Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
A B C MARTES 19 DE OCTUBRE DE 1909. EDICIÓN t. PAG, so. sobre las descarnadas y huesosas manos estuvo algunos momentos como abstraídí y por último, dirigiéndose á mí, me dice: -Sé que sois periodistas y que lo que y os diga va á salir en todos los papeles de C s t e bizarro jefe de nuestro Ejercite, que España; pero no me importa; contra m ha encontrado gloriosa muerte en los nada puede nadie. campos de Melilla, era un enamorado de la Yo os diré lo que va á ocurrir, Dios mg profesión militar y un hombre á quien la diante y hasta donde mi poderío alcanza. suerte deparaba un brillante porvenir. Atención, que yo no repito las cosas. Procedía de la Academia General Militar, Sólo las digo una vez. No interrunipirtru de aquel glorioso vivero de cultos y bizamás que para aclaraciones rros oficiales. En la manigua cubana deDi el corte á la baraja que me había aproximostró su bravura peleando contra los mado la vieja, y empezó diciendo así: enemigos de la patria. Aquí está el as de copas, y tras él el siete Terminada la campaña de Cuba, dedicó y el tres de espadas. Como veis, esto cae á sus privados ocios á la explotación de nela izquierda, y en las ooho cartas que sigocios industriales, con tan buena fortuna, guen no se ve una sota. La parte de ¡a Punque en pocos años logró reunir un capital tilla está pacificada por completo. Allí no modesto, pero con el mal podía considerarimperan más que nuestras armas. ¿Ves? Sise casi á cubierto de los rigores de la vida, guen caballos y reyes. Nuestro ejército está Al ascender á comandante, pocos meses allí victorioso. No deben importarnos nada ha, fue destinado al primer batallón del reaquellos enemigos que por aquel campo angimiento de León, á las órdenes del valedan. Les conviene que estemos unidos roso coronel Santa Coloma. ellos. La harca no les provocará. Pocos días antes de embarcar para Meli- ¿Nada más? lla dicho regimiento tuvimos ocasión de- -Nada. Todas las cartas que vienen sor conocerle y tratarle durante alganas horas. blancas. Salvador Perinat era el ídolo de sus sol- -Pasemos a otra cosa. dados, para los cuales, al lado de las severidades del jefe, tenía el cariño del padre. La anciana baraja los naipes. Nuevo corte, y echa un rey. El de oros. En la ocasión á que aludimos entregó á uno de nuestros redactores cien pesetas Ahora viene la parce de enfrente. Desde para un cabo de Cazadores cuyos actos de Cabo de Agua á Quebdana, el zoco El- Arba, valor merecieron el honor de ser recompenPozos y demás posiciones nuevas. sados por el general en jefe al frente de las El rey de oros indica que aquello es rico tropas combatientes. y que los moros nos darán todo lo que tienen. Detrás siguen también los caballos. Es Perinat ha muerto en plena juventud, que debemos estar prevenidos para cual- 1 cuando la patria aun podía esperar de su quier contingencia. Ahora el tres de copas, sereno arrojo y áe SK acendrado patrioluego el siete y después el cineo. El tecre tismo. no debe ser poco abundante enagua. Esto Descanse en paz el valeroso jefe, y reciba ya lo atenderá el geneial. ¿Qaé más queréis su distinguida familia la expresión de núessaber de este lado? faro pesaras más sentido. -Nada. Lo que deseo es que me hables del centro. -Ahora mismo. Y la pobre vieja vuelve á recoger sus caretas, las baraja y echa la primera, que es una sota: la de espadas. MÁLACIA, i S j 6 T. -Aquí antes que nada ya veis qae lo pri J e aquí los nombres ae ios enfermos del mero que sale es el enemigo. Veamos j Menorquín, llevados á la Casa de Mique viene. Tres; no, los cuatro caballos yj sericordia: PREDICCIONES OPTIMISTAS luego el as de oros. Esperad. No recuerdo De Administración Militar: Emilio Gil y los nombres de los generales, pero ya irán Gil, de Navarra; Lorenzo Costal y Burd, de saliendo. Reáón (Huesca) Doroteo Garzón y CamaEste es el de oros. Míralo, está á la dererero, de Avila; Segundo Ballesteros Gómez, cha del Gurugú. Se llama. de Talavera de la Reina; Leoncio Raposo -Sotomayor García, de Guadalajara; Benito San Pedro yarios corresponsales de periódicos dicen- -Bien. Sotomayor. Pues éste coa los su que han visitado en Melilla el tugurio yos marchará por deirás del Garugú hasta Rabanete, de Guadalajara; Tomás Aliaaraz Lozano, de Santa Amelia (Badajoz) Ber- donde hace sus predicciones una vieja sibi- llegar al cuatro de oros. Esto debe ser tía nardo Alvarez Tolosa, de Madrid; Rosario la, con el objeto de que ésta les augurase el edificio romano, ¿cómo se llama? Ruiz Pareja, de Madrid; Jerónimo Martín, porvenir y término de la guerra que sostie- -La alcazaba de Frajana. de Segovia; José Herrero, de Segovia, y nen las tropas españolas con los moros del- -Hasta allí llegara victorioso y triüüfánRif. Cándido Pelechano Castro, de Yunquera te, arrollando á su paso cuanto encuentre y He aquí el relato de la curiosa entrevista, empleando uaa marcha igual á la que trajo (Guadalajara) copiado de La Unión Mercantil, de Málaga, hasta el sitio donde hoy se encuentra. De Ingenieros de ferrocarriles: Jerónimo Encina Hernández, de Segovia; Victoriano llegada ayer á Madrid: Ahora es el caballo de espadas. Este va Visitamos ayer una cuadra, que está si- casi por el mismo sitio; pero como la figura Asensio Arribas, de Cuenca. Del 2.0 montado de Artillería, Gregorio tuada al pie del cuartel de Santiago, donde ha salido ya vanas veces, f ebe ser uno conohabita una pobre vieja que se dedica á cido. Ruiz Requena, de Cáceres. De Caballería de María Cristina: Ángel echa cartas y á adivinar el porvenir. ¿Será Del Real? La casucha se ve muy concurrida por Fernández Barrón, de Valencia; Antonio- -Sí; con mucha gente me parece verle toda clase de personas, y tuvimos que espe- subir por un poblado parecido al de MezLeal López, de Pozoblanco; Antonio Castirar turno para que aquella sibila sucia y as- quita. llo González, de Pozoblanco. De Llerena: Ángel Ruiz Blasco, de Cadal- querosa nos pudiera referir algo de lo que Entra y ocupa Xas casas, y luego suben so (Madrid) Antonio León, de Sevilla; Mo- se aproxima. más fuerzas hacia el Garugú. Hay muchos Por todo aparato de maga teia sobre la tiros, pero... salen los otros dos cabal os- desto Lozano Valiente, de Almodóvar del Pinar; Felipe Blasco Reina, de Escarbajosa mesa una caja que cubría una manta de sol- Deben ser Orozco y Tovar. dado, un platojcon algunas monedas y una (Avila) Aquí vuelven á aparecer las sotas; pero Marinero del Concha José Rodríguez Fer- baraja mugrienta. como todos los caballos, como ya ves, están Cuando nos situamos freate á ella le su- en movimiento, et o áebe importar poco nández, de Santa Cruz de Tenerife. De Cazadores de Madrid, Antonio Alva- plicamos que nos dijera en qué va á parar El as de oros, ya ves como cada vez sale esto; si queda mucho tiempo de guerra, si en un sitio. Debe representar la figura del rez López, de Madrid, 1 llegaremos á las minas y si triunfaremos en general en jefe. De Wad Ras: Eloy María Córdoba, de Valdepeñas; Benjamín Rubio Expósito, de toda la ifnea. Aquí en este montón de la izquierda hay Mal gesto puso la adivinadora, pero al tres reyes juntos; ¿nay alguna persona real Badajoz; Bautista Martínez, de Cuenca. notar que sobre el plato poníamos una mo- entre las tropas? Del regimiento de León: Gabriel Melgosa Albo sos, de Burgos; Francisco Gutiérrez neda de cinco pesetas, nos miró atentamen- -Si, hay tres te, barajó las cartas y, apoyando sa frente EL COMAND NTE PER 1 NAT HERIDOS Y ENFERMOS Rivero, de Arenillas (Zamora) José Díaz Moreno, de Ciudad Real; Diego Ruiz Bonilla, de Ciudad Real. De Chiclana: Juan Anuario, de Ronda; Juan González del Rio, de Cádiz; Aurelio Carrillo Torres, de Málaga; José Zaragoza. Ruiz, de Torremolinos (Málaga) José Salas Monsota, de Ronda; Francisco Rodríguez Jaramillo, de Olvera (Cádiz) Juan Benítez Tenorio, de San Roque (Cádiz) Tomás Infante Plores, de Estepona (Málaga) Pedro Alvarez Sánchez, de Fuente del Maestre (Badajoz) Felipe Tejada, de Galla (Badajoz) Del 2.0 misto de Ingenieros, Máximo González, de Talavera. Del 5.0 mixto de Ingenieros, José Aguilar Zabala, de Elorrio. De Arapiles: Cabo Lucio del Olmo, de Cabana (Huelva) soldados José alón Liedo, de Mañresa; Ricardo Fernández Pérez, de Madrid; Julián Fontes Alvarez, de Lamatilla (Segovia) Florencio óuiez Aparicio, de Colmenar Viejo; Atanasio Alvarez Gómez, de Navas de la Vega (Salamanca) Saturnino Andreu Martín, de Avila. Del regimiento de Burgos: Francisco Grande Barrandela, de Arenal; cabo Epifa nio González Fernández, de León. Del regimiento de Cuenca: Miguel Corredero Carauzo, de Vizcaya; José Álgorta Sincomedi, de Guipúzcoa; Antonio María Gómez, de 0 Ciudad Real. Del 2. de montaña: Joaquín Marmiosa, Luis Subirás, de Huesca; Pascual Martínez Gabín, de Huesca De Sanidad: Carlos Guillen Lorente, de Lafrutillos (Cuenca) v Máximo Román Fuenteseca, de Madrid. Del regimiento de Tarifa. Fausto Montero Sabas, de Granada. De Talavera: Francisco Cuntein Sánchez, del Sancejo (Sevilla) Diego Ríos Muriel, de Málaga, y Manuel Tornjos Solís, de Ciudad Real. De Artillería de Melilla, Pedro Martínez Ventosa, de Logroa Del Príncipe, José Vázquez Faut, de Lugo. Del Disciplinario. Martín Rodríguez González, de Toledo. Del 5.0 mixto, Andrés Díaz Jerez, de Burgos. LA QUIROMANCIA Y LA GUERRA