Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
A B C MARTES ra DE OCTUBRE DE 1909. EDICIÓN PAG. 12. lótaeterlo, sin- apelación, á la Congregación del Concilio. Dicha Congregación examinó detenidamente el caso y dio un fallo que tiene gran Importancia. Decidió rechazar la reclamación del Sr. Martí Mir, proclamar el incontestable valor de los títulos de doctor otorgados por la Universidad gregoriana y confirmar la elección del Sr. Gómez de L ucena. Esta es la decisión de Roma. No sé si la confirmará el ministro español de Instrucción pública. FRANCO FRANCHI 7 de Octubre efe tg s LA CONQUISTA DEL AIRE DIRIGIBLES Y AEROPLANOS POR TELÉGRAFO PAKl s, I I 3 M, desórdenes graPare ce que han ocurridoJubisy. ves en la estación de Se asegura que la multitud que regresaba de Port- Aviación de presenciar las pruebas invadió los andenes, atropellándose de tal manera al llegar el tren, que fueron muchas personas arrolladas y pisoteadas, resultando algunas con graves contusiones. El público rompió los cristales de las puertas y ventanas, intentando saquear las oficinas. También se dice que el subjefe de la estación esta bloqueado en su despacho, y con urgencia se pidieron tropas para restablecer el orden. J- S oy ha efectuado sus primeros ensayos el dirigible España, tripulado por mister Kaxfeur, piloto, dos oficiales y dos mecánicos españoles. A las cinco de la tarde se elevó, haciendo evoluciones sobre la ciudad y dando después la vuelta alrededor del campanario de la catedral. I os tripulantes se muestran eníusiastnaios con esta primera prueba. 8 POHT- ÍYJATION, 1 l t I O N MÉAUX, 1 1 7 T. p l resaltado oficial del certamen de avia ción ha sido el siguiente: Gran premio de la Sociedad de fomento de la aviación: i. De Lambert, 12 kilómetros eu catorce minutos, diez segundos y cuatro quintos. Premio de la vuelta de pista: 2.000 metros, obrón, en dos minutos, doce segundos y un quinto. Gobrón ha ganado el primer premio en las dos series de la vuelta de pista. Premio de la totalidad de distancias: 1. De L ambert, 12 kilómetros en catorce minutos, diez segundos y cuatro quintos. 2 Gobrón, dos kilómetros en dos minutos, catorce segundos y cuatro quintos. Primer premio de velocidad: Recorrido, cinco kilómetros: 2.400 marcos, Bleriot; 2.0 premio, 1.600 marcos, De Caters. ALEMANIA Y TURQUÍA Constantinapla, 8 de Octubre de 1909. T uraute el régimen abolido Alemania, supo granjearse la confianza casi absoluta del déspota de Yildiz Kiosk, y en todos los trances que en aquel entonces ocurrían frecu intérnente el Sultán Abdul- Hamid acudía á su amigo el emperador Guillermo II, solicitando su apoyo, ó un consejo, que á la postre no resultaba gratuito. Efectivamente, el Sultán accedía á cuali demanda fornicada par Alemania paf a sus industriales y comerciantes, y desde luego la influencia alemana en Turquía iba creciendo á la par que se desarrollaba su comercio de exportación, no tardando en aventajar al délas demás naciones. Un detalle típico explicará mejor este último extremo: durante el- reinado de AbdulHamid, la influencia francesa fue grande en este irriperio, sobre todo después del viaie de dicho Sultán á Francia y la visita de la emperatriz Eugenia á esta eapital. l, a mayoría de los artículos manufacturados venían de Francia, y cada vapor de las mensajerías marítimas que salía para Oriente llevaba carga completa y la desembarcaba en un local especial, nombrado Douane Fran aise, que sólo despachaba las mercancías venidas de Francia. A m. edida que los productos alemanes fueron, preferidos á los demás, disminuyó la importancia de aquel departamento, suprimido hace unos quince años. Ningún soberano había aún visitado al Sultán Abdul- Hamid, cuando en 1889 el Kaiser hizo su primer viaje á Constantinopía. Esta prueba de deferencia, sincera ó fingida, halagó enormemente al Sultán, y así empezó la amistad entre ambos ¿mperadores, dando lugar á que se manifestase la desmedida prodigalidad del Sultán R 010. Este 1 no vaciló en sacrificar cantidades enormes para recibir fastuosamente á SK ilustre huésped. En reforma de la escuadra, cuyas unidades se hallaban ancladas desde sn adquisición en el Cuerno de Oro, reparación del adoquinado de algunas calles, edificación de un palacio en el recinto de Yildiz para morada del Kaiser y de su séquito y un sinfín de menudencias, el Sultán malgastó iS millones de francos. Además colmó al Kaiser de regalos, tales como alfombras, porcelanas, bordados y antigüe dades, no siendo menos de veinte los carros en que fueron cargados para su traslado al yate Hohenzollem. Entre los objetos de valor figuraba un sable de honor incrustado de valiosas piedras preciosas, que AbdulHamid arrebató al Tesoro Imperial. Desde aquella visita la influencia alemana tomó mayor incremento, y los subditos del Kaiser no fueron cortos en pedir, pues se llevaron casi todos los abastecimientos, sobre todo los del Ejército. Los soldados fueron instruidos por oficiales y generales alemanes, copiaron sus uniformes y adoptaron los fusiles maüser y los caño íes Krupp, abandonando el Creusot, que hasta entonces proveia á Turquía. Obtuvieron también importantes concesiones en Palestina, donde crearon colonias agrícolas, contrapesando así la influencia que proporcionaba á Francia la protección de las misiones católicas de aquella región. Alentjdos por tan fáciles éxitos, afrontaron aquéllos em resas más grandes, y tras Urga lucha lograron la concesión del ferrocan il de Bagaad, contra la cual no llegaron á prevalecer las protestas y presiones de las otra? potencias. Con el cambio de régimen perdió AbdulHamiu su poderío y á poco el trono, y tal golpe alcanzó de rechazo á Alemania, que á pesar de sus esfuerzos inauditos ve que se le escapa de entre las manos la hegemonía de su influencia, I,o s jóvenes turcos no pueden olvidar qje Alemania fue siempre la pantalla de Abdui- Hamid ante Europa, y seguramente sin su apoyo moral el pronunciamiento de 23 de Julio de 1908 hubiera podido realizarse algunos años antes. Por sto se muestran un tanto recelosos respecto de ella y corresponden á las amabilidades de Francia á cambio de las atenciones y hospitalidad de que fueron objeto cuando, proscriptos, residían en la República francesa. El Emperador de Alemania, para halagarios, invitó especialmente al generalísimo Mahmoud CiWÉset, bajá, á asistir á las msrniobras de este iño, y á ellas fue el generalísimo, en representación de Turquía. Sin embargo, al terminar éstas, Mahmoud Chewket, bajá, marchó á París, y las circunstancias determinaron que al asistir luego espontáneamente y con carácter oficial á las exequias de las víctimas del dirigible Repubhqice se manifestasen públicamente los sentimiintos amistosos de Turquía para Francia. L Prensa local ha reproducido los artículos encomiásticos publicados por los periódicos de París, comentando este rasga del generalísimo, y ya empieza á notarse aquí que la influencia de Francia renaca y que pronto recuperará el terreno perdido durante la época en que casi todo era alemán en este imperio. No se debe perder de vista que Turquía tiene su Hacienda en lastimoso estado y tendrá que recurrir á empréstitos frecuentes para atender á urgentes necesidades y al restablecimiento del orden en las pioviacias del interior, actualmente en plena rebelión. Para ello le conviene fomentar su amistad con Francia, donde, mejor que en otros mercados financieros, puede cubrirse á buen precio relativamantejina emisión turca. No es, pues, de extrañar que, u. i poco por agradecimiento y mucho por interés, los jóvenes turcos sigan haciendo manifestaciones francófilas, como tampoco sorprenderá que Francia las acoja con entusiasmo, cuando sabe de sobra que el p üs es rico y se presta á muchas empresas renmneradoras. No obstante, los alemanes sabrán conservar y defender los intereses adquiridos en Oriente, y puede que más adelante e- icuoutren oportunidad para substituir á su va; á los francesses. JAUMCT E F F ¿N U J LOS SUCESOS DE BARCSLONA POR TELEFONO B l C 2 O A, J 3, b T. n consejo de guerra han sido juzgados hoy los procesados Patricio Pradej. Pedro Acostayjosé Traver, acusados de haber tomado parte en los sucesos d ¿l 27 de Julio en Gracia, apagando los faroles de la calle Mayor. Para ellos pide el fiscal reclusión osrpstua, como incursos en el delito de auxilios á! a rebelión. Anta otro consejo ha comparecido Jiménez Pérez, filiado como anarquista por La Policía. e le imputa haber roto los cables del tranvía y los faroles de la calle del Paralelo en la noche dei 28 de Julio. L, a petición fiscal para él es de cadena perpetua. L, os defensores de éste y de aquellos procesados han solicitado para ellos la absolución. E dia de Seguridad Saturnino Sánchez, á quien se acusó de abandono de destino durante los sucesos, y para quien el fiscal llegó á oedir pena de muerte han visitado al gobernador comisioH oynes de estudiantes de la Universidad, virtud del fallo P orjo ha sido puestoabsolutorio del Conseen libertad el guar- que le han entregado un mensaje de protesta contra los sucesos de la semana trágica. Dicho mensaje va suscripto por r o un millar de firmas. liirauíiaíHTJ m 1 e miíürmn nrinanmTM 1