los asambleístas. terminante, conminatorio. El efecto del discurso del Sr. Cierva en el Sr. Moret íuá de irritación extraordinaria, de exaltación. Sus amigos le lucían coro con sus denuestos al ministro. Vimos al Sr. Moret, demócrata de toda la vida, representante en una Cámara popular, hablar de la distancia que al ministro le separaba de la altura en qae él se encontraba. No había ya para el orador demócrata y liberal paridad en la representación popular; existía una distancia enorme- -una casta, una jerarquía- -entre él, excelso, y el ministro, pequeño. No se detuvo aquí: habló de provocaciones de vaciedades de razonamiento con que el ministro encubría imputaciones injuriosas Llegó en su ofuscación á decir que él, Moret, no podría tratar con un Gobierno en que figurase el Sr. Cierva. ¿Se puede ser máa desconsiderado con un representante del Rey? Se dispuso á rectificar, modestamente, mesuradamente, el ministro, y una explosión de interrupciones y golpazos ahogaba sus de palabras. Acabó la sesión. Los liberales, en unión de los demócratas, anunciaron que rompían, toda clase de relaciones con el Gobierno. El Sr. Moret hizo saber de viva voz al señor Dato que los liberales harían obstrucción á toda obra parlamentaria, incluso á los créditos de guerra. El Sr. Dato transmitió es tas amenazas al jefe del Gobierno. Era imposible materialmente la vida del Gobierno. Se retiraban liberales y demócratas de los cargos parlamentarios; el Parlamento no podía funcionar; se le negaba al Gobierno el concurso de la oposición de S. M. hasta para lo más indispensable y patriótico; los gastos de la guerra. El presidente del Consejo, en las primeras horas de la mañana de ayer- -á las ocho, -decidió presentar al Monarca la dimisión de todo el Gabinete. A las once la dimisión era entregada en Palacio. El presidente del Consejo, en el breve y enérgico documento- que es preciso leer letra por letra- -en que se presentaba la dimisión del Gobierno, declara terminantemente las causas de su resolución. Y aquí termina la historia del partido conservador en el poder. Los liberales han querido á todo trance, resueltamente, violentamente, tomar sobre sí la carga del Gobierno. El discurso del Sr. Cierva, correctísimo, ha sido un pretexto; si éste no se hubiera presentado, se hubieran los liberales asido á otro. En la misma sesión de ayer, antes de que hablara el Sr. Cierva, mientras que el general Linares pronunciaba su mesurado dircurso, un caracterizadísimo liberal decía: Es menester que la armemos; isi dejamos pasar esta ocasión, estamos perdidos. El partido liberal va á gobernar. El Sr. Moret, en consorcio con Pablo Iglesias, pedía hace poco que se levantara la suspensión de garantías en Barcelona. Lógicamente, este debe ser el primer acto del Gabinete liberal. Pronto lo veremos. Ea cuanto al partido coassrvador, esperemos también la línea de- conducta- -y esto ha de ser interesantísimo- -que el Sr. Maura ha de trazarle para de hoy en adelante con res pecto á sus relaciones con los liberales AZORIN UN BANQUETE p n el restaurant de La Huerta se reunieron ayer unos cincuenta amigos particulares de nuestro querido compañero en la Prensa el redactor de La Correspondencia España D. Juan M. Mata para celebrar con un banquete el éxito de las brillantes informaciones que acaba de realizar en Melilla como corresponsal de aquel periódico. Como el acto, esencialmente íntimo, no tenía más objeto que reiterar un testimonio de amistad y de compañerismo, no se leyeron adhesiones ni se pronunciaron brindis. Los comensales se limitaron á felicitar al Sr. Mata y á desearle nuevos y merecidos triunfos en su carrera periodística. CENTRO DE ACCIÓN NOBILIARIA las o Jía 1 S üe este Centro y de apreciar no solaiiicute el gran número y calidad délas personas que ya lo constituyen, sino muy particularmente el levantado espíritu que n ellas palpita. 5 Con motivo de ordenar lo conducente ala erección de un monumento al Gran Capiíáu, la. ilustre familia de los Fernández de Córdova invitó á toda la nobleza española; ésta- respondió de una manera entusiasta, y formado el núcleo, era natural, y es ya un hecho, el pensar en cosas aún más trascendentales. En uno de estos dias ha de reunirse el comité ejecutivo de este Centro para ser informado de todo lo hecho durante el verano y quizá para tomar acuerdos trascendentales, que se comunicarán inmediatamente álos adheridos. Nuestros plácemes por adelantado á la aristocracia española. tenido el gusto de hojear el legajo H emos cartas y adhesiones recibidas en de EPILOGO p n la tarde del lunes el Sr. Moret se le vantó á hacer su discurso. Habló de la política general del Gobierno. Durante toda su oración- -dos horas- -el jefe liberal se mantuvo en un tono de altura, de objetividad. Iba á terminar el discurso, cuando el Sr. Moret, de pronto, sin que estuviera en el hilo de su ideología, descendió del tono de altura en que se había mantenido y se encaró con el ministro de la Gobernación. Tuvo entonces frases de profundo desdén para el Sr. Cierva; habló de veneno y de bilis que el ministro de la Gobernación se había complacido en lanzar. Esta parte del discurso del Sr. Moret se despegaba en absoluto del resto de la oración. Parecía que bruscamente, violentamente, el orador empequeñecía la cuestión de que estaba tratando y entraba en un terreno de encono y de personalismos. ¿Por qué hacía esto el orador? ¿Era cediendo á excitaciones de sus amigos? ¿Era para poner, respecto al señor Cierva, una nota de agresividad, de combatividad, que no había podido poner en el resto de su discurso, y complaeer de este modo á una parte, la más levantisca y exasperada, de sus amigos? Continuó el debate. El Sr. Cierva hizo un discurso sobre la Prensa. Daraate meses y meses el ministro de la Gobernación había soportado los cargos y reproches de los periódicos. Era lícito que, al menos en un discurso, se defendiese de las reiteradas y violentas imputaciones. Se defendió el ministro. El Sr. Moret rectificó. Si antes había tenido desdén para un ministro de la Coro- na, ahora persistía en el mismo desdén. No era un jefe de partido que discute coa un ministro; era una grande y alta figura, que desde la elevada región donde mora se dignaba hacer gracia de unas palabras, por cortesía, á un mandatario del Rey. Le tocó rectificar á su vez al Sr. Cierva. No hubo en su discurso ni una sola palabra agna, ni una descortesía, ni una incorrección. Lo que era necesario, indispensable, es que el ssñor Moret, jefe de un partido, peticionario del poder, marcase y concretase sus planes, sus ideas, sus soluciones ante los problemas pendientes. El Sr. Cierva estuvo claro, VALENCIA Y SU EXPOSICIÓN POR TELEFONO JUEVES, XI, 6 T. p n el salón de actos de la Exposición se La verificado el primer concierto dirigido por el maestro Lassalle. Todas las localidades estaban ocupadas- por distinguida concurreneia, que premió con grandes aplausos la artística labor de los profesores que ejecutaron el programa bajo la dirección de tan inteligente maestro. El segunda concierto se verificará maáaua. 1 as Compañías ferroviarias han prorroga r do el plazo de validez de los billetes de ida y vuelta de todos los puntos de España á Valencia hasta el 15 de Diciembre para que puedan alcanzar hasta después de la clausmra. de. la Exposición, que es el 22 del teferido me EsoS- billetes serán valederos para doce días. i mm m- mt ¿í n ia pista se verificó esta tarde la tercera r ascensión del globo Mercedes, tripulado j 3o r la señorita Coronrnas. A continuación íubo elevación de aeróstatos grotescos y fuegos japoneses. C s t a noche habrá fiesta en el Gran Casino. F ella tomará parte, interpretando escogido j agrama de canto y piano, la seño rita Rosita Rodrigo, premiada en el concurr o de belleza, i os profesores y alumnos del Instituto pro virícial de Teruel vendrán el día 30 del son en te á visitar la Exposición, permaaeiJ aquí íres días, durante los cuales SUCESOS DE BARCELONA POR TELEFONO BARCELONA, 2 1 6 T g e üa celebrado consejo de guerra contra Aagel Fernández, preso la semana san grienta por vociferar contra la guerra cuando fijaban el bando dec arando el estado de sitio, y contra Antonio Juncosa, soldado del actual reemplazo, prebo en la ambla par igual motivo.