Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
A B C JUEVES r 4 DE OCTUBRE DE 1909. EDICIÓN 1. PAG. 6, Con este objeto hoy salieron para ambas posiciones los ingenieros militares que llegaron con la brigada del general Carbó. Los Húsares de Pavía marcharon á Na dor para relevar á los de la Princesa, que llegarán aquí esta tarde. Fueron despedidos por el infante D. Carlos y el general Huertas. OCAÑA- GAR- CAR Agazapados tras los repliegues del terreno, los moros trataban de eorrerse hacia la llanura, en donde existen unas casuchas y unas chumberas, distantes unos 2.500 metros de estos campamentos. Mientras se limitaron á pasar uno a uno, los cañones de montaña que estaban emplazados en la loma permanecieron silenciosos; pero en cuanto, envalentonados por la impu nidad, los moros se atrevieron á presentarse en grupo compacto, las piezas romnieron bruscamente el fuego. El cañoneo seguido duró cerca de media hora. -Los moros huyeron barranco arriba. Después avanzaron de nuevo, en pequeños grupitos, arrastrándose tras los peñascos y parapetados tras las chumberas en una línea extensísima que apenas ofrecía blanco á la artillería. Los cañones siguieron bombardeando, pero como los moros continuaban en su avance con tenacidad y osadía inconcebibles, e ¡2.0 regimiento montado destacó la primera batería. -Protegidos por la derecha y por la izquierda por fuerzas de Infantería del regimiento del Rey y por una sección de Caballería de Cazadores de María Cristina, apostáronse los Schneider tras las chumberas avanzadas de la derecha. Señalada y deteraiinadn por los oficiales del destacamento déla loma általa situación exacta del enemigo, los Schneider abrieron fuego de ráfagas, y en diez minutos no quedó un moro en toda la línea. Vioseles perfectamente precipitarse á todo correr en las profundidades del barranco. Los Schneider cambiaron. de posición, enfilaron de nuevo, y por tiro de elevación siguieron bombardeando largo rato furiosamente el barranco á distancias de 3.000 y 3.500 metros. Los moros no volvieron á aparecer. La batería, con las fuerzas que la protegen, regresó al campamento. CONTRA LAS SORPRESAS p l general López Herrero, jefe de la se gunda brigada de la división reforzada, ha publicado la siguiente orden: En vista de lo ocurrido á nueve soldados que habían salido á por agua del campamento de Yebel Sidi- Atned- el- Hach, y que fueron muertos en una emboscada por el enemigo, recomiendo á los jefes de los Cuerpos que establezcan una enérgica y escrupulosa vigilancia para evitar que lea soldados salgan de los sitios que e les tiene designados por aquéllos, como no sea para ejecutar algún servicio. Recomiéndoles asimismo que influyan en el ánimo de los soldados para que en su trato con los moros, aunque éstos se titulen amigos, no pierdan nunca la precaución que debe observarse siempre con un enemigo en religión y origen, y que. no se confíen jamás ni se dejen engañar por falsos halagos y apariencias de amistad, para no verse expuestos á que se repitan casos como el citaao, ya por desgracia muy numerosos. MOVIMIENTO Y PREPARATIVOS p s t a mañana han llegado dos secciones cte Infantería y Caballería de la Guardia civil para vigilar y proteger los trabajos de prolongación del ferrocarril minero que se construye en el Atalayen. También llegaron los escuadrones de Húsares de Pavía para relevar á los de la Princesa en el servicio de protección á los convoyes que se envían á Zeluán. El servicio, realmente, es muy pesado, dado el ¡número enorme de convoyes que van y vienen diariamente. Hoy ha sido un constante movimiento. Casi todos los que han llegado han seguido su viaje á la alcazaba, convertida, como ya tengo dicho en parque de aprovisionamiento, Los automóviles del Rey Bstfffaido una cantidad enorme de municiones para la Artillería y la Infantería Se han instalado aquí dos periodistas ingleses, corresponsales de otros tantos periódicos de Londres, que viáaen á presenciar las próximas operaciones. El general Aguilera ha regresado de Melilla. Se dirigió directamente á la tienda del jefe de la división, general Orozco, con el cual celebró una larga y reservada conferencia Esta mañana marchó á Zeluán para incorporarse á su división el batallón de Cazadores de Las Navas. Con él tiene ya reunidos diez batallones el general Tovar. Sólo le falta el de Barbastro, que está en Tres Forcas, y el de Figueras, aue está en la plaza. También ha llegado la compañía de Ingenieros del parque de aerostación. Todo este movimiento de fuerzas y esta acumulación de elementos viene á confirmar la impresión de que se acerca el momento definitivo de que la acción combinada de la división Sotomayor, avanzando por Beni- Sicar sobre su frente central, á espaldas del Gurugií, con las de los generales Tovar por Zeluan, y Orozco por Nador, den ocasión á que la harca sufra un duro escarmiento si acepta el combate, y se vea obligada á desalojar sus posiciones sobre el Úicsan, dejando en nuestro poder el zoco de El- Yemisy las minas de Beni Buifrur. Si este plan se realiza, fortificados dichos puntos, normalizada la vida en Kelaia y Quebdana, avanzando los obreros del ferrocarril minero español desde Nador á BeniBuifrur, haciendo fácil su acceso, sólo restará- -como hace días hemos dicho- -dejar en nuestras posiciones ya ocupadas, y esas que se pretende ocular, un número de destacamentos que paciftquen por completo el territorio que dominamos en una extensa línea de más de cien kilómetros. TUR EN EL ZOCO DE EL- HAD MBULtA, 1 3 8 N. (URGENTE) 1 i primer deseo al llegar á- Melilla ha sido, como es lógico, el de conocer personalmente todas las posiciones importantes ocupadas por nuestros soldados. Comencé por la del zoco de El- Had de Beni- Sicar, en donde están acampadas las fuerzas de la división Sotomayor. Dista la posición de la plaza unos ocho kilómetros. El camino ofrece todaá las condiciones de seguridad para no temer riesgo alguno. Hícele á caballo, galantemente acompañado y guiado por el teniente de- administración Militar Sr. Riverol. Es preciso recorrer el terreuo para darse cuenta de la excepcional importancia estratégica que tiene la posición Sotomayor, unida en constante comunicación con la plaza á través de sucesivas lom s que dominan por un lado todo el valle de Frajana, y por otro el territorio de Beni Sicar. Vi la famosa alcazaba de Frajana semiderruída, y llegué á la posición de Aramuya, en donde está el general Sotomayor con una brigada y dos baterías Schneider del xo. montado. La última posición avanzada está aefen- dida por el regimiento de Infantería de Cuenca y la tercera batería de campaña de Ta Comandancia de Melilla. Sntre los ofieiales del io. montado encontré varios amigos y conocidos que estaban antes de guarnición en Madrid. Todos gozan de excelente salud. MOROS BOMBARDEADOS A mediodía, poco después de almorzar, el general Ayala dispuso que se hicieran algunos disparos de cañón para ahuyentar á algunos pacos que desde lejos se dedicaban á molestar á los ingenieros que trabajan en las obras de construcción de un blocao avanzado. El capitán que mandaba la batería de la plaza destacó una pieza y cañoneó cuatro casuchas que se alzaban á unos mil metros de distancia y en las cuales estaban destacados los pacos. Estos huyeron precipitadamente, diseminándose por los barrancos próximos. Los disparos de la Artillería fueron tan certeros, que á los pocos momento s las cuatro casuchas eran un montón de escombros coronados de llamas. Los ingenieros reanudaron los trabajos de construcción del blocao, que siguieron ya tranquilamente durante toda la tarde. Al anochecer regresé á la plaza sin ser hostilizado, no sólo por la ausencia total del enemigo, sino por el magnífico servieio de vigilancia que tienen establecido en el camino las parejas de Caballería. SANTA MARÍA NOTICIAS DEL PEÑÓN DE FABRA Mle. 1 COl. B 3 r í 3 1 T. T os secciones de Infantería, dirigidas por los oficiales Sres. Malpartida y Usanda, estuvieron ayer tarde haciendo varios trabajos de defensa Estos consistían en reforzar algunas trincheras, construir otras nuevas y un foso delante de la puerta de la entrada á la plaza. Los soldados fueron tiroteados por el enemigo, cayendo algunos proyectiles cerca de los que trabajaban. La plaza contestó en seguida, viéndose algunas bajas enemigas causadas por nuestro fuego, sin que haya ocurrido novedad alguna entre las tropas de la guarnición. Anoche, á las doce y treinta, se divisó á unos ciento veinte metros de la plaza una lancha grande tripulada por vario? moros. Procedía de Poniente, y aprovechando la profunda obscundai de la noche trataba de acercarse á la plaza, marchando con dirección á la caseta donde se amarra el cable. Los centinelas hicieron repetidos disparos, huyendo en seguida rápidamente la embarcación. El resto de la noche y parte de la mañana han transcurrido sin novedad, sintiéndose á la hora en que telegrafío ligero tiroteo. PEÑÓ DE 1. A GO ftSRA, 13, 6 T. EN NADOR Y EN ZELUAN P c o después de enviar ayer mis telégrafo mas á Melilla, divisáronse desde la loma más avanzada de Nador importantes grupos rífenos que surgían de un barranco que existe en las primeras estribaciones de Bem- Buifrur. KASOR, 1 3 7 T. MEULLA, l 3 UN. T urante toaa la mañana, mientras la guarnición continuaba los trabajos de defensa empezados ayer, el enemigo estuvo tiroteando la plaza desde el barranco de la Terrera y el Gomerano. añil I IIirEjnilllTTFlEnini lüinüiunnuruinnr