Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
A B C JUEVES 21 DE OCTUBRE DE 1909. EDICIÓN i. PAG. 10. S sitíó que íué suficiente volar algunas casas é incendiar las chumberas desde las que el enemigo disparó esta noche. Nuestras bajas exactas son un cabo y dos Soldados de Saboya y uno de Wad Ras, hsfidos; un malo muerto y dos heridos, de Saboya; dos cantineros levemente heridos; ítno de ellos, hebreo, que se guarecía tras un baste, recibió una bala que, después de atravesar el baste, se le incrustó en la piel del vientre. Este reducto ha quedado completamente encharcado, continuando la lluvia copiosa. El general Huertas, con sus ayudantes, el jefe del Estado Mayor de su división y la escolta, ha marchado á Meülla. Los heridos en el ataque de Nador y los llegados esta mañana de Zaluán, con algunos enfermos, han sido embarcados en la Cartagenera para la bocana con objeto de que sean trasladados al hospital de Melilla. Los heridos, incluso los cantineros, fueron esmeradamente curados por el médico segundo del batallón de Saboya. Han regresado las campañías y escuadrones que salieron para protegeré los ingenieros encargados de la destrucción de casas y chumberas del valle y de la primera loma. TUR. atraídas sin duda por las hogueras encenPara que estos despachos lleguen á Medidas la noche anterior. jilla he tenido que venir á Nador en un convoy, formado exclusivamente por todas Estos grupos bajaron á la llanura protegidos por las pequeñas ondulaciones del las fuerzas de Caballería, con uu flanquea terreno, y llegaron hasta los puntos fronte- de 600 metros á cada lado. Al salir de Zeluán y colocar el cadáver rizo del río, estableciendo líneas de tiradores y tratando de envolver al destaca- del maestro trompeta acompañó una músimento que protegía la aguada, que tuvo que ca y todos los sargentos francos de servicio. En Tauima me enteré de un bonito epiretirarse. En vista de esto y de que aumentaba visiblemente el enemigo, dispuso el ge- sodio. Ayer iba en la cola del convoy ua neral Tovar que salieran. todas las fuerzas acemilero retrasado con un cabo y cuatro soldados del batallón Cazadores de Aíadrid, de Caballería. Por la izquierda se acercó un grupo de Salió á la cabeza el regimiento de Húsares de Pavía, mandado por su coronel. Los jinetes moros, y el cabo y los soldados disescuadrones extendieron la exploración en pararon, derribando á dos de los jinetes. Acudió un escuadrón de María Cristina y 1 un amplio radio, concentrándose después sobre el enemigo visto, amagando cargas no pudo alcanzar á los moros, que huyeron. Al llegar á Nador me entero también de. 1 que no podían rematar por haber un barranco que separaba á las fueerzas enemi- ataque nocturno, que detallará Tur. Todas las señales son confirmatorias de gas. Formando secciones y pie á tierra sostuvieron el fuego, emprendiendo después que el estado de la harca es desesperado ay está dispuesta á redoblar los ataf ues para al paso y por secciones la retirada. Momentos ames de comenzar ésta cayó intentar recuperar el dominio de la llanura. El tiempo lluvioso y crudo contribuye muerto el maestro de trompetas y herido el también por la precisión qae tienen los mo comandante de Húsares Sr. Moutoya. ros de sembrar. También hubo otros heridos de Lusitania El mejor donativo que ahofia se puede ha y quince caballos. El movimiento se efectuó con tal orden, cer á las tropas es el envío le mantas Regreso á Zeluán, donde espero novej que además de recogerse el muerto y los heridos no se dejó m una montura ni una dades. Es preciso- á toda costa no interrumpí? brida. Mientras la Caballería se retiraba en este orden, por ¡a izquierda se desplegaba más de un día la comunicación. OCANA. el batallón de Segorbe, avanzando hasta apoyar los últimos escalones de la CaballeNUESTRAS BAJA ría, y por la derecha se desplegaba el bataeN aquí ¡a nota oficial ae las bajas ea llón de Arapiies, ambos eficazmente proteZeluán: gidos por las baterías de los ángulos poste Además del comandante Montoya hay riores de la alcazaba. ¡o heridos, La Infantería tomó posiciones, permane- heridos; de cuatro caballos muertos y seis ciendo el resto de la tarde sin interrumpir- fonso XII. Lusitania, dos, y cuatro de Alse el tiroteo, con una sola baja. Regresan á la plaza tres batallones de la A las cinco de la tarde se emplazó por la Sotomayor, derecha, á 500 metros ds la alcazaba, una división las obras de después de haber ter- minado defensa del zoco El batería Schneider, tomando el mando el in- Had. fante D. Carlos y el brigadier Alfau. SANTA MARI A- GAR- CAR. Los disparos de los Scaneider los aguantó el enemigo á tan corta distancia, que sus balas de Remigton caían ea la bahía. Algunos proyectiles, junto al Infante yjunto á Aífau. MELJLIA, 2O. 5 T. Un moro muy biea vestido de blanco y ipl horroroso temporal, que sigue desencamontando magnífico caballo tordo se inau denado con más furia que nunca, ha tuvo entre los estallidos de las granadas, dirigiendo un grupo con tan ciega temeri- echado á pique ea el puerto varios lanchodad que á todos nos admiró. Estaba tan cer- nes de carga. Dos barcos de veía que ha! la anclados se ca, que vimos todos sus movimientos con les rompieron las amarras v se estrellaron toda exactitud. Al atardecer se alejó el enemigo, y calcu- contra la playa. Las olas barren el muelle coa tal ímpetu lamos que no pasarían, de 500 loa combatientes, pero tan decididos y arrojados, que que se lleyan las mercancías en él acumuladas y que no ha habido tiempo de retirar. fue preciso formalizar el combate. Esta noche se maatieaen extremadas pre- Flotando sobre el agua se ve gran cantidad cauciones. El tiempo está revue to y hay de troncos de leña, cajas, barriles y otros objetos. cerrazón grande. La parte saliente del balneario ha queda SB REPRODUCE EL TIROTEO do destrozada. GAR- CAR. O M. asta media noche hubo tranquilidad; pero á dicha hora comenzó un. tiroteo ligero primero y mas nutndo después, exr oa este título dice anoche el Heraldo lo tendiéndose el fuego por la izquierda y el siguiente: frente. sNoticids recibidas hoy en Madrid, coa Llovía copiosamente con viento huracanado y frío. Salí con ios oficiales de la roa- visos de cierta verosimilitud, dan por sega- ro ua hecho que tendría indudable Lnpor- da de la primera trinchera. tancia para el desarrollo de la campaña de El espectáculo era imponente. I a línea de fuego de los moros se marca- Melilla. sAfiruiau esas renrcnczas, que acogemos caba perfectamente, en especial sobre el frente de la posición avanzada, denotando por la seriedad de a origen, que el Schaldy que el acaque procedía de Nador. Oíamos se dirigió á Fez para reclamar el auxilio y también en Tauima y Nador lejano eco de el apoyo del Saltan para los rífenos que luchan contra España. fuego. Los resultados de la pretendida gestión Nuestras avanzadas tenían severa orden de no tirar sino al bulto, y sólo hacían des- no han debido ser satisfactorios para ei agicargas lentas, corriéndose hacia la llanura, tador, porque se sabe que el Schaidy escapretendiendo atraer al enemigo, pero sin pó de Fez, y se afirma que en su huida ha conseguirlo, y mantuvieron el ataque sin buscado refugio eu el santuario de Jíuley avanzar hasta las cuatro de la madrugada. Díis, próximo á la capital del imperio y En este nuevo tiroteo tuvimos un herido célebre porque en él se acogieroa los fági íivos de mcyor impartancn leve y un. contuso. DON CARLOS EN OPERACIONES PARA APOYAR A OROZCO 2 EMIAN. 1 8 1 2 M. MELILLA, 1 9 6 T. (RECIBIDO CON QRAM JSÍMO RETRASO) H d o que los moros intentaban descender, dis puso el genera! Tovar que saliera la columna mandada por el infante D. Carlos. Esta salió á las tres de la tarde, formada por los batallones de L, lereaa, Ciudad Rodrigo y Cataluña, una batería de montana, otra montada, los escuadrones de Húsares y los tres que aquí estaban. Se destacó la vanguardia por la izquierda, formada por tres escuadrones mandados por el teniente coronel, yendo inmediatamente detrás el Infante con su escolta. A la altura de Tauima, esta vanguardia tSe aproximó á las lomas, destacando secciones y encargando movimientos para atraer fal enemigo hacia el llano, mientras el grue, so de la Caballería se mantenía preparado y (los batallones tumbados en tierra entre las a t a s y perfectamente ocultos; pero el enemigo se limitó á tirotear á ¡as secciones avanzadas, qsse contestaron pie á tierra. Por escalas, desde Tauima, el general Tovar ofreció estas fuerzas al general Orozco, que eontestó diciendo que no le eran necesarias, y entonces se retiró la columna flanqueando. En Zeluán se tocó generala á las cuatro de la tarde, ocupando las fuerzas los puncos gue les estaban designados con admirable precisión. 1 Por la noche se doblaron las guardias y avanzadas, transcurriendo tranquila. i Hoy por la mañana las parejas que habían servicio de exploración por la derecha del río fueron tiroteadas desde eios. sin que tuvieran novedad. Los artilleros de la batería Scüneíder de la plaza y el parque móvil han invitado á córner al infante D. Carlos. COMBATE GENERAL ZELUÁN, I8 t i 2 N. tarde, en Ayerexplotabanvista dealque ycontinuaba el combate cerca de Nador que las granadas junto llano, y suponien- A l mediodía se reprodujo el tiroteo contra las parejas de Caballería, apareciendo en las primeras lomas al otro lado del río grupos de moros procedentes, al parecer, iU Icig íxxhvs de Beni- Bsvr. -i y Ulad- Ssttuí, i TTninnTffiílTiirr