Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC. LUNES J 8 D E OCTUBRE DE 1909. EDICIÓN i. PAG. (Su 9 p 5 por íoo, á 104,85; el Ruso cuatro y piedlo por 100, á 97,60; el Turco, á 93,90, y el Brasileño, á 85,20. El Crédito Lyonés vale 1.336; el Banco de Méjico, 1.066; el Metropolitano, 601; la de Beers. 481; la Goldfields, 171, y la Rand Mines, 234. Las acciones de Rio Tinto pierden 21 y guedan á 1.924. s El cobre signe flojo; vale en landres 58,87 libras la tonelada. Mientras no se proñuzca una ma yor demanda de metal, no es probable que swban los valores cupríferos. tono con el ambiente de la comedia, y para ellos fueron los aplausos. Así y todo, se repitieron dos ó tres números, comprendiendo el público en su buen instinto que coa R L PROCESO MAGIAS La Sala de Justi- la deficiente orquesta del Gran Teatro no cia del Consejo se podía hacer más. Estas cosas, tienes razón, amigo Cade Supremo de Guerra y Marina, compuesta de los señores generales de Ejército y Ma- ñas, hay que servirlas en su propia salsa; lo rina Albacete, J. Campotnanes, Payueta, Tu- contrario es comprometer sin necesidad el ñón y Maíta. y los togados Herrera y Peña, éxito de una obra de universal renombre. Y ha dictado una providencia desestimando conste que lamento que en esta aventura el recurso de queja presentado el 5 del ac- dance un amigo para mí tan estimable como tual por D. Juan de Maclas y del Real con- el autor del arreglo estrenado en el Gran tra la resolución del jefe de la jurisdicción Teatro; pero, ¡caramba! no hay derecho á de Marina en la corte, que le negó el dere- darnos el clásico plato de ternera sin la tercho de defenderse por sí mismo en la causa nera consabida. que se le instruye son motivo de la denunY vamos á otro asunto, Cadenas amigo; á cia presentada al Congreso el 17 de Abril. la intervención de la Sociedad de Autores La providencia ha sido dictada de acuer- en este pleito. No hay, como sabes, tratado de propiedo con el fiscal, general Barraquer. El Sr. Hacías dará cuenta de esta resolu- dad con Austria; de modo que todas ¡as ción al decano del Colegio de Abogados de operetas vienesas pueden ser hostilizadas Madrid, como contestación al oficio en que impunemente por el primer paco literale comunicó la negativa del jefe de la juris- rio ó cosa así que se coloque detrás de la dicción de Marina en la corte y la elevación chumbera de un arreglito; pero si en la de dicho recurso de queja, á los efectos opor- cuestión legal nada puede hacer la Sociedad, sí debiera intervenir en lo que pudiétunos. ramos llamar aspecto artístico, no autorizando, por el buen nombre de los autores extranjeros, ya que nosotros vamos consi LA PRINCESA guiendo que nuestros intereses se vayan esos limados, gracias á las DEL DOLLAR, respetandodepor Sociedad, ninguna represengestiones la A migo Cadenas: En tu última Crónica de tación que artísticamente no estuviera en via París me aludes cariñosamente para bles y en apropiadas condiciones. que consuma un turno y rompa una lanza Mis noticias, amigo Cadenas, soa las de en favor de La pñncesa deldollar. Con mucho que actualmente la Sociedad se ocupa de gagusto voy á complacerte: que en defensa de rantizar en lo sucesivo los derechos de los una dama, y más si es princesa, autores extranjeros que se hallan en las conmuere cualquier caballero. diciones de los austríacos. Puedes estar tranquilo. La princesa del do- En cuanto á quien tenga mejor derecho llar, estrenada en el Gran Teatro, no es, ni sobre la representación en España de La mucho menos, ia famosa opereta de Leo princesa del dallar, te diré, amigo Cadenas, Fall, que recorre el mundo tnunfalmente. que D. Bruno Güsll, empresario del teatro Tú, que la conoces y que la has seguido Nuevo, de Barcelona, acaba de proceder juen sus viajes como un enamorado, sabes dicialmente contra el autor del arreglo esmuy bien que, ante todo, La princesa deldo- trenado y contra la Empresa del Gran Teallares, pos su factura, una espiritual comedia tro, y cuando así lo hace algún fundamento que encierra una honda sátira- contra las tendrá en que apoyarse, ó al menos es d costumbres, un poco groseras y autoritarias, suponer. de los yanquis, y que hasta tiene su ejemConozco otro arreglo, mejor una adaptaplar moraleja: fjl triunfo del amor, única ción, en tres actos, escrita con absoluta esfuerza sobre el vil metal aunque, y esto es crupulosidad literaria por el Sr. Rovira Seuna opinión mía, no me parezca justo que rra; y en cuanto al tuyo supongo, aunque no al. dinero e le califique tan despectiva- lo conozco, con cuánto cariño lo habrás hemente. cho. Pero verás, y esto es lo gracioso. Los Añade á lít delicadeza del libro uaa ins- editores vieneses dan con mucho gusto cuanpirada partitura orqutstada con la suprema tas autorizaciones les piden, previas unas distinción que ha hecho de Fall uno de los cuantas pesetas, y luego, naturalmente, tocompositores más celebrados en la opereta, dos los arregladores alegan el mismo derela interpretación por artistas familiarizados cho, y éste es el lío. Por lo demás, la Sociecon el buen tono y la espléndida mise en dad de Autores, también con mucho gusto, scene con que se montan estas obras, princi co- va mantos materiales lapiden de estas pálmente en Viena y en Londres, y com- obras, sin entrar ni salir en el asunto. prenderás qué lejos estaremos de La prin Yo b ¿de un editor alemán que ha vendi cesa del doílar estrenada en el Gran Teatro. do en 5.000 francos á un popular empresaPara darla á conocer en un acto y tres rio nisdnieño, y por cinco años, la exclusicuadros, como nos la han servido, se supri- va de representación de la opereta de mieron números enteros, se mutilaron otros, Strauss El encanto de un vals. se trastrocaron escenas y, sobre todo, se han Pues bien, amigo Cadenas, esta obra S 3 desnaturalizado por completo los principa- ha representado ya en Barcelona, naturalles caracteres y, en general, el espíritu de mente antes de haberse firmado este conla obra, hecha por el mismo procedimiento trato. en este arreglo que si se tratase de una Ahí tienes otro pleito en puerta y ¡otro obra corriente del género chico. encanto! El archimillonario Couder es, por obra y De El murciélago, la linda opereta de gracia del actor Sr. Lía, una especie de jefe Strauss, mis buenos amigos Linares J ¿ivas (de negociado de los de poco sueldo; miss y Reparaz me aseguran que no quieren Thompson, el ama de llaves, solemne co- aada con murciélagos. ¡Es un murciélago mentadora de los textos bíblicos, sin per- alevoso! Figúrate, ¡cómo que ya se estrenój juicio de darle al wisky lo que es suyo, se en Barcelona hace unos años, una vez con ha transformado en una xegordeta patro- el título de Uní broma de Carnaval, otra con aa- -sigo hablando de la interpretación; -el de La orgía, arreglada por Julio Nonibe- D: k, el sobrino del archimillonorio, es un la! ¡Anda, coge e e marciélago ahora! horterilla que aprovecha el descanso dominiA mí me ha dicho un editor amigo, ut cal para darle á la bicicleta, y Tom es un editor amigo, pe es el colmo! que por 300 buen ayuda de cámara. ¡Dios mío, qué mo io francos se pueden adquirir iodos los matede caracterizarse! Únicamente la señorita riales de 01- juesta que se quieran de qpeSalcedo y el Sr. Pmazo supieron estar á i retas austríacas. El crimen se realizó en los Cuatro Caminos. U. P. POR TELEFONO DE GUERRA BARCELONA, 7, 3 T. Cti la cárcel ce u ar se ha celebrado un consejo de guerra contra seis individuos de Badaloaa. El lunes 26 de Julio formáronse algunos grupos en el pueblo, protestando de la incorporación de ¡os reservistas llamados á íílas. Los aat tiaados impidieron la circulación de los trenes y cometieron oíros desiianes, que obligaron á la autoridad á detener á varios individuos y encerrarlos en a Casa Consistoiial. En seguida comenzaron los desórdenes tjue han motivado el consejo de guerra. 1 Ante éste han comparecido Joaquín To fnás Centellas, acusado de haberse presentado en la Casa Consistorial en actitud hosJii á solicitar es nombre del pueblo la libertad, de los presos. El fiscal ha pedido para el procasado la pena de muerte. La deíe- nsa ka solicitado seis años y un áía de prisión mayor. También- liat comparecido Leandro Cone a, acusado de robo do prendas en un con eato, y paira quien se ha solicitado la pena fe reclusión perpeiua. Santiago Biaach, de diez y seis años, aeu sado de iacendiar el convento de capuchinos. El fiscal gide para él catorce años y ocho jueses de reclusión. Federico González, De íía Mattí y Jaime Bou, acusados también e incendio de un buente y destinación de las íneas telegráácas. Pídese para ellos reclusión perpetua. Los procesados alegaron er inocentes. El consejo teiaimó á la una déla tarde. V 1 S T A PARA HOY En la Sección pri! M mera de la Audienfcia comenzará h. 03 á verse la causa seguida contra Rafael y Manuel Moyano (padre é hijo) por muerte de K laristo Otero (a) el GaSegún parece, Manuel no había intervenido en laraae tiónque su padre sostenía el ¿nía de autos con Otero; pero al enterarse de a riña y advertir que el autor de sus días peligraba, agredió ai Gallego con un punzón, causándole uaa herida que le produjo ¿a muerte poco después. El fiscal, califica el hecho de homicidio, y lestiniaado autores del delito á los dos procesados, pide para cada uno de ellos la pena v úe catorce años, ocho meses y un día de re. Clusión tempera! asas 2.000 pesetas de indemnizacióa. El d- efeús r, Sr. Fernández C- ncsla, entiende que Rafael Moyano no agredió á Otero, paes tizólo únicamente Manuel, pero, como qaeáa áiciio, en legítima defensa de 5 n padre. Solicita, pues, para ambos procesados la bl í tUgo. liHPIHII i! iilliílillit HHHiilllilHÜimir l l IBIUFI ¡anTTnTmni TT- mw