Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
A B C MIÉRCOLES 20 DE OCTUBRE DE 1909. EDICIÓN 1 PAQ 6 guna de Alemania, de Inglaterra, de Italia ó de Austria haya pensado nadie en dar á una vía pública los nombres de Rossel, de Delescluze ó de Blauqui. Ni siquiera en r o s periódicos de París, el Fígaro y Le Marsella, que no es, ciertamente, un foco de r Gautois, llegados ayer á Madrid, inser- reacción, existe una calle de Cremieux. Y tan en sus columnas nuestro telegrama de Cremieux fue, como todos Pabemos, un auténtico mártir. Fusilado por el fundador de protesta. la tercera República, no paLe Gauhis, al hacerlo, dice que cumple ese recieron inquietárselolos socialistas ni penmás mínimo, deber, con tanto mayor gusto cuanto que só nadie en gioriíicar al mártir tnarsellés. confirma las informaciones dadas al público ¿Por qué no P 2 erigen hoy monumentos rjor aquel periódico. El Fígaro lo encabeza con el titulo Cru- y estatuas á Cremieux? ¿Por qué no se le zada de calumnias y las siguientes líneas, coloca sobre ios altares masónicos. Delescluze, Vennorel, Raúl Rigau. lt y tantos que agradecemos: Nuestro compañero Sr. Luca de Tena, otros, ¿tenían menos méritos que Ferrer? Verdad es que se trataba de franceses, y director del periódico A B C dirige desde Madrid al Fígaro esta elocuente protesta esto ya significa una inferioridad. Pero tamiontra la campaña dirigida contrasuoatna. bién es cierto que supieron sacrificarse por su causa, mientras que Ferrer hizo todo lo posible por escapar á la grave responsabiT e L Action: ¿Quién puede en Francia tener inte- lidad que sus actos le atrajeron. rés en provocar una. guerra con España? T e ü Echo de Faris: ¿Qué interés existe igualmente en dar ¿Qué significa eso de agruparse ante ocasión al choque de la fuerza armada con- la Embajada de España? ¿Se pretende dar á tra el pueblo? conocer al embajador que los socialistas, los Si Jaurés y sus amigos quieren reflexio- anarquistas, los sindicalistas, los antimilinar un poco sobre la doble pregunta que taristas y todos los confederados de la re acabamos de formular, estarnos seguros de volución social repraeban enérgicamente la que cesarán de honrar á Ferrer para pre ejecución de Ferrer? Lo mismo el que su Goparar la guerra europea y la restauración bierno lo saben. ¿Para qué sirve, pues, todo de la monarquía francesa. ese ruido? ¿Es que se quiere presentar á Francia indignada contra la Justicia espaT el Cournerdu Soir, de Bruselas: ñola? Pero ¿por qué confundir á Francia La pena impuesta á Ferrer por el con ese puñado de manifestantes? consejo de guerra nos parece un acto de España es monárquica y católica. La Mojusticia. naTquía, forma de gobierno que ella misma A í lo pensamos porque somos defenso- ha escogido, defiende sus instituciones pores del orden, sin el cual no puede subsistir líticas y su fe religiosa contra los atentados ninguna sociedad. Y Feirer había dedicado revolucionarios. su vida á trabajar para la revolución, proTal vez se diga que las protestas francevocando al levantamiento, á la anarquía y sas se hacen por un ideal. Pero ¿cuál es ese al desorden. ideal? ¿Es la demagogia niveladora, mateEl castigo de los sediciosos y de los ase- rialista y puramente animal, de la cual era sinos é incendiarios nos parecerá justo siem- Ferrer el profeta? ¿Es tal vez el respeto de pre, sea quienes sean los culpables. las ideas? Pero ¿es que todas las ideas son respetables? Acaso, con razón, se conside el GH Blas. ran en España las ideas de incendiarios y Respecto al proyecto de dar el nom- asesinos como ideas criminales. ¿Es el resbre de Ferrer á una calle de París, se nos peto á la vida humana? Sí; eso, sólo en el ocurre considerar que esta ciudad no es so- caso de que el agitador respete la vida de lamente una de tantas en el territorio fran- los otros. Es natural que el que predica la cés. Es además la capital del Estado, ó, en acción revolucionaria sea solidario de los otras palabras, algo así como el símbolo del actos que determms, y si ha to. nado parte pueblo francés y la síntesis de todos los ele- en crímenes sangrientos es justo que sufra mentos integrantes de la nación. la ley común que los castiga. No hay, pues, motivo para ofender al Rey de España, inscribiendo sobre una placa el nombre de Ferrer, y no hacer objeto de parecidos ataques al Emperador de Rusia y aun al mismo Monarca inglés. El Consejo municipal podía, de este modo, dedicarse á los asuntos diplomáticos hasta hacer 1 inútil la actividad desplegada en el quai d Orsay. A sí como dábamos gracias á Le lemps, da Opinamos que debe obrarse con toda re- París, por los corteses y atinados coflexión, evitando dificultades internaciona- mentarios puestos al telegrama protesta de les en el actual instante, en que las circuns- nuestro director, nos lamentábamos ayer de tancias exigen la perfecta armonía política que La Tribuna, de Roma, aferrándose á calumniosas noticias, insistiera en sus apacon el país vecino. Es de esperar que la Asamblea declare sionamientos, sin ouerer dar oídos á hechos anulada la disposición á que aludimos. Lo ni razones. Es injusta La Tribuna con España: una contrario sería realizar actos irreparables nación que como ésta vibró en amor á la 3i n pensar en el porvenir. Los odios de momento no deben conme- humanidad cuando la catástrofe de los terremotos de Mesina; una nación en la que morarse nunca. desde el Rey hasta el más modesto vendedor de periódicos acudieron, cada uno en la r e l Gaulois llegado ayer á Madrid: Los revoltosos han decidido no ha- medida de su fuerzas y todos de corazón, cer armas contra la fuerza pública porque en auxilio de nuestros hermanos de Italia, tal cosa constituye un j uego demasiado pe- no es una nación de bárbaros y salvajes, de ligroso, que pudiera dar lugar á temibles re- gentes que impasiblemente vean realizar presalias. En cambio, se ha lanzado la idea iniquidades corno las que calumniosamente de beatificar civilmente al mártir español se nos atribuyen. Precisamente da hoy la Hablase de una estatua, y varios Munici- coincidencia de pagar A B O á la sucursal pios tienen pensado dar et nombre de Fe- del Crédit Lyonaisen Madrid VEINTISÉIS rrer á una calle principal de sus respectivas MIL CINCUENTA PliStíTAS, importe de la venta de nuestro número extraordinario poblaciones. Nunca se llegó á tanto en el extranjero. en favor de cinco huérfanos á consecuencia No tenemos noticia de que en ciudad al- de dichos teirenaotosf sxuua que nos gira la JUICIOS DE LA PRENSA S. M. la Reina de Italia. Es esto un hecho que prtteba que agnfí somos más amantes y justos coa Italia de lo que el periódico La Tribuna, de Roma, lo es con España. Opera Nationale di EN LAS CÁMARAS DE EUROPA SENADO l FRANCÉS; ü, 19, 8 N. PARA LA TRIBUM 4 DE ROMA A l abrirse esta tarde la sesión eri el SV nado el presidente manifiesta que Mr. Flaisieres tiene pedida la palabra para explanar una interpelación ai Gobierno acerca de la actitud que éste piensa adoptar con España con motivo de la ejecución de Ferrer. Monsieur Flaisieres es socialista mde pendiente y representa el departamento de Bocas del Ródano. El ministro de Negocios extranjeros Mr. Pichón, sube á la tribuna y dice que el Gobierno no puede aceptar la interpelación de Mr. Flaisieres porque no existe la menor relación entre los sucesos ocurridos en España y la política que con este país sigue Francia. Además, añade, siempre fue en nosotros norma invariable no intervenir jamás en la política interior de los Gobiernos extranjeros. Esta doctrina está completamente coaforme con el Derecho internacional, puesto que los pueblos pueden gobernarse según y conforme lo entiendan, y sólo á ello? les pertenece juzgar la conducta de sus GobiejN nos respectivos. (Aplausos. Esta conducta, que es nuestra norma, nos preserva de que nadie intente intervenir en la política interior de Francia. Nosotros ponemos el interés de nuestra país por encima del interés de todos los demás, y de tal manera que se funda con el deseo de afianzar la paz universal. (Aplausos. Estamos unidos á España, no sólo por una cordial amistad, sino por inteligencias y acuerdos que el Senado conoce. Seguiremos fieles á estas inteligencias, á estos acuerdos y á esta amistad. Al Parlamento francés no le corresponde emitir fallo sobre sucesos que en nada pueden repercutir en nuestra diplomacia y cuya apreciación, desde el punto de vista parlamentario, incumbe única y exclusivamente á las Cortes españolas. Termina el ministro pidiendo que se- apla ce indefinidamente la interpelación. (Aplausos. Monsieur Flaissieres sube á la tribuna ea cuanto la abandona Mr. Pichón, para protestar en términos enérgicos contra la negativa del ministro á aceptar su interoslación. El país- -dice- -necesita halílar y quier. que se le oiga. No podemos ni debemos plvidarnos de que al hacer la revolucióa de 1789 nuestros abuelos lucharon y vertieron su sangre por el triunfo de la libertad de conciencia, tanto dentro como fuera de Francia. Puesto el asunto a votación, queao aplazada la interpelación indefinidamente por acuerdo de toda laCain- ara, ex ep o tres votos en contra. -CÁMARA DE DIPUTADOS I a Cámara de diputados ha cordado dis cutir el próximo viernes las interpelaciones sobre política inte ¡ior, y luego las anunciadas por el socialista Rjuanet acerca dé la acción de la Policía española en los Pirineos orientales, j del oaciuiista Merle nr ¡íTíiiinnrniiirmiinn m i n a n mimnm- n