Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
A B C VIERNES 22 DE OCTUBRE DE 1909. EDiCI QNrj PAG, 8. Sí queremos continuar en el Poaer sm a cooperación de los liberales tendremos ue ir á la dictadura, y eso no lo propondré fo jamás. Ese es el motivo de que conside; e inevitable la crisis. p l Sr. Maura ha dirigido al Rey la si guíente comunicación explicando la risis. SEÑOR: En ¡a sesión que el Congreso de los Diputados celebró anteayer, las minorías moiiárquicas, liberal y democrática, hicieron or órgano del jefe de la primera, excelentísimo Sr. D. Segismundo Moreí, la terminante declaración de que reputan necesaria a inmediata dimisión del Ministerio, anunciando que acudirían á todos los medios para dacerme comprender la tal necesidad. Terminada la sesión de ayer en aquel Cuerpo Colegislador, por conducto de su presidente notificó el Sr. Moret al Gobierno que queüaban rotas todas las relaciones parlamentarias con éste y abstenidos de intervenir en cualesquiera comisiones los diputados de ias dichas minorías. Ni aun el proyecto de ley. presentado con carácter de urgente, para la habilitación y la dotación del crédito destinado para los gastos militares en el Rif está exceptuado de la dificultad que aqueila determinación Suscita para la fuo ón legislativa. E 1 Consejo de ministros, unánime, estima que, en las circunstancias presentes, la actitud de las aludidas minorías monárquicas le impide seguir asumiendo las responsabilidades del Gobierno, y no duda que ¡as mayorías facilitarán al que le suceda, así en el Senado como en el Congreso, cuantos meflios requieran las necesidades nacionales. A 1 poner en las augustas manos de Vuesíra Majestad las dimisiones de mis compañeros y la mía, y rogarle respetuosamente que se digne aceptarlas, declaro la inmensa gratitud de todos por la confianza con que V M. nos ha honrado. R. P. deV. M. E 1 presidente del Consejo de ministros. DOS CONSULTAS salir manifestó á los periodistas que había consejado al Rey la subida al poder de los liberales, sin ocuparse de las personas. Después llegó á Palacio el Sr. Canalejas. He aconsejado al Rey- -dijo cuando salió- -según mi leal saber y entender, opinando que debe formarse un Gobierno liberal que implante ana política verdaderamente democrática. Debe formarse un Gobierno liberal fuerte y compacto. Desde luego me he declarado enemigo de los Gobiernos intermedios. Yo creo, además- -terminó dicienáo el j 3 r. Canalejas, -que el partido liberal no necesita el apoyo de las mayorías conservafloras para implantar los proyectos económicos. El Sr. Canalejas, con el general L, ópez Domínguez, se dirigió desde Palacio al domicilio del Sr. Moreí. LAS CORTES las tres y media de la tarde se abrió la sesión del Congreso, sin otro objeto ue dar lectura de la comunicación de la Presidencia participando que el Gobierno stá en crisis y rogando á la Cámara que Suspenda las sesiones. Ai levantarse la sesión hubo vivas y mué as para todos los gustos y según el color) olítico de los diputados que los lanzaban. de orden Pa Llamado el general de S. M. acudió á y al lacío López Domínguez, presidencia del Consejo, levantándose la sesión seguidamente EN LA CASA DEL SR. MORET I a tarde la dedicó el Sr. Morét á cambiar impresiones con sus amigos, Con los primates del partido que no fueron á su casa á verle habló el jefe liberal por teléfono. Después de las cuatro llegó á su domicilio el ex ministro Sr. García Prieto, que para tal hora estaba citado. Su conferencia con el Sr. Moret duró hasta después de las cinco. Al salir guardó reserva eon los periodistas que le preguntaron sobre los puntos capitales de tal entrevista en lo que afectaban á su persona. ¿Adonde va usted? -le preguntó un re- -Ahora, a mi casa. -Se susurraba que iba usted á la cartera de Gobernación. -No ha habido esta tarde entre aosotros más que un cambio de impresiones. Don Segismundo me llamó para consultarme si podía contar conmigo caso de constituir Gobierno, y yo, que estoy á las órdenes del jefe, no he podido contestarle categóricamente, dada su insistencia, hasta más tarde. ¿Pero no va dentro de poco el Sr. Moret á Palacio á presentar la lista. -No sé si ya ha sido encargado de formar Gobierno. Creo que irá al anochecer, y bien pudiera entonces llevar resuelto lo que haya de contestar á lo que S. M. le pregunte. Y diciendo esto se despidió de nosotros, marchando con el ex subsecretario Sr. Fernández L. atorre Cuando aun no había salido de casa del jefe de los liberales el Sr. García Prieto, llegó el señor, conde de Romanones en su automóvil. K l conde de Romanones conferenció am pliamente con el Sr. Moret, y como prueba de su adhesión y desinterés declinó el honor de desempeñar una cartera y de aceptar una embajada, cosas ambas que reiteradamente le fueron ofrecidas por el nuevo presidente del Consejo. EL SR. MAURA K I domicilio del Sr. Maura acudieron ¡er tarde graa número de diputados v senadores conservadores. El Sr. Maura salió de paseo en automóvil, acompañado de su hijo el conde de la Moriera y del ex ministro de Hacienda s ñor Osma. A las seis de la tarde llegó á Palacio el se ñor Maura. -Nada, señores- -dijo á los periodistas, -vengo á conocer la determinación que haya adoptado S. M. Media hora después salió el Sr. Maura del regio Alcázar, diciendo: -Supongo que ahora vendrá el Sr. Moret. Yo he puesto á la firma de S. M. los decretos admitiendo la dimisión del cargo de comisario regio del Canal de Isabel II al marqués de Aguilar de Campoo y del de consejero de Estado al Sr. Domínguez Pascual. Y ahora me despido de ustedes, ya como particular. Montó en el coche y se dirigió á su domicilio EL NUEVO GOBIERNO Ooco después entraba en Palacio el señor Moret. Una hora permaneció en la Real cámara, y al salir dio la lista del nuevo Gobierno, aunque incompleta, porque faltaban por proveer ias carteras de Gracia y Justicia é Instrucción pública. lluego quedó formado ea definitiva de la Siguiente manera: Presidencia y Gobernación, Moret. Estado, Pérez Caballero. Gracia y Justicia, Martínez del Caaipo Hacienda, Alvarado Guerra, lauque. Marina, Concas. Fomento, Gasseí. Instrucción pública, Barrosa. se ve en la lista que precede, la to talidad de los nuevos ministros lo han sido ya, algunos muy recientemente, y juzgamos inútil redundancia reproducir las notas biográficas que va hemos publicado en estas columnas. Únicamente el Sr. Martínez del Campo llega ahora por primera vez á ocupar tan elevado cargo, abandonando el no menos importante y respetable de presidente del Tribunal Supremo D jn Eduardo Martínez del Campo es Jibe lal de abolengo, allegado y muy adicto personal y políticamente al Sr. Montero Ríos, y- hombre de gran cultura, singularmente en asuntos jurídicos, I as cuestiones de Derecho internacional las ha abordado también con graa fortuna en el Parlamento, y como orador ocupa uü puesto preferente entre los que en primera linea figuran en la Alta Cámara. Pertenece á dicho Cuerpo colegislador en concepto de vitalicio. LA JURA A las diez y inedia de la noche acudió áí Palacio el nuevo Gobierno para pres jí tar juramento. Los ministros iban de uniforme, excepta el Sr. Martínez del Canrpo que vestía del frac. fPoco antes habían llegado los Reyes, la Rema doña María Cristina y los infantes doña Luisa y D. Fernando, que venían de comer en el palacio de la infanta doña Isabel. El acto de la jura se celebró con las fór muías de ritual. El ministro saliente de Gracia y Justicia tomó juramento al presidente, y éste a los ministros. Acompañaban al Rey el mayordomo mayor de Palacio, marqués de la Torrecilla; el general Echagüe, el con de del rove, el barón de Casa Davalólos y el oficial mayor de Alabarderos, Sr. Montero. BL PRIMER CONSEJO I nruediatatneníe se celebró un breve Con sejo presidido por el Rey, poniendo el presidente á la firma de S. M. los decretos nombrando subsecretarios de la Presidencia y Gobernación, respectivamente, á los Sres. Rivas (D. Natalio) y Alba. 5 ¡1 Sr. Moret hizo constar ai saíír, Hablando con los periodistas, que había ofrecido puestos en el Gobierno á los Sres García Prieto y conde de Romanones, y ambos habían declinado, manifestando que apoyarán mejor al Gobierno fuera que dentro de él. TOMA DE POSESIÓN p l Sr. Moret se posesionó anoche, á las once y media, de la cartera de Gobernacióp Le dio posesión el subsecretario saliente, conde del Moral de Calatrava, porque el Sr. Iva Cierva no pudo concurrir al acto por hallarse acatarrado. También el general I uque estuvo anoche en el ministerio de la Guerra para cambiar impresiones con el general Linares acerca de la campaña de Melilla. Los demás ministros se posesionarán hoy por la mañana de sus respectivas carteras A La sesión del Senado íué también brevísima, limitándose, como en el Congreso, a la lectura de la conmuicacióa dejji I111I11! 11 Ml llflMIllirn II S linuilHHininr ii I