Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
13 C. J U E V E S 2 D E OCTUBRE D E 1909. EDICIÓN 1. PAG. 9. EL SERVICIO MILITAR fB Se El Correo: Anoche, á las ocho menos cinco minutos, cuando volvió á recaudarse la sesión üel Congreso, después de la reunión de secciones, se puso á discusión el proyecto de ley de bases para la de reclutamiento y reemplazo del Ejército, que ha dado en llajnarse de servicio militar obligatorio. E 1 Sr. Pedregal, que tiene pedido un turno para combatir este proyecto, advirtió lo extemporáneo de esta discusión y su poco ó ttingún fruto, dada ia hora en que se ponía á debate. K 1 presidente del Congreso, comprendiéndolo así, aplazó la discusión. Se ha comentado esta precipitación en poner á debate un proyecto de esta clase, en el cual subsisten las redenciones, dígase lo que se quiera ea contra, y que además contiene disposiciones de gran importancia. DESPACHO CON E l RBY LA CAMPAÑA DE MELJLLA DE NUESTROS CORRESPONSALES pn nuestro número de ayer hacíamos re ferencia á una conferencia telegráfica de nuestro corresponsal Sr. Tur que no habíamos recibido. El hecho era tanto más extraño cuanto que existía en nuestro poder una segunda conferencia, que publicamos, en la que se daban detalles del combate á que los primeros despachos se referían. He aquí estos despachos, recibidos. en esta redacción á las seis de la madrugada de aver 20: NADOS, I g MELIU. A, 19, J T. CONTRA LAS LOMAS DE NADOR Ayer mañana estuvieron en Palacio, ade más del Sr. Maura, los Sr. Ferráudiz y González y Besada, el primero para presentar á la firma de S. M. varios decretos, y el segundo, según se cree, para tratar de los medios más adecuados de que se aprueben rápidamente los presupuestos. ANÉCDOTA CURIOSA C uando, salió de Palacio el Sr. Maura, era esperado por gran número de perio- ÍÉÜSÍ. 1 S. -No hay vacante- -dijo el presidente. Los periodistas no sabían á qué se refería el Sr. Maura. ¿No conocen ustedes esa historieta? -preguntó. -Pues se la voy á referir: c Allá por el año setenta y tantos- -srupeZó á decir el jefe del Gobierno, -había un señor que era diputado á Cortes, director eñera! en fin, que se hallaba en posesión e dos ó tres brevas. Aconteeió que un día, estando en la Cásnara, el aludido se puso repentinamente enfermo, sufriendo un desvanecimiento. Inmediatamente se vio rodeado por números gos amigos, que le prodigaron los cuidados dé rigor. Volvió en sí el enfermo, y fijando la mirada en el semblante de los que le rodeaban dijo tranquil amenté: No se regocijen ustedes, señores... ¡No tlay vacante! Y esto es lo que digo yo- -terminó el preSideste. ¡No hay vacante! t (ja 1 buen éxito obtenido en la corrida del r pasado, aomingo ha valido al joven diestro sevillano Antonio Pazos un ascenso en Su carrera. l, a Empresa de Madrid, que había cerrado la plaza para dar borlas de doctor, está dispuesta á kacer una excepción en favor de dicho espada, y para el día 24 prepara W a corrida, en la que tomaiá la alternati, va de matador de toros el hasta hoy novillero. -Se lidiarán seis toros de los que fueron del marqués de los Castellones por AlgabeJo, Moreno de Alcalá y Antonio Pazos. an sido contratados para Méjico por la i Empresa El Toreo los matadores Regatería y Chiquito de Begoña. Cada uno de ellos toreará ciuco corridas, y arabos embarcarán el día 30. I os- cablegramas recibidos- de Méjico dan cuenta de haberse celebrado el domingo 17 la tercera corrida, en la que se lidiaron reses de S ui Diego de los Padres, que resultaron de poder para la caballería y du- vos pa; 1 ios de ie. -Torc nn l p te y L- agsrtvjillo Chico, y fie atnb. s ee dice que quietaron bien. INFORMES TAURINOS H HOGUERAS Y AGUA Anoche el enemigo ha atacado todas estas posicioues, ofreciendo una extensa línea de combate. Al anochecer se vieron en las cimas multitud de hogueras denunciadoras de la agresión. En todos ios campamentos y lomas se extremó la vigilancia, especialmente en el reducto de Saboya, que defiende los parques de aprovisionamiento, para hacer el servicio avanzado y proteger el parque de aerostación, Cruz Roja y ganado. Se destacó la cuarta compañía del segundo batallón de Saboya, que cubría una línea de 500 metros, enlazando conlas avanzadas de León. Hasta las dos de la madrugada hubo tranquilidad, pero á dicha hora comenzó á llover copiosamente, y el enemigo, bastante Jiumeroso, hostilizó con nutrido fuego todas las posiciones. La obscuridad era completa y la lluvia cada vez más abundante, favoreciendo los planes del enemigo, que se acercó hasta las chumberas, distantes de este reducto 200 metros. Las fuerzas de todas las posicioues contestaron con gran serenidad, obedeciendo órdenes de sus jefes, y el fuego se hizo con pasmosa disciplina, dificultándolo mucho el fuerte viento que reinaba, azotando la lluvia fuertemente sobre los rostros de los soldados. El enemigo, mostrando inusitada osadía, avanzó más aún, y fue nuevamente rechazado por nuestros soldados, que con admirable arrojo y abnegación disparaban, aguantando al propio tiempo los azotes del viento y de la lluvia. A las cuatro el enemigo disminuyó bastante el fuego; pero á las ciuco hostilizó nuevamente con igual viveza que antes, y fue rechazado. LOS MOROS SE RETIRAN 1 I aa hora después y ya bastante claro el día, se vio cómo se corría eu retirada hacia el valle de la primera loma, intern ándose en unas casuchas, resguardándose de las fuerzas que ocupaban la cima. Desde las casas siguió hostilizando el reducto y los fuertes, desde donde le obligaron á salir de las casas para que fuera visto por las fuerzas de la cima, las que rompieron el fuego contra él, empleando también con éxito varias bombas inglesas. Dicha loma la guarnecían la primera, segunda y tercera compañías del primer batallón de Wad- Ras, y la loma más avanzada la ocupaban la primera, segunda y tercera compañías del primer batallón de Saboya. El enemigo seguía retirándose y hostilizando, y entonces las piezas de Saint- ChaDión cañonearon, obligándole á retirarse completamente hacia las huertas y barracas de las últimas estribaciones y primeras de Beai- Buiirur. Se desconoce el número de bajas del enemigo, suponiéndose que habrán sido consi derables. Los ataques nocturnos del enemigo del domingo y lunes obedecen á la ira de que se halla poseído por las numerosas bajas que se le hizo en el reconocimiento ofensivo de la mañana del domingo. A la hora de escribir esta información desconozco el número de bajas nuestras, aunque estoy seguro de que S 02. scasas. Hasta el último soldado ha cumplido admirablemente su honroso deber, causando gran asombro el acierto, la serenidad y la resistencia de todos cuantos eu la noche pasada, desde sus correspondientes puestos, rechasaron. al enemigo, que dos noches ha repetido el inverosímil ataque, constáudole la imposibilidad absoluta de tomar ninguna de nuestras posiciones. El enemigóla sido mandado por el Schaldy, quien segúu confidencias, proyecta otro ataque más duro Como detalle curioso de hechos alobunadísimos, diré que al cesar el fuego tuve ocasión de recorrer toda la línea avanzada que ocupaba la bizarra cuarta compañía del segundo batallón, é interrogué á los soldados por si los había heridos, y me enseñaron un ros atravesado por un balazo, un fusil con la boca rasgada y otro con el cuchillo- bayoneta completamente doblado. El corneta de la compañía me enseñó el instrumento con la campana perforada. Todos los soldados están ilesos. Las balas enemigas han perforado varias tiendas de campaña del reducto de Saboya A las diez de la mañana ha salido para las casuchas de la ladera una compañía de Ingenieros con objeto de volar aquéllas con pirimita. LOS MARQUESES DSL MER 1 TQos marqueses del Mérito habían llegado á L este reducto al anochecer en el automóvil del Sr. Duarte y han sido testigos del combate. Pasaron la noche en las tiendas de la Cruz Roja de La Coruña. Todos los cantineros se refugiaron en la sala del reducto. Aseguran algunos que quieren volver á Melilla, levantando las cantinas. La marquesa del Mérito, acompañada de su esposo, algunos oficiales y el general Orozco, presenció desde las trincheras la voladura del frente derecho de este reducto. La marquesa entregó 1.000 pesetas al coronel interino de Saboya para repartirlas entre los soldados que rechazaron el ataque sufriendo la inclemencias del tiempo. El coronel fue á cumplimentarla dándole gracias ea nombre de los soldados por su patriótico donativo. Antes de la hora de la retreta toco ayer la banda de Saboya, dirigida por el músico mayor, frente á la tienda del general Orozco, donde se hallaba la marquesa y ea obsequio suyo Al concluir cada una de las otsras que ejecutó, los soldados que rodeaban á los músicos prorrumpían en vivas á España, al Ejército y á la marquesa. Esta muestra deseos de poseer tm recuerdo material del ataque y agradeció mucho el que le fue entregado. DETALLES VARIOS I a seeción de Administración Militar construyó en seguida una ligera trinchera para defenderlos hornos de campaña. Los Ingenieros estuvieron situados delante del globo, dispuestos á proteger el t ai que aerostático en caso necesario; paro no fue preciso que hicieran fuego, coico o