Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
A S C. SÁBADO 16 DE OCTUBRE DE 1909. EDICIÓN s. PAG Í 5. Prado Palacio; para la tercera, 146 el señor Amat. Y como para la cuarta sólo obtuviese 60 el Sr. Ruiz Valarmo, se repite la votación para esta sola vicepresidencia, hasta ver si obtiene el candidato liberal número bastante reglamentario Algunos diputados liberales- se lamentan en alta voz de la abstención de la mayoría respecto al cuarto lugar, diciendo: Eso no ha pasado nunca. ué desconsideración! Al fin es proclamado secretario el Sr. Valarino por 131 votos. La Cámara elige luego secretarios á los tí Sres. Castel (por 117 votos) marqués de SESIÓN DEL i5 DE UCrUBRb Ub 190 Santa Cruz (108) Suvela (D. Jorge) (84) y Quiroga (65) omienza á las cuatro menos veinte. E inmediatamente toma posesión de la Las tribunas, casi vacías Ocupa la prepresidencia el Sr. Dato. sidencia el Sr. Laiglesia. Los ministros, de uniforme, suben á la DISCURSO PRESIDENCIAL plataforma presidencial á saludar al presidente de edad, y bajan luego á ocupar el En expresivas palabras manmesta el nuebanco azul. ENORME ESCÁNDALO vo presidente su reconocimiento por haber sido elevado al cargo por tercera vez. El doloroso incidente de puniera hora Al subir el presidente del Consejo á la tribuna, el Sr. Azzati pide la palabra, perma- de la sesión me obliga á liainai la atención á quienes lo promovieron, para que no conneciendo de pie. La presidencia, apoyada por la mayoría: viertan el Parlamento en una reunión de hombres entregados á todo género de pa No hay palabra. El Sr. Azzati, tratando de dominar las vo- siones, sin freno, vueltos de espaldas á los intereses públicos y á los prestigios de un ces que contra él se levantan: Pido la palabra para formular mi pro- régimen de libertad. En todo tiempo, y más en las circunstantesta por lo hecho en Barcelona y para imcias presentes, estima necesario que quiepedir que se lea ese decreto antes que. Las voces de la mayoría y de otros lados nes ostentan la investidura de representande la Cámara impiden que se le siga oyendo. tes de la nación no traspasen los límites reglamentarios ni quebranten los respetos El escándalo crece. El Sr. Maura, impertérrito, sigue leyendo que unos á otros se deben dentro del eiercicio de la función legislativa. el decreto de apertura de Cortes. De otra forma los Parlamentos sólo- serLos diputados republicanos presentes, en, tre ellos los Sres. Cervera, Galdós Roinero virán para fomentar y agravar las conmoy Llórente, apoyan al Sr. Azzati en su ac- ciones populares, en vez de atender á su remedio. iitud. Por dignidad de todos han de desapareDe los escaños ministeriales se levantan algunos diputados en actitud airada, diri- cer tamaños desahogos de la parcialidad giéndose al escaño en que está el Sr. Azza- política ó de la pasión personal, para que en ti, en alto los puños y amenazando con los los dehates resplandezcan la razón, la verbastones; otros diputados conservadores dad y la justicia. El presidente dedica un alto y entusiasta que invaden los bancos de la minoría republicana son contenir r y aleiados por otros elogio á nuettro bravo Ejército, que en las insalubres y ásperas comarcas del Rif mancompañeros. El Sr. Moret, desde el segundo escaño de tiene con denuedo el honor de nuestra glola extrema izquierda, trata de apaciguar los riosa bandera. (Ovación ruidosa de todos los elementos de la Cámara, menos los re- ánimos con gestos y ademanes. MI alboroto es formidable, á punto que no publícanos. Por eso yo- -añade- -envío aquí este caluSe puede percibir desde la tribuna ni una roso aplauso, recogiendo el sentir del Conpalabra de los que gritan. La. mayoría ahoga con sus rumores y greso, al heroico general Marina... (Los reprotestas la voz de los protestantes, entre publicanos interrumpen: No, al Ejército; los cuales mantiénesa de pie el Sr. Cervera. nada de personas) como general en jefe de Cuando el presidente del Consejo termi- las fuerzas en campaña, y al valeroso Ejérnó la lectura del decreto se oyó una salva cito, que da su sangre generosa por la pade nutridos aplausos y fueron contestados tria. s (Nueva y ruidosa ovación de ¡a Cámapor los diputados monárquicos los vivas al ra. Los repub icanos dicen: Eso. Muy bien. Y á los que han inmolado su vida allá Rey que dio el subsecretario de Gobernapor defender nuestra bandera, el Congreso ción. El marques de íamarit: ¡Viva el Ejército! les rinde vivo testimonio de reconocimiento El Sr. Feliú, carlista: ¡Viva la dignidad y veneración. (Más aplausos. Ellos se han hecho dignos de la admiración de las gendel Parlamento! El Sr. Cervera: ¡Viva spaña con honra! tes y del tributo de respeto de! a Historia. De los demás lados monárquicos de la Ellos han probado que en la conciencia esCámara repitióse un ¡viva el Rey! que fue pañola alientan y se perpetúan las tres grandes virtudes: fe, esperanza y caridad. estruendosamente contestado. No VOTACIONES miento he de concluir sin expresar el sentide la Cámara por el faílecimiento A poco aplacóse el escándalo, para proce- del que fue compañero nuestro, muy querider ác ¡1 elección de presidente déla Cámara. do y respetado, D. Matías Barrio y Mier, la El Maura se apresura á votar el pri- jefe de la minoría tradicionalista. Encomia su talento, su modestia, sus mero. Síguenle los demás ministros, y la vota- prestigios, y agrega que cuando- -en frase de Aparisi- -se ha vivido- como vivió D. Mación por papeletas se desliza normalmente Por 225 votos, número de los, que en la tías Barrio y Mier, morir es dormirse entre votación han tomado parte, resulta elegido los hombres para despertar en las alturas. Concluye testimoniando su pésame y el presidente de la Cámara D. Eduardo Dato. Se procede á la elección de vicepresiden- de la Cámara á la minoría tradicionalista. En nombre de ésta pide la palabra el setes, y obtienen: para la primera, 177 votos el Sr. Aparicio; para la segunda, 175 el señor ñor FELIU para dar gracias por la consiEl ministro de ESTADO reproduce varice proyectos de ley, entre ellos el- de Administración local. El Sr. DÍAZ MOREU anuncia varias preguntas á los ministros de Estado y Guerra, reservándosele la Dalabra por la presidencia. El Sr. CAIiBETON anuncia una interpelación sobre política interior y exterior y Sóbrelos sucesos del Rif y Barcelona. Procédese al sorteo de secciones, y se levanta la sesión á las cinco y inedia. deración tenida con la memoria, del Sr Barrio y Mier. Se le reserva para la sesíóa. prfeima la palabra. Reclámala el Sr. Cervera para feaeer una manifestación en no ubre de La aiinoría radical, en relación con determinados concentos del discurso del presidente. El Sr. DATO: Ya hoy no- puede ser. Le reservaré la palabra para mañana. Y añade: -Orden del día para la sesiáa. ÍMaiediatai 1 Los asuntos pendientes. Y se levanta la sesión. C EL TEATRO I a revista de espectáculos de este título, cuyo primer número verá la luz mañana domingo, coatiene los trabajos de que á continuación damos un breve samario: Portada, retrato de Matilde Moreno, hecho expresamente para El Jeratra. De otros tiempos interesantísimo estadio acerca de Lope de Rueda, por D. Francisco Rodríguez Marín. El estrene de La mamá política con- tado por su autor, D. Miguel JÜauaos Cairión. 1 Estreno de La escuela de las princesas fragmentos de la obra autocrítica, por D. Jacinto Benavente; crítica del estrena, por Anirenio; extensa información fotográfica y caricatura de Benavente. El teatro de la Coinadia. Estreno de E 1 sevülamto, ea Novedades. Estreno de Ni frío ni calor, ea el Cómico. El teatro en provincias: estreno, de Sangre de artistas, en Bilbao. El teatro ea el extranjero: estreno de La princesa del dallar- ea Londres, La semana teatral, etc. MUERTE MISTERIOSA Oor los médicos forenses ha sido remitido ayer al Juzgado de Cítambetí el dictamen de autopsia del cadáver áe Vicenta Rodríguez. En éste se específica el carácter alcoVtóIu co de, la muerta, bajo cuyo efecto- se hallafea el día de autos. La muerte sobrevino á coasecuencia e la herida que en la nuca le produjo la astilla encontrada, y que segúas el dictamen esta lesión le fue causada por otra persona en el momento de hallarse la miierta y su agresor de pie De este punto del dictamen ao sale muy bien librado el marido, puesto que sle él áe desprende el parricidio. Ante el Juzgado prestaron declaración varios testigos; todos, á igualdad de sus antecesores, están acordes en ia bondad y honradez del marido, mártir del carácter de su esposa. Como ayer dijimos, éste ka ttedado en libertad, bajo fianza personal de 4.000 peí setas. TRIBUNALES Sigue la prueba testifical. La sesión de ayer invirtióse e el esamen de los testigos propuestos or acusa- ciones y defensas. Don Carjos Vaquero declara cftte en eier- ta ocasión llevó un sobre cerrad á Villar rias de parte de Solano; pero aanqae sabe que el paquete contenía nof s fe pafiel, ignora cuántas fueran. Un defensor pregunta si sa fas estaban cosidas; pero el testigo na le ss. be Don Alfredo Medina, empleado del Crédito Lfonés, dice que el día 26 d Octubre de 1907 ingresó Villanas en sn caeata eorriente cinco mil pesetas, y dos días más ESTAFA AL BANCO DE ESPAÑA